domingo, 31 de octubre de 2010

THE BURROWERS

Lo que aquí tenemos es una auténtica "peli de indios y vaqueros" con un añadido, "indios y vaqueros y monstruos". Ya se suele decir que cuando el western se alía con el fantástico puro el resultado nunca está a la altura. Bien, este film podría representar la excepción que confirma la regla... y si no, por los pelos.
Una familia es atacada y -en parte- secuestrada de noche en su rancho. El prometido de la hija decide ir en su búsqueda, con la ayuda de un grupo de hombres. Todas las sospechas apuntan a los indios, pero ¿y esas extrañas heridas en los cuellos?, ¿y esos cuerpos paralizados enterrados en el desierto?. Al final del camino se encuentra la terrorífica respuesta al enigma.
La primera mitad de esta peli está muy bien, realmente te atrapa y te mantiene en vilo. Sin embargo, desafortunadamente, de la mitad al final pierde algo de fuerza. No es que de pronto se mute a peli mala, tampoco es eso, pero comienza a resultar reiterativa y el descubrimiento del misterio -que ya nos imaginamos- se alarga en exceso. Pero, como digo, eso no la priva de ser un film la mar de correcto, muy bien acabado y con unos efectivos diseños de criaturas (supongo que en algún momento son CGI, pero no canta demasiado... también hay lugar para el látex, y se agradece). Tenemos poco pero suficiente gore y unos cuantos tópicos destruídos, cosa esta que siempre es motivo de alegría. Los buenos no lo son tantísimo, ni tan efectivos en su cometido, y a los malos nadie les garantiza que vayan a pagar por sus fechorías. Tras toda la ficción, hay una notoria denuncia contra el racismo, especialmente las matanzas de indios perpetradas por americanos en aquellos tiempos. De hecho, el inesperado desenlace va muy acorde a ello, y resulta tan impactante como efectivo.
El reparto está plagado de rostros segundones pero familiares, como los de Clancy Brown ("Los inmortales", "Cadena Perpetua", "Starship Troopers"), William Mapother ("Misión Imposible 2", "El Grito"), Jocelin Donahue ("The house of the devil") y Doug Hutchison, que como hiciera en "La milla verde" o "Punisher: War Zone", da rienda suelta a su especialidad: tios repulsivamente malvados.
Por lo visto, la peli es la versión cine de una mini-serie previa parida por el mismo equipo y el spin-off de un corto del mismo director ("Blood Red Earth") J.T.Petty, también responsable de la tercera entrega de "Mimic" y que originalmente destacó por un primer film de terror, raro, inquietante y efectivo (y sin a penas diálogos) que tiene estatus de culto, "Soft for Digging".
Lo dicho, "The Burrowers" resulta efectiva, sin ser redonda.

viernes, 29 de octubre de 2010

GREETINGS

Un individuo que no quiere ir a la guerra de Vietnam ni de coña, es aconsejado por dos colegas suyos, que le proponen que, o se haga pasar por mariquita, o finja una enfermedad. Esto da pie a un montón de absurdas conversaciones.
La peli, una de las primeras de Brian De Palma y la primera que interpreta Robert De Niro, está considerada, anecdóticamente, como una de las peores películas de la historia. Esta denominación, en absoluto viene a cuento, entre otras cosas, porque el asunto ha venido con el tiempo: En su momento la vieron cuatro gatos, y luego pasó al más vil de los olvidos, pero claro, como es de Brian De Palma, y con Robert De Niro, con los años, y la fama de estos dos, un grupito de críticos, se han tenido que reir de la película (¿Quizás para relanzarla?). Obviamente, se basan en nada, porque el producto es más amateur que profesional, y completamente deudor del Underground que en los USA se hacía en esos años. Y a parte de eso, no creo que la película sea en absoluto mala.
La peli está resuelta a base se conversaciones, una detrás de otra, totalmente surrealistas y no especialmente graciosas, y está envuelta en un alo de “todo vale”, es decir, que se nota mucho que los diálogos están improvisados, y que tampoco importa excesivamente si De Niro mira a cámara compulsivamente. Un par de osadas y (también) surrealistas escenas tórridas, y un montaje con miles de cortes, en planos fijos: las conversaciones, no tienen ni un solo plano contra plano.
Quizás, esta peli ha sido vapuleada, porque no es un De Palma al uso. Aquí se aboga por la espontaneidad y, un poco, la chapuza, la historia no es del todo importante, y si lo es la estética (en este caso una estética del todo undergroud, pero porque es una película underground…) y no por todo el espectáculo mainstream que nos ha ofrecido después, con milimetrados montajes y grandiosas escenas llenas de espectáculo. Pero claro, esto es otra historia, nada que ver con el resto del cine de De Palma, este es del De Palma primerizo y hippie, que si sabía algo de técnica cinematográfica, en esta película, hizo todo lo contrario, y a mi eso, me parece muy grande. Por lo que a mi respecta, esta película me ha gustado y mucho.
No obstante, que crean que es una mala película, no es óbice para que las distintas distribuidoras traten de hacer negocio con ella, por eso, de los cientos de posters promocionales que posee esta película, he elegido dos: el original con el que se estrenó la película, en que Robert De Niro ni aparece en los créditos, y lo que se vende es el concepto “película social y sexual”, y el de una reciente edición en DVD, donde no solo se vende la imagen de De Niro, sino que además nos la venden como si fuera una peli de De Niro actual…. Menuda Jeta. ¿Os imagináis el careto del que pique con esto?

miércoles, 27 de octubre de 2010

UN PASEO POR EL LADO OSCURO DE HOLLYWOOD

De los escritores cinematográficos que pueblan las páginas mas comerciales, sin duda mi favorito es el tristemente fallecido Miguel Ángel Prieto, autor de aquella obra maestra titulada MALDITAS PELÍCULAS.
Unos años después de su muerte, su editorial publica, creo que por primera vez, su primer libro, este, que si bien nos enfrentamos a una lectura amena, si ya has leído MALDITAS PELÍCULAS, este se queda un poco desfasado, puesto que las leyendas negras mas interesantes de Hollywood, ya vienen y mejor explicadas en el otro libro.
Claro que esté está escrito en 2003, y creo que nunca fue publicado, así que hay que verlo con otros ojos.
En definitiva, el libro cuenta en forma de grupos y listados, las muertes, escabrosas o no, más significativas de la historia de Hollywood, los asesinos de Hollywood, los acosos y acosadores (¿Sabían ustedes que Sean Young, enviaba muñecas ensangrentadas a James Woods, cuando este la abandonó…? ¡Sorprendente¡) y todo aquello que tenga que ver con el morbo en cuanto a las estrellas, viene bien explicadito y bien entretenido.
A destacar, el pasaje sobre el caso de O.J. Simpson, que visualizamos como si viéramos una película, o el caso, tan demencial como estúpido de Robert Blacke y su famoso “Fui a buscar mi pistola al restaurante”. Un autentico zoquete.
Las pegas son, que se centra demasiado en viejas estrellas del cine mudo o de primeros años del sonoro, que el espectador medio y/o joven no conoce (ni le interesa). Por otro lado, tiene demasiada foto enorme a más de media página, y un número ridículo de las mismas, con lo cual en un par de sesiones nos leemos el libro entero.
¿Qué por qué aparece este libro ahora, y no en 2003? No fucking idea, pregúntenselo a los de la editorial.

martes, 26 de octubre de 2010

I´M STILL HERE

Si compráis habitualmente revistas sobre cine (o del corazón, que yo esto lo he visto hasta en el “Pronto”) os sonarán ciertas noticias sobre Joaquim Phoenix, sobre que abandonaba el mundo de la actuación porque ya no soportaba mas la presión, y noticias sobre su físico (considerablemente gordo y desaliñado) y su estado mental, y sobretodo esas pequeñas columnitas que nos avisaban de que Joaquim Phoenix lo dejaba todo para dedicarse a hacer rap, una música que no le pega ni con cola. “Excentricidades de los de Hollywood, ya volverá”, pensé yo.
El tema es que en España, en la prensa rosa, como en todo, andamos a años luz, y como el grueso de los españolitos medios, ni siquiera saben quien es Joaquim Phoenix, pues esas noticias no han trascendido, pero en los USA, la cosa se ha convertido en un circo. Las apariciones televisivas de Phoenix con su aspecto decadente y diciendo que todo es una mierda y que quiere rapear, en menos de un año, lo convirtieron en un “Friki” mediático; los espectadores se reían de el, como se rien aquí del “pozí”. ¿Entienden el simil? Bien, el tema es que Joaquim Phoenix junto con su cuñado Casey Afleck (hermano de Ben Afleck), se han estado mofando de una nación entera, mientras se lo pasaban de puta madre rodando este falso documental, en el que vemos la trasformación, desvaríos y rapeos de uno de los actores mejor considerados de la escena de Hollywood. Resulta que todo era un montaje, con el fin de realizar este documental de tres duros, con Ben Stiller y Puff Daddy como compinches en este asunto, para hacerle creer al mundo que Phoenix se había vuelto loco, cuando en realidad, lo que estaba haciendo era la actuación de sus vida.
La gracia está, en que como rapero, a parte de no ser creíble (es una estrella de hollywood, de pasado hippie y nómada), es un manta, vaya, que rapea peor que un perro, y su obsesión por meterse de lleno en ese mundo, deja perplejos a todos. De antología el momento en el que Edward James Olmos va a su casa, a ver porque demonios a decidido dejarlo todo y empezar de nuevo en un mundo que no es el suyo, y escucha atentamente, las violentas y obscenas rapeadas que salen de la boca de Phoenix, sin ningún estilo ni ritmo.
Muy divertido e interesante, y doble logro, porque como he dicho es divertido, a pesar de que el tono del documental es dramático, claro, está retratado toda una tragedia…
Con el estreno, tuvo que destaparse el bulo, que no se como ha sentado el tema, pero lo que está claro es que Phoenix, va a tener que pelear un poco para volver a recuperar su estatus, la jugada les ha salido bien, han conseguido su objetivo, y han conseguido un cojonudo falso documental (Si es que sabes de que va la vaina), pero igual, estos bromistas acaban pagando las consecuencias…

