viernes, 21 de septiembre de 2018

AVT PODCAST (99)




VOLVEMOS DE LAS VACACIONES!!!!!
Regresamos los chicos de AVT podcast en este nº 99 avisando de que preparamos algo especial para el próximo programa nº 100.
Después, entramos en materia desglosando las películas de la temática de este programa, las “Frat Movies” que no es otra cosa que películas que transcurren en ambiente universitario y cuyos protagonistas son miembros de una fraternidad. Así, Víctor se decanta por las bondades (y mierdosidades) de un “Slasher” de corte universitario como es “El tren del terror”. Romerito tira también por el terror, esta vez con un thriller sobrenatural  y expolio de “Carrie”como es “En lo más profundo de la mente” y Aratz tira por la “Sex Comedy” más cafre con una de las secuelas videocluberas de “American Pie”, esto es, “American Pie 6: Fraternidad Beta”.
Acto seguido, nos sumergimos en la película conjunta, con esa oda a los fluidos, las flatulencias y la suciedad que es “Desmadre en la universidad”.
No lo encontrarán en otro podcast… porque esto es… AVT PODCAST!!!


jueves, 20 de septiembre de 2018

MANDY

Desde que conoció la bendición de algo así como el semi-mainstream con el razonable éxito de "Drive", Nicolas Winding Refn se ha mantenido más o menos fiel a un estilo específico con respecto a sus más recientes trabajos: Abuso de un ritmo cruelmente lento. Empleo nada sutil de luces de colorines (con especial predilección por el rojo). Un exceso de estilismo. Y, narrativamente, cierta preferencia por pillar tramas/ideas propias del cine de género, o incluso el "exploitation", dándoles una pátina como "arty", es decir, tirar de conceptos grotescos -hasta ridículos-, violencia extrema y gore, revistiéndolo todo en plan bonito y vistoso. El resultado son películas con un gran empaque, pero vacías. ¿Que por qué hablo de Nicolas Winding Refn cuando la reseña gira en torno a la reciente "sensación del cine supuestamente indie" "Mandy"? Pues sigan leyendo y lo sabrán.
Es un caso que ya habíamos visto antes con
"The Demolisher". Otra película que tomaba prestadas, y mucho, las señas de identidad de Refn. Solo que, al estar todo tan mal parido, no trascendió. Por contra "Mandy" cuenta con peña talentosa como Nicolas Cage o Panos Cosmatos y por eso el resultado, a un nivel formal, no da vergüenza ajena. Sin embargo, en el fondo, la diferencia con respecto a "The Demolisher" es casi nula. Dicho de otro modo, ambas películas son ejemplos de lo que podríamos llamar "Refnxploitation" o copiar descaradamente los delirios estilizados del danés.
Nicolas Cage está super enamorado de la rara de su novia y viven en la montaña apartados de todo. Un día aparece una secta que mata a la chica y Nicolas decide ir a por ellos y cargárselos uno a uno. Tal cual. La peli termina cuando muere el jefe de los malos. Una sinopsis trillada, lineal y sin pizca de originalidad que viene compensada -o eso cree su director- por una estética extremadamente cargada a base de colores rojos, muchos brillos pa darle algo de psicodelia, diálogos pesados, cámara lenta, ritmo innecesariamente pausado y los inevitables toques propios del cine "exploitation": unos villanos semi-monstruosos vestidos de sado y subidos a motos que gruñen como si fuesen animales, una lucha con sierras mecánicas y cierta dosis de gore.
El resultado, obviamente, ha sido una sensación por allá los USA. Todo el mundo flipa con "Mandy", la llaman obra maestra, lo mejor del año y agreden verbalmente a aquellos que no comparten tal opinión. Y no solo mindundis como ustedes o nosotros, también cineastas de peso. Nadie, absolutamente nadie reconoce/admite la imitación del cine de Nicolas Winding Refn que es. Su trama más vista que el tebeo, hueca y carente de cualquier interés. Y que, en definitiva, es jodidamente aburrida. Si a un argumento de ese calibre encima lo relentizas hasta hacerlo insoportable, pues como que no.
Supongo que a tanto mamoneo ha contribuido el protagonismo de Nicolas Cage, que se marca su -esperada- escenita de desmadre actoril, ahí gritando como un loco y poniendo muecas... ya saben lo superficial que es la gente en general.
Al final lo único que mola es ver a un avejentado Bill Duke, el negrazo que se peleaba con "John Matrix" en la maravillosa "Commando", y el extracto en un televisor de "Night Beast/Visitor", según las dudosas pero entrañables artes de Don Dohler (no deja de ser una sobrada post-moderna el colar una auténtica muestra de cine basura en toda una película arty).
"Mandy" es un producto hipócrita que invita a los críticos serios y a los impresionables hipsters a consumir elementos propios del cine trash o la serie z sin tener que ensuciarse y creyendo que lo que están viendo es arte. Para ver una de venganzas más honesta con Nicolas Cage y, a pesar de todo, más entretenida, les recomiendo esto.

