martes, 26 de abril de 2011

THOR

Hace unas semanas me llevé una grata sorpresa al abrir mi correo de hotmail y encontrar ¡una invitación para el pase de prensa de "Thor"!, guuuauuuu!!!!!!!. Fue motivo de saltos y algarabías varias, porque pensaba pagar por consumirla y, mira, así me ahorraba los dineros y encima la vería en un pase de estos, que por norma son más agradecidos y siempre te cruzas con algun amigote. Luego, cuando hoy he llegado al cine, nervioso, me he encontrado con más personal del habitual. ¡JA!, cómo se notaba que aquello era una peli de Hollywood de esas "de peso"... sí, claro, luego todos a rajar de los yankees y su cine comercial, ¡pero ahí no faltaba ni un crítico!. Joder, si hasta he tenido que hacer cola. Otra alegría, que nos pasaban la versión en tres dimensiones, maravilloso. Lo que no ha gustado tanto al resto de críticos es que fuera doblada y no subtitulada. Incluso han habido silvidos de desaprovación. ¡Que chorrada!. Lo más gracioso ha sido lo que he oído luego, al terminar la peli: "¿Cómo puedo hacer una crítica de una película que ha sido manipulada?" (en referencia al doblaje). Estos críticos... en fins. Total, que arranca la peli y lo que he visto es lo que sigue.
Bueno, el bla bla ya lo conocéis. Adaptación a la pantalla del famoso superhéroe donde se nos narra su origen. Thor es desterrado por su padre, Odin, a la tierra donde hará buenas migas con los humanos. Las cosas se complican en su mundo y en el nuestro, el muchacho ha perdido los poderes y no puede hacer nada... y cuando todo anda peor que nunca, ¡¡zas!!, empieza la diversión. En fin, buscad por ahí la tama mejor explicada, que os será fácil dar con ella.
Cuando fui a ver "Hulk" al cine (la segunda versión, la de Marvel, no la de Ang Lee), me entretuvo pero no acabó de fascinarme. Tiempo después, la volví a ver en dvd y en la tele, y me gustó mucho más, libre de expectativas. Bien, eso es muy probable que me pase con "Thor". Ojo, no digo que el visionado de hoy me haya dejado frío, no!, me ha gustado más que cuando vi "Hulk" en su día... pero las expectativas estaban ahí, y he echado de menos más "Thor" y menos palique. Sin embargo, soy consciente de que como entretenimiento puro y duro funciona muy bien, y que cuando la vea en DVD o en la tele, sin expectativas de ninguna clase, me gustará mucho más.
¿Por dónde empiezo?... a ver, la peli tiene algunos momentos realmente vibrantes. Visualmente espectaculares, como la aparición hacia el inicio de un monstruo enorme (genial cómo Thor acaba con él) y toda la parte final. Cuando Thor se reconvierte oficialmente en un superhéroe... en fin, ¡¡casi me cago en los pantalones!!, ¡es espectacular de la muerte!, me han dado ganas de ponerme de pie en la butaca y gritar: "¡¡¡SSSSIIIIIII!!". En eso no hay queja, cuando el film ha de dar espectáculo, lo da, y muy bien (anda que no mola verlo manejar el martillazo!!!!!). Thor, como personaje, está chulo. El resto también, tal vez la comparsa cómica de la amiga de Natalie Portman moleste un poco, pero no mucho. Y hablando de humor, en general las pullitas en relación a Thor y su adaptación al mundo terrestre son muy graciosas y muy conseguidas. En el lado flojillo está que la parte humana del personaje se alarga demasiado y los continuos saltos entre la tierra y el reino de Asgard están al borde de marear. Este último todavía no se si me ha gustado o no... a ratos, su exceso, su barroquismo es tal que a punto está de resultar risible, pero se salva.
En fin, que dejando de lado pijadillas y observaciones quisquillosas, "Thor" es un entretenimiento muy potable que vale la pena disfrutar. Los 3D molan un huevo y nada, ¡a por "The Avengers"! (aunque antes viene "Capitán América", a la que le tengo unas ganas del copón).
Ah!! aviso a los incautos: al final de los créditos hay escena, como es habitual en los films de la Marvel. También va plagado de guiños al universo de la factoría, a las pelis precedentes, y hay el cameo de un superhéroe con futura adaptación. Bueno, y Stan Lee que no falte.
Para redondear la mañana, al terminar la peli me he encontrado con unos buenos amigos fricosos y hemos estado charlando. Así da gusto.