SEXANDROIDE

A mediados de los 80 se puso de moda en Francia la reivindicación y puesta al día del Gran Guiñol. Es decir, representaciones basadas en el puro efectismo y la truculencia más gráfica, originarias del 1908. Tal modernización recayó en manos de dos de sus más destacados colectivos, "Les Necrophages" (ver foto) y "Le Petit Mescal". Esta peña montaba sus shows en discotecas, usando música rock de fondo y mostrando las mayores y más salvajes atrocidades a base de pura magia y efectos especiales la mar de efectivos. En ocasiones, y como señal de éxito, lograban desmayar a unos cuantos de sus espectadores.
En concreto la compañía de "Le Petit Mescal" gustaba de mezclar la sangre y la violencia con el erotismo, cosa esta que incrementaba el "mal rollo" de sus espectáculos. Más que erotismo, diría yo que sadomasoquismo. Con hembras en cueros recibiendo sonoros castigos. Muy bien debería irles a la pandilla cuando, en 1987, decidieron rodar un vídeo que mostrara sus capacidades, y eso es "Sexandroide" (¡¡que gran título!!), donde en menos de 60 minutos veremos, mediante crudo -y maravilloso- formato electrónico, tres de sus más celebrados números.
En el primero, un tipo practica vudú a distancia con una churri de buen ver. Esta, afectada por unos primeros dolores, corre hasta el lavabo donde acabará de sufrir toda la tortura, sangrando por la entrepierna y todo. El segundo sketch es el mejor, el más largo y el más gore de todos. Primero vemos a otra moza bailar en un escenario gótico, rollo castillo de Drácula. Rápidamente, entra en escena un tipo deforme (de simpático maquillaje) quien despelota a la muchacha, la ata a una silla y comienza a clavarle agujas por las tetas (esto diría yo que es auténtico), atravesarle la lengua, sacarle un ojo, humillarla, azotarla y matarla, todo ello entre gritos (los berridos y gemidos son a base de doblaje, lo que le da cierto tono cómico) y mucha mucha sangre. Al estar grabado todo en un mismo lugar y casi en planos secuencia, su origen teatral canta a la legua. Y finalmente tenemos el tercer y peor sketch, el más aburrido. De entrada el escenario es el mismo. Atendemos a un velatorio. El tio del ataud se levanta, despelota a la viuda que le llora, y le pega un bocao en el cuello (es notable aquí la utilización de un efecto de sonido muy gracioso que yo mismo tenía en una vieja cinta de cassette, una recopilación de efectos terroríficos cortesía de la BBC e ideal para tus cortos caseros). Una vez convertida en vampira, la hembra se pega un baile bastante largo y chapas a base de... ¡¡Tina Turner!!. Para rematar el asunto, el sketch termina con un chiste la mar de chorra.
Como nota curiosa destacar que a lo largo del vídeo oímos varios temas musicales extraídos del soundtrack de "Creepshow".
Y poco más. A ver, sin ser la diversión personificada en imágenes, hay que reconocerle un encanto a "Sexandroide", por rara, por demencial, por extravagante y por corta.
Recomendada a curiosos y entes no excesivamente impresionables.

lunes, 25 de octubre de 2010

PARANORMAL ACTIVITY 2

PARANORMAL ACTIVITY, es una película, que no da lugar a una secuela, no le veo sentido, se supone que son unos vídeos que encuentra la policía en los que vemos equis hechos paranormales y punto. ¿Una secuela? ¿De qué?
Por otro lado, si se repite la formula de la primera, ya vas prevenido, así que ¿Dará miedo? Como un machote he entrado a ver la película esta tarde, “Ya se como va el tema, a mi no me pillan esta vez”, pensé yo. ¿Y se repite la formula de la primera? Más o menos.
Seré comedido, porque cualquier comentario que haga de la película, puede ser un “spolier” y esta es una peli con muchas sorpresas, que no debemos “Spoilear”.
La acción transcurre seis meses antes de que Mica (el prota de la primera) caiga asesinado por el ente paranormal que ha poseído a su novia. Estamos en la casa de la hermana de esta, con su bebé, su hija mayor y su marido. Alguien les ha destrozado la casa y deciden poner un circuito cerrado de cámaras de seguridad por toda la casa. Bien, los protas graban en vídeo, así que vemos la película, no solo a través de lo grabado por la videocámara de mano, si no también a través de las seis o siete cámaras de seguridad repartidas por la casa, y como es de suponer, empiezan a sucederse los ruidos y las caídas de objetos.
Esto, es una putada desde el principio, porque le resta realismo a la peli, es decir, que vemos la acción a través de las cámaras de seguridad, pero ¿Por qué la oímos, si no han instalado micros? Ok, pues por eso, me he rallado en los primeros minutos de la película, hasta tal punto, que me he levantado para irme de la sala. No es que sea amigo del realismo, pero si que lo exijo en PARANORMAL ACTIVITY, porque este es el que hace que me cague de miedo, motivo por el que elijo ver esta película. En el momento que oigo el sonido de las cámaras de seguridad, me parece una tomadura de pelo.
Menos mal que no me he ido y he aguantado, porque la peli, consciente de que no puede competir con su predecesora, opta por dejar a un lado ese realismo de cámara de vídeo, ser mas efectista, mas de ficción y centrarse en la historia, sin por eso desprenderse de la esencia de la película. Como consecuencia, la cosa da menos miedo, pero sin embargo, al hilar el asunto magistralmente, se nos van desvelando cosas que tienen relación directa con la primera película, nos interesa y nos engancha, aunque por ello sacrifiquemos el nerviosismo que provocaba la primera. Claro, que para rizar el rizo, cuando ya le tienes pillado el rollo a la peli, vuelve ella solita, y sin que el espectador se de cuenta, a los derroteros que la hicieron famosa, y de nuevo, en un spring final terrorífico, te cagas de miedo como en la primera. En mi opinión, ha sido la manera más inteligente de solucionar una secuela… y mas cuando esta no viene a cuento. Han conseguido que esto cobre sentido y encima, más negocio, porque ahora sí, se puede dar lugar a montones de secuelas.
Me gustaría desvelar los secretos de esta ¿Saga?, pero es mejor que la veáis. ¿A la altura de la primera? Si. Y cómo película de ficción incluso mejor.
Por ponerle una pega, quitaría de golpe y porrazo el desenlace. Si hubiera acabado cinco minutos antes, si hubieran cercenado el final, que es MUY CHORRAS, hubiera sido redonda.
Ahora si, mas consciente de su condición de película de éxito, si que hay títulos de crédito al final, y se acredita al director, Tod Williams, sin nada destacable en su filmo, que se hace con el control de la peli sin problemas, consiguiendo lo mismo que consiguió Oren Peli el año pasado: La mejor peli de terror de lo que llevamos de año.
En USA, por lo visto está siendo un bombazo en taquilla… se estrenó el Viernes, igual que aquí, y creo que ya ha duplicado su coste.
Como frikada, solo decir, que igual, en la idea de colocar varias cámaras en la casa (aunque en este caso no sean de seguridad) se la hayan robado la idea a quienes robaron la idea ( me refiero a “The Asylum”; como no podía ser de otra manera) en PARANORMAL ENTITY, esa graciosa bastardada, porque ya se sabe, que quien roba a un ladrón…

MUÑECO VIVIENTE

Producción amateur del Uruguay, de aquellas que por extraños motivos gozan de distribución videográfica, y que cumple con todos los clichés del “Cine guay” que realizan aquellos que en realidad no tienen ni idea de cine, es decir, producto mini–DV hecho por individuos flequillosos y con camisetas a rayas.
Un chaval, vive traumatizado con la presencia de un muñeco de acción que cobró vida hace años, y que no le deja en paz desde que era niño. Da igual la manera de la que intente deshacerse de el, este siempre vuelve. En una extraña reunión de imbeciles, el muñeco dará cuenta de estos.
En principio, esta peli tenía todas las de que a mí me entusiasmase, por varios factores; la precariedad con la que se filmó, la temática (soy un gran fan de las pelis de muñecajos asesinos), la nacionalidad… vamos que se me hacía la boca agua solo de pensar en ella. Una vez puesta en mi reproductor, la película me cae gorda desde los títulos de crédito iniciales, por culpa de un estúpido gag en los títulos de crédito, en el que aseguran que la película no ha recibido el apoyo ni de Nintendo, ni de coca-cola, ni de otras famosas empresas, que suelen promocionar cosas de estas. Un chiste tonto, muy de universitario, que ya manipula mi juicio hacia la peli. Muy curiosa tiene que ser para que yo no me la cargue. Pero no. Es una peli realizada por, y para gilipollas de aquellos que, seguro, se hacen pajas como monos viendo MACHETE.
Montada al estilo video-clip, con tropecientos planos metidos a toda velocidad, (La topica influencia Guy Ritchie) se nos presenta a una serie de personajes, que en un intento de hacerles parecer “cool” (La típica influencia Tarantino) acaban pareciendo patéticos. A eso añádanle el montón de elementos “retro-ochenteros” con los que se les adorna, vease, juegan a la Nintendo 8-bits, usan gafas 3-D de aquellas bi-color, el logotipo de LOS CAZAFANTASMAS, el poster de Indiana Jones… todo lo posible para que se vea lo guays y post-modernos que son, a pesar de que por edad, estos LOS CAZAFANTASMAS o Indiana, los han visto por primera vez, ya en DVD.
El responsable de esto, Maximiliano Contenti, está mas preocupado por mostrarnos todos esos elementos ochenteros, por montar ese material de manera dinamica y por dotar el resultado de un aspecto “cool”, que por ofrecernos una película minimamente divertida, parece que los elementos secundarios de la misma, sean mas importantes incluso, que el chabacano muñeco del que se sirve en el título, que al final es una excusa para filmar su vieja Nintendo y quedar como el mas “retro-chachi-guay” de la “Uni”, y la verdad, a mí todo eso de da asco y me ofende profundamente. Y lo peor, es que Contenti, ni siquiera es consciente de lo repugnante que es su película.
Y el colmo de la cara dura: Al final de la película, hay un edificio que explota, y que, cutre o no, contiene una explosión generada de manera infográfica. Esto desemboca en que para emular el edificio derruido, se vayan a grabar a un lodazal que da el pego perfectamente. Algo premeditado y que necesita una preparación. Ya solo la infografía, requiere de una planificación, por mínima que esta sea. Bien, pues tienen la poca vergüenza de poner en los títulos de crédito, que la película ha sido totalmente improvisada. Este mentecato, no ha improvisado en la vida ni a la hora de hacerse pajas. ¿Qué entenderán por improvisación algunos?
Para mas tontera, otro clásico: el de poner chorradas en los títulos de crédito finales y hacerlos largísimos, con el típico “Si has llegado hasta aquí, te mereces un premio”, y chorradas de esas. Eso lo he hecho hasta yo. Así que ustedes juzguen.
En fin, una porquería que me a ofendido. Así que ahora, ofendo con esta reseña al tal Maxi.
¡Ah! y encima, es horrorosamente aburrida.

