viernes, 25 de junio de 2010

MUTANTS

Estoy harto de zombies. Los odio, los aborrezco. Si no lo estuvieran ya, desearía con todas mis fuerzas la muerte de todos y cada uno de ellos. Por ese motivo, huyo como la peste de cualquier peli que tenga zombies en su trama. Y cuando digo zombies, incluyo aquí también a los que corren... a los que tienen la rabia... y a cualquier variedad de la especie (resumiendo: las modas dan puto asco). En "Mutants" son algo asi como... hummmm... no sabría decirles, se parecen a los de "28 días/semanas después" pero más a lo burro, sus cuerpos se deforman y su fin es únicamente comportarse de modo violento contra los humanos. Vamos, como "The Crazies". Muchas flores en el prado, pero al final todas huelen igual.
El caso es que fue solo UN motivo el que me impulsó a olvidar mi zombie-aversión y darle al botón del downlo... er, digo, del play. La nacionalidad del film, Francesa. Y yo es que a los gabachines les tengo mucha simpatía (a un nivel puramente cinematográfico, al menos) y confío plenamente en ellos desde que Alexandre Aja nos desvirgó a todos con su genial "Alta Tensión".
Y la vi. Y bueno... la cosa no se aleja mucho del decálogo zombie (y variantes). Supervivientes confinados en un lugar abandonado, peleas entre ellos, desconfianzas... uno que se va mutando poco a poco ante los horrorizados ojos de su inmune pareja que lucha por curarle (a mi juicio, lo mejor y más angustiante del film), etc, etc... un poco de gore (parte de el tristemente digital), cámara nerviosa, tal vez menos caña y acción de la que podríamos esperar en un primer momento, pero el tempo está bien resuelto y a pesar de que "Mutants" se lo toma con calma, tampoco aburre en exceso. Tal vez lo peor sea el desenlace, por tópico/previsible.
Muy regular... pero hay cosas peores.