martes, 9 de septiembre de 2014

AVT PODCAST (21)

Coincidiendo con la vuelta al cole de los apestosos niños, y la selectividad de los no menos apestosos aspirantes a universitario, nos juntamos los "Three Amigos" vía escaip por veintiunagésima vez y parimos otra entrega más del podcast favorito de vagabundos, mercenarios y Drag Queens bien dotadas. A toda mecha, superando calores inauditos, graves síntomas de gonorrea y a lo largo de tres laxivas horas (y pico).
Y arrancamos con menos –estúpidas- noticias de lo habitual, que se centran en remakes televisivos de míticas series, los nuevos proyectos de Sly Stallone, al amigo ex-The Rock enfundándose en el traje de un super villano, el return a la infra-dirección del padrino del gore y unas cuantas de nuestras movidas personales/creativas... que sabemos que a ustedes les importan una mierda pero, bueno, se joden.
Velozmente nos metemos materia por las venas en forma de peliculismo: "Tentáculos de las Bermudas" (las arrugas de Linda Hamilton contra los monstros), "Jaimito va a la escuela" (o cómo Víctor entra en un bucle mortal para intentarnos explicar el fenómeno Pierino/Jaimito), "Oscuridad (The Dark)" (damos un no muy extenso repaso a la atípica trayectoria de su responsable, John "Bud Spencer" Cardos), "Rebobine (Rewind this!)" (esputando el inevitable debate sobre el VHS y los diferentes formatos digitales y cuales), "Una noche para descuartizar" (si logran desentrañar su trama, les premiaremos con una patada en las córneas),  "The Phantom, el hombre enmascarado" (o el rey de los fracasados superhéroes noventeros), "Paradiso" (en la sección cultureta) y finalmente "Giallo" (la de Dario Argento, comedidamente defendida por nosotros y nuestras honras).
Se cierra el show con un poco de charla post-coito en plan personal y espiritual sobre las bondades y miserias del blogerismo, a la que siguen las habituales frases ridículas. El resto es simple y llanamente... silencio.
Escucharlo es como masturbar la vagina de una mujer negra, sus cortantes pelos pueden herir tu tersa piel, pero el placer obtenido resulta cuantioso y compensativo.





4 comentarios:

AkaTsuko dijo...

El boom noventero de los héroes, comenzaría con Batman, y me imagino que se reinflaría con El Cuervo ahí en medio de la década. Y casi me olvido de la jodía Máscara de Jim Carrey, al parecer la que más pasta movería.

Curiosamente me acuerdo más de Phantom y Shadow que de la Máscara, por estar como más presentes en mi vida de forma tangencial: A mi profesor de plástica de la ESO (esto ya por 2000 aprox.) no sé qué le dio con Shadow, que nos la puso y quería que nos fijáramos en la iluminación o yo qué sé. No es que no me acuerde, es que nunca nos lo dejó claro, porque cuando por fin acabamos ( con eso de que no daba tiempo a verla entera en 50 mins de clase, al final llegábamos a ver la misma parte varias veces porque nadie se acordaba ni apuntaba dónde la dejábamos. Una tortura jajaja! El puto jinjis kán y la lucha final en la sala de espejos...) al final ni hicimos dibujos ni nada relacionado con ella. Le apetecería verla en vez de currar jaja.

Y el Phantom, como yo tuve un año o así Vía Digital cuando existía, gracias a ese fantástico canal Locomotion, pues se ve que estaba enganchado al tipo de las mallas púrpuras, en su versión animada y futurista (es el futuro avanzado pero el tío seguía con el latex). "El Fantasma dosmilcuarenta", que decía el narrador con su acento latino, que se me quedó grabado. La peli la tengo ahí en un rincón del disco duro pendiente. La de dibujos también me gustaría revisarla, pero miedo me da, que luego pasa lo que pasa.

Sobre el tema del auge y caída del blog, ya se pueden sacar artículos sobre el tema... aunque claro ¡si nadie escribe ya lo que harán serán podcasts especiales sobre ello, o videoblogs! Cada uno tendrá su excusa, pero yo voy por ahí y veo blogueros antaño prolíficos dejando de lado el texto por completo, pero mientras con su par de horitas semanales de podcast, o más.

No sé si será la nostalgia, pero a mí me da pena la muerte del blog sobre temas de ocio, pues es un medio más trabajoso pero para el consumidor es muy práctico: Se ve muy rápido si lo que lees te interesa o no... con el podcast puedo acabar hasta agobiado oyendo mierdas que no me interesan hasta que llega lo que sí me importa, u oyendo a gentuza que me cae mal. Con un blog o artículo nunca he pensado "joder, vaya pérdida de tiempo, llevo tres programas y esto no mejora". Es como el debate series vs cine. Me sigo quedando con lo más inmediato y compacto.

Un saludo.

Naxo Fiol dijo...

Hombre, a mi en su época LA MASCARA me gustó mazo, me partí de risa. Cuando Jim Carrey molaba, vamos.
Yo era muy fan de SHADOW cuando fui a ver el puto estropicio de Russell Mulcahy... menudo palo... como con JUEZ DREDD, vamos. Todas esas adaptaciones era muy descafeinadas y sin alma.
Es curioso que comencemos a hablar ya de la muerte del blog, cuando hace cuatro días hablábamos de la muerte de los fanzines. Por mi parte, yo prefiero teclear que hablar ante un micro, por muchas escuchas que tengamos. Por lo que a mi respecta, el AVT seguirá siendo un blog de reseñas... más si voy apoyado por el prolífico Olid y por Juanes, ellos impiden que se me crucen los putos cables y me plantee cerrarlo. Es decir, que me lo plantee no lo evitan, pero sí que lo haga! jajajaja.
Un placer, Mister AkaTsuko.

Victor Olid dijo...

A mi también me va más escribir que darle al micro, aunque pueda parecer lo contrario. Pero mientras pueda combinarlo todo, pues con todo. ¿Que hay que sacrificar alguna actividad creativa? siempre podcast. Eso lo tengo clarísimo.

Haciendo Amig@s dijo...

El momento bocinazo es lo mejor.