8213: GACY HOUSE

Si ya digo yo que el formato "falso documental de terror" es un chollaco para todas aquellas productoras interesadas en gastar lo menos posible. Pille usted a cinco actores con cinco cámaras de vídeo, métalos en una casa y ala! a grabar!. Muy bien debió de irles a los chicos de "The Asylum" con su aburrida "Paranormal Entity" que decidieron repetir la jugada con otro producto de parecida calaña, este "8213: Gacy House". ¿Y por qué John Wayne Gacy y no algún otro asesino en serie famoso ya fallecido?... ¿lo ha motivado razones comerciales, o es que a los productores les daba especialmente miedo este gordo hijo de puta que se disfrazaba de payaso para cazar jovencitos, magrearlos a fondo, matarlos y enterrarlos en el sótano?. Ni fucking idea.
Hace bastantes años que la casa en la que Gacy cometió sus fechorías fue derruida. En su lugar construyeron otra vivienda. Un grupo de cazafantasmas deciden pasar la noche allí para captar fenómenos sobrenaturales. Obviamente, estos se dan y la panda termina completamente exterminada. Suerte que lo grabaron todo y la policía de la zona le confió el material a los chicos del Asilo para que hicieran su película totalmente verídica y sin créditos finales. Claaaro.
Bien, hay unas cuantas cosas que se cargan el posible realismo y la posible atmósfera. Para empezar, los elementos puramente exploitation. Una pava rubita que no aporta nada y solo está ahí para que uno del grupo se la folle y lo veamos por una de las múltiples cámaras colocadas en la casa (¿a quien no le entran ganas de fornicar en plena caza de espíritus?). Luego, una medium de grandes tetas a la que, oportunamente, un fantasma le pega un bocao en una de sus suculentas ubres (¿pero no le gustaban más los jovencitos a Gacy?), la mujer nos la enseña y, ¡zasca!, plano detalle. Pero tranquis, que más adelante volverá a quedarse en top-less. Más chorradas: Cuando el fantasma del asesino hace su aparición, ¡suena una música rara!, vamos, que el muchacho lleva consigo un radiocasette para que todos le oigan venir. Y ese viento con regusto a efecto de sonido que mueve las cortinas. Aunque lo mejor es que al fantasma de Gacy le mola mandar a tomar por culo a los parapsicólogos mediante psicofonías.
También tenemos una absurda levitación y, en fin, la verdad es que los momentos de miedo consiguen un 50% de escalofrío y un 50% de risas. Resultan bastante ridículos. Una lástima, si los muchachos de Asylum hubiesen evitado tirar menos por lo efectista, tal vez les habría quedado una cosa más aterradora... pero no, en ese campo le gana "Paranormal Entity", aunque esta era muchísimo más lenta y aburrida. ¿Significa esto que "8213: Gacy House" no es plomiza?, ¡¿lo preguntas en serio?!, ¡¿pero qué película de "The Asylum" no dormiría hasta las cabras?!... el aburrimiento forma ya parte de la idiosincrasia asilera.

sábado, 23 de octubre de 2010

TAL PARA CUAL

En un intento por volver a poner de moda a la pareja que ya lo estuvo cinco años atrás (con la sobrevalorada GREASE), se ideó esta estupidísima, pero por otro lado, muy divertida comedia romántica con componentes fantásticos, que lejos de encumbrar a nuestros protagonistas de nuevo, como era intención, los hundiría en el más repugnante fango. La peli fue un fracaso tanto de crítica como de público.
John Travolta, que aunque no dejó de trabajar nunca, si que fue relegado a un segundo plano, rodando a partir de esta folletines que rozaban la serie B (la que nos ocupa, sería un digno precedente) y ya no saldría de ese foso hasta que Tarantino decidió sacarlo de ahí, y Olivia Newton-John protagonizaría su ultima película, puesto que el cáncer la retiró de los escenarios una temporada hasta entrados los noventa, que recuperada, volvería para hacer papelitos poco relevantes en telefilmes y grabar discos que ya nunca encabezarían las listas de éxitos. Esta puñetera película, se los cargó.
Dios está muy cabreado con la humanidad, así que decide enviar a la tierra un nuevo diluvio. Unos Ángeles que trabajan para el (encabezados nada menos que por Scatman Crothers y Charles Durning), logran convencerle para que no lo haga. Para no hacerlo, la condición que pone, es que un inventor de tres al cuarto (Travolta) que acaba de robar un banco para pagar sus deudas, sacrifique su vida por la cajera a la que a atracado (Newton-John) y viceversa, con una semana de plazo. Pero para complicar aún mas la cosa, el diablo (Un decadente Oliver Reed) lo pondrá todo un poquito más difícil.
En su momento, era una película más que disfrutable, de aquellas que veía una y otra vez sin descanso, ofreciéndome siempre un funcional entretenimiento. Pero con las mismas, el otro día caí en la cuenta de que no me acordaba ni de un solo fotograma de la misma, así que fue un buen momento para verla. A medida que la veía, ya sí fui recordándola con suma facilidad.
Material de uso, disfrute y visita rápida al Water Close. Con la misma facilidad que se ve, se olvida. Eso sí, veinte años después de su ultimo visionado (calculo) ¿Cómo es hoy el visionado de la misma? Totalmente desfasado. Desde el aspecto de los protagonistas con esos cabellos cardados, esos calentadores, esas camisetas cortas y esas gafas de sol azules con un rayo que cruza por el medio (y que luego resultan ser comestibles), hasta la banda sonora con esos tempranos sintetizadores, que por momentos nos recuerdan al gitano de la cabra. La verdad es que da vergüenza ajena ver todo eso. Es tan de los ochentas, que parece una película actual en la que se exagera ese aspecto ochenteno… pero no, es una peli de la época. Travolta y la Newton-John, representan el joven medio americano del año 83, con esas pintajas y esas mentalidades… al menos en las películas.
Pero entretenida lo es, y un rato largo… quizás los tiempos que corren hacen dificultoso ese disfrute, pero si lo piensas fríamente, en la época, no se le podía pedir más a una comedia romántica. Al menos, les metían algo de chica en el argumento, que las de ahora, no tienen ni imaginación…
Dirige Jon Herzfeld cuyo último trabajo ha sido dirigir el making of de LOS MERCENARIOS, y el cual, le ha dado violentamente al telefilme entre medias de esto y la peli que nos ocupa, haciendo un paréntesis en 2001 para dirigir una de las peores película de Robert De Niro: 15 MINUTOS.
Una película maldita, sin duda, esta TAL PARA CUAL.

viernes, 22 de octubre de 2010

THE ALIEN DEAD

Fred Olen Ray, es un individuo, un mecenas en lo suyo, que aunque me cae simpático, nunca he sido seguidor de su carrera. Si que he visto algunas de sus películas, pero no han llegado nunca a despertar mi vena fan. Pero claro, es que nada de lo que había visto, tiene que ver con su opera prima, THE ALIEN DEAD. Todo lo otro que yo he visto, exceptuando las ultimas, tienen un look mas tirando a profesional, o al menos, intentando imitar el look del cine mas mainstream… que lo consiga es otra cosa pero tiene sus travelings, sus focos, o al menos sus trípodes, pero THE ALIEN DEAD, es genuina, solo cuenta con un puñado de actores amateur, alguna estrella de los años 40 en decadencia, una caja de maquillaje y una cámara de 16mm…. y ni puta idea de hacer cine.
Una vez vista (y ya era hora, ¡cojones!) he de decir que sí, me ha gustado (Como peli mala/buena) pero que lamento enormemente no haberla visto hace unos quince años, porque el listón de peli mala a día de hoy está muy alto, y a esta, como a MAL GUSTO, por ejemplo, les pasa lo mismo. Que ya no parecen tan malas.
También, considero que THE ALIEN DEAD, es mas disfrutable en parroquia, que a altas horas de la madrugada y en solitario; el aburrimiento es considerable.
Resulta, que por culpa de un meteorito, un grupo de personas acaba convertida en monstruos acuáticos que habitan en un lago, así que entre dialogo tonto sobre cocodrilos gigantes, y entre monólogos estúpidos que reivindican situaciones extremas para no aburrirte cuando eres periodista (impresionantemente costrosa puesta en escena), los monstruos (tíos con caretas o tías con maquillaje de la señorita Pepis), dan violenta cuenta de aquellos y aquellas tetonas que osan rondar aquel lago.
Pero hasta que llegan los momentos de divertida chicha, tienes que zamparte los diálogos. Que cosa mas estúpida e incoherente… puedes encontrarle la gracia, si, pero como son tan largos, acaban cansando.
A todo lo precario de la producción, hay que decir que la estética que se consigue con el 16 mm. sin saber utilizarlo, me resulta fascinante, al igual que la iluminación natural ( ¿O debería decir la no-iluminación?) que otorga ambientaciones extremas, como esa secuencia en la que una bañista en top less, se pega un bañito. Es tan rara la iluminación, que las aguas en las que se baña, parecen mierda, y tan marrón todo, que no sabemos distinguir si es de día o de noche. Y eso no lo consigue ni el mejor director de fotografía del mundo, solo lo consigue un jovencito Olen Ray.
Y en mi vida he visto una película, en la que la cámara al hombro se mueva tanto… claro las de 16 mm. deben pesar lo suyo.
Un clásico, al cual se darle el valor que tiene, pero que, se me antojaba más divertida, aunque vista en otras circunstancias, puede ser que mi opinión hacia ella, cambie para mejor. Tiene todas las papeletas. Y es que la serie Z, es la serie Z y THE ALIEN DEAD, es mucha serie Z.
Por cierto, POSESIÓN IFERNAL, THE EVIL DEAD en su versión original, ¿Debe su título a una posible influencia de esta peli? Naxo, contéstame en los comments ¡Gracias!

Actualización (25 / 8 / 2014):
Respondiendo a la última pregunta de la reseña, y a lo que se parlotea en los comentarios, dejo aquí esta estupenda y clarificadora caratula pirata....



jueves, 21 de octubre de 2010

Hardware, programado para matar

La Terminator de los 90 dicen, si claaaaro. Es una pena porque el argumento podría haber dado de si, pero Richard Stanley, el director, no ha sabido aprovechar lo que tenia entre manos, que tampoco es que fuera la repanocha, y tuvo que echar mano de trucos cutres como cámaras lentas o escenas en las que no pasa absolutamente nada, para alargar la duración hasta los 90 minutos. Y lo dicho, es una pena porque en la película hay cameos de músicos bastante conocidos como Iggy Pop haciendo de un locutor de radio, Carl McCoy cantante de Fields of the Nephilim y Lemmi de Motorhead, además tiene un robot asesino, joder tendría que haber sido un éxito, pero no. Y eso que la película gano un premio a mejores efectos especiales y otro al director, incluso fue nominada en Sitges a mejor película, no gano, claro.

