lunes, 31 de marzo de 2008

LA RATA MALDITA

No se dejen engañar; el principal reclamo de esta película, es el protagonismo de las actrices porno Jeena Jameson, Gynger Lynn y del guaperas recauchutado de Richard Grieco. En realidad, son cameos. Si juntamos sus apariciones en el film, juntas no llegan ni a cinco minutos.
Pero por otro lado, ¡cojones! esta película no está nada mal. Es mas, yo agradezco el ver por fin tanto gore sin complejos y tan retorcido.
En EVIL BREED, que es su titulo original, una profesora junto con su maromo y parejitas de estudiantes en eterno estado de celo (Como no, treintentones interpretando a adolescentes) viajan a los verdes bosques de Irlanda, con el fin de conocer un poco de su historia. Se sacan de la manga, que antaño, allí en el lugar que están, los antiguos druidas, practicaban el incesto y el canibalismo, teniendo como consecuencia hijos cuya única educación, era únicamente, ese incesto y ese canibalismo. Uno de esos chicos, casualmente, rula por ahí todavía, y se carga a toda la tropa. Lo de siempre, solo que este muchacho, saca por el culo los intestinos a una de sus victimas y acto seguido, la estrangula con ellas. A Jeena Jameson, la abre en canal, y le saca la silicona, e intenta comérsela. Vaya, que es una película agradablemente bruta.
A esto hay que sumarle, que al igual que HACK¡, estamos ante una peli sumamente auto referencial, y si el hijo de druida mutante nos recuerda ligeramente a los mutantes de LAS COLINAS TIENEN OJOS, todo el guión de la primera parte de la película, parece calcado de SCREAM.
Si a todo esto le sumamos el caótico montaje, lleno de fallos, algo de raccord y en el que no ocurre nada interesante hasta que hace acto de presencia el monstruo asesino que se carga a todos en un momento (¡¡¡como si fuera la misma secuencia!!!), nos daremos cuenta de que estamos ante un producto fuera de lo común, mediocre, pero con algunos momentos altamente gratificantes, por los que ya merece la pena el visionado completo de la película.
Empieza como un Slasher serio, pero en cuanto aparece el monstruo, la peli se llena de innecesarios gags, muy cómicos, que sobran, aunque no molestan en exceso.
El director es Christian Viel, que ha rodado algunos productos similares, sin mayor trascendencia.
Y olvídense de la rata maldita del cachondo titulo Español, porque esta no aparece por ningún lado… a no ser que la rata, sea el brutal mutante deforme que (también) acuchilla con vil violencia a nuestros protagonistas.
Entretenida y sobretodo, muy curiosa.

sábado, 29 de marzo de 2008

EN LOS LÍMITES DE LA REALIDAD

Estamos ante uno de esos títulos emblemáticos del cine fantástico de los ochenta por el que, siendo yo chavalín, sentía una fuerte atracción, al tiempo que temor, gracias a sus imágenes promocionales. Fue la película con la que descubrí a los "Creedence" (esa introducción maravillosa) y fue el film de inflexión para la carrera de John Landis que, después de "Thriller" (el video-clip de Michael Jackson producido el mismo año), cayó en picado a causa del famoso accidente sufrido durante el rodaje, en el cual el actor Vic Morrow falleció decapitado por un helicóptero (y junto a él, dos niños asiáticos). Landis acabó en los tribunales y todo aquello marcó definitivamente su talento, evaporándose por completo tras varios títulos maestros (que caen justo antes de "En los límites de la realidad") tales como "Made in USA", "Desmadre a la americana", "Granujas a todo ritmo" y "Un hombre lobo americano en Londres". Una pena.
Como ya es sabido por todos, el film homenajea a la famosa serie televisiva de Rod Serling, "The Twilight Zone" (aquí "Dimensión Desconocida", al menos en la tv3, que es donde solía verla yo) poniendo al día (al de esa época) varias de sus historias. Para ello, contamos con peces gordos tras las cámaras del calibre de Steven Spielberg, George ("Mad Max") Miller, Joe Dante y el mentado Landis. Casi ná.
Y empezamos por el principio, la infame epopeya que llevaría al pobre Vic Morrow a la tumba. Este interpreta a un mega-racista que, por aquello de la dimensión desconocida, termina dando varios garbeos por la Alemania nazi o el Vietnam en plena guerra, y es casi linchado por el Ku Klux Klan (con ayuda de John Larroquette en un breve papel). La historia es tontorrona, pero efectiva. Le sigue el padre de "E.T." que vivía su etapa más ñoña (lo que no significa nada malo, aunque en este caso si) y lo refleja en esta fábula sobre unos ancianetes que, por una noche, recuperan la infancia. Muy tierna ella, y la más olvidable. La que hace tres nos muestra a un Joe Dante en plena forma, recién adoptado por Spielberg, moviéndose alegremente en su universo al dar vida, forma y color a un mundo propio de Bugs Bunny, pero en maligno (le siguen sus inseparables Dick Miller y Kevin McCarthy). Un niño con poderes infinitos crea su propio hogar ideal, que es como estar viviendo en un dibujo animado a todas horas, hasta que se mete por medio una educadora y lo arregla. Y finalmente, lo mejor del pastel, el dulce por el que merece la pena la peli al completo, y lo raro es que la firma George Miller, un tipo que tampoco es que haya hecho nada del otro Jueves (salvo "Mad Max 2"). En ella, un histérico y genial John Lithgow vive un viaje infernal en un avión y en plena tormenta, cuando presencia por la ventanilla cómo un monstruo (un gremlin, y no es coña) va destrozando el aparato. Lo dicho, cojonuda, la mini-obra maestra del pack, con esa tremenda tensión acumulada, esa delirante manera de fotografiarla, algún que otro momento de verdadero miedo (cuando Lithgow abre bruscamente la ventanilla y se encuentra cara a cara con el bicho... atención al extraño pero efectivo -y fugaz- plano de los ojos del actor saliéndose de sus órbitas, efecto este que ya usó Miller en "Mad Max 2", justo antes de que el malo se coma un camión de frente) y las fabulosas imágenes de la criatura destrozando el ala del avión mientras los rayos le caen encima. Por cierto, ha sido un placer intrínseco para el alma gozar tanto en este episodio como en el anterior, de monstruos creados con látex y movidos mediante animatronic. Lo echaba de menos.
Las pelis de episodios no suelen gustar, dicen que al no poder seguir una historia lineal te aburres (y debe ser cierto, pues el film no fue exactamente un hit)... pero a mi eso no me pasa, de hecho, me gustan esa clase de films (sin ir más lejos, uno de ellos, "Creepshow", está entre mis diez favoritas... ¿para cuando una edición de lujo en dvd?) y será por eso que "En los límites de la realidad" me ha resultado un divertimento total que me ha pasado en un suspiro. Probadlo.

ALBERTO GAMBINO Y BEATNUGGETZ - Kung Fumetas Vol. 1 La Mixtape.

Comparándolo con su anterior trabajo, KUNG FUMETAS VOL.1 LA MIXTAPE, no es ni mejor ni peor que su disco de debut. Digamos que es una prolongación de este, lleno de pepinos, de rimas cachondas ( y elaboradas), buenos ritmos y diversión a raudales.
Y vamos a aceptar el termino “mixtape” porque en tres o cuatro temas, usan bases instrumentales de otros artistas, pero en su mayoría, las bases han sido ejecutadas por Beatnuggetz, pero mas que una mixtape, esto es un l.p. en condiciones.
Gambino al micro, viene mas chulo aun que en su disco anterior, sin haber evolucionado ni un ápice, y aunque a priori esto puede parece malo no lo es, como oyente, me pongo a Gambino, y quiero oírle hacer mas de lo mismo, pero distinto, no como montones de artistas que mutan disco tras disco, pareciendo un artista diferente en cada uno de ellos, dejándose la personalidad en la basura, si es que alguna vez la tuvieron.
El disco comienza con una intro en la que estos kung fumetas, emulan el cine de kung fu clásico, con unas frases sentenciosas, para dar paso a “Hemos vuelto”, un fenomenal comienzo donde Alberto Gambino deja claro su estatus y sus tablas.
El mejor tema del disco, es el discotequero “melaza” donde Gambino viene acompañado de Hermano L y Pestañita, un divertido track para mover el culo, libre de prejuicios y de tópicos.
Siempre a caballo entre el rap mas ortodoxo y el ragga, Gambino va soltando pepino tras pepino su ingenio y su verborrea, que aunque a veces, en esta ocasión, peca de reiterativa ( y repetitiva) nos regala temazos, a parte de los ya mencionados en los que demuestra, que sigue estando muy por encima de la media en una escena en la que una serie de papanatas, sacan discos, que se venden, mientras peña que de verdad vale para ello, se queda en su puta casa y en sus curros de mierda.
De las muchas frases de este disco, quédense con esta, que aunque sencilla, encierra toda una filosofía : “Si sois tan malos, ¿por qué coño vendéis tanto?”Y para finalizar, decir que temas como “Me cago en tu rap” o “Que os follen”, son soberbios, pero que hay uno que yo hubiera quitado del disco, porque se carga toda la mala leche del mismo. Este es “Mira” donde Gambino la caga, ya que se quiere tirar el rollo mas de la cuenta, haciendo juicios y suposiciones, y con el afán de rimar, muchas veces no acierta. Además suelta ahí una asquerosa moralina, y para eso ya están esa mierda de raperos anti-sistema y políticamente correctos que tanto venden. Y a veces, una manzana podrida, acaba pudriendo todo el cesto. No es este el caso, pero bueno, con todo, esta mixtape, me a compañaré dentro de mi mp3, un tiempecito.