miércoles, 19 de septiembre de 2018

LANZAMIENTOS DE SEPTIEMBRE DE VIAL OF DELICATESSENS

Os dejo con la funcional nota de prensa de los lanzamientos pertenencientes a este mes que, mira tu por donde, salen a la venta hoy:


Vial of Delicatessens lanza el miércoles 19 de Septiembre de 2018 cuatro títulos en DVD: un thriller de Jordi Costa con ecos almodovarianos; la última y más personal película del realizador Juan Pinzás; y una propuesta que nos acerca al underground estatal bajo la responsabilidad del capataz de esta misma casa, Naxo Fiol.

En su línea de DVD prensados, y a la venta en grandes superficies, además de en la web del sello, “Vial of Delicatessens” lanza:



LA LAVA EN LOS LABIOS
Una película de Jordi Costa
La psicoterapeuta Bonita Sepúlveda sufre un grave trastorno emocional al asistir a una proyección de “El deseo y la lava”, la última película de la prestigiosa directora Adriana Duval. Dispuesta a rastrear lo que se oculta tras esa experiencia traumática, Bonita formará con la bailaora Eva La Jazmina una excéntrica pareja de detectives para reencontrarse con un terrible secreto de su propio pasado. En este turbio thriller psicológico la psique es el lugar del crimen.

"Una delirante declaración de amor al cine como fábrica de artificialidad, de evasión y de sueños (...) Una película loca y, sobre todo, libre Alberto Rey.

Características: 1:78:1, 16:9.  Audio: DD 2.0, Castellano. Incluye libreto en el interior.

EXTRAS:

 - Presentación de la película por Valeria Vegas
- "Feminismos en erupción" de Eulalia Igesias
- Review fuertecita de Isa Calderón
- Video-Ensayo de Andrea Morán
- "Cráter" de Lorena Iglesias
- Audiocomentario-Reencuentro de las actrices protagonistas
- Galería tras la lava
- Fanzineto edición coleccionista con texto de Beatriz Martínez




EL VIENTRE DE EUROPA
Una película de Juan Pinzás
En esta original propuesta de cine europeo de autor, el cineasta Julián Pintos, álter ego del director Juan Pinzás, en su universo onírico, realiza un viaje introspectivo desde el vientre de la madre al vientre de Europa sin romper el cordón umbilical. Julián se hallará perdido entre el niño que fue, el hombre que ahora es, el amor de su madre y la dualidad de la mujer a la que ama. Todo ello en las entrañas de dos capitales europeas por las que deambula, Berlín y Madrid, que con su pasado y presente suscitan los sueños y turbaciones de Julián.
Vial of Delicatessens lanza al mercado la nueva película de Juan Pinzás. Su obra más personal.
Presentada en Cannes, las obsesiones y  miedos del cineasta gallego, quedan patentes en “El vientre de Europa”. Cine de autor europeo bajo el decálogo pinzasiano.