En un futuro próximo, el holocausto nuclear ha devastado ciudades enteras convirtiéndolas en desiertos, y las que han salido adelante son nidos de ratas y periódicos viejos por las calles. Aun así el gobierno sigue funcionando. La chatarra es la forma de vida de mucha gente, y nuestro protagonista es uno de esos chatarreros. Haciendo un trato con un desconocido, compra los restos de lo que cree es un robot de mantenimiento, el lo quiere para regalárselo a su novia escultora. Mos (el prota, Dylan McDermott) vuelve a la ciudad para entregarle su regalo a la novia, y descubrimos que esta esta medio loca, vive encerrada en su piso y tiene pánico a la radiación. Aunque no lo explican en la película, se la ve deprimida, y en una conversión con Mos y cuando este coge una foto de una niña, sospechamos que tuvieron una hija que falleció, pero solo se supone, ya que no lo dicen. La cuestión, la tia coge la cabeza del robot, le pinta una bandera de los EEUU y la coloca junto a sus obras de arte. Lo que nadie sabe (aun) es que ese robot es una maquina de matar que se puede autorreparar. Así que cuando Mos es avisado por su contacto chatarrero y acude a reunirse con el, el robot toma vida e intentara arrancar la de la escultura, que como vive encerrada, y su ordenador esta controlado por el robot, no puede salir.

Cuando la comparan con Terminator no creo que sea solo por el robot (que se le parece en cero coma) sino por un par de similitudes que no puedo desvelar porque fastidiaría la película al que no la haya visto, pero vamos que si hay curiosidad, la veis y luego en comentarios hablamos de estas similitudes. Aunque aviso, se hace larga porque realmente la historia daba para unos 60 minutos escasos, pero se alarga con las escenas del amigo drogata de Mos y lo dicho, alguna cámara lenta y mucho plano contemplativo que no viene a cuento. Puede que lo mejor de la peli sea el pervertido que espia a la chica desde el edifico de enfrente, y sale poco. Yo me aburrí y eso que todo lo post-apocalíptico me encanta. Vosotros mismos.

miércoles, 20 de octubre de 2010

DAHMER, EL CARNICERO DE MILWAUKEE

Casi nunca suelen fallar los biopics sobre “Serial Killers” reales, bien porque es un tema que espabila la creatividad, bien porque hay chicha (nunca mejor dicho) de donde sacar.
DAHMER, es el biopic de Jeffrey Dammer, mas conocido como “El carnicero de Milwaukee”, homosexual latente, pervertido y asesino, que entre 1992 y 1994 se despachó a unos 15 mariquitas a los que primero drogaba, después penetraba, después jugueteaba con ellos (un taladrillo por la cabeza, una sacadilla de tripas) para después volver a penetrarlos. Tras su detención, en el talego los mismos presos se lo cargaron por guarro.
La película, a pesar de estar estructurada a base de complicados flash backs que podrían hacer perderse al espectador, es de visionado fácil y entretenido, si bien es cierto que se nos muestra muy poquito de las aberraciones que practicaba este individuo.
La película, envuelta en un ambiente malsano y sórdido, mama directamente de la madre de todas las películas de “Serial Killers”, que no es otra que HENRY, RETRATO DE UN ASESINO, que sin llegar a su brillantez, si que el tempo y forma de contar nos recuerda un montón a la obra de John McNaughton. Y lo cierto es que casi todas las pelis de “Serials” están influidas por esta, aunque quizás a DAHMER, se le note más aunque ni sea tan escabrosa ni tan gráfica como esta.
La gracia de la película, está en el hecho de que se especula, que uno de los motivos por los que Jefrey Dahmer da rienda suelta a sus sangrientas fantasías, es el asqueroso trabajo que tiene en una fabrica de chocolate, que de estar ahí todo el día metido, se le va la pinza. No me extraña que por culpa de los trabajos de mierda, haya muchos Jefreys Dahmers por ahí sueltos.
Me ha sorprendido para bien, el actor que interpreta a Dahmer, Jeremy Denner, visto recientemente en EN TIERRA HOSTIL, y que será “Ojo de halcón” en la muy esperada THE AVENGERS. Y le aventuro una fructuosa carrera en Hollywood, está a tiempo pues es joven, y hay que decir que en DAHMER, ofrece una interpretación del todo convincente, en todas las etapas del personaje, adolescente y adulto, con una mirada intensa que refleja la enajenación del personaje. Sin duda, el actor, es lo mejor de la película.
En las labores de dirección David Jacobson, que aunque esta película si se estrenó en cines (aunque no en España), el resto de su escueta carrera, está formada por pelis directas para vídeo.
Dahmer, es también el protagonista, de una Frikada muy gorda y buscada por mi, titulada DAHMER VS. GACY, un amoral “crossover”, en el que el gobierno mezcla los adn de todos los “Serial Killers” de Usa, con el fin de crear al asesino definitivo. Maravilloso.

martes, 19 de octubre de 2010

SANTA´S SLAY

Bajo el aspecto de un molón slasher, gracias a la engañosa carátula del DVD, nos encontramos ante una chorrada mayúscula. En realidad, una comedia navideña para toda la familia, en la que, si, hay un Papá Noel asesino… pero no provoca miedo alguno. Tampoco es que sea una comedia desternillante, o sea que navega en aguas de nadie. Lo que si es cierto es que es una chorrada tan intrascendente, que no pasa absolutamente nada por no verla.
Es una lastima, porque si hay algo que me apetezca ver, es un “Slasher”, con Papá Noel incluido. Y a priori esta, tiene los ingredientes hasta en el título. ¿Y que me dicen del amenazador Santa de la carátula? Nada. No se hagan ilusiones. Esto está mas cerca de FRED CLAUS, que de NOCHE DE PAZ, NOCHE DE MUERTE.
Se nos cuenta, que el Santa Claus tal y como nosotros lo conocemos no es mas que un cuento chino, que en realidad, Santa Claus es el hijo de Satán, y es malvado y cruel, pero que en un torneo de no se que extraño deporte, al perder frente a un abuelete, quedó confinado en el limbo durante 1000 años. Pasado ese tiempo, volvería para vengarse del viejo.
En la actualidad el viejo es mortal y vive feliz y contento con su nieto… pero acaban de pasar mil años, y Santa está sediento de venganza…
Tomando la imagen del San Nicolás nórdico, Santa Claus está interpretado por el luchador de Wrestling Bill Goldberg, así que imagínense… este Papá Noel, mata con lo que pilla, dando piruetas, saltos mortales y golpes de Werstling. Lejos de parecerme gracioso, me parece hasta ridículo.
Al abuelo, rival de Santa, lo interpreta el recientemente fallecido Robert Culp, en el que ha sido uno de sus últimos papeles protagonistas. Tampoco es un abuelo convincente, y en su afán por caer el personaje simpático al espectador, resulta todo lo contrario
En el tema gore, la cosa no mejora. Tengan en cuenta que es una película navideña en toda regla. Entonces ¿Hay gore? Si, lo hay, pero uno que no ofende, uno en el que la sangre aparece, pero no salpica, es decir que se queda seca en su herida ¿Me explico?, aunque luego por otro lado, Santa triture, machaque, saque ojos. Han querido reflejar un Santa más bruto que un arado.
Sin duda, lo más simpático es la introducción de la película, donde se nos deja claro que vamos a ver una chorrada, pero que se las promete, al menos divertida, gracias al número de estrellas que aparecen: James Caan, Rebeca Gayheart (LEYENDA URBANA, NADA QUE PERDER, SCREAM 2), Chris Catan (MOVIDA EN EL ROXBURY), Fran Descree ( de la serie LA NIÑERA, JACK, CADILLAC MAN) o Alicia Lorén (EL BAR COYOTE), son una familia supuestamente graciosa, que pronto es masacrada por este Santa Claus. Nada mas acabar esa escena, la chorrada pasa a ser… nada, una sosería.
Se ve, que la película es el capricho del asistente habitual de Brett Ratner, David Steiman que a fuerza de lamerle la polla al director al que le trae cafés y echa mantas en el frío invierno de un rodaje, consiguió que este le financiase una peliculita para el mercado del video, este SANTA´S SLAY. Desde entonces, Brett Ratner no ha vuelto a contar con el para más películas, ni Steiman ha vuelto a dirigir nada más. No me extraña.

