viernes, 29 de julio de 2016

SWEET HOME

Coproducción Hispano-Polaca de la “Filmax” que se adscribe al subgénero del “Home Invasion” que , en parte, toma buena nota estética y formal de lo que hizo Adam Wingar con la sobre valorada “You´re next”. Digamos que quiere formar parte –dignamente- de esa nueva corriente, por decirlo de algún modo.
No se si será por la participación Polaca, pero lo cierto es que todo lo concerniente a la parte técnica de “Sweet Home”, al diseño de producción sobre todo, es impoluta. Todo funciona, la dirección, la fotografía, las interpretaciones, el salvaje gore del que hace gala,  incluso la duración, que es cortita con lo que se agradecen hoy día las películas cortitas. Sin embargo, todo eso se va a traste cuando lo que no funciona es todo lo demás, quiero decir, que el principal problema de “Sweet Home” es que es un coñazo de tres pares de cojones. Tristemente, el guion es una cosa sosa y endeble carente del más mínimo atractivo.  Y aunque he dicho que la dirección funciona, dejo claro, de nuevo, que solo a instancias técnicas, porque a la hora de transmitir, el espectador se queda como estaba ya que no se engancha, se distrae, no empatiza con los protagonistas –que nos importan un bledo- y en momentos de máxima tensión, esto se queda solo en la intención, porque lo que sucede en la teoria, no sucede en la práctica. Una verdadera lástima, porque por lo demás, sobretodo visualmente, la película está bonita.
Aprovechando las instalaciones que ofrecen uno de tantos edificios abandonados de la ciudad de Barcelona, una muchacha  que se dedica a rollos inmobiliarios, decide meterse en uno y organizarle ahí dentro, a su novio, una pequeña y privada fiesta de cumpleaños. Una vez dentro descubren que no están solos en el edificio, sino que además hay unos individuos con pasamontañas que por un lado, han matado al único inquilino que quedaba dentro, y por otro, ahora les tocará matarles a ellos. El resto de la película lo componen el juego del ratón y el gato en que se convierte aquello.
Lo bueno se acaba tras la puesta en escena, es decir, que una vez sabemos que hay unos individuos de aviesas intenciones dentro del edificio, la cosa ya empieza a flojear, máxime cuando al final, lo que estamos viendo es una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, la misma escena. Un peñazo. Lastima de banda sonora que se malgasta con escenas sin ningún impacto. En fin.
En la parte actoral, la cosa no chirría en absoluto, principalmente por estar los actores doblados por dobladores profesionales, y por ser rostros desconocidos como los de Ingrid Garcia Jonsson o Bruno Sevilla, lo que está muy bien porque ya sabemos lo que ocurre cuando vemos un rostro popular sin doblar; que por lo general, no se entiende una mierda ni hay dios que se lo crea. No es el caso.
El guion está co-escrito por Ángel Agudo, nombre conocido del fandom español que lo mismo te escribe el libro que te dirige el documental sobre Paul Naschy, que te escribe el libreto de este “Sweet Home”. El otro 50% del mismo lo firma el propio director, Rafa Martínez, que debuta en la dirección de largometrajes con este aburrimiento, pero ¡ojo! no perderle de vista porque en realidad promete. Al menos, sabe dónde colocar la cámara y hacer buenos encuadres. Lo próximo seguro que estará muy bien. Tendremos fe.

martes, 26 de julio de 2016

LOS FOTOCROMOS DE "UN PEZ LLAMADO WANDA"

"Un pez llamado Wanda", posiblemente sea una de las comedias más presitigiosas y bien consideradas del pasado siglo. Acaparadora de premios, hizo su ruido en los Oscar de 1988, y Kevin Kline recibió merecidamente el suyo.
Entre la alta comedia de Blake Edwards y una peli de los Monty Phyton (de hecho, dos de sus miembros, Michael Palin y John Cleese protagonizan la cinta, amén del guión que está co-firmado por el propio Cleese y el director Charles Chrichton), desde luego, es una comedia de lo más recomendable, y probablemente, una de mis favoritas.
Visto el éxito, y el polvazo que se gasta Jamie Lee Curtis, se intentó repetir la jugada con el mismo elenco, como diez años después, en una película divertida, pero a años luz de esta títulada "Criaturas Feroces". No era lo mismo, lógicamente.
Aquí les dejo los fantásticos fotocromos de "Un pez llamado Wanda".