Características: 1:78:1, 16:9.  Audio: DD 2.0, Castellano.


EXTRAS:

- Viaje con Juan Pinzás a El vientre de Europa.
- Escenas eliminadas
- Trailers


“La lava en los labios” y “El vientre de Europa” tienen un PVP unitario de 11,99 € (gastos de envío incluidos para pedidos en la web del sello).


En la línea de ediciones limitadas a 100 ejemplares, de venta exclusiva en la web del sello, “Vial of Delicatessens” lanza:




CORTOS CASEROS & BEYOND
Una colección de cortometrajes de Naxo Fiol

Vial Of Delicatessens
pone a la venta un nuevo DVD en el que se recopilan un buen puñado de los cortometrajes del inefable Naxo Fiol ("Fernando Project", "A ritmo de Jess", "V.H.Eces"), "Cortos Caseros & Beyond".
La mayoría lo conforman videochuflas recientes, aunque también incluye otros tantos del pasado convenientemente remasterizados. Hay mucho vídeo y unas pizcas de Súper 8, Single 8 y 16 mm. Abundan la comedia y el absurdo, con gotas inquietosas e incluso algo de erotismo.
Los títulos son los siguientes y prometen locura, demencia y diversión a raudales:

1 "Baltasar no era negro"
2 "Sufrimiento de(s)madre"
3 "Necronostalgia"
4 "Ci-Lo-Fi"
5 "Del cementerio al lado de aquella casa"
6 "Pulsaciones Tortu(g)osas"
7 "Big Crunch"
8 "La misteriosa esfumación de otra despreciable youtuber"
9 "El hombre que se creía Harry el sucio"
10 "Ande te metes Mariví?"
11 "Mi amigo el Macabundo"
12 "Klaustrofobia"

Características: 1:78:1, 16:9. :1:33:1, 16:9 Pillarbox.  Audio: DD 2.0, Castellano.

“Cortos caseros and beyond” tienen un PVP unitario de  5, 99 € más gastos de envío.


contacto: vialofdelicatessens@hotmail.com



martes, 18 de septiembre de 2018

EL CARTEL DE "UN GENIO EN APUROS"

No he visto "Un genio en apuros", curioso vehículo del año 1983 para el entrañable contador de chistes Eugenio. Y no tengo especial interés en hacerlo. Por el contrario, Víctor sí se la tragó entera y habló de ella en el recomendable podcast que hace junto a Ángel Codón, "Los Aristócratas". Independientemente de la película, lo que nadie puede negar es la calidad del cartel. Esencialmente porque viene ilustrado por el talentoso Kim, clásico de la revista "El Jueves" y eventual cartelista estupendo. Aquí se lo dejamos para que lo gocen alegremente.


