lunes, 13 de julio de 2020

MR. SKIN'S THE GRATEST STRIPPER SCENES

Mr Skin, es el pseudónimo bajo el cual, Jim McBride, creó su emporio en Internet. McBride, aficionado a recopilar escenas de películas o series de televisión en las que las estrellas apareciesen desnudas o practicando sexo, de su afición hizo un negocio el día que, tras consultar a sus abogados y legalizar el uso de dichas escenas, creó la página web mrskin.com, que ofreciendo precisamente ese tipo de material, pronto tuvo un tráfico de millones de visitas y suscriptores que consumirían sus contenidos a diario.
La cosa se hizo grande, Mr. Skin se hizo popular y mediático y la página web se puso a tontear con el porno y el merchadising, siendo hoy uno se los sitios web de referencia para el pajillero.
De vez en cuando, Mr Skin hace una suerte de recopilatorios temáticos en los que va ensamblando toda suerte de escenas de estas características bajo un nexo de unión común. Y a uno de esos productos responde este “Mr Skin’s The greatest stripper scenes”. Se trata de 35 minutos montados con pericia y ritmo, en el que se nos ofrece lo más granado de las escenas de striptease pertenecientes a películas o series de un periodo comprendido entre mediados de los 90 y la pasada década, por lo que vemos, convenientemente etiquetadas, escenas de películas como “Showgirls”, “Striptease”, “El Luchador” o “Edmond”,  y celebridades como Elisabeth Brekley, Demi Moore, Rae Dawn Chong, Eva Amurri o Luci Liu, bailando en la pista de baile o haciendo numeritos privados a sus parejas. Y eso es todo.
La principal y única gracia de la cinta consiste en su carácter meramente recopilatorio, pero no están todas las que son, ni son todas las que están, por lo que entre unas cosas y otras, “Mr Skin The greatest stripper scenes”, de una manera u otra, se queda cojo.
Únicamente recomendado para pajilleros de fácil acceso a la excitación, fans desquiciados, o tíos guarros. Coleccionistas y demás, abstenerse. Seguramente vuestras costrosas recopilaciones tienen más razón de ser y fundamento que esto.
Echadle un ojo por curiosidad… pero al cuarto de hora te acabas aburriendo un poco.
Supongo, no obstante, que Mr Skin dispondrá en su archivo de recopilatorios más sugestivos, bizarros o, al menos, curiosos que este del que ahora les he hablado.