viernes, 28 de marzo de 2008

Maximum Overdrive

A tenor de lo que mi compañero de fatigas blogeras, Víctor, decía en el post anterior, cuando dije que no quería hablar mal de una peli, me refería a ese tipo de films que despiertan odio carnal en mi persona. No me importa comentar una producción mediocre o directamente mala... lo que evito es dedicarle tiempo a las putas mierdas, los fuls, las abominaciones y los horrores.
Esa explicación viene como anillo al dedo a la hora de reseñar el título que nos ocupa (que he puesto en minúsculas como homenaje a mi otro compañero, Aratz), "Maximum Overdrive" (uso el original porque el Español, "La rebelión de las máquinas" es, en comparación, mucho más soso). Recuerdo cuando las revistas especializadas en cine fantástico hablaban de ella como el no va más de la temporada de estrenos que se avecinaba. Y es que no era para menos, el escritor Stephen King, padre de nosecuantos grandes títulos del horreur moderno, debutaba tras la cámara. Encima, las fotos que se veían eran de lo más jugosas, y prometían un festival de sangre y vísceras muy estimulante. Finalmente, todo acabó resultando una decepción tremebunda, la peli fue un fracaso de crítica y público y a estas tierras de lerdos llegó directamente en vídeo y, si no recuerdo mal, a través de la mítica "Dister", la misma que editó "Slugs, muerte viscosa".
Yo la alquilé en su día, pero a penas la recordaba... algo que en mi agenda es mala señal. Por eso, cuando la vi reposar en los estantes de casa de un amigo, en su edición digital (que por cierto, hace gala de los diseños de menús más horribles que se recuerdan), me entraron unas ganas irrefrenables de refrescar la memoria. Ahora puedo decir que tenía mucho sentido que mi cerebro se hubiera tomado la molestia de borrar todo recuerdo al respecto.
"Maximum Overdrive" cuenta la historia de cómo la cola de un cometa que pasa cerca de la tierra, dota de vida a todas las máquinas del mundo (desde un ventilador a un camión, que para algo tienen un papel protagonista) y estas deciden revelarse contra los seres humanos. Sobre tan básica premisa, Stephen King emula a John Carpenter (entonces aún en forma) metiendo a un grupo variopinto de personajes en un lugar cerrado del que intentan huir, pero no pueden, en este caso una estación de servicio.
Vale, hasta aquí bien. La lástima es que el film no necesitaba de mucho más para ser mejor, lo que pasa es que, claro, con el autor de "Carrie" dirigiendo, uno ponía (remarco que está escrito en pasado) las expectativas demasiado arriba. La falta de ritmo y, sobre todo, unos momentos de humor bastante anodinos y chorras (luego está el cachondeo involuntario, que lo hay), hacen cojear muy mucho al resultado. Encima, los personajes son bastante cutres, en especial ese Emilio Estévez como delincuente de buen corazón pero con carrera universitaria (¿que gilipollez es esa?, ¿acaso un no-universitario no puede ser valiente, inteligente y resolutivo?). Luego tenemos a la chica, de lo más sosilla y que mantiene un ridículo romance con el héroe de la función (de la actriz que le da vida, poco se volvió a saber). Y en general, sorprende que, a pesar de la delicada situación que viven y de haber presenciado el fenecimiento de seres queridos, los actores se pasan todo el metraje risueños y bromistas. De por medio, el propietario del antro resulta que tiene el sótano repleto de armas y las utiliza a intervalos, en lugar de acabar con la amenaza de un tirón (aparte de que disparar cohetes en una gasolinera no sea como muy seguro... digo yo). Cuando la peli está ya acabando y, más o menos, piensas que no está mal del todo (en especial la secuencia en la que los camiones forman una enorme cola para recibir su dosis de fuel), sale un texto que nos aclara que la culpa no era del cometa, sino de un ovni que chocó con un satélite Ruso y no se que polladas... ¿¿MANDE??, ¿y algo tan espectacular y determinante no lo hubieras podido mostrar, en lugar de perder el tiempo filmando a la panda de gilipollas escapando de los camiones?. En fin.
En otro aspecto que "Maximum Ovedrive" decepciona es en lo del gore y demás... las imágenes prometían mucha más chicha de la que finalmente hay, siendo esta bastante poco vistosa.
Un dato curioso: Metido en la producción está Milton Subotsky, co-fundador de la mítica compañía británica especializada en terrores “Amicus” y que desde ese momento, y hasta el día de su muerte, se dedicó a meter mano solo en adaptaciones de Stephen King para la gran y pequeña pantalla. Otro: Yeardley Smith, que interpreta a la irritante recién casada, es la responsable de darle voz -desde el principio- a ¡Lisa Simpson!.
Stephen King (que no repitió en la dirección y, francamente, podría... otros hacen más mierda y siguen) suele referirse a su película como "Mi propio "Plan 9 from outer space"", aunque hayan muchos críticos convencidos de que ya le gustaría a King haber facturado una peli la mitad de divertida que la de Ed Wood. ¡Cuanta mala leche!.

jueves, 27 de marzo de 2008

LA CALDERA DEL INFIERNO

Naxo se reserva este blog, solo para hacer criticas positivas, para no enmierdar mas de por si, la red. Yo no soy capaz, y es que por cada dos pelis buenas que veo, me zampo diez que son para vomitar y es mi deber, advertirles que lo que se pueden encontrar si es que deciden verlas. Además, si solo hiciera criticas de pelis que me han gustado, aparecería muy poco por aquí, aunque bueno, la cosa va por rachas. Parece que ahora viene la racha mala.
El actor William Butler, se marca sus pinitos en la dirección, facturando escoria como MADHOUSE, o mega escoria como esta.
En una prisión, se están causando una serie de violentas muertes. Un detective, se pone manos a la obra con el caso, descubriendo que esas muertes tienen que ver con la caldera de la prisión, donde años atrás se sucedieron los violentos hechos.
Michael Paré, Ja Rule, Tom Sizemore y Danny Trejo se pasean por el metraje como diciendo “Ya se que esto es una puta mierda pero tengo que comer”.
Una película de fantasmas, que da muy poquito miedo ( hasta en producciones mas pobres que esta, se consigue dar miedo ) en la que, cuando ya sabemos que hay fantasmas, se nos cuenta porqué los hay. Una tomadura de pelo absoluta.
La peli, parece un episodio de COLOMBO, mas lenta aun si cabe, y Paré interpretando a un detective, va investigando, teniendo conversaciones que se prolongan hasta los siete minutos, sin sacar nada en claro.
Confusa y mal dirigida, cuando llega lo bueno, los fantasmas y eso, es una puta mierda.
Valor es lo que hace falta, para no quitar esta película antes de que se acabe.Y la pena es, que tenía muchas ganas de verla.

miércoles, 26 de marzo de 2008

COCODRILO DUNDEE EN LOS ANGELES

Con la fiebre de la nostalgia, y como bien decia Naxo, ha hecho mucho eco la reivindicación de Stallone tras traernos las nuevas aventuras de ROCKY y RAMBO, John McLane y su JUNGLA 4.0. ha hecho mas de lo mismo, e incluso INDIANA JONES, tiene a la peña revueltita, deseando de ver sus nuevas aventuras.
Pero, ¿porqué el pionero de los “Revivals” cuando se adelantó a Stallone, Willys y Ford, pasó tan inadvertido?.
Hace ya siete años largos, que Paul Hogan y después de 12, decidió traer de nuevo a nuestra pantallas, al Tarzan moderno mas simpático de todos los tiempos, el cazador de cocodrilos Michael J. “Cocodrilo” Dundee, y nos lo trajo, con las misma arrugas de las primeras entregas de la franquicia, con una notablemente envejecida Linda Kozlowsky, y con un hijo de unos diez años, que nos deja claro, que en su ausencia de las pantalla, Dundee, no ha perdido el tiempo y ha penetrado a la periodista.
Así que, puesto que la tengo en dvd, pero no la vi desde que fui a verla en el cine donde estaba completamente solo en la sala ( vaya, que la pusieron para mí) decidí ponérmela anoche. Y la disfruté como disfruté con siete años de la primera entrega de la trilogía.
Pues esta película, paso sin pena ni gloria por las salas. Y lo peor de todo es que es cojonuda.
La película reincide en la vieja formula que tan bien le había ido anteriormente, en la de trasladar a un paleto a una gran ciudad. Si ya le fue bien antes, ¿porqué no iba a hacerlo ahora? Pues supongo que porque los tiempos cambian.
Pero yo soy fan de Cocodrilo Dundee, y esta película es un regalo que Paul Hogan nos hace a los fans. Y aun reconociendo que la peli es notablemente inferior a sus predecesoras, es también la mas graciosa. Es una película de Gags, por lo menos hay uno cada cinco minutos ( literalmente) y todos malísimos, pero eso es lo que hace a esta secuela extraordinaria, que se centra precisamente en lo que funcionó en las anteriores. Se deja de chorradas totalmente, va directa y al grano y ofrece al espectador lo que quiere ver, cientos de chistes malos, que recuerdan peligrosamente, en la estructura, a las películas de JAIMITO, donde lo que primaban eran los chistes llevados al celuloide, chistes que ya habíamos oído cientos de veces antes. Pues en COCODRILO DUNDEE EN LOS ANGELES, igual.
Claro que la película tiene una trama, en la que nuestro héroe hace de investigador por cuenta propia, para desmantelar una banda de traficantes de arte, pero es una trama totalmente secundaria, ya que aquí lo que importa es ver a Cocodrilo, metiendo la pata por ahí, y tirando de machete por allá.
Especial mención, merece la secuencia en la que, estando Cocodrilo Dundee con su hijo montado en un atracción de los studios Paramount, aparece una anaconda gigante a la que rápidamente clavará su cuchillo.
Una de las pelis mas entretenidas de la década, que hay que reivindicar a saco, pues Cocodrilo Dundee, no se merece la suerte que ha corrido con esta ultima entrega, por cutre y chabacana que esta sea.
El director, SimonWincer, ya dirigió a Paul Hogan en RELÁMPAGO JACK, y además, es el responsable de películas como LIBERAD A WILLY o el clásico de los 80 D.A.R.Y.L. ¿se acuerdan de ella?

MUTATOR

De pelis compradas en el Alcampo va la cosa, ya que si Aratz comenta que esa peli de Jess Franco, le costó un Euro, eso es lo mismo que le costó a mi progenitor y en el mismo supermercado, la peli que nos atañe.
Me apetece reseñarla aquí pero no me extenderé demasiado porque no merece la pena.
Un caos de película, sin una sola gota de sangre convincente, con Brion James ¡¡¡Yendo de guapo!!! Y vestido a lo Sonny Crocket, y un monstruo que no aparece hasta el final, que es una mezcla entre luchador de Wrestling y Fujur, el dragón de LA HISTORIA INTERMINABLE, un ritmo inexistente, unos diálogos totalmente abesugados y lo peor de todo, no hace ni pizca de gracia.
Una película horrorosa, que por otro lado funcionaría muy bien en las Cotxeres de Sants... claro que allí funcionaría cualquier cosa.
Dirige la función un tal John R. Bowey, que por lo que se ve, no ha vuelto a hacer ni una sola peli mas. Lógico.
Eso sí, la carátula me gustó mucho. Es graciosísima.