lunes, 17 de septiembre de 2018

LA PANDILLA DE LOS 11


A principios de los años 60, en pleno auge del cine negro español —por ejemplo, Arturo Fernández se dedicaba a finales de la década de los 50 a interpretar papeles en este tipo de cine—, resultaba de lo más oportuno para la taquilla el realizar una comedia que se mofara de este género y de las películas de gángsteres americanas. 
Así, con dirección de Pedro Lazaga, “La pandilla de los 11” parodiaría con su título el éxito comercial de aquellos años “La cuadrilla de los once”, película a mayor gloria del denominado Rat Pack (Dean Martin, Frank Sinatra y Sammy Davis Jr.) y dirigida por Lewis Milestone. Pero más allá del  título y que la premisa central de ambas es un robo, ahí quedaría toda similitud. En realidad “La pandilla de los 11” tendría pinceladitas de varios títulos de la época (las referencias paródicas a “Rififí” estarían más marcadas que las que pudiera haber a la película de Milestone) resultando una amalgama de guiños que servirían de hilo conductor para lo verdaderamente  importante en esta película, que es la colección de gags escritos por Antonio de Lara “Tono”, uno de los humoristas gráficos más representativos de la llamada “La otra generación del 27”, que hace de la astracanada el leit motiv de esta película. Algunos chistes son ganchos directos a la mandíbula, mientras que otros están impregnados de un sutil surrealismo —a saber; el individuo que tiene sed que está siendo torturado a base de hacerle comer polvorones, o el hecho de que los gángsteres de pacotilla que protagonizan esta película tienen  guardarropas donde dejar sus armas en los clubes que frecuentan—. Muchos de ellos sobreviven al paso de los años estupendamente; otros en cambio se han quedado un tanto kitsch.
Cuenta como un mafioso llamado “El Rubio” (descacharrante Adolfo Marsillach), reúne a una serie de individuos de mal vivir con la finalidad de formar un grupo que robará el banco de España, haciéndolo de manera subterránea y desde Las Cibeles. La mala suerte querrá que se queden atrapados en el túnel por el que pretenden entrar, lo que generará  toda suerte de sucesos hilarantes.
En verdad, sin dejar de ser una comedia de lo más entretenida, resulta un film del montón y no especialmente relevante, sin embargo, su principal virtud radica en que, dentro de un elenco maravilloso, tenemos juntos, y casi siempre compartiendo plano, a dos generaciones de cómicos en su salsa, interpretando las líneas y diálogos de Tono con la mayor efectividad posible. Y es que esta pandilla de 11 la componen actores de la vieja guardia como Pepe Isbert o Manolo Moran, con actores que durante años serían el relevo de estos como Manolo Gómez Bur, Ángel de Andrés padre, Juanjo Menéndez, Ismael Merlo, Antonio Ozores, y como única fémina Margot Cottens, siendo estos los más destacados, amén de todos los secundarios que les acompañan durante el metraje.
Dirige Pedro Lazaga, sin duda, uno de los directores de “Españoladas” más importantes de nuestra cinematografía, así  como poseedor de una de las filmografías más extensas y reconocibles.

sábado, 15 de septiembre de 2018

YA SE ACERCA... ¡¡"CORTOS CASEROS & BEYOND"!!

El Miercoles 19 lanzamos "Cortos caseros & Beyond" un nuevo recopilatorio de cortos de Naxo Fiol con sus últimos trabajos así como nuevos telecinados de sus cortos en Super 8, Single 8 y 16 mm.
Un DVD imprescindible en una edición especial que nos ha quedado de lo más cuca!! Aquí os dejamos unas imágenes para que podáis regodearos en tanta belleza.
Sólo 5,99€ + 2,40€ de manipulación y envío, exclusivamente en:

