martes, 4 de agosto de 2015

AVT PODCAST (41)

El trío sexualmente superdotado logra localizar un hueco en sus apretadas y sucias agendas para poder sentarse frente a los putos micros baratos y dar rienda suelta al pico durante unas pocas horitas. Así que, por aquello de no perder tiempo ni temple, arrancan con las inevitables noticias, que reúnen temáticas y nombres tan diversos como Ulli Lommel, Marvel Studios, Alex Cox y el tema que más preocupa a nuestros muchachos, el revival de los 90, cada día más dolorosamente próximo.
Lo siguiente es cerrar el sorteo pendiente desde hace dos programas, el de la peli "Rubberface" con Jim Carrey, que tan poco interés ha suscitado entre los escuchantes. El caso es que uno de ellos se ha llevado el maldito dvd, si quieren saber de quién se trata, chúpenos la oreja, vieja.
Y, ahora sí, llega el momento del peliculismo, y como siempre pasa en el AVT Podcast, la ristra de films seleccionados es tan peculiar, variada y estrambótica como la que sigue: La última comedia de Will Ferrell, "Dale Duro" (incluye una divertida y desconcertante anécdota relacionada con el nombre de su director y otro debate sobre el estado actual de la comedia yankee), "Max Payne" (que Aratz defiende a escupitajos), "Geek Maggot Bingo" (una cosa extrañísima de ese entrañable inútil underground que es Nick Zedd), "No abrir hasta Navidad" (el emblemático cutre-slasher navideño comentado, con dos cojones como bolas de árbol, en pleno verano), "Chupacabras, el rastro del terror" (ya saben, siempre ha de caer alguna mierda televisiva de estas) y un mini-debate en torno a "Human Centipede 3 (The final sequence)", que no ofende por su contenido, sino por lo mucho que la destripan. Se pone fin a esta entrañable casa de putas con un recordatorio a seis manos del mítico biopic "Ed Wood" dirigido por Tim Burton, su confección, el libro que la inspiró, el personaje del que nos habla y otras gilipocrecias.
Todo eso, mutado, devorado, digerido y cagado apestosamente da como resultado otro capítulo más del mejor, más original, rompedor y desvergonzado podcast de este puto país de gilipollas.