miércoles, 13 de agosto de 2014

ESOS LOCOS FANTASMAS

Esta reseña existe por pura cabezonería, porque en un principio la película la iba a ver Naxo. Comenzó a hacerlo y no aguantó ni diez minutos.
Me envalentoné y le pedí que me la cediera, que yo iba a verla y a reseñarla. Maldita sea la hora. Porque, si, la he visto entera, pero ha sido el visionado mas horroroso de mi vida. Una hora y veinticinco que para mí ha sido como de tres horas. Probablemente una de las peores películas que he visto en lustros, o por lo menos, la más aburrida. ¡Y eso que es una comedia¡ y encima voy a tener que hacer un sobreesfuerzo porque no se ni que decir de ella, ni es plato de buen gusto par mí dedicarle a esto tanta atención. Así, pues, por cabezonería. Lo que ya hace que esto tenga un mínimo de interés.
Lo principal es decir que “Esos locos fantasmas” nace como “exploitation” de uno de los grandes éxitos del año 1985, “Los Cazafantasmas”, pero que, lejos de copiar el estilo contemporáneo de esta, supongo que por motivos presupuestarios, copia el estilo añejo de la serie de la “Filmation” del mismo título de los años setenta. Gabardinas y sombreros incluidos, decorados de cartón piedra también. Solo falta el gorila.
No obstante, resulta igual de rancia esta película que la serie a la que hago mención. En cualquier caso, sale en vídeo justo después del bombazo de la peli de Ivan Reitman.
Dos fantasmas están decididos a volver a asustar y hacérselas pasar canutas a quienes vayan a un viejo caserón en el que habitan sus descendientes, y que, a la vez, está lleno de espectros de sus antepasados (¡qué puto lío!). Una pareja de policías, pertenecientes a una minoría étnica (uno es negro, el otro Portoriqueño) circula por las inmediaciones del caserón y acabará lidiando con los espectros y con los familiares vivos de estos, lo que dará pie a chistes de baja alcurnia, gags deudores del peor “slapstick” y numeritos de baile “Break Dance”, que en la época estaba muy de moda, haciendo bailar a protagonistas y fantasmas de esta manera.
Si me tengo que quedar con un chiste, es cuando pasan a cenar los policías al comedor. Uno de los fantasmas, que en tiempos pasados había sido negrero, ordena preparar una cena para sus huéspedes. Así que el menú del policía negro está compuesto de maíz, cereales y sandía, que es el menú que tenían los esclavos en los campos de algodón. Un gag casi imperceptible, pero que sería el único que destaco de toda la amalgama, porque por lo demás, no hay nada salvable ni divertido en la película. Lo peor de lo peor.
Y su director Lee Madden (del que ya hablamos en el podcast a propósito de su película “La noche que Dios Gritó”) debía ser muy consciente del pedazo de basura que tenía entre las manos, el enorme zurullo que parió, porque firmó la autoría de la película con el pseudónimo de “Alan Smithee” que es el que se usa en Hollywood, cuando algún director no está contento con su trabajo, o con el resultado final de su película, cuando el corte definitivo lo han tenido los estudios y no él. Cosa que da igual, porque al final se sabe quien es el director real de estas pelis.
En cualquier caso, esta bazofia se editó en nuestro país, nada menos, que de la mano de “Paramount”, y significó la última película que rodó su director. Vaya una despedida de mierda.
La peli la protagonizan Sherman Hesley, famosísimo cómico afro-americano que se hizo popular gracias a la serie “Los Jefferson”, pero que en nuestro país es mas conocido por sus papeles secundarios en series como  “Cosas de casa” o “El Príncipe de Bel-Air” donde curiosamente interpretaba al personaje que le dio fama en la serie antes citada, George Jefferson. En cine, que conozcamos o nos interese, ha estado en películas como “Movida en el campamento II”, “Experimento Chiflado”, “Mafia, estafa como puedas” (¡Siendo otra vez George Jefferson!) o “American Pie 7”, e incluso, repitiendo chuflas con fantasmas en “Casper: La primera aventura”. Falleció recientemente. Por otro lado tenemos al cómico latino Luis Avalos también proveniente del medio televisivo y que en cine pudimos verle, aunque fuera de pasada en películas como “Locos de Remate” o “Una bruja en Nueva York”. Al menos en este “Ghost Fever”, ambos son protagonistas.

9 comentarios:

Naxo Fiol dijo...

Bueno, en realidad aguanté más, unos 45 minutos. Luego puede que unos 10 en plan mitad aquí, mitad allí y al final la quité.
Según Imdb la peli en realidad se rodó en 1985... eso ajusta el tiempo con respecto a "Los Cazafantasmas", claro que se retrasó hasta 1987 para hacer cambios, rodar nuevo material y tal (motivo por el que el director acabó renegando), a saber si esos cambios no serían para hacerla más parecida al film de Ivan Reitman.
A mi me recordó mucho a las comedias de fantasmas antiguas en blanco y negro, tipo Abott y Costello, un poco como "Detectives casi privados", que intentaban modernizar esas antiguas comedias, pero seguían saliéndoles demasiado anticuadas, hasta que Ivan Reitman sí logró ponerlas al día no solo con sus chistes, también con su estética.
En todo caso, "Esos locos fantasmas" es una mierda colosal.
Fin.

Palito dijo...

Y la serie antigua... Apesta a la serie antigua...

Yulifero Marmol dijo...

¿La tiene ustedes por ahi en castellano? pregunto fervorosamente :)

Palito dijo...

Si, en castellano la tenemos ;)

Yulifero Marmol dijo...

¿Y se puede pedir el audio a vuecencias? Suplico humildemente :)

Victor Olid dijo...

Pasame un mail y te paso el rip por Wetransfer.

Yulifero Marmol dijo...

Con el audio basta y sobra :) y el correo el muy publico de yulifero@gmail.com :)

Es que es un truño muy tentador.

Se agradece :)

Victor Olid dijo...

Ya está en su correo, caballero.

Yulifero Marmol dijo...

Eternamente agradecido Victor, espero sacrla a muy wena calidad, para que os tuferreis mucho XD