viernes, 14 de septiembre de 2018

ONE MORE TIME


Poco antes de morir, Ray Dennis Steckler, director de culto a nivel mundial gracias al clásico de la serie Z “Extrañas criaturas”,  y 44 años después de esta, decide ponerse manos a la obra con lo que sería una secuela de su película más famosa. O mejor dicho y como él prefería llamarla, una extensión de aquella. Para ello habilitó una campaña de marketing que consistía en hacer castings de señoritas actrices y bailarinas a través de la hoy obsoleta red social My Space.
Así, con un par de cámaras de vídeo 8 y con un presupuesto de escasos 4000 dólares —que digo yo, que sería un farol del viejo, puesto que esta película no debió costarle un duro— se lanza de lleno a una aventura  en la que, con él como absoluto —y casi único— protagonista, continúa la historia de “Extrañas Criaturas” rodando con lo puesto y de manera absolutamente guerrillera.
Un anciano se pega sus paseos y visita la consulta de un psiquiatra para hacerle partícipe de las extrañas pesadillas que no le dejan pegar ojo. Mientras, pasea otro poco más y  se va a ver un conciertillo en el que una serie de pizpiretas señoritas bailotean a ritmo de algo parecido al Nu Grass. Y punto pelota.
Lo que Ray Dennis Steckler hace, despojado de cualquier prejuicio que esto pudiera acarrearle al ser un director que, pese a ser producto de determinadas épocas (director de pelis de autocine en los 60,  y de porno en los 70 y 80), no deja de ser un director de cine industrial, es una película amateur en la más estricta acepción del termino. Lo es a conciencia y orgullosa. Básicamente, el anciano se graba a sí mismo dándo paseos, cuando no, le graba un amigo y para justificar la posible conexión con “Extrañas criaturas” los sueños de los que le habla al psiquiatra no son otra cosa que material reciclado de la película original. Y zumbando.
Soy muy fan de los cortapega, del cine guerrillero, de lo amateur, y como concepto, la cosa me hace cierta gracia. E incluso me apasiona la actitud de Steckler ya grabando por la necesidad de hacerlo, cagándose directamente en la técnica y sin ningún miedo a nada, alardeando de su ya asumida falta de talento y haciendo, sea como sea, lo que tiene que hacer un cineasta; películas. Pero eso queda muy romántico en el papel, otra cosa es sentarse a verlo.
Con dos cojonazos me he puesto a ver “One More Time” y les aseguro que siendo un entusiasta de todo lo que les he comentado unas líneas más arriba e incluso un defensor de “Extrañas criaturas” —cuyo título original, que si siguen este blog, ya deberían saber que responde al exótico título de “The Incredibily Strange Creatures Who Stopped Living and Became Mixed – Up Zombies”— como genuina e imperdible película mala de esas que espantarían al mayor fan de pelis chungas, y durando como dura tan solo una hora, me ha parecido una experiencia traumática. Me he aburrido como una ostra,  amén de que todo lo que he visto por esa pantalla en la que los frames de vídeo pasado de fecha supuraban como una bolsa de pus, me ha parecido de lo más mierdoso y vergonzante. Y carente de gracia.  Pero en AVT, “One More Time”, ha de estar reseñada.
La película, obviamente, la vendía el propio Steckler en DVD desde su web y hasta los fans más acérrimos reniegan de ella.
Y al poco, el pobre Ray Dennis Steckler, murió dejándonos esta obra como legado, además de otro puñado de películas de décadas atrás y por las que es un director de culto.

miércoles, 12 de septiembre de 2018

LOS ARISTÓCRATAS (23)


Obviamente, la comedia tiene muchas ramificaciones. Consideramos que las folclóricas vienen de una tradición teatral que tiene que ver con la comedia y el tatro de humor. Así justificamos el hecho de que este mes dediquemos el programa a "La más grande", "Lola de España" o "La Faranona". Es decir, Lola Flores.

Dénle al play!!


martes, 11 de septiembre de 2018

LOS FOTOCROMOS DE "LA CHICA DE LAS BRAGAS TRANSPARENTES"

En tiempos en los que la venta directa de películas VHS (el DVD aún no coleaba mucho) era sinónimo de una inversión considerable, lo normal cuando acudías a algún centro comercial con intenciones consumistas era encontrarte únicamente con títulos de peso. Es decir, los grandes clásicos, films extremadamente bien considerados por la crítica o superproducciones hollywoodienses. Desde luego dar con una de las películas pseudo-eróticas paridas por Jesús Franco por ahí los años ochenta no tenía nada de habitual. Y ese era justo el caso de "La chica de las bragas transparentes", que con su flamante carátula plateada reposaba toda desafiante entre films de mucha mayor alcurnia. ¡¿Cómo osaba?!. Mi condición -entonces- de fan del padre de "Al Pereira" hizo que esperara a alguna fecha señalada para pedirla. El día que pude disponer de ella le propuse a mi señor padre si quería compartir conmigo el momento del desvirgue reproductor mediante. Aceptó.
No hace ninguna falta decir que la experiencia resultó dolorosa. Especialmente en lo que se refiere al concepto "modorra". Sí, por ahí andaban las sobreexpuestas tetas de Lina. El bigotacho del duro Antonio. Y las señas de identidad del director (zooms a porrillo, fotografía costrosa). Pero de la peli resultante ni me acuerdo. Mi cerebro se encargó de borrar todo posible residuo de lo que, entonces, me pareció un rollo patatero sin el más mínimo elemento redentor. Rápidamente me sentí culpable por haber hecho gastar aquel dinero en algo tan prescindible y, con el tiempo, acabó en manos de algún colega.
Eso es todo lo que puedo decirles del título que protagoniza los fotocromos de hoy. Con la peculiaridad de que están todos y que es la primera vez que "disfrutamos" de un producto del amigo Franco en semejante modalidad. Si no sabían cómo valorarlo, ahora ya lo saben. Siempre pueden echarse una risa a costa del arte ejecutado rotulador mediante por el improvisado censor, cosa esta que es ya todo un clásico entre los fotocromos de producciones clasificadas "S".
¡Adelante!.