NIGHT OF THE DEMONS

Honestamente, nunca he acabado de comprender el estatus de culto del "Night of the Demons" original. En su época fui atraído por su espectacular carátula. La alquilé y quedé prendado ante unos títulos de crédito en dibujos animados realmente flipantes. El arranque prometía, con ese enorme caserón encantado (que molaba más que el de la peli que nos ocupa) listo para una noche de horror. Y al final recuerdo que quedé totalmente decepcionado. El film de Kevin S. Tenney (dire también de "Witchboard" o "Brain Dead", y que en el remake ejerce de productor) resultó ser una imitación sosa y sin gracia de "Posesión Infernal". Pero por lo visto, y para mayor alegría de sus productores, cuajó y con el tiempo salieron dos secuelas más, utilizando al personaje de Angela (la primera chica poseída con su oportuna indumentaria gótica) como reclamo principal (un especie de Freddy Krueger con tetas). La segunda era horripilante, aunque salía una chavala con las ubres más hermosas que he visto nunca. Y la tercera (también conocida como "Demon House") era casi telefilmesca (a pesar de una morbosa felación al cañón de una pistola, que la nueva Angela recrea un poco, aunque mediante botella).
Y ahora, en plena fiebre de remakes de clásicos del horror ochentero, a alguien se le ocurre rehacer "La noche de los demonios". ¡¡¿¿En serio??!!, ¿pero tanto es su culto que merece una nueva versión?. Ya sabéis aquello de que más vale que a la hora de remakear se decanten por pelis mediocres fácilmente mejorables, en lugar de grandes títulos que únicamente puedan estropear. Es evidente que "Night of the demons" entra de lleno en el primer caso... lo curioso es que este remake esté confeccionado desde las tripas de la más rutilante serie B, el mismo gueto al que pertenecía la primera.
La trama de base es la misma, lo que no dice mucho ya que incluso en 1988 resultaba previsible. Noche de Halloween, grupo de jovencitos idiotas se montan una fiesta en un enorme caserón con fama de encantado. Se desatan los infiernos, y el grupo de supervivientes (cada vez más escueto) tendrá que luchar contra los demonios, hasta la salida del sol. Luego hay toda una serie de cambios sutiles que, en fin, tampoco es que sean la repanocha, pero dado la básico del asunto, supongo que podemos agradecerlos.
No se si los parecidos con "Posesión Infernal" son porque la original ya se inspiraba mucho en ella, o porque han querido mandarle un guiño directo. Pero sí, tenemos raíces con vida propia que agarran a sus víctimas, y una sospechosa puertezuela directa al sótano por la que , en un momento dado, asoman unas manos demoníacas.
¿Y qué más nos ofrece este "Night of the demons"?, pues bueno, estética neo-gótica, muchos colorines, una cámara nerviosa del copón, montaje acelerado, soundtrack cargado de rock-metal-gótico (destacan por diferentes y buenos los "Tsol"), todo sutilmente estilizado y con ese tufo sintético propio de estos tiempos. Algo que, por norma, me resulta desagradable. Sin embargo, muy consciente de ello antes de empezar el visionado, aquí lo dejo pasar. Efectos especiales dignos, algo de buen gore (aunque menos crudo de lo que esperaba. Tampoco la versión de Tenney era un cúmulo de atrocidades) y, eso sí, tías buenas y algunas tetas molonas. Se recrean (y se mejoran... o se exageran) los pocos momentos míticos de la peli del 88, como ese famoso lápiz de labios incrustado en un seno.
El reparto es notable (en un sentido "babeable"), Shannon ("American Pie") Elizabeth como la nueva Angela, la tremendísima Monica ("Freddy vs Jason") Keena como la heroína de la función (¡que mala actriz que es la jodida, pero que poco importa!, aunque en "Freddy vs Jason" estaba algo más carnosa que aquí, lo que le favorecía), Tiffany Shepis (scream queen de tercera, que se marca un rol escueto) y, ¡sí!, el amigo Edward Furlong como nota discordante. Hay que ver cómo este menda empeora interpretativamente a medida que crece, a lo largo y a lo ancho... pobrecillo (por cierto, hace unos días sufrí al Furlong y a la Shepis de nuevo juntos en una cosa horripilante titulada "Dark Reel"). Naturalmente, hay cameo para una desmejoradísima Linnea Quigley, vestida igual que lo hiciera en el film-madre. El director no nos interesa... un matao de esos.
¿Resumiendo?, pues no está mal este nuevo "Night of the demons". Vale, le falta el relativo encanto del original (encanto que ha adquirido con los años y por su condición ochentosa, claro, porque cuando la vi en su momento era un producto más del montón), pero la verdad es que le gana en cuanto a entretenimiento, ideas visuales y.... ¡reparto femenino!... cosas estas que, hablando claro, eran muy fáciles de superar.
Recomendada para pasar el rato o ver con los coleguitas.

lunes, 18 de octubre de 2010

JUEGOS INOCENTES

Un grupo de jóvenes, van a pasar el fin de semana al chalet de uno de ellos, donde podrán desfasar con drogas y alcohol, todo lo que quieran. La cosa acaba yéndoseles de las manos, hasta tal punto, que un extraño vecino acaba violando a una de las chicas y por consecuencia acaba ocurriendo un trágico desenlace.
Esto vendría a ser un HISTORIAS DEL KRONEN a la mexicana, con toques mas ficticios y de género, pero que a fin de cuentas, trata de retratar una juventud desarraigada a la que tarde o temprano la diversión acaba pasándole factura.
Bueno, yo vi esto, pensando que era un “Slasher” Mexicano, no se por qué, no debí ver bien el póster, por eso aguanté bastante una peli bastante rollo, con la intención de ver algo bueno (o malo) después, pero no, es un drama juvenil bastante denso, carente de todo interés a pesar de su exotismo. Eso si, para los mas depravados, funcionará, porque tetillas y baboseos varios, haberlos haylos, y para los más cinéfilos un par de momentos muy bien filmados, además de unas cuantas dosis de sangre, que ya la adscriben al género fantástico.
Dirige un tal Adolfo Martínez Orzynsky con otra peli además de esta en su filmografía.

SHARKTOPUS

Podría soltar aquí la trola de que me he zampado "Sharktopus" en Sitges 2010, presentada por su flamante productor, Roger Corman. Pero no, la verdad es que solo es coincidencia que la haya visionado justo ahora, aún calentito su pase por el festival (by the way... si me equivoco que me corrijan, pero en teoría Corman -maestro- y Joe Dante -pupilo- se han encontrado este año en Sitges, ¿nadie lo ha documentado?, ¿nadie dice nada?, ¿acaso hay mal rollo entre ambos?... AVT, la prensa rosa del fandom!). De todos modos, lo realmente interesante de este películo no está en sí mismo, sino en lo que representa, lo que le rodea, lo que significa.
Es evidente que el mercado del cine de género de bajo presupuesto, llámenle serie B o Z, está repleto de buitres. Buitres con corbata que esperan la mínima oportunidad para beneficiarse. Para sacar tajada. Si todo dios echaba pestes de "The Asylum" porque plagiaban a los grandes -y no tan grandes- estudios, las tornas dieron un giro completo cuando estos tuvieron un HIT con la cacareada "Megashark vs Giant Octpus". A partir de ese instante, todas las compañías de parecido nivel adquisitivo se percataron de que, si producir caspillas de tiburones y otros bichos agigantados ya era beneficioso, más lo sería adornarlas con una buena dosis de delirio. Exagerando el tono al máximo. Así pues, al poco de que el mega-tiburón y el pulpo gigante la armaran en el media, comenzaron a surgir una imparable ralea de films de temática parecida, todos ellos con títulos igual de llamativos y rimbombantes y con el padre de los exploiters modernos a la sombra, Roger Corman (más?, "Dinoshark", "Dinocroc vs. Supergator", etc...).
Así pues, "Sharktopus" nos presenta la historia de un tiburón creado genéticamente cuya mitad son los tentáculos de un pulpo. El bicho, controlado desde un ordenador por sus padres, se libera del encierro y se las pira a la playa de México, donde es barato rodar y hay un montón de bañistas dispuestos a ser devorados (aunque la peli tiene sus dosis de gore, este resulta altamente artificial -ese CGI!- e inofensivo). La hija del científico -noooo!- y el guaperas de turno -noooo!- le harán frente. Pongan a un rostro tan televisivo como el de Eric Roberts en el reparto y, ¡alehop!, tienen el plato perfecto.
Todo es típico de una producción Syfy Channel en "Sharktopus", su estética plana, sus efectos especiales informáticos ultra-cutres y cagadas varias (chica que grita con la boca cerrada!!). Hay un cameo impagable del mismo Corman, en el que le vemos observando el culo a una bañista. Esta, que previamente ha encontrado una vieja moneda con un detector de metales, es devorada por sharktopus... ¿y que hace el amigo Roger?, mirar tranquilamente cómo se la zampan, coger la moneda, morderla y guardársela todo feliz, ¡ja ja ja!, maravillosa auto-coña, que, como pasaba en su cameo de "Aullidos", vuelve a jugar con su fama de pesetero. Ahí tenemos una de las cosas buenas de "Sharktopus", que no se toma en serio a si misma, sin por ello recurrir al humor fácil y obvio. El director intenta dotar a su peli de mucho colorido, alegría y ritmo, y aunque apunto está de conseguirlo, finalmente se queda en "una más"... aunque, eso sí, quizás un pelín menos aburrida que de costumbre.
Detalle fricoso: Accidentalmente he descubierto a Brent Huff en un papel minúsculo. Este señor, a finales de los 80, protagonizó algunas películas de Vincent Dawn/Bruno Mattei, tales como "Cop Game" o "Serpiente Sam", ¡ahí es nada!.
En su pase por Sitges 2010, hubo dos cosas que llamaron mi atención. La propia organización del festival, mediante su periódico oficial, ortogaba a "Sharktopus" unos atributos auto-paródicos y delirantemente conscientes que, opino yo, no tenían sentido (aparte de que es evidente que productos de esta calaña no suelen pasarse a lo grande por festivales de cine, y en este caso hicieron una excepción por la presencia de Corman, porque de otro modo "Sharktopus" hubiese ido directo a "Brigadoon", el apartado vídeo del festival). Sí es verdad que, como decía antes, hay cierto sentido del humor y que Corman sabe donde se mete, pero el modo en que lo hace/n queda bien lejos de los guiños, auto-homenajes o referencias "cool" propias de, por ejemplo, Tarantino/Rodriguez. Porque, antes que satisfacer egos o a una audiencia selecta de fans, el verdadero interés de los perpetradores de "Sharktopus" es contentar al público más básico, más masivo, y sacar tajada en el proceso. No se intenta regalar los ojos al aficionado a las cult-movies, sino al señor que pone "Sharktopus" como podría haber puesto cualquier otra cosa, y al que le dan igual Corman, las monster movies de los 50 o si los efectos son CGI o no. Es decir, no estamos ante cineastas que juegan a ser directores de serie B y exploitation, estamos antes cineastas genuinamente de serie B y exploitation que ni pueden, ni quieren, perder tiempo con homenajes o referencias, van a lo que van.
Esto me lleva a la "otra cosa" que llamó mi atención durante el festival, y es que un chaval, un aficionado al cine de terror y etc, se quejaba de que la peli era aburrida y que le hubiera gustado ver, al menos, un tentáculo de goma, algún elemento camp o retro. Por un lado decirle al colega que la próxima vez se fije más, porque, aunque los FX en la peli son un 95% de ordenador, sí hay leves apariciones del elemento látex. Por otro, animarle a que vea más productos del estilo y se percate de que TODOS SON ASÍ. Podemos aplicar a esto la misma teoría antes expuesta. A ningún productor moderno le interesa recurrir al efecto camp retro-cutre del monstruo que huele a disfraz de caucho, él busca el máximo parecido posible -con sus medios- a los efectos que se gastan en Hollywood. Es decir, la exacta filosofía que tenían esos mismos perpetradores de B-Movies en los años 50. Es el paso del tiempo y la frivolidad de la platea moderna la que otorga a esa clase de cine su rollo socarrón, entrañable y risible, pero en aquellos tiempos, como ocurre hoy día, los productores de segunda/tercera no buscan el chascarrillo referencial y el guiño de complicidad aposta. Son más honestos y peseteros que eso.
¿A que nunca hubieráis pensado que un film como "Sharktopus" diera para deliberar tanto?... esa es la grandeza de AVT, amiguitos.
Por cierto, que podéis verla si no tenéis nada mejor que hacer... pero vamos, sin prisas.

domingo, 17 de octubre de 2010

THE LOVED ONES

Desde que "The Loved Ones" - producción Australiana- se pasó en el Festival de Sitges del 2009, que no he parado de escuchar maravillas sobre ella, incluso en esta misma edición, la del 2010, donde se lamentaban porque merecía más suerte y resultaba harto difícil localizarla. Bien, yo lo hice hace un par de días, y ayer noche la vi.
Un chaval jevimetalero atormentado por la muerte de su padre es objeto de los deseos de la chica "rarita" y tímida de la clase. Ella le pide para que sea su acompañante en el inevitable baile de graduación, o de lo que coño sea, pero él ya está emparejado. No la rechaza bruscamente, solo le dice que lo siente y que no puede. Bien, al día siguiente una figura misteriosa secuestra al chaval. Cuando despierta, se encuentra atado a una silla en casa de la chica, que gracias a la ayuda de su abnegado padre (con el que mantiene una relación casi incestuosa), podrá vivir su ansiado baile... aunque sea a base de torturas y humillaciones mil.
Puedo entender por qué esta peli crea tantas pasiones. Y conmigo ha funcionado... pero menos. Vamos, que sí, que es bastante original, está bien hecha, tiene sus momentos de gore notablemente crudos, humor negro, ambientación "high school" (como dicen por ahí) y personajes "malos" especialmente odiosos, más concretamente la chica tímida, a la que pillas mucha manía y realmente gozas viendo cómo sus víctimas se toman la revancha. También mola la sorpresa del sótano y el desenlace, así como las secuencias tipo "Hostel", bastante angustiosas. Peeeeero, eso, que me ha gustado aunque no he flipado, no he conectado con ella mucho, solo lo justo. Tal vez sea porque a mi las historias en las que los adolescentes son presentados como algo más que golfos simpáticos, carnaza de asesinos psicópatas o marginados con fantasías spielbergianas, no me apasionan.
Sin embargo, sí recomendaría "The Loved Ones", por todos sus aspectos positivos/notables, que son bastantes.