WHEN EVIL CALLS

Ya he comentado en alguna ocasión mi intención de evitar hablar en este blog de películas que no me gustan (por aquello de no arrojar más mierda de la que ya hay en internet), pero el caso de hoy es especial. Lo adelanto: "When evil calls" es una peli horrible... pero al mismo tiempo, extrañamente atractiva... curiosa... no sabría decirlo. Esa falta de palabras es la que me ha empujado a escribir esto.
Hasta ayer noche, la única producción que había visto de su realizador, Johannes Roberts, era "Hellbreeder", y os aseguro que me sentó peor que... no se, ¿un tumor en los testículos?. Tenía franca curiosidad por ver otra del mismo menda, "Demonic", pero tras la decepción inmensa de "Hellbreeder", me dije: "A este tío, ni pan". Sin embargo, un buen día, mi amigo y colaborador de "Aquí Vale Todo" Víctor, escribió la reseña de "When evil calls" en su genial y desaparecido blog "Aceite de Ricino", y no la dejó especialmente mal, a pesar de haber sufrido en sus carnes el martirio de visionar otras obras del bueno de Johannes. "Si le gusta a él, tal vez me guste a mi" pensé, y me hice con una copia.
Cristo... que película más inhumanamente horrenda. Todo en ella es tremendamente estúpido. A ver, ¿de qué va?, básicamente de un payaso siniestro (el look mola, eso si) que concede deseos vía móvil a un grupo de estudiantes con complejos y carencias. Obviamente, cada deseo se tuerce, y se cumple pero a lo chungo. Un chaval gordito que quiere ser delgado, termina aplastado por un camión. Una moza que desea ser más guapa que su amiga, ve como a esta le cae un líquido corrosivo en la cara, etc, etc... en general, todas las resoluciones "malignas" de los deseos son terriblemente previsibles y carentes de imaginación ("No quiero ver más su cara" y pierde los ojos... "Quiero las tetas más grandes" y crecen hasta estallar). Pero todo esto narrado a modo de sketchs, como si fuera una peli de historias, solo que estas duran unos cinco o seis minutos cada una, precedidas de un título y el anuncio de "Felicidades, has ganado un deseo", siempre exactamente igual. Vamos, que como quien dice no hay una historia propiamente dicha... dura hora y veinte, pero podría haber llegado a los 240 minutos de haber querido. Sin embargo, todo esto alcanza un sentido cuando descubro que, en realidad, “When evil calls” es la recopilación oficial de una serie originalmente destinada al consumo por móvil... ¡aaaaah!, vale. Eso explica mucho, pero no arregla el entuerto.
Y entre historia e historia, Sean Pertwee, un tipo al que le chifla sobreactuar y echar babas (salvo en "Horizonte Final", siempre le he visto hacer lo mismo). Lo extraño (otra más) de esta película es que pululan por ella actores conocidillos, como Chris Barrie (el "Rimmer" de la serie "Red Dwarf") o Dominique Pinon, que ya salía en "Hellbreeder", y está especialmente desmadrado... incluso parece borracho.
El desenlace es una versión de estar por casa y muy muy cerda de "Wishmaster", film este con el que "When evil calls" tiene muchos puntos en común, aunque su verdadera fuente de inspiración es el terror de origen nipón que nos ha dado la murga durante los últimos años.
Otro aspecto insultantemente destacable son sus efectos especiales. Los de maquillaje son muy chungos, pero los digitales son aberrantes, muy muy cerdos, sobresaliendo el brazo cercenado de cierta chica anoréxica que solo quería perder "La mitad de mi peso". Bastante mejor es el aspecto tetas, hay bastantes, incluso más de un número lésbico de aquel de mojar pan. Algo es algo.
Y es que estamos ante un intento de "comedia de horror", lo que ocurre es que los Ingleses (y esta peli lo es, ¡y mucho!) cuando tocan el terreno del humor, o lo hacen de puta madre y rompen moldes... o les sale una mierda... eso si, todo el talento que despliegan en la comedia, no luce prácticamente nada cuando se trata de terror, y aquí incluyo a la "Hammer Films" y a Clive Barker (vale, salvo "The Descent"... y tal vez "Creep", aunque sea una co-producción con Alemania).
Aún así, y como decía, los elementos de "When evil calls" son tan absurdamente anodinos, que uno termina por sentir cierta fascinación, y hasta algo de afecto por su realizador, un tipo que va más perdido que un hijoputa el día del padre, buscando desesperadamente un estilo personal, sin encontrarlo, pero cuya cabezonería comienza a despertar mi simpatía. Sería incluso capaz de volver a ver "Hellbreeder" y agenciarme "Demonic", ¿apuestan algo?.
Ah!!... un punto a su favor: El susto final, me lo comí de lleno.

martes, 25 de marzo de 2008

JUEGO DEMONIACO

No he podido evitar colgar aquí los carteles de las ediciones Española y Americana de esta película. ¿Parecen iguales, verdad? Pues no. Si se fijan bien, verán que en el americano, el monstruo que acecha en el espejo, es pelín más terrorífico que el del Español, que da hasta risa. Precisamente, este cartel,el Español, es el que me llamó la atención. Pensaba que estaba ante una película de esas cutres, perfectas para “Fast fordward” y echarse unas buenas risas. Pero no. Se trata de una peli muy telefilmesca, que en algunos momentos, da hasta miedo. Insisto en lo de telefilmesca, porque si bien arranca como un drama estudiantil, donde lo mas importante son las relaciones personales ( y sexuales) de un grupo de jovencitos, pronto pasa a convertirse en un…si, ¿Por qué no? podríamos llamarlo Slasher sobre natural.
En JUEGO DEMONIACO, DEAD MARY en su versión original, un grupo de parejitas, van a pasar el fin de semana a una cabaña en el bosque, donde a parte de emborracharse y fumar porros, charlan de sus cosas. En una de estas, a alguno se le ocurre jugar al juego “Mary ha muerto”, juego este en el que si te pones a oscuras delante de un espejo con una vela encendida y dices tres veces el “Mary ha muerto”, el espíritu de una bruja hará acto de presencia y con ella la tragedia (vamos, como en RI4). Como es de prever, la bruja aparece por ahí y se dedica a poseer al personal.
Está bien el engendro, entretenidillo.
En una de estas posesiones, la mas desgarradora de todas, a la bruja, no se le ocurre otra que, previo haber destrozado el cuerpo de uno de los chicos y este haber cobrado vida, chivarles al resto los cuernos que se ponen unos a otros y quien se folla a quien, extramaritalmente. Y empieza el caos, los chavales se lían a ostias. Y digo yo: Si descubres a tu amigo despedazado y muerto, y este revive y te suelta un montón de mierda que no quieres oír, ¿a que le das mas importancia? Obviamente, al hecho de encontrarte a tu amigo hecho trizas de sopetón, no a lo que te diga ¿no? pues los chavales, pasan del cadáver vivo y se centran mas en los chivatazos. ¿Qué es lo que has hecho con mi mujer? Es lo primero que suelta uno de nuestros protas. Y a mi esta estupidez, me llenó de regocijo y alegría. Con poco me conformo.
Por lo demás, la peli se deja ver, que ya es mucho, sangre la justa, un pelin larga… pero muy curiosa, así que la recomiendo.
Por cierto, el monstruo del espejo del cartel, no aparece en toda la película. Ni el Español, ni el Americano.
Dirige Robert Wilson. En su puta casa sabrán quien es.

lunes, 24 de marzo de 2008

LA QUEMA

No es la primera vez que escribo una reseña sobre "La Quema", y de entrada me daba mucha pereza hacerlo, a pesar de las irrefrenables ganas que tenía de publicar algo nuevo en este blog. Pero ayer noche me la puse, y joder, su visionado me convenció plenamente de que debía superar la perrería y ponerme a escribir.
Los 90 minutos que -creo- dura me pasaron volando. Y lo más extraño es que en realidad solo hay cuatro crímenes en toda la película, la mayor parte del metraje son las chorradas que el inevitable grupo de adolescentes se gastan durante su estancia en un campamento. Entonces, ¿por qué "La Quema" le da mil vueltas a todos los slasher modernos que he visto estas últimas semanas?, incluidos aquellos que me han gustado (como "Carver", por ejemplo). Pues no lo sé... pero sería digno de estudio, descubrir las diferencias entre el slasher de los 80 y el moderno. En esencia, y así mirado por encima, diría que el tempo, los originarios eran más pausados, se lo tomaban con más calma, hasta el extremo de currarse una atmósfera (y en "La quema" la hay, y además, es de lo más macabra), todavía no se había impuesto el montaje hiper-acelerado tipo MTV. Luego, quizás, que aquellas pelis eran más serias y realistas, a lo que contribuía que no hubiesen efectos digitales y, en el caso de la peli que nos ocupa, que sus actores adolescentes fuesen adolescentes de verdad... y encima, ni todos guapos ni todos con cuerpo Danone, solo la pareja prota, porque el resto es de lo más normal. A parte de todos esos datos, desconozco qué más marca la diferencia, pero creedme si os digo que la marca y mucho.
"La Quema" se ha hecho famosa por varios motivos. Ser el mejor slasher surgido a la sombra de "Viernes 13". Ser la semilla sobre la que se fundó el imperio Miramax. Contar en su reparto con futuras caras conocidas (Holly Hunter y Jason Alexander los que más). La, por entonces, novedosa e inquietante banda sonora de Rick Wakeman. Y, cómo no, los efectos de tio (Tom) Savini, especialmente salvajes y bien facturados. Todavía, a día de hoy, impacta la intensísima secuencia en la que el asesino de turno se cepilla, con toda la brutalidad del mundo, a un grupo de jovencitos (y lo son de verdad) en una balsa. Esa es otra... dentro de lo que cabe, el modo en que el psycho-killer ejecuta sus crímenes es perfectamente creíble, lejos del rollo exagerado e inverosímil de slashers recientes como "Hatchet" o "Simon Says" (otra cosa que ha hecho daño al cine de acuchillamientos moderno: el humor, en "La Quema" lo hay, pero viene de las gamberradas que montan los chavales, en ningún momento va al compás del horror).
La historia es clásica hasta la muerte: Cropsy es blanco de una broma que le gastan unos adolescentes durante un campamento. La cosa va mal, y el tipo termina deformado por el fuego. Cinco años después, uno de esos chavales es monitor en otro campamento y Cropsy, buscando venganza, irá para allá y comenzará a mutilar todo lo mutilable con la ayuda de unas enormes tijeras de podar (¿para que más?, contar con una sola y efectiva “arma” es más que suficiente). A todo esto, el asesino, de aspecto chanante (tijeras a parte, está la gabardina negra y que, a lo largo de toda la peli, no le vemos la cara, solo en los últimos minutos), estuvo apunto de protagonizar una secuela, que terminó derivando en "Madman", producto este simpático para los fans obsesivos -como yo-, aunque en esencia muy aburrido.
Películas como esta justifican que el fan del cine de terror eche tanto de menos la dorada década de los 80.