lunes, 25 de julio de 2016

A HAUNTED HOUSE 2

Debo ser la única persona a la que “Paranormal Movie” le hace gracia. Las críticas fueron demoledoras y a mis allegados parece no hacerles puta la gracia. Y en cines, habiendo tenido un estreno más o menos formal, apenas llegó a congregar 19.000 espectadores en el cine –que tiempos de mierda corren-. El caso es que, sin ser yo en absoluto fan de ninguno de los Wayans –y aunque en esta solo contamos con Marlon en calidad de actor-, por lo que sea, me funciona.
Como la primera tuvo su éxito en los USA, rápidamente, y antes de que nos diéramos cuenta, se rodó esta secuela “A Haunted House 2” que ya no se estrenó en españa de ninguna manera. Ni tan siquiera ha salido en DVD.
En realidad es una extensión de la anterior, solo que el protagonista en esta ocasión, tras la muerte de su novia (la de la primera) se va con una mujer blanca y sus dos hijos a una nueva casa, donde les acosarán los fantasmas. Lo mismo de siempre, solo que además de pasarle factura a la saga de “Paranormal Activity”, se la pasa también a “La Posesión”, “The Devil Inside”, “Insidious” y, sobretodo, “Sinister” y “Expediente Warren”. De hecho, las escenas a costa del clon de la muñeca “Anabelle” se llevan la palma.
Pues en realidad no hay demasiado que decir a cerca de esta secuela que no dijera ya en el podcast acerca de la primera. Un “Spoof” que quizás consciente de que el subgénero lleva unos derroteros más bien lastimosos, no toma el tipo de humor absurdo que llevan los Seltzer y Friedberg de turno, o David Zucker. Entonces, tomando como base el recrear escenas de todas esas películas citadas, la película únicamente sirve como vehícula de las gracietas de Marlon Wayans. Pero en esta ocasión ya en plan exagerado. Casi parece un “One Man Show”,  porque el tío no sale de plano, ni deja de hacer bromas de corte escatológico todo el tiempo. Y aunque yo me río bastante, yo entiendo perfectamente, que a la gente le cargue.
Por otro lado, en la película lo único que hacen es chillar y chillar, todo el tiempo ¡no paran! Por momentos le llega a uno a crispar los nervios. Pero a rasgos generales, esta segunda parte también me gusta y se deja ver sin mayores pretensiones.
En los usa, un éxito, por supuesto, de esos que costaron 3 millones y recaudaron 25.
Por cierto, que me he dado cuenta de la cantidad de “Spoof” que han salido pitorreandose de “Paranormal Activity”, tantos y tan horrorosos, que he perdido la cuenta habiendo visto gran parte de ellos. Pero quiero dejar constancia de uno en concreto. Todos sabemos que la primera “Paranormal Movie” es “A Haunted House”, que “Paranormal Movie” es el título que se le puso en españa para que se uniera a la tradición de “Spoofs” del siglo XXI con la palabra “Movie” en su título. Bien, pues  resulta que a la vez que “A Haunted House” se estrenaba en españa con ese título, en los USA se estrenaba la autentica “Paranormal Movie”, otro “Spoof” de la famosa franquicia, esta vez escrito, dirigido e interpretado por Kevin Farley, el hermano del fallecido Chris Farley. Nunca llegó a España esta película, pero de haberlo hecho, y teniendo en cuenta que ese título ya se lo pusieron a la de Wayans, ¿Qué título le hubieran puesto aquí? Cosas que pasan por bautizar a las películas como a alguno, en este país, le sale de los cojones.
Volviendo a “A Haunted House 2”, decir que junto a Wayans tenemos a Jaime Pressly, una mujer que no solo está buena que te cagas (algo mayor ya, eso si) si no que además, tiene la capacidad para resultar graciosa, Gabriel Iglesias, la sensación “Stand Up” de los USA, que además está especialmente gracioso en esta película y, repitiendo papel, el veterano Cedric The entertainer.
La dirección corre a cargo de  Michael Tiddes, que ya dirigió la primera  y que acaba de dirigir la nueva de Marlon Wayans “Fifty Shades of Black” y que, curiosamente, es blanco…
En fin, que a mí me gusta la peli ¡Ea!