PD: Si no lo digo, reviento. El prota me recuerda mucho a Robert Picardo. Es como su versión más joven. Especialmente al papel de Picardo en "Aullidos", no solo por la cara, también por las chollas y por cierto "retoque" facial... frontal... que sufría -aunque de otro modo- Robert en el clásico de Joe Dante. Chorradas... pero me hizo gracia.

viernes, 15 de octubre de 2010

MANSON, MY NAME IS EVIL

En realidad, se trata del telefilme Canadiense LESLIE, MY NAME IS EVIL, cuyo protagonista no es Charles Manson, si no una de sus tontitas y letales discípulas.
A falta de una buena adaptación cinematográfica sobre el personaje, se nos cuela a los europeos esta película, cambiándole el nombre por el de MANSON, MY NAME IS EVIL, se nos mete por los ojos un póster fardón, y como tontos, nosotros picamos.
Sabiendo el engaño, vamos a pasar a la película.
El telefilme está bien, su duración es perfecta (hora y cuarto), y para ser un telefilme, no está mal a nivel “escabrosísmo”, eso si, el asesinato mas famoso de la familia Manson, el de Sharon Tate, esposa de Roman Polanski, es obviado con total impunidad, a pesar de que es el tema que nos interesa a quienes decidimos ver esta película. El demencial asesinato, se queda en un titular de un periódico que reza “La familia Manson asesina a una estrella de Hollywood”, que aparece de pasada, y se centra en los asesinatos de después, pero, y como buen telefilme, lo que ocupa el grueso de la película, es el juicio de las tres “Manson girls”.
Aquí la gracia, y desconozco si basado en hechos reales o no, está en que un joven del jurado, devoto de Dios, buen militar , amante de las buenas costumbres, en definitiva, un Americano de pro, queda cautivado con la sonrisa de Leslie, una de las asesinas, e intenta hacer ver al resto del jurado que en realidad ella es una marioneta ciega al servicio de Charles Manson, y que por lo tanto es inocente.
Como detalle, comentar, que al igual que en LOS VIOLADORES, cuando sus protagonistas, que lucían un brazalete con una esvástica en el brazo, salían al exterior, esta desaparecía, en MANSON, MY NAME IS EVIL, cambian la esvástica por una cruz vulgar y corriente, cuando la familia de asesinos se la marca en la frente. No así en el póster
Dirige una joven “telefilmasta” llamado Reginal Harkema.
Discretita, igual que su visionado.

El asombroso Sr. Bickford

El Sorprendente Sr. Bickford, es una película de animación hecha entre Frank Zappa y Bruce Bickford. Aunque la película data de 1987, bien podría estar hecha en los 60 o principios de los 70, y es que el tufillo a LSD se huele a distancia. Con esto que os digo ya podéis haceros a la idea de que la película no tiene ningún sentido, o si lo tiene debes de estar hasta el culo de drogas altamente peligrosas para entenderlo. Paisajes que se tornan marrones color defecación, para luego aparecer una cara que se ha tragado a un hombre que a su vez se ha tragado a otro hombre y así hasta que pasados cinco minutos vuelve a aparecer otro paisaje, se vuelve a emborronar y nuevas paranoias y colorines aparecen en pantalla.

Llegado un momento la película se acaba, y tu te quedas como estabas, bueno como estabas no, algo mareado y pensando cuanto tiempo de tu vida has desperdiciado viendo semejante locura. Entonces miras el reloj y ves que solo han pasado 60 minutos desde que le diste al play. Vuelves a mirar el reloj, agitas la muñeca y la acercas a tu oido, te levantas y compruebas en el reloj del ordenador la hora, "No puede ser" -piensas. Vas al salón y allí vuelves a ver que la hora es exacta, solo ha transcurrido una hora, pero crees que han sido muchas mas. Solo como método de comprobación abres el movil y ves la hora, aun así y tras tener cuatro o cinco confirmaciones de la hora que es, llamas a algún amigo o familiar y le pides por favor que te diga la hora que es, y el día, no vaya a ser que hayas pasado 24 horas delante de la TV y no te hayas dado cuenta.

Es entonces cuando tu familia empieza a sospechar que tomas drogas ilegales.

Como experiencia psicolelica tiene un pase (pero solo uno), pero si en la TV dan la Doctora Queen, te merece la pena ver la horrorosa serie de la medico del medio oeste, al menos se insinuara medio pecho o algo (siempre y cuando haya un parto, lo que ocurre en uno de cada tres episodios)

Nota: esta reseña se escribió hace 3 años, pero sigue siendo perfectamente valida porque ayer me puse 20 minutos de la peli y me parecieron 6 horas.

ALTITUDE

Ahí va una buena idea desaprovechada, amigos. Que lástima. ¿Unos chavales que se van de finde en una avioneta, se meten en una tormenta y de pronto, son atacados por un monstruo gigantesco estilo Lovecraft?, ¡¡tremendo!!, ¡cuantas posibilidades!..... pues bien, como digo, "Altitude" las desaprovecha todas ellas, de la primera a la última.
Sin embargo, el mayor problema de esta peli no es ese. Lo peor de "Altitude" es su grupo protagonista. Jamás había visto con anterioridad unos jovenzuelos más repugnantes, repulsivos y odiosos. Vayamos por partes. La prota es la típica chavala que de niña perdió a la madre y vive atormentada por ello. Ha crecido y, cómo no, se ha transformado en una tía escultural y guapísima. Su novio, un guaperas tímido de ojos azules que conoce tanto el pensamiento de Jean-Paul Sartre como es aficionado a coleccionar comics antiguos estilo E.C. La rubia -guapa- que lo graba todo con su video-cámara (y que, tras un buen rato de peli dándonos la chapa al respecto, luego se olvidan del aparato). Su novio es un jugador de futbol americano garrulo y chuloputas (piensas, ¿realmente un tío así puede tener novia?... sí, puede, tal y como son las féminas). Y finalmente, el cuarto de la panda, guapo también, que toca en un grupo de rock and roll y lleva el pelo a lo "emo", peinado palante y de lado. Con semejante plantel, el viaje que supone "Altitude" resulta más infernal para nosotros que para ellos.
El caso es que estos gilipuertas pillan el avión y tiran parriba. Entran en una enorme nube negra en la que nada funciona. Los controles quedan inutilizados por un oportuno accidente y se crea el caos dentro del avión. Gritos y berridos y berridos y gritos. Constantes peleas que, llegados a un punto, suenan totalmente repetitivas y comienzas a aburrirte. Bien, llevas 50 minutos y el supuesto monstruo volador apenas se ha dejado ver fugazmente 5 segundos. Llegamos a la hora y poco, y aún no ha salido. ¡¡Bueno, cojones!!, ¿pero donde está?. Pues el bichejo no entra en la ecuación hasta los últimos 20 minutos.... y encima, el motivo de su existencia es tan RIDICULO como el modo de hacerlo desaparecer.
Por el camino nos hemos aburrido muchísimo y nos hemos sentido estafados. ¿Culpa de la falta de medios?, para nada, el acabado técnico del film es bueno. De hecho, lo poco que vemos de la criatura está muy bien facturado. Sencillamente se trata de que los autores se han emperrado en centrarse en los conflictos humanos de los odiosos personajes y en fin... que no les ha salido muy bien. Hubiese sido un detalle que, al menos, no nos engañaran utilizando al ser apocalíptico como reclamo!!.
En dos palabras, decepcionante y aburrida.

jueves, 14 de octubre de 2010

LES 7 JOURS DU TALION

Pues ya ven, convencido estaba yo de que este año no habría reseña de ninguna peli proyectada en el Festival de Sitges. Y aquí tienen una.
Fue ayer, que visité el evento por otros motivos y, nada, un colega me vino, me ofreció su entrada (ya que él no iba a ver la peli) y me dije "¿Por qué no?". Parece mentira, pero este es un ritual muy habitual en esta clase de saraos. Y aquí me tienen, hablándoles de un film del que no tenía ni puta idea. Entré sin saber qué iba a ver, hasta que me senté con un puñado de amigos en un palco (entre ellos, gentuza de "Nekrofilmicos" y "Los Criticonos", ¡saludos perras!), fui debidamente informado y, alehop!, arrancó la proyección.
"Les 7 jours du talion", o "7 Days" como título internacional, parte de una novela de Patrick Senécal, quien harto de la "violencia cool" de Hollywood en lo que fue la algo ya extinta moda del torture-porn con "Saw" y "Hostel" a la cabeza, decidió aportar su versión de los hechos, procurando hacerlo de un modo frío, directo y evitando efectismos. Vamos, apuntando más hacia las consecuencias psicológicas del asunto y mostrándolo con toda su crudeza y fealdad. Sin esteticismos que valgan.
Daniel Grou, director de su adaptación a la pantalla, supo entender las intenciones del escritor, de ahí que haya optado por tirar un poco de la vena del pedante Michael Haneke a la hora de afrontar esta clase de material. El ritmo es muy pausado, muy relajado y la total ausencia de banda sonora incrementa el mal rollo y desprende al film de cualquier posible identificación con un drama de ficción puro, aunque en el fondo, "Les 7 jours du talion" no deja de ser un thriller standard, con la policía investigando contra-reloj y todo. Es en la forma donde es distinto.
La historia mola. Un médico pacífico y buencha, ve como su querida hija pequeña es violada y asesinada por un pederasta chalao. El tio, sin arquear la ceja, no duda en secuestrarlo -una vez la poli lo ha pillado y tiene pruebas irrefutables de que es el culpable-, llevarlo a una choza y torturarlo durante seis días, anunciando a la policía que en el séptimo, y coincidiendo con el cumple de su difunta hija, lo matará. Al ser médico, el muchacho tiene muchos métodos de inflingir dolor y evitar la muerte.
A partir de ahí, ya os lo podéis imaginar, un carrussel de locura total cuesta abajo. Sí hay alguna que otra escena fuerte, con su gore y todo, pero tampoco es una constante... aunque funciona a la hora de transmitir angustia (y más sin música que lo parapete, solo crudo silencio o los incontrolables berridos de la víctima). Curiosamente, el público respondía con aplausos y ovaciones cada vez que el justiciero inflingía dolor al asesino... algo que no se yo si estaría en la agenda del director.
Total, que aunque la peli se toma su tiempo para todo, está un rato guapa, no aburre (apunto está de hacerlo) y cuenta con un final seco y contundente maravilloso, como a mi me gustan.