domingo, 23 de marzo de 2008

HUSTLE & FLOW

Películas sobre raperos hay muchas, quizás demasiadas. Y todas parecen monotemáticas. El típico camello, que para salir del guetto, opta probar suerte con el rap.
HUSTLE & FLOW, no es menos. Es mas lo único que la diferencia del resto, es que es mejor que todas ellas juntas. Es una obra maestra.
Ya la vi en su momento, y ya me gusto mucho, pero anoche, haciendo una revisión de la peli, ha entrado dentro de mis 10 favoritas, y su protagonista, Terrence Howard, a entrado a formar parte también de mis 10 actores favoritos.
Este tipo de películas siempre tiende a caer en el drama mas descarnado, pero en HUSTLE & FLOW, el drama se hace ameno, debido al optimismo que desprenden sus personajes. En fin, que si, que son personajes muy desgraciados, pero no lloriquean por ello constantemente. Quizás se hace un poco mención a la mierda de vida que llevan, pero en un segundo plano. Hay cosas mas importantes para los protas de esta formidable película.
La acción, esta vez, se aleja de los suburbios de Nueva York o de Los Ángeles, para trasladar los hechos a los secos y ,visualmente, mucho mas deprimentes suburbios de Menphis, donde un chulo llamado D Jay ( Terrence Howard ), se cuestiona, que llevar en coche a sus putas de 20 dólares, ni es vida ni es nada. Así que su vida continúa como si nada. Un buen día, se encuentra con un viejo amigo del Instituto, Key ( Anthony Anderson ), y teniendo en cuenta que D Jay, tenia talento para rapear en la escuela y que su amigo es técnico de sonido, planean grabar una maqueta, para pasársela a Skinni Black ( Ludacris), un rapero multiplatino, que en los viejos tiempos andaba por ahí con nuestros protagonistas y ver si les puede sacar de la miseria.
Ese es el planteamiento de la peli.
A destacar, que el prota, no es un rapero común. No viste con las ropas características de los raperos, no parece un rapero, no actúa ni vacila como los raperos, es mas lleva un peinado ridículo y sus ropas son de lo mas normalitas. De hecho, en el momento en el que decide llevar su cinta a la súper estrella, su chupa de cuero y sus botas de cowboy de piel de cocodrilo, le hacen parecer menos rapero todavía. Así que esta peli, se ha desecho de todos los clichés, creando un personaje fascinante, que a pesar de ser un cabron, cae bastante bien...
A destacar también, que el director Craig Brewer, no quería que esta película fuera protagonizada por un rapper reciclado a actor, como nos tiene acostumbrados el sub género, si no que quería que la protagonizase un actor, que pudiera rapear tan bien como un rapero de verdad ( ¡ Bien por Brewer! ) y mira tu por donde, apareció Terrence Howard, haciendo todo eso, mas lo que le hechen.
¿Consecuencia de su intervención en la peli? Pues una nominación al Oscar como mejor actor de ese año ( que no se llevó) y un subidon de su carrera imparable. De hecho podemos verle en un montón de películas después de esta como LA EXTRAÑA QUE HAY EN TI, o LA SOMBRA DEL CAZADOR.
En España, la peli se estreno de tapadillo, y encontrarla en un video club, o en venta directa, es una tarea difícil ( no para mi), pero, productos como este, hacen que me pregunte lo siguiente; ¿porqué películas como 8 MILLAS, son un éxito sin precedentes, y sin embargo una peli con temática similar, pero que le da mil patadas como esta, apenas nos enteramos de que existe? Hombre, la culpa de eso la tiene Eminem. Y 8 MILLAS sin Eminen, hubiera sido un fracaso seguro, pero me da rabia.
Luego la banda sonora no tiene desperdicio con temas de THREE 6 MAFIA y del propio Terrence Howard.
Craig Brewer, después hizo una película, repitiendo la formula de esta, pero trasladando las miserias al entorno de la música Blues en BLACK SNAKE MOAN con Samuel L. Jackson y Christina Ricci, muy inferior a esta, pero que, descaradamente, mama de esta con el fin de igualar los resultados. No pudo ser.Sin mas, una de las mejores películas de la década, que no sé porqué me da a mi, que gustará mas, a quienes no saben nada de rap, que a los fans de este estilo musical, ¿Por qué será esto? Yo si que lo se.

sábado, 22 de marzo de 2008

UNDEAD OR ALIVE

Los títulos de crédito, nos avisan de que UNDEAD OR ALIVE, es “ a zombedy”, o lo que es lo mismo, una comedia de zombies. Y ambientada en el lejano Oeste.
Dos pistoleros, roban un dinero a un Sheriff y escapan. Este Sheriff, pretende darles caza y de mientras, es infectado convirtiéndose el y todos sus secuaces en zombies.
Bueno, pues como comedia, flojea mucho. Como Western, la cosa pendulea mucho, y como película de zombies, pues bueno. Eso si, los efectos especiales, no podían ser mejores ( Cortesía de Robert Kurtzman ) y una vez mas, salvan la película. Pasa de ser mediocre, a ser aceptable.
Pero lo que ha hecho que esta peli sea reseñada aquí, es lo curioso de su conjunto. Digamos, que aunque en un intento frustrado, la peli se toma enserio los tres elementos que en un principio la hacen atractiva; aunque es una comedia, despierta seriedad por los cuatro costados, se ve que el director Glasgow Phillips, intenta hacer una gran película que contente a todo el publico que pueda tener. Obviamente no lo consigue. Y aunque seguramente existan precedentes el llevar al Oeste una trama de zombies, me parece cojonudo. Lastima que la supuesta comedia lo enmierde todo. Además, me parece muy desacertado el hecho de que los zombies, se van comiendo a la peña y tienen aspecto de zombies, pero hablan y actúan como usted o como yo. Es decir, que una vez zombificado, el Sheriff, sigue con su empeño de atrapar a los que le han robado, pero de mientras, se pega algún festín de carne y, también, va pegando algún que otro tiro. Todo eso sin abandonar su personalidad inicial.Curiosa, sin mas.

miércoles, 19 de marzo de 2008

ROCKY IV

La cuarta entrega de la mejor saga de todos los tiempos, ROCKY IV, es sin lugar a duda alguna, la más floja de todas. Y aun así, la considero una obra maestra. Así que imaginaros, como consideraré al resto de las entregas.
El otro día , me dio por verla, ya que es la que menos veces he visto, y lo cierto es que la disfruté a tope. Me fijé especialmente en la banda sonora, llena de esos sonidos electrónicos tan ochenteros. Tan horteras que hasta chirrían. Pero a la vez, molones. Y después de verla, me he dado cuenta de un par de cosas.
Dejemos, el flojo argumento de esta entrega a un lado, el cambio de tono de la saga y otras nimiedades, brillantes de todas formas, ¡eh!
A la conclusión que he llegado, es que ROCKY IV, es una película muy importante para todo el cine de entretenimiento de los 80.
ROCKY IV, lanzó a Dolph Lungren. Y es harto probable, que si ROCKY IV, no se hubiera concebido, no existirían clásicos de la serie b, como son, por ejemplo MASTERS DEL UNIVERSO, VENGADOR o RED SCORPION.
Carl Wheathers, ya había salido en las entregas anteriores, pero es muy probable, que sin la popular muerte de su personaje Apollo Creed, Tampoco hubiera existido su pasote de peli ACCION JACKSON. Muy influyente, en general esta peli.
Todas esas películas, y bastantes más, son consecuencia de ROCKY IV.
Además, como tiene que ser, como está mandao, como dios manda, LOS AMERICANOS SON LOS BUENOS Y LOS RUSOS LOS MALOS. Claro que si. ¿Ustedes piensan lo contrario? Pues váyanse a tomar por el culo. Yo estoy totalmente americanizado, disfruto de sus pelis, de su comida, de su refrescante coca cola y de todo lo que venga de allí. Es mas, la primera vez que viajé al extranjero, fue a los Usa, desde luego, que a Rusia no iré jamás. Y el resto de países, me la traen floja ( bueno Italia, también me mola mucho, por culpa, también, de su cultura cinematográfica) No ofrecen nada que me interese, por lo tanto, para mi también, los americanos son los buenos y los Rusos los malos.
Claro que al final de la película, Stallone suelta un panfleto de paz y amistad, que deja aun mas claro, lo buenos que son los Yankies, que no quieren enemistades entre los países, con un plano de Gorvachov, levantándose a aplaudir al bueno de Rocky… Y así es como debe ser.
No hay película más Americana que ROCKY IV. De hecho esa imagen de Rocky con la cara destrozada y envuelto con la bandera ESTADOUNIDENSE, ha dado la vuelta al mundo. ROCKY IV, es un icono de los 80 y de America.
Y la peli se conserva aun muy fresca (como toda la saga) y por ello, mas que reseñarla, la homenajeo aquí en AVT.

LA REVANCHA DEL REPORTERO RADIACTIVO

Parece que es un plagio Canadiense del VENGADOR TOXICO, y probablemente, así sea.
Un reportero, con una vida familiar envidiable, se persona a las oficinas de unos ejecutivos de una empresa de productos radiactivos, y no se le ocurre otra cosa, que en sus putas caras, amenazarles con publicar un artículo diciendo lo nociva que es esa fábrica y la cantidad de cáncer y malformaciones que ha producido en la zona. El jefe de la empresa, le dice que eso no es así, y le invita a visitar las instalaciones, para que el mismo reportero compruebe que es todo muy seguro e inofensivo. Obviamente, el incauto reportero, cae en la trampa y una vez en la fábrica, el jefe lo empuja a un tanque de líquido radiactivo. Ellos creen que ha muerto, pero no es así. Se ha convertido en un reportero radiactivo, que como el titulo reza, se tomará su revancha.
Hombre, la película es muy mala. Pero me resulta muy curiosa. Un plagio tan evidente del vengador toxico, no podía pasarme inadvertido. Y aunque gore, hay poquito, aunque la historia es manida a mas no poder, los malos de esta historia son tan hijos de puta, que aun creyendo que han matado al reportero, y haciéndolo pasar por un accidente, todavía les queda mala uva para querer matar a la esposa de este. Manda cojones, se supone que les sale bien la jugada, y aun así, el mal mas malvado es su leit motiv. Eso está muy bien. Pero lo cierto es que la peli, pocas cosas mas tiene reseñables.
El director, un tal Craig Pryce, que después hizo otra peli mas con Brion James titulada THE DARK y después, se ha dedicado a realizar montones de episodios sueltos de series de televisión, como suele ocurrir con todos estos directores, curiosos, malditos y afortunados, que por lo menos tienen curro.
La peli, como curiosidad… pues se le puede echar un vistacillo.
Editada en España en video en su momento.

BRONX, LUCHA FINAL

A día de hoy es casi un objeto fetiche, esas carátulas regordetas, en las que una ilustración fabulosa (generalmente firmada E.Sciotti) es rodeada por un marco rojo. Y encima de todo esto, un logotipo bien visible, "JF Video Films", es decir, José Frade, a quien debemos toda la deliciosa amalgama de producciones de segunda -y tercera- fila procedentes del país de la pasta (la que se come, digo) y que tuvieron el detalle de inundar los estantes de los video-clubs por allí los ochenta. Para la mayoría de los que hoy las veneran, son solo piezas de museo. Pero los de mi quinta lo vivimos en directo, cuando este tipo de cine era lo habitual que alquilar un fin de semana (a cien pesetas, si había suerte). Fulci, Lenzi, Castellari, Martino... innumerables son los artesanos del cine chungo que tuvieron el honor de pasar por las arcas del Sr.Frade. En este grupo también entra el inmortal Aristide Massaccesi, que para cada peli nos sorprendía con un nuevo pseudónimo.
En este caso se trata de Steven Benson y, como era de ley en la época, lo que aquí tenemos es el necesario exploit del cine post-apocalíptico que puso de moda "Mad Max 2" (y "1997: Rescate en Nueva York") y volvió a relanzar Enzo G. Castellari con su saga del Bronx. Massaccesi, siempre al final de la cola, observando, decidió copiar al original y a la copia del original, pariendo esta peliculilla que incluso, desde mi modesto punto de vista, supera a las andanzas de Mark Gregory. Cierto es que muchas de estas películas, sin importar el género al que se suman, con los años han envejecido fatal, y vistas ahora la mayoría resultan insoportables (por aburridas), pero "Bronx, lucha final" se mantiene bastante bien, no cansa en exceso y acaba dejándote con una sonrisa de satisfacción.
Rodada con una evidente falta de medios (nada como una peli post-apocalíptica para aprovechar las ruinas de al lado de casa), por el relato pululan míticos nombres asociados a esta clase de productos como Al Cliver, George Eastman, Moira Chen (también conocida como Laura Gemser) o Gordon Mitchell, ex-actor de peplums reciclado en toda suerte de exploitations.
Como dato curioso, mencionar que el film arranca básicamente como lo haría años después "Perseguido" (que también copiaba algunos uniformes de "I Guerrieri dell'anno 2072", según Lucio Fulci), con un concurso televisivo en el que un tipo es, eso, perseguido por una serie de caza recompensas de lo más carismáticos. Claro que, la novela en la que se basó "Perseguido" (según Stephen King bajo el alias de Richard Bachman) se publicó un año antes que "Bronx, lucha final". Entonces la pregunta es, ¿quién copió a quién?.