lunes, 10 de septiembre de 2018

LABERINTO DE PASIONES


“Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón” ópera prima de Almodóvar y, para mí, su mejor película, se pasó con éxito en los cines Alphaville de Madrid en las sesiones de madrugada
aguantado estoicamente el paso del tiempo y convirtiendo, poco a poco, al director manchego en la leyenda que es hoy. Y es por ese motivo por el que el máximo responsable de esa cadena de cines, Javier de Garcillán, decidió producir la nueva extravagancia del director en tiempos en que conseguir una subvención del ministerio no eran una cosa sencilla.
Así, pidiendo un crédito al banco y completando el importe del presupuesto con aportaciones personales de miembros del equipo, se financió “Laberinto de pasiones”, uno de los films más polémicos y populares de Pedro Almodóvar.
Asimismo, se trata de la primera vez que Almodóvar trabaja con un equipo profesional compuesto de reputados directores de fotografía y técnicos de sonido directo, por lo que supuso un cambio de las formas que a su vez mata un poco el discurso underground que traía con su anterior película. Almodóvar pasó de una película a otra, de las sesiones golfas a prestigiosos festivales de cine.
Por otro lado, todo el petardeo que muestra la película, todo ese rollo de la movida madrileña y la trasgresión que pretendía el director y que en la época le valió alguna que otra reseña negativa, a día de hoy cobra mayor interés y es elogiable la valentía que tuvo Almodóvar a la hora de romper con los arquetipos del cine español, exponiendo argumentos que  a día de hoy, con esta ola de pacatería, censura e ignorancia que impera en nuestra sociedad en tiempos en los que hacer una canción de protesta te pueden valer la cárcel, resultan edificantes y, en lugar de quedarse anticuados, que es lo que debería pasar, tienen más vigencia que nunca porque, apelando al tópico, “Laberinto de pasiones” es una película que a día de hoy no se podría hacer.
Los desfases homosexuales de Fabio McNamara, el travestismo punk del propio director y, sobre todo, las subtramas que tratan el incesto y la violación desde un punto de vista cómico, vistos  hoy me han resultado delirantes. Por otro lado, escenas improvisadas que se nota que están improvisadas, resultan igualmente interesantes y divertidas.
También, el poco dominio de la narración por parte del director a favor de unas situaciones que ocurren, sin más, son al final el punto fuerte de la película. Desmadrada, enloquecida y moderna, poco a poco, Almodóvar fue degenerando hasta pergreñar argumentos muy estándar para un público compuesto de señoras, curiosamente, pertenecientes a generaciones anteriores a la suya.
“Laberinto de pasiones”, entre otras subtramas menores, cuenta la historia del hijo de un jeque árabe que atraído por el cosmopolitismo de Madrid en los ochenta, se lanza a vivir libremente su homosexualidad, hasta que conoce a Sexilia, la cantante petarda de una formación nuevaolera, ninfómana desde niña, de la cual se enamora.
Por otro lado tenemos a un anciano que tras ser abandonado por su esposa toma una suerte de afrodisíaco que le pondrá a tono y aprovechará esta ausencia para violar a su hija mientras la trata como si fuera su propia esposa.
También tenemos tres árabes que tiene la misión de encontrar al hijo del jeque, para uno de ellos, en una tarde de ligoteo, toparse con él y enamorarse sin saber de quién se trata.
La película tras su estreno no resultó ser un bombazo precisamente, convocando poco más de 350.00 espectadores a las salas, pero, de igual modo que “Pepi, Luci Bom y otras chicas del montón”, se tiró en sesiones golfas una ristra de años. No en valde es una de las películas más populares de Almodóvar.
Curiosamente, cuando este ya era una estrella a nivel internacional, "Laberinto de pasiones" consiguió estrenarse en Reino Unido, donde permanecía censurada, en 1993.
En el reparto tenemos a Imanol Arias en el que sería uno de sus primeros papeles relevantes en el cine y del que además decía que le había permitido penetrar en el universo Almodóvar, motivo este por el que estaba plenamente agradecido. Antonio Banderas, sosegado y comedido en su interpretación, debuta como chico Almodóvar para diez años después hacer las americas y triunfar. Cecilia Roth en un papel muy de Cecilia Roth anulando muy bien el acento argentino. Luis Ciges follandose a su hija, Marta Fernández Muro, está más en su salsa que en una película de José Luis Cuerda y Fabio McNamara llevando el homosexualismo a la caricatura resulta desternillante, si bien ahora reivindicando a Franco y su ultraderechismo, es aún más desternillante que antaño.
Estos primeros films de Almodóvar, merecen la pena.