domingo, 24 de julio de 2016

LOS FOTOCROMOS DE "TRAMPA PARA UN VIOLADOR"

Y de violación.... a violación. Si la semana pasada hablábamos de una peli exploitation de procedencia franchute sobre tan peliagudo tema, hoy le toca el turno a los italianos. Concretamente una ligada a algunos nombres legendarios del cine más costroso de tan bello país. Si quieren saber más, recurran a la respectiva reseña, que pa algo me tomé la molestia de escribirla.
Y si lo que quieren es ver los fotocromos, bastará con que le den al ratón y tiren para abajo. Creo que solo falta uno… pero esta vez pueden culpar a mi despiste, sencillamente olvidé escanear la segunda mitad del mismo. ¡¡Es lo que hay!!... si lo quieren perfecto, ¡denme mucho dinero!.
Con ustedes, los fotogrumos de “Trampa para un violador”.











sábado, 23 de julio de 2016

"ROCKAHULABABE"

El año 2010 me liaron para coorganizar una actividad llamada "Rockahulababe". Consistía en una especie de cabaret que terminaba con la proyección de una película de terror. La trans Rakel Mandela hacía las presentaciones con salero y desparpajo. Y le seguían cosas tan extrañas como faquires, strip-teases y otras mandangas. Montamos tres ediciones en tres meses. Primero en la sala pequeña de un cine. Funcionó tan bien que luego pasamos a la grande. Y aunque tampoco es que fracasara, la sensación de amplitud se cargaba un poco el espectáculo, le restaba encanto, no sé si por la proximidad o si porque el estar todos más juntos y apretados proporcionaba una sensación de comunidad. Ni idea. Incluso el "Rockahulababe 3" tuvo la osadía de competir con un Barça-Madrid, y aún así no fue tan mal la cosa.
Mi principal tarea consistía en seleccionar la película (que fueron "Re-Animator", "Humanoides del abismo" y "El terror llama a su puerta") y realizar la promo. Justamente facturando la primera de ellas fue como conocí a una persona muy importante en mi vida creativa, Irene o Debbie Logan. Ella y el principal responsable del lío, Vicens Mayans (sin vínculos con Antonio) protagonizaron todas. Y estas consistían en parodias de películas famosas de terror con un curioso giro final. Las masacradas fueron "El Exorcista", "Pesadilla en Elm Street" y "Los Pájaros". La primera nos la curramos mucho, pero pa cuando llegó la hora de parir la tercera, fuimos más asaco. En cualquier caso, hacerlas fue jodidamente divertido, recuerdo todo aquello con mucho cariño y ya que andan colgadas en youtube (cortesía de Vicens) he decidido rescatarlas para que ustedes las vean y, si se tercia, las disfruten.
Ahí van…







miércoles, 20 de julio de 2016

NUEVOS LANZAMIENTOS DE VIAL OF DELICATESSENS: "CARNAVAL DE SANGRE" Y "AQUELARRE SANGRIENTO"

Hoy mismo salen a la venta estas dos joyas del cine "Trash" setentero, que los verdaderos fans del género no deberían dejar escapar. Sin más, paso a dejarles los contenidos de estas dos nuevas ediciones.