martes, 18 de marzo de 2008

7EVENTY 5IVE

Los 90 no fueron una década demasiado buena para el cine de terror, y todo gracias a "Scream", un film que, más allá de que sea bueno o no, estandarizó el horror hasta límites insospechados, dejándolo huérfano de fuerza, agresividad, carácter.... sexo y sangre. En realidad la culpa la tuvo más el guionista, Kevin Williamson, hoy justamente olvidado, que el director, Wes Craven. Aún ahora, y después de haber recuperado elementos como el miedo (gracias a "The Ring", algunos momentos de la filmografía de M. Night Shyamalan o cosas como "White Noise" y "Session 9"), el gore (guste o no, se lo debemos a "Hostel", gracias a ella actualmente, y sobre todo en el mercado indie, se alcanzan cotas brutales del calibre de "Carver") y, tímidamente, algo más de sexo (mmmmh, ¿"Hostel 2"?), seguimos sufriendo los coletazos de "Scream", sobre todo en el género del slasher.
"7eventy 5ive" es una peli que de entrada parece más deudora de la escuela "Seven" (¿será por el título?), solo que sustituyendo a Morgan Freeman por Rutger Hauer. Pero no, pronto muy pronto nos vemos inmersos en el terreno del cine de acuchillamientos... y por desgracia, del modo más plano y carente de imaginación posible (es decir, siguiendo a rajatabla las enseñanzas de Kevin Williamson... solo que con un poquito más de sangre y tetas, aunque estéticamente, en su forma, la peli es clavada a "Scream"... incluído poster promocional).
Y es una pena, porque la escena que abre el film promete: Un grupo de niños juegan a hacer llamadas inoportunas marcando números al azar. En eso que llaman a alguien que no deben. Pues imagínate lo que a algunos les molesta que suene el teléfono cuando no toca, que unas horas después se presenta en casa un tipo super-mazas armado con un hacha y extermina a los padres y sus invitados, dejando a la mitad de los críos traumatizados. Diez años después, los menos afectados por el suceso siguen con la bromita telefónica, lo que hará que cierta presencia irritable reaparezca y la emprenda a hachazos en plena party.
La verdad es que narrativamente, y a pesar de lo lineal de la historia, hay momentos que te pierdes un poco, sobre todo en lo referente a personajes... aunque, desde luego, más perdido va Rutger Hauer, que con cara de resignación, se pasa un 25% de la peli investigando los crímenes para desaparecer, y no volver a hacer acto de presencia hasta el final.
De por medio, lo dicho, muchísima rutina, un desenlace especialmente parecido a "Scream" y, eso si, una idea rompedora: El gordito simpático logra acostarse con una tia buenorra, y sin hacer demasiados esfuerzos. ¡Ya era hora!.
Al menos se puede ver...

lunes, 17 de marzo de 2008

AUTOMATON TRANSFUSION

Los zombies, están mas de moda que nunca. Y parece ser que lo de que corran como posesos, está ya instaurado.
AUTOMATON TRANSFUSION, es la enésima prueba de ello.
La película, no ofrece nada nuevo, lo de siempre. La típica peli matazombies, que aunque aburridilla, sabe contentar al fan con unas dosis de brutal gore, que ya se echaban en falta.
Tres jóvenes estudiantes, tras un altercado en una clase en la que un compañero, enloquecido ataca a uno de sus profesores, acuden a una ciudad que, sin motivo aparente, esta infestada de zombies. El resto, lo de siempre. Se hacen con armas, y venga a matar zombies.
Nada demasiado destacable, salvo los buenos f/x, llevados a cabo por la compañía de Rick Gonzalez, nos ofrece lindezas como puedan ser un zombie que arranca un feto de la barriga de una embarazada y se lo come, violentas arrancadas de cabeza, arrancadas de mandíbula… todo ello regado de litros y litros de sangraza, mas roja que nunca. Solo los efectos, salvan de la quema una peli, que no acaba de arrancar, y cuando por fin lo consigue, lo hace sin gracia.
Opera prima del joven director de 28 años Steven C. Miller, que deja su final totalmente abierto con un “To be Continued”, para que, consultando su filmografía, veamos que lo siguiente en lo que está embarcado este muchacho es AUTOMATON TRANSFUSION 2: CONTINGENCY.
Un producto de Dimension / extreme, que de momento y salvo honrosas excepciones, solo hace caquitas para los videoclubes Americanos.

domingo, 16 de marzo de 2008

HONOR DE CAVALLERIA

Fíjense en el póster. ¿Les llama la atención? A mi mucho. Y por eso me quedé enamorado de el. Y después de haberla visto, tambien de la película.
He de reconocer, que a mi estos productos, me dan grima, asco y mal rollo. Pero, exactamente no se que es lo que tiene esta película, que me ha encantado. Y es que aquí donde me ven, yo también peco de tener algo de Snobismo.
Ojeando hace ya un par de años el Fotogramas, descubrí entre sus páginas este cartel. Y todavía me pregunto, que fue lo que me atrajo tanto de el. Y aunque se me paso por la cabeza, obviamente, no fui al cine a verla. Eso si, en cuanto salió en dvd, me la copié y la guardé. Hasta anoche, que me dio por verla.
La película, prepretada por una productora que se llama ANDERGRAUN FILMS (¿), naturalmente es pretenciosa y claramente experimental… pero también sencilla, osada, provocadora y bonita. Dicen los créditos que está inspirada en la obra de Cervantes. Pero olvídense de los molinos, de los gigantes, de los deliros del hidalgo, de los libros de caballería y de las bodas de Camacho. Albert Serra, solamente ha llevado a la pantalla, los momentos de descanso de Don Quijote y Sancho Panza. Momentos que parecen interminables en los que Caballero y escudero, caminan por el campo. O se tumban a la bartola. O se bañan en un lago. Solo eso. No le busquen más, porque no hay. Es mas, si ambos personajes se tumban a la bartola, unos diez minutos, pues eso es lo que va a durar el plano. Diez minutos con los protagonistas tumbados.
Apenas hay diálogos. Si acaso algunas frases sueltas que escupe el Quijote. Sancho Panza, apenas habla. Como un autista o un Border line.
En cuanto a encuadres, reina el caos, pues tan pronto vemos uno súper cuidado, con una bonita puesta de sol al fondo, vemos también uno en el que apenas se ve nada. Al director gusta de sacar a sus actores casi siempre de espaldas, o con rastrojos delante de ellos. Si hay viento, ese viento se oye y la cámara vibra por su culpa. No hay planificación, y si se filma con trípode y uno de los actores se sale del cuadro, la cámara lo sigue, con torpes movimientos, a trompicones, casi oímos crujir el trípode. Todo con un tufillo deliciosamente amateur, aunque el director no lo sea.
Viéndola, llegas a la conclusión, de que es una cinta súper realista y que si Don quijote y Sancho hubieran existido, sus caminatas, hubieran sido así exactamente.
Lo que hace a esta aburrida película encantadora, es precisamente eso, que te aburres, igual que los personajes. Es mágica esta película, porque transmite esa sensación… es que parece que estés dentro de la película. Con ellos.
Lo dicho, que estoy maravillado con ella. No la recomiendo, porque luego seguramente me matéis, ya que tengo casi seguro, que no la percibiréis como la he percibido yo.
También se, que este no es el tipo de pelis que solemos reseñar aquí… pero esto es AQUÍ VALE TODO, así que, aplíquense al cuento.
Además, ¿no me trago esos bodrios de serie z y tan contento? Pues con esto igual.
Lo triste es mi mente cuadriculada, que hace que me sienta culpable, e incluso que me excuse, por haber disfrutado tanto de una película tan opuesta a todo mi mundo. O no tan opuesta… pues siempre me ha gustado el cine extraño, y a extraña, no gana ninguna película a HONOR DE CAVALLERIA. Además, le ha hecho ganar puntos, que no esté subvencionada por el ministerio de Cultura. Y naturalmente, filmada en video.
Para finalizar, diré que con esta peli, me he dado cuenta de lo mucho que me gusta el cine, en todas sus vertientes, de lo mucho que me gusta hacer cine y también de lo fácil que es hacerlo. Y lo mas importante, que al hacerlo, te contentes a ti mismo, y te olvides un poco del resto de espectadores.
Gracias, Albert Serra.
Y ahora, me voy a ver ROCKY IV.

LA NIEBLA (2007)

Los nombres de Stephen King y Frank Darabont, siempre que van juntos, suelen dar resultados cojonudos ("Cadena Perpetua"), resultados potables ("La milla verde") y resultados.... resultados que no recuerdo ("The Woman in the room", el corto que Darabont hizo siendo estudiante y que a España llegó como parte de la antología "Las pesadillas de Stephen King"). A estas le sigue "The Mist", que por el título y la trama de base (hay algo maligno oculto en la niebla) hace pensar, inevitablemente, en "La Niebla" de Carpenter y, ¿por qué no?, "El Buque Maldito" de Ammando De Ossorio. Aunque toda posible conexión queda ahí, porque en lo que respecta al resto de la historia, nada tienen que ver.
Sin contar el citado corto, esta es la primera vez que Darabont y King se acercan juntos al terreno del terror puro, la marca de fábrica del escritor y puedo decir, satisfecho, que por lo que a mi respecta la empresa ha salido bien parada. De entrada, todo recuerda mucho a las últimas adaptaciones del escritor de Maine (no cuenta "1408", peli esta que, por otro lado, me pareció aburridísima), sobre todo las televisivas, por aquello de juntar a una serie de personajes de lo más comunes en una situación límite, y de cómo estos deben enfrentarse no solo a la amenaza en cuestión, sino también a su propia condición humana. Es otra conexión que, afortunadamente, solo se queda en la superficie... y digo afortunadamente porque, salvo puntuales excepciones ("El aviador nocturno", "It" o "La tormenta del siglo") la mayoría de los productos destinados a la caja tonta con el padre de "Carrie" por medio, dan como resultado pestiños como camiones.
El reparto está a la altura, y lo componen esa clase de actores que nunca destacan en roles principales (salvo Thomas Jane, a quien guardo especial afecto desde que lo vi en "The Punisher"), pero que siempre cumplen a la perfección. Ellos, y un puñado más, se ven obligados a encerrarse en un supermercado con el fin de escapar de las monstruosas entidades que se esconden en la susodicha niebla. Darabont logra momentos muy potentes de tensión y suspense y, aunque la primera aparición de un bicho a mi me ha dejado un tanto frío, las siguientes lo compensan de sobras, en especial la secuencia de las arañas... logradísima.
Otro de los aciertos de "The Mist" reside en el personaje de la beata medio loca, que va logrando reunir acólitos, hasta el punto de que ya no sabes quien es más peligroso, si ellos o los que rondan en el exterior. Por cierto, el mentado personaje se hace realmente odioso, hasta el punto de desearle la muerte y, en caso de que llegue, estar convencido de que será motivo de celebración.
Todo eso, unos efectos especiales muy dignos (¡lástima del primer monstruo!), sobre todo los de maquillaje, unas interpretaciones muy solventes y una trama bien llevada y con ritmo (son tan disfrutables las secuencias de horror, como las de interacción entre personajes), dan como resultado una muy estimable peli de terror hollywoodiense que, sin cebarse en el gore, tampoco escatima en asquerosidades.
Ah... ¡y ojo al tremebundo desenlace!.

