jueves, 8 de mayo de 2008

HELL NIGHT

Es muy difícil que no sienta cariño por esta película, dado que localizarla en su época (y os hablo de hace bastantes años) fue toda una odisea. Había recortado la carátula de un antiguo "Fotogramas" y la llevaba en la cartera a todas partes. Cada vez que, de paseo o por el motivo que fuese, localizaba un video club, entraba, les mostraba el recorte y preguntaba.
Generalmente la respuesta era negativa.
Finalmente, di con ella en uno oculto entre las callejuelas de Hospitalet... pero en formato Beta. ¿Que hice?, pagar para que me la pasaran a VHS. ¡Dios mío!, no me extraña que entonces me gustara casi todo lo que veía, el esfuerzo bien lo merecía. Que diferencia hoy día, que con la facilidad que da el emule apenas aprendemos a valorar las cosas que vemos y oímos.
En fin, el caso es que "Hell Night" (ya, podría referirme a ella como "Noche Infernal", pero el título original suena mejor) es un clásico slasher de los 80, producido por Irwin Yablans (a él debemos la semilla que engendró "La noche de Halloween"... ¡y su reivindicable tercera entrega!), con Chuck Russell entre sus perpetradores (poco después sería el director de "El terror no tiene forma", "Pesadilla en Elm Street 3" y "La Máscara"), Tom DeSimone dirigiendo (ex-cineasta de porno gay, pasaría a poner su estampa en "Motín en el reformatorio de mujeres", "Angel 3" y algunos episodios de "Dark Justice", la curiosa co-producción entre yankees y Tv3 sobre un juez que de noche se convierte en justiciero. Detalle curioso: El hermano -casi gemelo- de Tom DeSimone es actor, le vimos como el ambulanciero pervertido y farlopero de "Viernes 13, 5ª parte", otra joya a reivindicar) y la famosa niña de "El Exorcista", Linda Blair (ya no tan niña, y tras haber devorado unos cuantos donuts de más), en el rol protagonista, seguida de Peter Barton (al que luego veríamos en "Viernes 13, 4ª parte") y Vincent Van Patten (típica estrella de video-club, que también protagonizó por la misma década una cosa muy cazurra titulada, si no me equivoco, "Jóvenes Guerreros").
La historia es típica a morir. Como rito de iniciación para entrar a formar parte de una estúpida fraternidad universitaria, cuatro chavales han de pasar la noche en un caserón donde, se supone, habita un hombre-bestia sediento de sangre (y que finalmente existe, claro. De hecho, resulta que no es uno, sino dos, hermanos para más señas, detalle este del que no me enteré hasta hace poco más de un año o asá).
Seamos sinceros, "Hell Night" es un tostón de aúpa de ritmo endiabladamente lento. Cuesta llegar hasta el final sin dormirse. Pero a pesar de ello, posee algunos atributos más que destacables que le han acabado otorgando el inevitable estatus de culto. Básicamente su atmósfera, completamente gótica, a lo que ayuda que algunos de sus protas vayan disfrazados de época victoriana y se desplacen por el caserón con candelabros. Este aspecto imagino que fue tope de original en una década repleta de pelis de asesinatos de/para adolescentes bien alejados todos ellos de cualquier terror clasicorro. El arranque es muy bueno y rápidamente te pone en situación, cuando uno de los estúpidos universitarios cuenta la macabra historia de parricidio oculta entre las sombras de la tétrica mansión. De hecho, la mejor escena de toda la puta peli, a mi parecer, es aquella en la que Linda Blair se ve acosada por un terrorífico fantasma (en este caso falso, producto de una broma estudiantil).
Ya en los 90, estuvieron apunto de facturar una secuela tardía, que finalmente acabaría derivando en "El libro del mal".