CARNAVAL DE SANGRE


(DVD PRENSADO)
Un parque de atracciones se ha convertido en escenario de horribles crímenes. Entre los tenebrosos ruidos de la noche van cayendo las víctimas. Una mujer decapitada, otro cadáver al que le han sacado los ojos, y una tercera víctima a la que le han arrancado los intestinos ¿Quién es el asesino? ¿El extraño, sospechoso y repugnante Gimpy? ¿El apuesto Dan o la bella Laura? ¿Cuánto tiempo sobrevivirán la médium, la caliente rubia, el lascivo marinero o la puta?
El mundialmente famoso parque de atracciones de Coney Island (Nueva York) es el escenario de esta tenebrosa muestra de “Slasher” primigenio. “Carnaval de Sangre” fue la ópera prima del director Leonard Kirtman (“La seducción de Cindy”), un nombre de referencia en el cine “Sexploitation” americano de los años 70 que en los 80 se recicló a director de cine porno bajo el psudónimo de Leon Gücci.
Plagada de sangrientos crímenes misóginos a manos de un psicópata, “Carnaval de Sangre” es hoy una celebrada obra de culto cercana al Underground de esa época. “Vial of Delicatessens” tiene el placer de ofrecerla en DVD.
Características:1:33:1, 16:9 Pillarbox.  Audio: DD 2.0, Castellano, Inglés.
 Subtítulos: Castellano.

EXTRAS:
- Trailer de cine.
- Documentales sobre el parque de atracciones de Coney Island.



AQUELARRE SANGRIENTO


(DVD PRENSADO)
Un soldado americano, excombatiente de Vietnam, se ve perseguido por un grupo de lúbricas mujeres en su regreso a casa. En su intento por burlar la persecución, cae por un terraplén y pierde el conocimiento. Es despertado por una joven y bella muchacha, de la cual se enamora. Pero lo que ignora es que esa mujer es un cuerpo sin alma en el que habita una lasciva bruja. Si quiere tomarla como esposa, deberá despojarse él también de su alma. Para ello formará parte de un maléfico aquelarre… un aquelarre sexual, un aquelarre lleno de sangre.
Aquelarre Sangriento” es un título característico del terror comercial de la década de los 70, cuando el culto al diablo en las películas era metáfora de los males de la sociedad americana. La presencia de actrices de culto como Dyanne Thorne (“Ilsa”) y Uschi Digard (“Supervixens”) añade la dosis de erotismo a este reivindicable cuento de terror que ha dejado huella en directores de nuestros días como Rob Zombie (“The Lords of Salem”) o Robber Eggers (“The Wicht, La Bruja”).
Una película especialmente inspiradora  que “Vial of Delicatessens” lanza al mercado tras años de condena al  absurdo ostracismo.
Características:1:33:1, 16:9 Pillarbox.  Audio: DD 2.0, Castellano, Inglés.
 Subtítulos: Castellano.
EXTRAS:
  
- Trailers. 

Ambos títulos aparecen a un P.V.P de 12,00 €, gastos de manipulación y envío.
¿Y dónde podemos comprarlos? pues yo les diría que, direnctamente, en:
 Próximamente, más títulos.

martes, 19 de julio de 2016

AVT PODCAST (62)

Cuanta alegría da a los devotos cuando al entrar en el blog, en pleno verano, se encuentran un nuevo refrescante programa de AVT PODCAST. Y con este calor, que mejor que degustarlo a la sombra de una sombrilla, en bañador, chupando un polo, y con el pene erecto.
Y mayor es el placer cuando se destapa el sumario, compuesto, una vez más, por algo de actualidad con el proyecto “Saw Legacy” y unos cuantos desvaríos sobre temas varios.
En cuanto a los peliculismos, venimos con el eterno –y divertido- repetir de formulas que nos ofrece “Un espía y medio”, el suspense autoral de “La Invitación”,  el manguismo dorama –o live action o no se que pollas en vinagreta- de “Prison School”, la descarada explotación a “E.T.” y “Starman” que nos ofrece “Hyper Sapien (Amigo de las estrellas)” y la comedia ligera que diseccionamos en profundidad en una nueva entrega del ciclo Christophe Lambért; “Janis y John”.
Eso es todo, y todo es ello, y ello es AVT PODCAST que es todo.
Dentro de poco, muchísimo más. Hijos de puta.




domingo, 17 de julio de 2016

LOS FOTOCROMOS DE "VIOLACIÓN... LA VERGÜENZA CALLADA"