miércoles, 13 de octubre de 2010

STAUNTON HILL

Cuando el mayor aliciente de una peli es que el director es hijo de otro director famoso y respetado, vamos mal. En el caso de "Staunton Hill" tenemos a Cameron Romero, cuyo padre no es otro que George A. Lo curioso es que no es este su film de debut, pero por lo visto sí el que ha hecho "más ruido" (entre muchas comillas, se comprende).
¿Y de qué va?, pues básicamente es la enésima vuelta de tuerca a "La matanza de Texas" con toques de "Hostel". Digo yo que, puestos a copiar, le hubiese salido más a cuenta hacerlo de su padre... entre otras cosas, por el buen momento que pasan los zombies (aunque, visto lo visto, la cosa comienza ya a decaer, algo también normal y lógico). Unos chavales jóvenes y guapos (entre ellos la moza de rigor con el top ajustado por encima del ombligo... de rigor) van de excursión. Un tipo los sube a su furgoneta, se estropea a medio camino y recalan en una casa en la que vive una familia retrógrada que, aunque no come carne humana, sí la utiliza para otros fines. Decir que la madre de este clan no es otra que Kathy Lamkin, la gorda de la nueva "Matanza de Texas" (cosa que ayuda al parecido del que hablaba arriba).
Sí es cierto que el colega Romero Junior, consciente de lo trillado de su argumento, intenta contarlo de modo distinto, "enrarecerlo" mediante montaje, mostrando las acciones de sus personajes sin enfocarlos a ellos, y con sus diálogos de fondo. Se agradece el intento.
El gore es llamativo, gráfico y bien parido. Hay la inevitable cita a "La noche de los muertos vivientes" y, curiosamente, una de las chicas lleva consigo una cámara de 16 u 8mm en lugar de una de vídeo.
Bien pensado, debe de ser un palo arrastrar un nombre como el de George A. Romero y pensar que cada vez que ruedes una peli nueva, esta tenga que ser una maravilla. Al no serlo, te caerán palos y sufrirás las odiosas comparaciones de rigor, algo que puede resultar harto frustrante. Pues yo, desde este humilde blog, rompo una lanza en favor de Cameron Romero. Tío, tu a tú rollo, ya mola que el hijo del padre de los zombies se dedique al cine, y también que no sea un genio. Ser un modesto artesano está muy digno (¿cuantos querrían de esos que rajan por ahí?). "Staunton Hill" no es ninguna maravilla, pero bueno, se deja ver y hay cosas mucho peores en su categoría.
¡Go, Cameron, Go!.

martes, 12 de octubre de 2010

DAVID THE ROCK NELSON, ED WOOD OF 21ST CENTURY

Ayer me vi entero este documental de reciente factura, gracias a mi compañero Víctor. Y también los extras. Por la noche he soñado con David "The Rock" Nelson. Tiene delito.
El tipo siempre me ha parecido interesante, fascinante si quieren, pero ayer tuve sobredosis de The Rock. Y suerte que dejé el largometraje que incluye el pack para otro día, porque si no, me hubiese dado un soponcio.
Ex-marine, ex-boxeador y ex-predicador callejero, Nelson no es un tipo corriente. Gran amante del cine de monstruos (y de "Harry, el sucio", la saga "Death Wish" y las pelis de James Bond... odia/detesta el gore, el horror y todo lo que esté pensado para dar asco y mal rollo), desde inicios de los 90 se ha aficionado a grabar sus propias epopeyas en formato vídeo haciendo gala de un estilo muy particular. Digamos que no tiene ni puta idea de cine, pero eso no lo impide llevar adelante sus sueños (lo que está muy bien!!). Cámara en trípode, se sitúa delante disfrazado de monstruo o de lo que sea, y graba largos y absurdos monólogos. Otras veces, se pone un guante y recorre festivales atacando a los famosillos que por ahí pululan, para luego exclamar "¡Bill Hinzman, el primer zombie de la historia del cine, sale en mi película!". No hace falta decir que estas obras son eternas, duran horas y horas y que Nelson, como "outsider" que es, hace casi vanguardismo sin proponérselo. La negacion técnica, las obviedades (material propio de video casero, su pobre madre enfrentándose a una mosca de goma gigante...) y todo lo que para muchos sería la antítesis del cine, aquí se convierte en un sello muy personal y francamente alucinante. Claro que estamos con lo de siempre, los fans de Nelson se ríen de él, y yo no sé hasta que punto él es consciente. Que sí, que el hombre no anda muy fino de la testa.
Teniendo todo eso en cuenta, este documental dedicado a su persona me ha resultado muy decepcionante. No aprovecha el material del que dispone. Los que lo han hecho no se puede decir que se lo hayan currado mucho. Han enfocado a Nelson con su cámara y han dicho "Habla!!". Y si algo le mola a The Rock es parlotear. Puede comenzar haciéndolo de peras y terminar en el hombre yendo a Marte o el calentamiento global. No tiene fin.
En este vídeo el amigo David nos cuenta mil cosas, su faceta como marine, en el boxeo, predicando la palabra de Jesús, de cómo hizo de extra en "Atrapado en el tiempo", el suicidio de su hermano, la vez que casi le disparan por negarse a chupar una polla, o cuando estuvo en Granada, Spain, gozando de nuestras putas. Ataca a sus detractores y echa pestes de "Hostel" o "La matanza de Texas". Y habla, y habla, y habla....... y no para de hacerlo.
Yo me esperaba algo más dinámico, con entrevistas a fans o famosillos, más extractos de sus pelis, más referencias... no se... pero comerse 60 minutos de David "The Rock" Nelson paliqueando es agotador. Incluso puedes llegar a cogerle un poco de tirria. Flaco favor le han hecho los perpetradores de este documento.

domingo, 10 de octubre de 2010

JACK NICHOLSON, BIOGRAFIA

No soy en absoluto fan de Jack Nicholson, ni me parece que haya llevado una carrera tan destacable como la de otros actores de su generación como Robert De Niro o sobretodo Al Pacino, con esa desmadrada y desmelenada decadencia tan entretenida, tan de serie B. Nicholson, lleva una decadencia más discreta y por tanto menos destacable.
Lo que no me cabe duda, es que como estrella de Hollywood implacable que es, ha tenido que llevar una vida, al menos, interesante de ser leída, llena de desfases, droga, cuernos, malos tratos, prepotencia y baloncesto. Y mira tu por donde, T&B edita la biografía no autorizada perpretada por Dennis MacDougal. No autorizada, bien, podré leer como Jack se la metía por el culo a Angélica Houston en una noche de alcohol y drogas.
Bien, pues no se lee nada escabroso en este libro. Es más, Jack Nicholson es un personaje secundario en este libro. Un tocho considerable, de proporcional aburrimiento, en el que se nos cuenta como Robert Evans cerraba muchos tratos, como Jack firmaba contratos, como Parramount se iba a la quiebra, e incluso el buen gusto paleto de Nicholson a la ora de comprar obras de arte, pero nada que no sea superfluo en cuanto a los dos factores que a mí me interesaba a la hora de leerme la biografía de un actor: Cine y vida. Las anécdotas de ambos casos.
Así pues, un libro que cuesta leer, de hecho a mi me ha costado la friolera de seis meses el acabarlo (por suerte, hoy he empezado con uno mucho más interesante) y que tras su agria lectura, la conclusión que saco es que Jack Nicholson era un idiota, que además tuvo una vida más aburrida que la mía, que ya es decir.

sábado, 9 de octubre de 2010

EL HUERTO DEL FRANCES

Confirmado. Las mejores películas que hizo Paul Naschy, fueron las que el mismo dirigió junto con las que no estaban adscritas al género del “Fanta-terror”. Y ciertamente, con este EL HUERTO DEL FRANCÉS, ratifico esa teoría y la del propio Naschy, que decía que su mejor película era esta.
En la España profunda de principios del siglo pasado, un señoritingo con algo de tierras (un huerto), hace las veces de proxeneta en un cortijo, enamora a una de sus chicas, se la pega a su mujer, y se hace respetar gracias a la mirada “made in Molina”. Un día recibe la visita de una joven, a la que preñó en su momento y a la cual hace abortar de manera poco ética.
En una de estas, durante su recuperación, descubre el secreto de este individuo apodado “El Francés”.
Muy en la línea de aquellos episodios de la serie LA HUELLA DEL CRIMEN, y basado en hechos reales, Molina se dirige con empeño y ganas (o eso transmite) una historia de crímenes de la España negra, con cierta destreza para lo que nos tiene acostumbrados como director. Si, se reserva para si un par de escenas tórridas en las que deja clara su galanura y comparte lecho con la actriz de marras (en este caso una estupenda Ágata Lys), pero también nos muestra unos movimientos de cámara bastante afortunados para ser una peli de Molina.
Técnicas a parte, la sordidez de la historia, junto a unas actrices en estado de gracia, y una interpretación de Naschy a la altura de las circunstancias, hacen de esta película, efectivamente, una de las mejores obras de Jacinto Molina. Y lo digo en el buen sentido, como película seria, competente y de visionado atrapante. Por que por lo general, siempre digo que la mejor peli de Naschy es LA NOCHE DEL EJECUTOR, y si, es la mejor, pero para risas, de lo mala que es, esta en cambio, funciona como película seria.
Y como Actor, Naschy sorprende, la frialdad del personaje, la trasmite a la perfección, consigue que te caiga gordo este “Francés”.
Pues si, amigos, que gran película. A ver, alguna vez había que lamerle la polla a Jacinto ¿no? No siempre decir que era un matado.
Con esta demostró que sabe hacer cine, y que, algo, sabía actuar. Además está muy visible, si señor.

viernes, 8 de octubre de 2010

NAILS

Película Rusa filmada en vídeo, de corte experimental y surrealista, para justificar así un gore de lo mas chabacano y tontorrón.
Un individuo, tras asesinar a una pareja que cena plácidamente, se va a su guarida y empieza a meterse clavos en la cabeza y a joderse todo. Esto da pie a que el director se recree, mostrándonos lucecitas de colores en imágenes deformadas, que se van intercalando con imágenes de automutilación.
Una peste de película, que con influencias video-cliperas al principio, y a lo Tarantino, pasa por el gore más bruto después para acabar con una declaración de intenciones de esas de “Hey, yo soy un artista”. Vamos, una película repugnante. O das chicha, o das lucecitas, muy viables las dos maneras de hacer, pero justificar una con la otra, por ahí no paso.
Eso si, su director Andrey Iskanov, hoy goza de cierto prestigio gracias a su película PHILOSOPHY OF A KNIFE de contenido muy violento e histórico (en la línea de HOMBRES DETRÁS DEL SOL y toda esa mierda sensacionalista) que le causó no pocos problemas en su país de origen, pero que en Japón le convirtió en una institución… yo todavía no he tenido ganas de ponerme a verla, pero tras ver esta… no se si algún día la veré.

