viernes, 1 de mayo de 2009

ELLOS ROBARON LA PICHA DE HITLER

¿A estas alturas, todavía hay alguien a quien le pueda interesar el psicotronísmo voluntario de Pedro Temboury? Seguramente. Por eso, sus películas se estrenan en cines, pero no lo tengo yo muy claro.
Y yo soy uno de los que les gustó KARATE A MUERTE EN TORREMOLINOS. De hecho, la tengo en mi deuvedeteca. Porque aquella película me pilló en una época mas ingenua que la actual y también, que esa película, si nos despojamos de algunos prejuicios filosóficos y de la actitud del director, estaba bastante entretenida a mi juicio.
Pero en ELLOS ROBARON LA PICHA DE HITLER, yo ya no veo ninguna gracia a lo que hace Pedro Temboury. Al principio, yo estaba convencido de que Temboury era un profesional que buscaba un look descuidado hecho a propósito... ahora dudo, no se si sus pelis son malas a propósito, o es que es un completo negado verdaderamente, porque la peli echa un pestazo a amateur principiante que no se yo...en cualquier caso, todo esto da lo mismo, cuando buscando hacer una cosa desmadrada y por lo menos divertida, el resultado es un coñazo de tres pares de cojones.
Unos Skin Heads nazis, viajan a Alemania a buscar la polla momificada de Hitler, con el fin de entregársela a un científico loco que creara un nuevo firer, que dominará al mundo. Por el camino se encuentran unas cuantas tías cachondas a lo Blaxploitation y a Silvia Superstar afianzando su puesto en el pasado de moda movimiento indie. También tenemos, como no a Jess Franco haciendo un papelito, que parece que se pulió en una sola sesión y las tontunas típicas de Temboury, mas comedido que en su anterior película, pero menos “eficaz”.
En resumen; la próxima del Temboury, directamente no la veré.... Ni la verá nadie, porque es que además, su rollo ya está pasado de moda.