La primera persona humana con la que me encontré cuando llegué a Málaga para inmiscuirme en el rodaje de “Al Pereira vs. the alligator ladies” fue el venerable actor Antonio Mayans, y la primera de sus intervenciones actoriles por la que le pregunté fue “Escuadrón Pantera”, de la cual, todo sea dicho de paso, casi ni se acordaba. Y si fue esa la que me vino a la cabeza se debía a que la había deglutido recientemente y aún vibraba ante tal festival de descojonable negación e inutilidad. Negación e inutilidad atribuible, entre otros, a su director, toda una leyenda del “trash” franchute, Pete Knight… es decir, Pierre Chevalier. Fichaje habitual de “Eurociné” que durante los cincuenta hizo algunas pelis de esas que no arrastran demasiada mala prensa únicamente por ser antiguas, pero que a medida que los años pasaban, iba adentrándose lentamente en el lado más cafre y chusquero del séptimo arte, hasta que en 1970 dirigió la peli por la que se le conoce mundialmente, “Orloff y el hombre invisible”, generalmente atribuida por error -aunque un error en parte comprensible- a Jesús Franco. El resto de su carrera, hasta que falleció, siguió cuesta abajo de forma irremediable.
Y Pierre Chevalier es el responsable de la costra que protagoniza hoy la sección de fotocromos. Al no haberla visto (y ni ganas que tengo), no puedo asegurar que sea tan chunga como parece. Pero vamos, ¡apostaría mi ojete!. Si alguno de ustedes ha tenido la suerte o desgracia de echarle un ojo, agradeceremos impresiones en los comentarios. Así de buenas a primeras, la información recopilable nos dice que "Violación... la vergüenza callada" es un producto netamente exploitation que con la excusa de "denunciar diferentes casos de agresión sexual", perfectamente recreados con agradable música jazzística de fondo, lo que hace es, evidentemente, satisfacer los bajos instintos de la plebe masculina. Al final, por aquello de evitar malos rollos, la peli se cierra con la cruenta venganza de una hembra agredida, en este caso la morbosísima y pectoralmente excelentemente dotada Brigitte Lahaie, que tenía una exitosa carrera paralela como actriz porno, para alegría de muchos seres humanos.
Sí, es cierto, son pocos fotocromos... pero ya saben que esto es una lotería. Va como va. Y pal caso, dado lo peculiar de la película y su temática, supongo que podemos sentirnos “agradecidos” de contar con el material que sigue, por escaso que sea.