jueves, 13 de marzo de 2008

TAKESHIS´

Soy fan de Takeshi Kitano. No hay películas lentas que soporte mejor que las de este nipón egocéntrico y divo. Y dos días después de haber visto esta peli, una vez hecha la digestión y habiendo reposado, la reivindico como la mejor que ha hecho ( con el permiso de EL VERANO DE KIKUJIRO ).
Después de ZATOICHI, la mas convencional de sus películas, cuando este hombre ya está aceptado y reconocido mundialmente, no se le ocurre otra cosa que filmar esta paranoia, llena de su estilo y de su locura. La crítica, se quedó a cuadros con esta peli, lo mismo la defendían como obra maestra, que la vilipendiaban. No me extraña, porque Kitano se salta a la torera, con esta película, todas las reglas establecidas.
En TAKESHI´S, vemos como es el día a día de Takeshi Kitano, que se interpreta a si mismo, y se auto dibuja como un ser despreciable, arrogante y maleducado. Y la película empieza de lo mas normalita, con Kitano asistiendo a rodajes y firmando autógrafos(Lo que demuestra un enorme sentido del humor por parte de Kitano). Hasta que se topa en su vida un tipo idéntico a el, que se llama Kitano, un aspirante a actor. Al conocerlo, Takeshi, se queda sorprendido de su increíble parecido y de que se apellide igual que el, e incluso se compadece, de que este aspirante a actor, tenga que trabajar de camarero, mientras espera un papel yendo a audiciones. Cuando este personaje entra en escena, la película da un giro de 180 grados, y lo que parecía una historia normal y corriente, se transforma en una sucesión de escenas, demenciales e inconexas, en las que no hay argumento, guión ni nada que se le parezca. Tan pronto, Kitano es un dependiente de un supermercado, como es un taxista. Como le ha venido en gana. Se saca de la manga y sin venir a cuento hasta numeritos musicales, eso si, todo ello rodado con maestría. Situaciones, ridículas, y mucha violencia, muchísima. ¿No decían que el cine de Kitano era violento? Pues si querían café, tengan dos tazas. Larguísimas escenas de tiroteos gratuitos, ocupan el 40% de la película. No hay escena que no se resuelva a base de disparos. ¿qué hay un numero musical en el que unos chavalotes bailan claqué? Pues pronto uno de los bailarines disparará al publico desde el escenario. ¿qué Takeshi se mete en un restaurante a tomarse unos espaguetis a la boloñesa? Pues nada mejor que después de haber comido, matar a los camareros. ¿No decían que los personajes de Kitano eran maleducados? Pues en TAKESHIS, los modales no existen.
Un compendio de todas las cosas que se le han echado en cara al cine de Kitano, están multiplicadas por mil en esta película. Y es que Kitano, tiene el estatus y el prestigio a nivel mundial suficiente, como para hacer lo que le salga de los mismísimos cojones. Y eso es precisamente lo que ha hecho con esta película, una comedia a fin de cuentas, donde demuestra que no hace falta seguir un hilo, o tener una buena historia para hacer una película acojonante. Y eso yo lo agradezco.
Scorssesse es un mierda, Coppola un pesado, De Palma no tiene huevos. Kitano, es el maestro.

miércoles, 12 de marzo de 2008

Free Jimmy

Interesante película de animación pensada para el publico adulto que reparte palos tanto a los que maltratan animales, como a los ecologistas fanáticos.
Esta coproducción entre Noruega y Gran Bretaña dirigida por Christopher Nielsen y con guión de Simon Pegg (Shaund of the Dead, Hot Fuzz, M.I.:III) se mueve entre el cine negro, el de acción y la comedia. Con una animación 3D muy extraña (por momentos parecen marionetas) y una ambientación sucia y oscura, nos adentramos en el mundo de unos fumetas que harán cualquier cosa por dinero, hasta dar caza a un elefante yonki.
Por momentos la película parece un alegato pro-animales, pero cuando hace aparición el grupo ecologista de turno, vemos que no todo es jauja en un mundo verde.
El elefante al que hace referencia el titulo es maltratado en un pequeño circo, estos ecologistas quieren liberarlo y usarlo como mascota al igual que el famoso panda de WWF/Adena. Todo ello sin pensar en las consecuencias de tener un elefante, es por ello que se les retrate a los ecologistas como unos descerebrados mal de la cabeza, tanto o mas que los maltratadores de Jimmy. Caso similar y real es la suelta de visones en pleno monte por grupos ecologistas españoles. Cierto que el animal vive mejor libre que en una jaula, pero no puede valerse en un medio que le es extraño, o puede herir a alguien que de un paseo por el bosque. Es a esta gente a la que aquí se parodia.
Pero no solo se reparte estopa a estos fanáticos verdes, sino que también los explotadores de animales se llevan los suyo, aunque esto es mas normal y menos arriesgado. En ciertas escenas, no diré que se os caerá la lagrima, pero si que, si sientes algo de amor por los animales, te dará pena la situación de Jimmy, e incluso puede que notes el corazón en un puño. No solo por los abusos a los que es sometido, sino cuando esta solo y desorientado, o cuando tiene que pasar el “mono”.
Al final te queda ese regusto de que los buenos no son tan buenos y los malos no son tan malos, pero por encima de todo se te queda grabada la cara de Jimmy. Ustedes véanla y ya verán, ya.

CARVER

"Carver" tiene tres características a su favor. Que es un slasher. Que es seria. Y que es gore. No hace mucho clamaba a los cielos porque el slasher del nuevo milenio parecía destinado al humor ("Hatchet") o al juego referencial ("Hack!"). ¿Para cuando uno puro y genuino?, que más allá de los inevitables referentes se limite a contar una historia de psycho-killer masacrando adolescentes y punto... sin cachondeo y sin mirarse al ombligo, crudamente. Pues bien, "Carver" esa ESA película.
Un grupo de chavales van de excursión y... ¡dios!, da hasta grima soltar esta parrafada. ¿Para qué seguir si la conocéis de sobras?, baste decir que el film da un leve giro a tan magreada trama con la aparición de una serie de películas snuff hechas en super 8 (y la mar de inverosímiles) que ponen en alerta al más listo de la pandilla. Por lo demás, rutina de la buena, no excesivamente aburrida y, sorprendentemente, no excesivamente mal interpretada (ojo a la chavala que, según como la encuadran, parece Michael Jackson con cinco quilos de más). "Carver" sabe mantener el ritmo, lo que hoy día cuesta horrores cuando juegas con un material tan trillado y, ¡ojo al dato!, casi 100 minutos de duración, nada menos.
Sin embargo, no sería justo reconocer que, hasta cierto punto, la peli se desvía un poco de sus raíces slasherianas para adentrarse en un terreno más propio de "La matanza de Texas" (y eso que el film de Tobe Hooper planea a lo largo de toda la proyección, pero se hace especialmente evidente en esta parte), cuando los últimos supervivientes se enfrentan en una brutal, sangrienta y encarnizada lucha con el psycho-killer gordo de turno... esta parte es especialmente delirante, por su sabrosa ración de hemoglobina, sus nada delicados métodos de defensa, una lograda atmósfera malsana (el disco de country que se va ralentizando a medida que la sensación de demencia se agudiza) y, eso también, ciertas resoluciones un pelín absurdas. Incluso diría yo que en algunos detalles recuerda a "Posesión Infernal", ya no solo por el abuso gran-guiñolesco, también por la imagen de uno de los protagonistas recorriendo la cabaña, escopeta en mano y embadurnado de dulce líquido rojo.
Donde "Carver" realmente destaca es en su brutalidad. El gore campa a sus anchas, las mutilaciones y torturas más sádicas no escatiman en detalles y, en especial, destaca una por retorcida y especialmente angustiosa, en la que uno de los chavales ve cómo el asesino le revienta un testículo con unas tenazas. Y sí, nada de florituras, nos lo comemos en primerísimo plano, con todo su esplendor, su burrismo y su escalofriante efecto sonoro (incluso un gráfico chorrillo de orina se desliza por el pene, ¡toma castaña!)... tremendo (y es que, encima, previamente la víctima recibe un sabroso baño de mierda, literalmente hablando). Está claro que el fin de tan sensible secuencia es llamar la atención, ¡y joder si lo consigue!, por un momento crees estar viendo una italianada caníbal de los ochenta.
Sinceramente, me ha sorprendido. "Carver" está muy por encima de la media con respecto a lo que suelen dar de si esta clase de productos rodados en vídeo (algo que cada vez cuesta más distinguir), no he usado el avance rápido... y me ha dejado la entrepierna considerablemente dolorida.
Bien merece un visionado.

martes, 11 de marzo de 2008

SIMON SAYS

Estupendo Slasher, a la vieja escuela (no como HATCHET) he tenido el placer de ver.
En el se nos cuenta la historia de dos hermanos gemelos, uno psicópata y otro retrasado mental. El psicópata, envidioso porque sus padres prestan mas atención a su hermano retrasado, decide matarlo y suplantar su personalidad, así , mata a sus padres con las ropas de su hermano, para que estos crean que es el retrasado ( que responde al nombre de Simon) el que los mata.
Años después, un grupo de adolescentes ardientes como monas (como no) deciden irse de camping por la zona donde ocurrió todo esto. El resto, pues ya os lo podéis imaginar.
Lo mejor es el psicópata, interpretado por Crispin Glover, que gusta de despedazar a sus victimas por medio de artilugios mecánicos que el mismo fabrica con material de serrería.Claro que como buen Slasher que se precie, un buen psicópata tiene que ir acompañado de un arma con la que identificarle. Y si Jason iba con un machete, Freddy con unas cuchillas, Michael Myers con un cuchillo de cocina y Victor Crowley con un hacha, Nuestro ¿Simon? Va por ahí cuando no tiene artilugios a mano, con un pico. No está mal el arma.
La película, en realidad, no es nada original ni ofrece nada nuevo al género, todo lo contrario, se sirve de todos y cada uno de los tópicos, con el fin de entretenernos. Es todo tan obvio en esta peli, que hasta me parece un canteo, que precisamente sea Crispin Glover quien interprete al asesino (que lo hubiera hecho, por ejemplo, Kane Hodder, ya hubiera sido cachondeo). Por eso mismo esta peli me ha gustado más que cualquiera de las mierdas que acostumbro a ver últimamente, porque es un Slasher puro. Además, la galería de acuchillamientos, despedazamientos y/o derivados, está regado con una serie de f/x, cortesía de Michael Broom, que nos dejan más que convencidos. Brutotes los efectos.
Con lo cual, estamos ante una de las sorpresas mas agradables de los últimos años.
El director (y autor) el Canadiense William Dear, Es el responsable de uno de los episodios mas flojos de la película CUENTOS ASOMBROSOS, el de la momia esa de los estudios de cine. Un artesano con una extensa filmografía en la que predominan las producciones infantiles ( sobretodo con Disney),las comedias adolescentes alocadas, pelis para lucimiento de Leslie Nielsen e incluso aquella película sobre baseball cuyo nombre no recuerdo, que protagonizaban Christofer Lloyd y Danny Glover.
SIMON SAYS, es su primera incursión el los terrenos sanguinolentos del terror y el Slasher. Pues le ha salido “de perilla”. Gente así, que lo mismo sirve para un roto que para un descosido, son dignos de mi admiración… aunque se sus filmografías, luego, no me interesen mas que dos o tres, a lo sumo, de sus películas.
MUY RECOMENDABLE.