viernes, 7 de septiembre de 2018

SIN VAGINA, ME MARGINAN


Dentro de la industria Peruana, que emerge cual Ave Fenix al igual que todas las cinematografías latino-americanas que facturan películas como churros gracias a los avances de la tecnología digital, y lejos de las muestras más underground provenientes de zonas de la serranía peruana, surge, muy hija de su tiempo, una película que ha causado cierto impacto y polémica en el mundo de las redes sociales. Rodada con un teléfono móvil —un buen teléfono móvil— y poco más de 4000 euros de presupuesto, sale a la palestra esta “Sin vagina, me marginan”.
Se trata de la propuesta de Wesley Verástegui, economista de profesión, fan de Pedro Almodóvar, que siendo guionista desde bien joven y habiendo tonteado con la escritura durante muchos años, decide liarse la manta a la cabeza y financiarse esta película. Nada nuevo lo de los bajos presupuestos  —o presupuestos inexistentes— en esto del cine peruano. Y nos ofrece una comedia de temática LGBT, en la que mirando muy de cerca aquellos títulos transgresores de los primeros ochenta de Almodóvar y cierto toquecito escatológico a lo John Waters, y con la precariedad técnica a la que nos tienen acostumbrados las cinematografías emergentes, que nos cuenta, en algo parecido a una road movie, la historia de Barbie y Microbio, dos transexuales y prostitutas de profesión, que tendrán que ingeniárselas para conseguir los 30000 dólares que la primera necesita para hacerse un cambio de sexo. Y como no se les ocurre otra cosa, acaban secuestrando a la hija de un ministro, lo que hará que se les complique la cosa.
La gracia del asunto es que tras conseguir la película en redes sociales un índice de viralidad notablemente alto, una distribuidora se puso en contacto con Wesley con la firme intención de dirstribuir la película para su estreno en salas. Sin embargo, y como diría Steve Martin en “Hombre muerto no paga”, Perú es un país en el que escriben problemas con v y si les corriges, te matan. ¿Qué quiero decir con esto? Que la distribuidora se echó finalmente para atrás y la película acabó por no estrenarse, debido a las constantes quejas de las asociaciones de padres que consideraban que el título era pernicioso para sus hijos menores.
El caso es que en las redes está recibiendo la repercusión que merece, porque, hacer en Perú, un país con muy poquitos años de cine a sus espaldas, un país dónde existe una mitología que gira en torno a Jarjacha, el demonio del incesto, que castiga a padres y hermanos que mantienen relaciones con sus hijas o hermanas,  una película donde los protagonistas son dos transexuales alocadas que no paran de decir tacos durante toda la película, dónde lo más flojito que dicen es “hija de la gran puta” y donde se hace un reivindicación sin complejos, no solo de la transexualidad, sino de todo el colectivo gay, es una osadía que hay que tener en cuenta. Aunque en su discurso se sirva de los más despreciables tópicos que provienen, en cualquier caso, de la novedad que supone a todas luces el realizar cine allí.
Entonces, de factura amateur —la edición es la cosa más tosca que he visto desde las películas serranas— con una duración de poco menos de una hora, resulta que la cinta es divertida, disfrutable y políticamente incorrecta a rabiar, amén de mostrarnos la ciudad tal cual es, con el predominio de los colores azules en los edificios y los desconchones de las paredes que nadie se ha preocupado ni se va a preocupar de restaurar.
Una manera de demostrar que no hace falta ser un genio (Wesley Verastégui no lo es ni de coña) para hacer una película pobre sin apenas dinero para realizarla. Pero es que con la tontería, me doy cuenta que el cine pobre tiene alma, tiene entidad propia, y tiene las armas suficientes como para que nos detengamos ante él más allá de la mera anécdota.
Con todas sus coherentes (y necesarias) carencias, verdaderamente, recomiendo “Sin vagina, me marginan” cuyo canchondeo empieza desde el título mismo, que a su vez ha sido su cruz y su San Benito.