REFLEJOS 2

A estas alturas de la partida, ya deberiáis saber lo mucho que me tiran las secuelas directas a DVD. A mi juicio, son el plato ideal para diseccionar en este blog. No me preguntéis el motivo, pero es así. Cada vez que localizo una me digo "¡Esta tengo que verla y reseñarla!", más aún si la original no me desagradó. Y este es el caso exacto de "Reflejos 2", segunda parte de aquel "Reflejos" del Sr.Alexandre Aja del que ya hablé en su momento.
En el caso que nos ocupa, han cambiado a un francés por un español, ¡ole!. El sustituto no es otro que Víctor García, al que también debemos la flojica "Return to House on Haunted Hill" y del que en breve volveremos a tener noticias por su incursión en la franquicia de "Hellraiser", nada menos, con otro producto directo para DVD titulado "Hellraiser: Revelations" (ya hay fotos del nuevo Pinhead por ahí y es un poco patético). Sin embargo, y contra todo pronóstico (y más teniendo en cuenta las críticas terribles que ha obtenido en la red), a mi "Reflejos 2" no me ha desagradado.
El foco de atención siguen siendo los grandes almacenes Mayflower. Los han reconstruido y están listos para ser abiertos de nuevo. Obviamente, sus espejos continúan siendo ideales para albergar toda suerte de espíritus con algun terrible enigma esperando para ser resuelto. Igual que ocurría en la peli precedente, el primero en ser atacado es el pobre segurata nocturno, lo que da pie a que nuestro prota, inevitablemente atormentado por alguna culpa, le sustituya, comience a ver cosas raras y se líe la marimorena.
Mientras en "Reflejos 1" Aja apostaba por la atmósfera y el miedo (algo que conseguía en algún pasaje suelto), esta secuela tira por derroteros más básicos (lógico dado su origen video-clubero), es decir, fuera sutilidades, hola sustos, hola gore y hola tetas (solo dos, pero no están ni tan mal). Los crímenes son bastante burros, destacando sin duda la espectacular decapitación en la ducha. El "misterio a resolver" resulta mucho más interesante que el de la primera parte, y su final, aún siendo flojeras, al menos no es tan carnavalesco y cargante (una de las ventajas de contar con menos dinero). La peli es más bien cortita y, oiga, a mi me entretuvo, así que no diré nada malo de ella.
En el reparto destacan el prota, Nick Stahl (el "bastardo amarillo" de "Sin City" o el "John Connor" de "Terminator 3") y, ¡¡ojo al parche!!, William Katt!!!! ("El gran héroe americano", "House, una casa alucinante"), sorprendentemente -aunque lógicamente- envejecido y que interpreta al padre del héroe (eso si, resulta un poco brusca su desparación a mitad de peli, una vez descubrimos que nada tiene que ver con el misterio de turno).
Lo dicho, evasión ideal para los poco exigentes y que sólo busquen pasar el ratico (como yo).

miércoles, 6 de octubre de 2010

REGRESO DEL MAS ALLA

El cineasta Juan José Porto, cuya ultima película estrenada en cines data de tan solo hace ocho años, tiene dos virtudes: que le da mismo ocho que ochenta (es decir, que lo mismo te escribe y dirige un drama, que una comedia, que una de terror) y que es capaz de hacer una comedia tan sórdida, que parezca una snuff movie. Sin que nadie muera. Y otra virtuosísima virtud… todas sus pelis son aburridas, pero aunque te estés aburriendo, ves entera la película, porque estas tienen “algo”, de hecho, tengo en cuenta a este señor, cuando a mi me preguntan aquello de “¿Cuál es la peor película de la historia?” yo siempre digo EL VIOLADOR VIOLADO, la única película que cuando la veo (la he visto ya una cuantas veces) me hace reflexionar y el preguntarme en serio “¿Cómo es posible?”.
Pero es que además este señor, tuvo dos éxitos de público notables a finales de los 70, EL AÑO EN QUE AMAMOS A KIM NOVAK, y CRONICAS DEL BROMURO, además de ser el productor de la peli favorita de Paul Naschy, EL HUERTO DEL FRANCÉS. En fin, un manazas curioso.
REGRESO DEL MAS ALLA, cuanta la historia de una pareja que se va a un chalet, el a escribir, ella a hacer su tesis doctorar, cuando a ella se le van apareciendo fantasmas que le acosan y le fascinan al mismo tiempo, descubriendo así los atroces hechos que acontecieron años atrás en ese Chalet.
La protagonista absoluta (y muy solvente) no es otra que Ana Obregón, a la que ya reivindicamos en mi programa de radio “La hora de Ving Rhames”, por aquello de llevar una carrera en el cine de género que ya querría para si Penélope Cruz, y mis palabras se reafirman tras el visionado de esta película, donde al menos, se está tomando en serio el material, y aunque doblada, parece ofrecernos una actuación decente.
En cuanto a la película, cine contemplativo de terror, con momentos de tensión muy escasos, aburrida hasta la saciedad, y tan mala como genuina, ya que nos cuenta la misma historia dos veces, jajaja!! Si, a mitad de película, una voz en off de la Obregón, tras haber sido testigo de varias apariciones, nos expone una teoría ridícula sobre la psique y las personas capaces de ver a los muertos. Bien, soltado el rollo, Obregón continúa viendo muertos, para poco antes de acabar la peli, volver a soltarnos en mismo rollo con diferentes palabras. Con lo cual, nos a contado lo mismo dos veces, antes del desenlace…. ¡Buenísima!
Por cierto, miren la carátula… distribuida por “Vadi Mon”, costrosa distribuidora de la época, que también lo hizo con EL ETE Y EL OTO. Entrañable.

KARA SIMSEK 1

La semana pasada, viendo que el sub-genero en cuestión ya podía ofrecerme muy poquito, opté por dejar de ver estas películas.
Hoy decido dejar también de ver películas Turcas. Por idénticas razones. Ya sabemos que los Turcos se hacían sus propias versiones de los éxitos de Holywood, y patatín, patatán (Léanse el MONDO MACABRO de Pater Tombs, en el que explica muy bien el rollo y obra imprescindible para cualquiera de DE VERDAD ame el cine).Y hace unos cinco años, cuando estas se pusieron de moda tenían un pase, la novedad, el descubrir… pero ya no me hacen gracia, ya he visto lo que tenía que ver, y bueno, se acabó el efecto sorpresa que tenía al principio.
Por eso, al hablar de KARA SIMSEK 1, no me voy a extender mucho (¡que bien! ¿No?), pero sí que es un colofón de lujo; KARA SIMSEK 1, como podrán haber intuido, es el plagio (o en este caso, versión) de ROCKY. Más concretamente de ROCKY IV, por el tema del boxeador chungo que mata a boxeador buenazo y boxeador retirado venga a boxeador buenazo.
El hecho de haberla visto en Turco a pelo y sin subtítulos, no ha facilitado mucho la comprensión de los diálogos, y como en esta película hay demasiados, tan solo destacaré las cosas graciosas. Los combates; Filmados a base de plano general, plano medio, en los que ni se tocan y se nota. El entrenamiento del Rocky de turno (Aquí llamado Samsar), que a base de correr a 1000 por hora envuelto en bolsas de la basura y/o el equivalente Turco al Pryca, mas las contundentes hostias que le mete el Samsar a las rocas, no solo solucionan el combate final, si no que además hacen que nos echemos las obligadas risillas. Una escena en la que está Samsar currando en la obra y se cae una viga encima de tres o cuatro tíos. Samsar, agarra la viga antes de que los aplaste y los tíos se tiran al suelo. Samsar aguanta con la cabeza, sufriendo gran dolor, pero demostrando mucha fuerza física, y los tíos, que tienen espacio de sobra para salir de ahí, se quedan tirados en el suelo, ya que en vez de irse esperan a que venga una grúa, mientras el pobre Samsar aguanta como puede. Esa escena es la única que realmente vale la pena.
Y poco más, ya saben.
Dirige Çetin Inanç, que a pesar de su basta filmografía, no detecto en ella ninguna película de las que hace unos años se hicieron famosas en la piel de toro, por parte del mas inquieto fandom.
Como curiosidad inexplicable, ya que los traductores tampoco hacen una traducción precisa de las palabras “Kara Simsek”, decir que la serie EL COCHE FANTASTICO, se llama en Turquía igual que esta peli, KARA SIMSEK… ¿por qué? Le he dedicado tiempo a resolver esta duda, pero no he obtenido éxito alguno.

Por cierto, vengo de ver MACHETE, donde una platea entera (excepto yo, que rara vez lo hago) aplaudía después de ver una peli, que bueno, para echar el rato está bien, pero que no merece ser comprada en DVD, porque es tirando a mala. Y mi pregunta, solo a los fans de la peli, es la siguiente, porque la actitud de los espectadores me ha parecido exagerada… ¿De verdad es para tanto la peli, o es que habéis actuado al respecto, como os hubiera gustado actuar si es que os hubiera gustado el resultado? Porque una vez mas, no me creo que esta sosería levante tantas pasiones. Y como no ha cumplido unas expectativas, os las habéis inventado.
¡Ah! Y soy fan de Rodríguez, aunque desde que se metió en esto del “grindhouse” para las masas… no atina el hijo de la gran puta.