RUMPELSTILTSKIN

Mark Jones, el papá de uno de mis asesinos favoritos, el sin par LEPRECHAUN (Leprecan para los amigos), intentó repetir el éxito de su pequeña creación, cinco años después con otro asesino de similares características. Para ello, tomo otro de los siniestros personajes que poblan la literatura infantil. El enano saltarín RUMPELSTILTSKIN.
Ya sabéis, el enano cabron que secuestra niños, pero que tiene sobre si una maldición, con la que si dices tres veces su nombre, se convertirá en piedra.
Bueno, vayamos a la película. Mala, peor que el mismísimo diablo. Con esta peli, el director deja patente su falta de ideas, pues no solo el bicho es similar a su más famosa creación, sino que hay idénticos asesinatos e idéntico sentido del humor.
Y si la peli comienza bien, (pero exactamente igual que LEPRECHAUN 2) con su preludio en la edad media, presentándonos al personaje y dejándonos claro lo vil que es, el resto de la peli es un calco de las andanzas de nuestro duende favorito ¡un calco!
Una road movie, en la que enseguida RUMPELSTILTSKIN, se pone unas gafas de sol, aprende a conducir motos y coches y suelta chistes conforme va matando a alguien. Lo que pasa es, que mientras que este método resulta súper simpático en las pelis de LEPRECHAUN, en parte, porque no es lo mismo ver a Warwick Davis con su pequeño y deforme físico, que ver al pollo que interpreta a este…
Al final, resulta que estamos ante una película patética, sin ninguna gracia, con un gore mas que comedido, lenta, aburrida y… yo que se.
Santa paciencia, la que tuve anoche aguantando estoicamente el visionado, sin darle ni una sola vez al avance.
Eso si, al igual que en las de LEPRECHAUN, el final está abierto, con las miras puestas en hacer continuaciones. Claro, por aquel entonces, la saga LEPRECHAUN, ya llevaba tres entregas, y el iluso del director ( y guionista) se pensaba que esto iba a dar mas de si. Que iluso.
Esta claro que esto no resultó, porque que no se hizo ni una sola secuela.
En cuanto a Mark Jones, produjo antes de todo esto un par de episodios de EL COCHE FANTASTICO, se escribió todos los guiones de la saga de su mas exitosa criatura ( si, coño el LEPRECHAUN…) y realizó los largos NIGHTMAN, QUIET KILL el año pasado TRILOQUIST. Vamos, una filmografía de mierda. Al menos LEPRECHAUN, se estrenó en cines.

lunes, 10 de marzo de 2008

SOUTHERN CULTURE ON THE SKIDS

Desde que soy crío, siento una extraña atracción por la música country... no me pregunten por qué, es así. Quizás sean sus ritmos simplones y bailongos, su sabor a western (como si a mi me gustaran los westerns... "Sin Perdón" creo que es el único que tengo en mi dvdteca), ni idea... pero desde que escuché la banda sonora de "Smoke and the bandit" (que aún conservo en cinta de casette), cada equis tiempo caigo de nuevo ante los encantos del sonido del banjo y la voz nasal. Por ahí han habido cosas como la banda sonora de "O brother!" (que adquirí después de ver la peli, un poco antes del mini-boom), el disco compartido entre Jello Biafra y Mojo Nixon (que tampoco es gran cosa), el country-punk de "Nine Pound Hammer", etc, etc. Mi último descubrimiento se llama "Countrypolitan Favorites", de "Southern culture on the skids".
De los "Southern..." había oído hablar probablemente en las páginas del "Ruta 66", se trata de una banda de lo más singular que es, en esencia, una parodia de la cultura sureña o, como dicen los que saben, el white trash. Algo que incluso se ve reflejado en su aspecto, ¡parece que han salido de un comic de Li´L Abner!. Su especialidad es el rock n´roll de raíces puras, tocando diversas teclas: blues, rockabilly, garaje, etc, todo ello remezclado con unas generosas gotas de actitud punk y mucho humor. Como dato curioso, destacar su intervención en la banda sonora de "Blood Feast 2", el return de Herschell Gordon Lewis a la dirección, ¡casi ná!.
A pesar de un curriculum tan suculento, nunca me acabé de decidir a pillarme algo suyo, hasta que un día, casi por accidente, cayó en mis zarpas el cd que aquí comento, y me enamoré de el. Después de escucharlo me agencié más material de los "Southern..." y, francamente, no me pareció tan bueno, aunque básicamente porque (casi) ninguna de sus otras canciones sonaban tan country. Supuse que "Countrypolitan Favorites" sería su primer lp, pues por norma los debuts siempre son los más redondos. Pues fíjate tu que no, todo lo contrario, este es, justamente, su más reciente creación.
¿Y qué es lo que tenemos?, pues pepinazos country-garrulo tan y tan apetecibles como "Engine Engine 9", "Happy Jack" (impagable!!), "Let´s invite them over" (adictiva), "Musswell Hillbilly", "No longer a sweetheart of mine" (buenísima) o "Oh lonesome me". Un poco más reposada es la que compite en el puesto a la mejor, "Life´s a gas", fabulosa. Y hay más, por supuesto, destacando la versión de los "Creedence" que se curran.
De momento, estoy totalmente enganchado a el, y no hay día que no salga con el mp3 puesto y no suene este recomendabilísimo cd. ¡Yijaaa!.

Alice in Tickleland y Count Tickula

Psicodelia, cosquillas, plumas ¿risas? Pues no. Tony Sinclair, al que conocí por una reseña de aquí mismo, es el director de este engendro titulado Alice in Tickleland, que no cuenta nada, no dice nada y no aporta nada.
Primera escena, Alice esta en la fiesta de no-cumpleaños del sombrerero loco, este la ata con cuerdas al estilo bondage y la lanza contra la mesa. Allí encima la empieza a toquetear y hacer cosquillas. Coge un plumero y se lo restriega por todo el cuerpo. Alice no puede parar de reír, el espectador no puede creer lo que esta viendo.
Segunda escena, llega otra chica y también es atada, siguen las cosquillas y los plumeros. Rebobinamos a cámara rápida, donde atisbamos a un señor disfrazado de conejo hacerle cosquillas a Alice.
Tercera escena, el sombrerero loco le lleva a la Reina de Corazones a Alice para que la torturen juntos a base de toqueteos insulsos y plumeros del polvo.
En un momento dado la película termina y ni te enteras de que ha ocurrido.

Como ya se comento parece que los set de rodaje sean el garaje de Sinclair, sino no es posible explicar tanta cutrez. Las actrices no creo que llegaran a mucho en el mundo del cine, al menos en el no-pornográfico, aunque esta película, por llamarla de alguna manera ya que no llega a los 45 minutos, tampoco se la puede considerar pornográfica, como mucho yo le daría la consideración de erótica, y ya es demasiado.
Mientras escribo esto acaba de terminar de descargarse Count Tickula, también del mencionado Sinclair y del mismo genero plumífero que la de Alice. En este caso parece un corto, ya que dura 9 minutos. Un personaje disfrazado de un casposo Drácula, hace cosquillas a una damisela en cueros. Es decir mas de lo mismo, pero hay dos notas a favor de Tickula, dura mucho menos y se ve un parrus completo, algo es algo.
Todas estas “películas”, son cortos que se agrupan en la serie de películas “Tied & Tickle” de Tony Sinclair, avisados quedan.

EL ARTE DE LA VENGANZA

Me gusta la carrera que lleva uno de mis actores Favoritos, Ving Rhames. Y es que le ha pasado lo contrario que a otros. Si a John Travolta, le redescubrió Tarantino ( o eso dicen) y su carrera subió meteóricamente, a Rhames, le ha pasado lo contrario, fue descubrirle Tarantino y bajar y bajar, tanto que ya solo hace COJONUDAS pelis que solo salen en dvd y secundarios en producciones mainstream.
Claro, que pensándolo bien, Tarantino no ha relanzado la carrera de nadie. Si os dais cuenta, se supone que hizo lo mismo que con Travolta con Pam Grier y la verdad, se ha prodigado poco. Robert Foster, tres cuartas de lo mismo y David Carradine, no ha vuelto a hacer nada desde KILL BILL.
Pero me estoy yendo por los cerros de Úbeda.
El caso es que el contundente físico de Ving Rhames, le viene que ni pintado al personaje de “Clue Ball” Carl en esta estupenda película de videoclub titulada EL ARTE DE LA VENGANZA, titulo este, que se sacan de la manga los distribuidores Españoles y que te desvela el final de la película. SHOOTING GALLERY, el original, es mucho mas acertado y molon, pero también engañoso. Aunque hay tiros, el titulo hace referencia a un club de billar, donde se hacen apuestas.
La película nos cuenta, como un excelente jugador de billar se dedica a hacer pequeños timos desplumando a sus oponentes, haciendo ver que es un mal jugador, cuando en realidad es el mejor jugador que hay. Una organización capitaneada por “Clue Ball” Carl, un mafioso que chupa patas de pollo (Literalmente), se fija en este muchacho (Freddy Prinze Jr.) y le ficha para que trabaje para el. De mientras, un Poli corrupto que a la vez es jugador, le chantajea, para que le prepare una partida con “Clue Ball”.
La peli, que va a un ritmo endemoniado y video clipero, está francamente bien y aunque quizás tiene momentos extremadamente infantiloides, la potencia de algunas de sus imágenes, me ha fascinado. Además, desde EL COLOR DEL DINERO, hacía mucho tiempo que no se hacia una película sobre billar.
El director, es otro de esos tipos especializados en Telefilmes, Keoni Waxman, que no tiene ningún trabajo por el que destaque especialmente. Pero este, lo ha hecho muy bien.
Y Freddy Prize Jr., que se ha puesto bastante gordo, en un papel, en el que no deja de poner caritas y gesticular, como diciendo “¡Eh miradme, no solo soy un guaperas, también se actuar¡” que iluso.
En definitiva, que esta, es una peli muy disfrutable con la que se pasa el rato fenomenalmente, siempre que te hayas desprendido de todos tus prejuicios. Hay que tener en cuenta, que este es un producto destinado al video club…

