viernes, 9 de marzo de 2018

JUEGO DE AMOR PROHIBIDO

A su modo, “Juego de amor prohibido” es un bizarro y desasosegante film sobre la dominación y el cambio de roles, que supone casi un “Home Invasion” primigenio antes de que a estos géneros se les pusiera nombre.
Ante todo, la película es una osadía por parte de Eloy de la Iglesia que se atreve con Franco aún vivo a realizar una película tan enrevesada, con tantos tabús dentro de su argumento; a saber, homosexualismo, incesto, dominación, sado maso… y todo ello con el estilo inconfundible del De la Iglesia pre-heroinomanía, que buscaba en el escándalo su estilo.
Asimismo la versión inicial rodada por de la Iglesia, queda absolutamente cercenada y tras los 42 cortes que le pegó la censura a la película, la versión  que hemos visto se queda a unos cuantos kilómetros de lo que debería haber sido. De hecho, por momentos la película se vuelve confusa precisamente por esos cortes. Se trata de la película más perjudicada por la censura de de la Iglesia hasta que  murió Franco. Con todo, la película está entretenida y es de una originalidad pasmosa si tenemos en cuenta lo plano de los argumentos de los films españoles de los años setenta.
Cuenta la historia de un extraño maestro que cuando descubre que dos de sus alumnos, una parejita de chico y chica, deciden escaparse de casa para vivir libremente su amor, cuando estos están haciendo autostop, les recoge para llevárselos a casa. En realidad les secuestra y les prohíbe salir de allí. Este será ayudado por un apocado hombre, exalumno suyo que vive con él  y le hace las veces de criado. Comienza así, sus sádicos juegos de dominación con la pareja y el criado. Pronto, con el devenir de los acontecimientos, los roles cambiarán en esa casa.
Al margen de lo confusa que por momentos nos pueda parecer la trama —siempre por culpa de los cortes— sí que nos encontramos ante una idea harto demencial que solamente podía haber sido pergeñada en la mente confundida, sádica y genial de Eloy de la Iglesia. De hecho, con “Juego de amor prohíbido”se desarrollaría dentro de su etapa más creativa  y valiente, ya que tras la muerte de Franco, vendrían todos los polémicos títulos por lo que hoy es un director conocido, y en los que ya se muestran todas sus obsesiones sin tapujos ni disfraces. Con “Juego de amor prohibído” de la Iglesia quiso quitarse la máscara antes de tiempo y por eso la censura hizo que se resintiera el resultado de lo que podría haber sido uno de sus films más interesantes.
En el reparto, además del habitual Simón Andreu, tenemos a una jovencita Inma de Santis —cuando se hacía llamar Inma de Santy— prometedora actriz adolescente cuya carrera fue arrebatada, ya cuando era adulta y su trabajo estaba  más encaminado a la televisión, por un fatal accidente de tráfico en el cual la actriz falleció.
Protagoniza un estupendo, creíble y sátiro Javier Escriba que se echa el peso de la película a las espaldas. Aunque De Santis y Andreu, la verdad es que están muy bien. Les secunda un guiri llamado John Moulder Brown, que como es guiri y está doblado, pues eso, chirría un poco.
La verdad es que está muy bien la película.