jueves, 14 de julio de 2016

"BLEED, PART ONE" DE NICK ZEDD

Ya lo tenemos aquí, el hijo pródigo ha vuelto. Nick Zedd, el entrañable cineasta underground, capaz de provocar en mí tanta fascinación como rechazo. Tanta como para que me haya comido entero el librito del que voy a hablarles a continuación, "Bleed", su autobiografía.
Sabía que Zedd las había publicado originalmente en formato fotocopias y grapas. Y también que la coña habitual en la prensa alternativa del momento consistía en asegurar que más que unas memorias precoces, se trataba de un recuento de las tías a las que el pimpollo se había ventilado. Sin más. Nunca tuve especial curiosidad en leerlas, y nunca pensé que un día, hurgando por la red de redes, descubriría que el prestigioso "Macba" de Barcelona disponía de ellas.
A pesar de lo que diga mi pareja, soy un tipo muy curioso. Mi deseo de conocimientos me ha llevado a sitios y situaciones un tanto peculiares. Siempre cuento con orgullo que cuando me enteré que el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona tenía un video-diario de George Kuchar, corrí a preguntar si podía echarle un ojo. Y me dijeron que sí. Y me lo comí sentado ante una triste televisión, con los auriculares puestos y peña cruzando sin descanso por mis espaldas. Bien, este era un caso parecido. ¿Cómo desaprovechar la ocasión de leer "Bleed" de Nick Zedd, y encima gratis?.
Cuando investigué un poco más, descubrí que no se trataba de material de biblioteca, sino de archivo. Es decir, si quería leerlo tocaba pedir cita previa. Y eso hice. La mañana que acudí, tuve que pasar por una especie de absurdo rito ceremonial que incluía hacerme una identificación en la entrada, rellenar una ficha de datos personales y, finalmente, encerrarme en una urna y ¡ponerme guantes de plástico!. Madre mía, ¡¡ni que fuese una muestra de la lefa del puñetero Leonardo Da Vinci!!.
La buena noticia es que el libro era enano y con la letra gorda, así que en seguida supe que me lo leería de un tirón esa misma mañana. La mala es que se trataba de una primera parte, no estaba completo. Pero bueno, para ir abriendo boca ya valía.
¿Y qué tal?, pues bien. Zedd arranca narrando su adolescencia como "bicho raro" en el insti. Sus primeras experiencias con las drogas y la delincuencia juvenil, el mundo del arte y sendos rechazos por parte de la industria audiovisual. Los curros de mierda que tuvo (y tiene) que hacer para ir sobreviviendo y algunas anécdotas de rodajes y movidas por el estilo.
No obstante, a lo que el autor tiende más es a hablar de otras personas que pasaron por su vida. Poniendo especial atención, eso sí, en aquellas más peculiares. Y, claro, ¿qué pasa?, que depende lo interesante que sean para que la lectura resulte amena o se vuelva un rollete. Por ejemplo, hacia el final se empeña en narrarnos vida y milagros de un tio de lo más sórdido llamado Rick Strange, y ahí el libro se hace pesado. En cambio, cuando se centra en la figura del legendario actor y director de cine underground Jack Smith, la cosa cambia.
Smith estaba jodidamente loco. Vivía en un pisito decorado como si fuese un palacio de por allá oriente. A lo cutre y con cantidades ingentes de cucarachas entrando y saliendo a antojo. La bañera andaba llena de moho. Decía que quería rodar con miniaturas una película de piratas. Nunca lo hizo. Como tampoco nunca rodó la epopeya sobre "Simbad" que pretendía facturar sin salir de su pequeño hogar y usando a su pingüino de peluche como protagonista. La leche.
Claro, ¿nos creemos todos los desvaríos que suelta el amigo Nick Zedd, al que siempre le ha tirado eso de montarse sus fantasías acorde a la imagen super-underground que pretendía dar?. No lo sé. Supongo que ahí está la gracia. En cualquier caso valió la pena pasar por el trance para echarle un ojo al librillo. Ya lo creo.

martes, 12 de julio de 2016

COMIC "¡SHAZAM!, LA FÓRMULA MÁGICA"

Hace poco tuve la santa fortuna de poder degustar "Whose comic book is it?", un reciente documental parido por el compañero Víctor. En los entretenidos cincuenta minutos que dura, vemos a Daniel Bernie hurgando en su infinita colección de comics y mostrando a cámara algunos joyones entre anécdotas, risas y chascarrillos.
Dentro del grupo de las piezas más llamativas estaban unos añejos tebeos del famoso "Capitán Marvel", también conocido como "Shazam!", el "Superman" de los pobres. Cuando Víctor los vió, quedó especialmente sorprendido por el atípico look caricaturesco, muy "cartoon", que gastan sus viñetas en blanco y negro. En seguida corrí a explicar a mi amigo/brother que yo también tenía una historieta protagonizada por "Shazam!" con ese mismo estilo, cuyo tono guasón y festivo quedaba incrementado gracias a unos bien llamativos y chillones colorines, tal y como a mi me gusta. No es que Víctor mostrara mucho interés, pero ello no me privó de plantearme escanearlo enterito y publicarlo en este blog, para gusto visual no solo de él, también de todos los que están al otro lado de la pantalla mirando, leyendo o escuchando.
El mentado comic, "La fórmula mágica", lo descubrí hace muchos años ojeando lo que en principio era un tebeo común y corriente de "Superman". Iba pasando las páginas desinteresadamente ante lo monótono y excesivamente normal de la materia cuando de pronto, ¡zasca!, me topo con esas últimas hojas llenas de color, humor y locura. Me fascinó entones, y lo ha seguido haciendo todo el tiempo que lo he conservado metido en mi armario.