domingo, 9 de marzo de 2008

LA VIOLENCIA DEL SEXO

No hace demasiado, que se editó en España una edición especial de I SPIT ON YOUR GRAVE, a la que bautizaron para la ocasión con el muy apropiado titulo de LA VIOLENCIA DEL SEXO. Ahora bien, viendo el doblaje con voces que reconozco de esa época, deduzco que esto se estreno en España, pero ¿era este titulo, o se lo han puesto ahora?. Lo desconozco.
Dirigida por Meir Zarchi, director que a parte de esta solo dirigió después DON´T MESS WITH MY SISTER, esta es la clásica película que te hartas de leer sobre ella, pero no hay manera de hacerse con una copia. Uno de esos clásicos de sesión doble, que (y aunque no tengan nada que ver) se completa con otras pelis de títulos igual de contundentes ( y desternillantes) como puedan ser I DRINK YOUR BLOOD ( PERROS RABIOSOS), I EAT YOUR SKIN ( que en un principio, tenía otro titulo) y de 2001, la muy reciente I SPIT ON YOUR CORPSE, I PISS ON YOUR GRAVE, la mas oportunista de todas, sin lugar a dudas. Cuando por fin di con ella, ( y con el resto ) hace poco, la vi... y bueno, no está mal, entretenidilla, tan setentera que el mal rollo que en un principio podría despertar una película tan violenta como esta se reduce notablemente en los tiempos que corren.
Pero el póster original, me parece acojonante; mírenlo bien.... que cosas ¿verdad? Que atractivo...
Lo que vengo a decir con esto, es que ese alo de misterio, desaparece una vez consigues ver la peli en cuestión... porque uno siempre tiende a imaginarlas de otra manera. Esta en cuestión , me la imaginaba tremendamente brutal, una salvajada, precisamente por todo lo que había leído sobre ella.
Pero yo ya estoy curado de espanto, y no me decepcioné viéndola, precisamente porque uno ya es perro viejo y ve las pelis prevenido. Aun así, aunque no tenía nada que ver con como me la imaginaba, esta peli en la que una joven escritora Newyorkina, se va a una casa de campo y allí es brutalmente violada y torturada por unos paletos y un subnormal ( hasta este personaje, que un principio intuimos como personaje positivo, viola y tortura a la chica), hasta que finalmente se le da la vuelta a la tortilla, me ha resultado bastante decente.
Obviamente, vista ahora da incluso risa, pero pienso que si la hubiera visto en mis tiempos de pre púber, si que hubiera marcado. No siendo así, quedo aun impactado por el póster, y recomiendo a quienes no lo han visto que miren bien el póster. ¿ A que después de verlo tienen unas ganas locas de ver la película?
Pues no lo hagan. Sigan teniendo es sensación de cuando quieren ver una peli, y saben que eso va a ser difícil

sábado, 8 de marzo de 2008

THE RAGE

Robert Kurtzman, director de WISHMASTER y creador de efectos especiales, no logra arrancar en el campo de la dirección. El año pasado, eso si, se curro dos pelis de genero, simpáticas y con buenas intenciones, pero flojitas las dos. Una de ellas, BURIED ALIVE, la otra, esta THE RAGE.
Precedida por criticas y comentarios muy favorables, con un montón de ganas, me puse a verla.
Un “Mad doctor” crea un suero que convierte a hombres en bestias violentas. En una de estas, uno de los hombres a los que le inyecta el suero, se le escapa y da cuenta en un bosque de algunos chavales que están por un bosque en una de esas fiestas de drogas y sexo. Allí, pasa lo que tiene que pasar, que infecta a todo quisqui, incluidos unos buitres y unas sanguijuelas.
Y empieza bien, con ese “Mad doctor” inyectando “la ira” en los cerebros de las cobayas humanas, el guiño a RE- ANIMATOR... y las toneladas de sangre. Pero pronto y una vez que los protas entran en escena, la peli se convierte en un coñazo de lo mas aburrido que he visto. Cierto es que el gore es de lo mejorcito, los buitres infectados están simpáticos, pero mientras veía toda la parte del bosque, una sensación de aburrimiento se apoderaba de mi, y por mas sangre que pareciera en pantalla, no me repuse de ese tedio, hasta el ultimo cuarto de hora final, donde vuelve a ser tan divertida como al principio.
Aun así, sus partes divertidas, son compensan el ultra-aburrimiento de toda la parte intermedia, así que. Sentenciemos: MALA.Eso si, rodada en video y de una factura técnica muy inferior al anterior trabajo de su director BURIED ALIVE.

HELLBREEDER

Ya salgo de dudas, después del visionado de HELLBREEDER, llego a la conclusión de que todo lo que hace Johannes Roberts, no es mas que una porquería.
Aunque quizás, eso cambie a partir de ahora.
Y es que como dije en ACEITE DE RICINO, su última película WHEN EVIL CALLS, de personajes idénticos a esta, no está nada mal. Pero la que nos ocupa, es la peor película que he visto en mi vida. Ya lo dijo Naxo aquí, de vergüenza ajena. En serio, tienen que verla para creerla. Pero todo en el mal sentido. Con HELLBREEDER., no nos vamos a divertir ni un ápice.
Es una película que juguetea con el horror, desde el arte y ensayo mas feroz e ininteligible. Digamos que Roberts, trata de convertirse en el David Lynch del fantástico. Obviamente, no lo consigue, pues aunque tampoco soy muy partidario del cine de Lynch, Roberts se limita a contarnos una historia de genero, alargar las escenas, y solucionar todo, con transiciones y cortinillas eternas, para satisfacer su ego de cineasta Arty. Mientras tanto, no nos enteramos de nada de lo que ocurre. Sin embargo en el cine de Lynch todo eso tiene mas sentido.
Por ahí esta Dominique Piñon, haciendo de detective (que fijación ¿no?) investigando el caso de un payaso asesino. Es todo lo que os puedo contar.
Por eso, me extraña, que después de HELLBREEDER y DEMONIC, Roberts haya hecho una película tan popular y para todos los públicos con WHEN EVIL CALLS, que aunque todavía desprende algo del tufo de sus anteriores, les da también mil patadas.
Tendrá Johannes Roberts algún amigo que le diga “Macho, no hagas mas ese tipo de pelis?
Como me arrepiento de haber visto HELLBREEDER.

viernes, 7 de marzo de 2008

EL CEMENTERIO VIVIENTE

Intenté leer la novela original de Stephen King en su momento... pero mucho me temo que soy hombre de cine (de verlo, cuanto menos) y a mi la ficción en letras no me engancha (la ficción, especifico), así que, como se suele decir, "Mejor ver la película".
Y en este caso, no me arrepiento. De hecho, me sorprende que "El Cementerio Viviente" no tenga mejor prensa de la que tiene, ni se la considere uno de los títulos más emblemáticos del género, ni tan siquiera que suela ser blanco de crítica nostálgica. Y digo que me sorprende porque, desde mi punto de vista, estamos ante uno de los films más loables del horror moderno, y más si tenemos en cuenta que se estrenó en un momento delicado, en el que las películas de miedo se encontraban en plena transición de lo mejor (los 80) a lo peor (los 90). Seguramente, situarse un poco en tierra de nadie (1989) fue lo que propició que pudiera ser lanzado a lo grande sin demasiados problemas, a pesar de contener materia delicada. No se quién lo dijo (¿Tom Savini?) pero justamente ese hueco se dio en un inaudito momento en el que la censura (una MPAA pre-"Hostel") hizo la vista gorda durante una temporada, el tiempo justo para ver "El Cementerio Viviente" triunfar en taquilla.
La palabra ideal para definir esta producción de Richard Rubinstein (ex-socio de George A. Romero) es macabra. Le va como un guante. Lo que más llama la atención es su condición de adulta. En "El Cementerio viviente" no hay adolescentes idiotas, humor cazurro, asesinos enmascarados... nada especialmente chillón, todo se desarrolla sin excesivas salidas de tono (excesivas, alguna cae) y está perfectamente construido.
La historia de Stephen King es bastante original, aunque haya un precedente no muy claro en la peli del Italiano Pupi Avati, "Zeder". Esta y el film en cuestión tienen en común el descubrimiento de un terreno en el que, todo aquello que entierras, vuelve a la vida. Por lo demás, "El Cementerio Viviente" aplica esa base a la vida del médico protagonista, un padre felizmente casado que ve como un fatídico día su hijo pequeño es atropellado por un camión. Desesperado, y conociendo el secreto de dichas tierras (de origen Indio) gracias a su vecino, el bueno de Fred Gwynne (más conocido como Herman Munster) y una experiencia previa hecha con el fenecido gato de su hija, entierra al retoño que, efectivamente, volverá la vida... aunque convertido en un ser maligno.
Y ahí radica lo fuerte de este film. Las secuencias del crío revivido son acojonantes, muy escalofriantes. Podría haber quedado ridículo y risible pero, a mi juicio, consiguen todo lo contrario, dotarlo de una malignidad tremebunda... momentos como cuando se lanza al cuello de Gwynne para darle un mordisco o cuando recibe a su alucinada madre con un aspecto angelical, casi de postal, para luego sacar un bisturí o ya puestos, su enfrentamiento con el padre y posterior muerte, a mi es que me dejan sin habla.
Tampoco están nada mal las historias narradas a modo de flashback, la de la hermana enferma de la protagonista femenina o la del primer intento de revivir a un ser humano enterrándolo en las tierras malditas (la imagen de este sujetando la pierna de un niño, medio devorada, es de una fuerza inusitada), así como esa surrealista pero impactante cara surgida de un arroyo que intenta detener al prota camino del cementerio de marras, funcionan de maravilla a la hora de darnos unas cuantas descargas en el espinazo.
En algunos otros aspectos la peli chirría, sobre todo con el protagonista Dale Midkiff (nada malo que decir del niño, Miko Hughes, al que posteriormente podríamos ver más crecidito en "Mercury Rising", junto a Bruce Willis, o en otros títulos afines al género como "Spawn" y "La nueva pesadilla de Wes Craven") o casi todo lo relacionado con el personaje de "Victor Pascow", totalmente prescindible. Sin embargo, es la seriedad de la propuesta (sobre todo lo relacionado con la muerte del infante, su atropello, el escandaloso funeral...) lo que hacen de "Cementerio Viviente" una genuina película de terror. Su éxito llevó a que la directora, Mary Lambert, se pusiera manos a la obra con una secuela horrible, que cometía todos y cada uno de los fallos que no tenía la entrega precedente y hacían de ella algo diferente. Una pena... o no.
Destacar como colofón, la resultona canción de "Ramones" en los créditos finales.