sábado, 27 de febrero de 2010

PLAGUERS

Mi interés por esta peli vino a raiz de alguien que, incomprensiblemente, la disfrutó tanto que quiso dedicarle una entrevista a su director. Este, Brad Sykes, citaba influencias obvias ("Alien", el cine de John Carpenter...), cierta recuperación del terror espacial ochentoso ("La galaxia del terror") y, curiosamente, "Demons" (y no habla por hablar, esto es "Demons in space". Los mutados son muy parecidos, y una de las transformaciones está rodada igual que otra del film de Lamberto Bava). Además, tenía en su curriculum un buen montón de Z movies, desatacando dos slashers cutrones rodados en vídeo de razonable "éxito", "Camp Blood 1 & 2", y que en los -casi fulminados- 90 querían desmarcarse del rollo "Scream" para recuperar la crudeza y el tetismo de los viejos clásicos. Vamos, que todo pintaba a que "Plaguers" hasta podía estar bien.
Una nave, en cuyo cargamento va incluída una esfera de energía extraterrestre, responde a la llamada de auxilio de otra (¡oh!). Los tripulantes de esta resultan ser una panda de tías buenas pero con malas intenciones... tan malas que se cargarán la esfera y propiciarán que su contenido vaya convirtiendo a todos en agresivos mutantes.
"Plaguers" es un rollo de tomo y lomo parido por un tipo que es incapaz de dotar a su material de ritmo alguno, de vigor, de energía, de vida...es más plano e insípido que el peor de los telefilms. Y a la poca originalidad de la historia, hay que añadir mogollón más de dudosos atributos, como los temibles actores (en especial una de las chicas malas) y su incapacidad para moverse sin resultar torpes. Quizás se salven los decorados, y más teniendo en cuenta la nada disimulada falta de medios, pero no es suficiente para compensar el suplicio. ¿Gore?, hay, pero no tanto como hace suponer.
"Plaguers" es como una mala peli de "Asylum", pero un poco peor. Aspecto este acrecentado por la intervención en funciones actoriles de un Steve Railsback (prota de "Lifeforce") en horas bajísimas.
No suele gustarme poner tan verde una peli... pero esta/o lo merece, amigos.