No les engaño, no tengo ni puta idea de comics de superhéroes, solo sé lo que puedo encontrar en internet y lo que pone en el mismo material escaneado. Llama la atención que el copyright esté fechado nada menos que en 1949. Pero lo que realmente importa aquí es esta entrañable e inocente aventura del bueno de "Shazam!". En tiempos en los que los super hombres que vuelan han dejado de ser majetes para convertirse en insufribles llorones amargados envueltos en oscuridad (sí, a ti te lo digo Zack Snyder!!!), casi resulta hasta reconfortante. Echo de menos a tipos como "Shazam!" y estoy seguro que si hacen la película oficial (no cuentan aquí añejos seriales o productos televisivos) el tono quedará tristemente bien lejos de lo que sigue a continuación....









domingo, 10 de julio de 2016

LOS FOTOCROMOS (Y EL POSTER) DE "LA SELVA ESTÁ LOCA, LOCA, LOCA..."

No es la primera vez que Jacob Most, alias de Jaime J. Puig, aparece en este blog. Víctor ya reseñó en su día una de sus estridentes comedias, "Bacanales Romanas".
Por desgracia no tenemos reseña de "La selva está loca, loca, loca..." y tampoco la hemos visto, pero el día que me encontré ante su poster quedé absolutamente fascinado. ¡¿Qué cojones es esta mierda?!. Si amplían la respectiva foto y leen los diálogos estilo comic que sueltan los animales dibujados, se toparán con perlas como: "¿Qué tripa se la ha roto al "Tarza" este?", "Corta ya la movida "Tarza", que no me vas" o "Madre que mogollón, esta no es mi selva, ¡me la han cambiao!". Puro arte. Sorprende también encontrar que parte de la producción corre a cargo de a famosa Profilmes, la factoría de fantaterror español que en los 70 dio salida a las no menos temibles aventuras fílmicas de Paul Naschy. Tiempo después tuve acceso a sus fotocromos y ahí sí que ya me quedé sin habla. Pura comedia cutre española de los 80 parida con cuatro pesetas y con intención de subirse al carro de lo que era entonces la honda en las películas de risa que venían del otro lado del charco, usar la palabra "loca" en el título, cuantas más veces mejor, ejemplos los hay para parar un tren (desde "Estos zorros locos, locos, locos" a "La loca historia de los 3 Mosqueteros", como otra muestra de esa tendencia en nuestro cine).
No hace falta ser muy ducho para pillar cual debe ser el tono de esta infra-obra de arte. De momento, y hasta que la suframos en una pantalla, nos quedamos con algunos de los nombres ligados a ella, como el del protagonista, Carles Velat, muy habitual por entonces en el cine y la televisión de procedencia catalanas ("Las aventuras de Zipi y Zape", "En busca del polvo perdido", "El fascista, Doña Pura y el follón de la escultura", "No me toques el pito que me irrito" o "Un genio en apuros"). Pa mi que por aspecto se le debería considerar algo así como "el Woody Allen español", de ahí que le asociaran siempre a comedias, por chusqueras que fuesen. Le acompañan la chica de la película, la más que conocida Silvia Marsó, el humorista Conrado Tortosa "Pipper", el muy habitual en cine de destape chungo Joaquín Gómez / Quin Gomes. Otra que tal, Carla Dey. Y Mir Ferri, que también puede presumir de mucha roña en su curriculum. El actor de color se llamaba
Julian Granje Davies y solía salir mucho en la primeriza tv3, la televisión de Cataluña (gracias Patrick!).
El director de foto no es otro que el hoy bien reputado Carles Gusi.
Lo que me encanta es que en el poster pongan en un recuadro al productor, Gonzalo González.... ¡si joder, claro, Gonzalo González!..... de los González de toda la vida.
En fin, que ahí les dejo los fotocromos de "La selva está loca, loca, loca...". En una palabra: Im-pa-ga-bles.
















viernes, 8 de julio de 2016

EL DESPERTAR DE LOS SENTIDOS

Dramón medio documental producido por los inefables hermanos Balcazar y dirigida por Manuel Esteba, de esas que habiendo un material de archivo que aprovechar, se elabora una trama para poder utilizarlo y que todo junto conforme una película ¡y qué película!
Se trata de una de las películas más ultra-conservadoras que he visto jamás, y que en su afán por reivindicar una serie de valores, la cosa se torna completamente amoral. Un panfleto anti-abortista –y anti-todo,- que bajo una premisa sobre la preservación de la familia, lo único que pretende es hacer algo de dinero a base de sensacionalismo barato y teorías de pega. Poca cosa se conseguiría a juzgar por los escasos 191.747 espectadores que fueron a verla al cine. Pero ahí queda la soflama.
Inspirada, o tal vez plagiando los famosos “Report” Alemanes, nos cuenta como dos estudiantes que están haciendo una tesis sobre el sexo, entrevistan a un médico, que no sabemos muy bien si es un psiquiatra o qué es, pero lo cierto es que solo lleva cosas en torno a la sexualidad; así, les explicará los casos de una prostituta que quedó embarazada, una joven que se ve obligada a abortar –suicido post trauma incluido- un exhibicionista que enseña su parte a los niños, una masoquista, un violador de niñas ¡que acude al médico a contarle que de vez en cuando le da por violar a alguna niña!, etc, a la par que explica casos de ninfomanía, satiriasis, fetichismo y resentimiento de los matrimonios a causa de la frigidez de ellas, debido a la mala educación sexual en la adolescencia, a veces recreando sus relatos con reconstrucciones dignas y deudoras, sin que Esteba lo supiese siquiera, del “Glen or Glenda” del mismísimo Ed Wood.
Para esta película, el aborto es directamente un asesinato, el homosexualismo una enfermedad mental, pero no pasa nada, que dice el doctor que se cura y de hecho vemos el caso de un señor que tras ser tentado, gracias al tratamiento psicológico al que se le somete, se cura, ergo ya no es maricón. Por otro lado, el violador de niñas merece el mismo traro que el homosexual, le cuenta el caso al médico y este le aplica un tratamiento psicológico, vamos como si comiera castañas pilongas, y en ningún momento se cuestiona el violar niñas como un delito, como si se hace con el aborto. Una absoluta vergüenza con un mensaje de mierda… lo que se traduce en descojone padre, porque claro todas estas barrabasadas parecen impensables a día de hoy, pero en su momento estaban muy en el pensamiento de la población de a pie de la España de Franco, con lo que resulta todo muy escandaloso y bizarro, casi de broma, pero me temo que la cosa iba muy, muy en serio. Entonces, paradójicamente, y dependiendo de las mentalidades de los espectadores  -que ahora hay mucho pacato hijo de la grandísima puta enemigo de la incorrección política y del sentido del humor-  “El despertar de los sentidos” resulta un divertimento tonto e inocente, máxime cuando ilustran toda esta barbarie con imágenes de archivo de variado pelaje, que van desde un parto (al que le añaden el contraplano del doctor protagonista para que parezca que es él quien asiste ese parto), hasta carreras de formula uno añejas.
Graciosísima, e incluso diría, que la mejor película de Manuel Esteba, ya que al menos esta tiene algo de ritmo y entretiene lo suyo.
Para acabar de matar a la liebre, quédense con el subtítulo de la película, debajo del título: ¡¡“La educación sexual de una adolescencia pervertida”!! que acompañó a la carátula en algunas de sus ediciones videográficas.
¿Qué no harían los Balcazar, los reyes del “Exploitation” patrio para vender una película?
El reparto lo componen una serie de actores Catalanes que no los conoce ni su puta madre, y el doctor que narra todo lo que vamos viendo y que toma parte activa de lo que acontece, llegando a hacerse cargo del hijo de la prostituta embarazada, lo interpreta don Eduardo Fajardo.
En serio, muy divertida en su despropósito.

miércoles, 6 de julio de 2016

LOS FOTOCROMOS DE "SUPERDETECTIVE EN HOLLYWOOD"

Curiosamente,  la vi recientemente por primera vez, y he de decir que me pareció una película muy digna y entretenida. Como hecha ahora, salvo por algunas pijaditas. Frenética, pero, no es tan graciosa como otras películas de la época de Eddie Murphy. Es más de acción que comedia. Y se trata de la película que le convirtió en una Súper Estrella.
Poco más que decir al respecto, solo que sus fotocromos están  super chulos.