jueves, 6 de septiembre de 2018

MEMORIAS DEL ÁNGEL CAÍDO

"Memorias del ángel caído" es una producción española del año 1997 adscrita al terror. Tuvo la suerte de aparecer justo cuando el fantástico volvía a ganar adeptos en la cinematografía patria. Y tuvo la mala suerte de aparecer justo cuando el fantástico volvía a ganar adeptos en la cinematografía patria. ¿Por qué? porque la clase de películas de terror y aledaños que triunfaron en España entre principios y mediados de los 90 se acoplaban en general al irritante tonito propio del momento y que consistía en tomárselo todo a cachondeo. Fíjense cuál era la tendencia reinante: "Acción Mutante", "La lengua asesina", "El día de la bestia" o "Supernova". Todas ellas, en esencia, comedias. Tenían el humor como principal defensa ante el temor de afrontar la materia de forma seria y sin chascarrillos. Sin auto-guasa. Por eso mismo "Memorias del ángel caído" fue un rara avis.
El día que comenté lo potable que me parecía a una "hipster" de la época, esta se escandalizó, alegando que para ella y los suyos aquello solo podía gozarse como blanco del pitorreo. Parecía que estuviese mal visto disfrutar del terror sin recurrir a la risa. Ayer noche volví a ver el film para asegurarme de mis impresiones y opino que con los años incluso ha ganado puntos, ha mantenido intacta una personalidad, una refrescante diferencia con respecto a la corriente reinante de cuando fue concebido. Y, si lo comparamos a lo que se factura hoy, también se agradece que sea tan española toda ella y no intente con demasiada insistencia parecerse a los productos llegados desde los USA, que no es algo que me parezca mal, desde luego, pero mantener la "esencia cultural" también mola un rato -si se hace bien-.
Después de presenciar un supuesto milagro, los curas de una iglesia ven cómo alguien comienza a atentar contra sus feligreses. Además, todos sufren extrañas alucinaciones. Uno de ellos, en plena crisis de fe, decidirá investigar el probable origen del entuerto llevándose la sorpresa de su vida.
No puedo decir que "Memorias del ángel caído" sea una película absolutamente perfecta. Y que todo en ella funcione como un reloj. Pero los pocos momentos tambaleantes se ven compensados por una atmósfera tenebrosa, unos personajes -los curas y el policía- interesantes y algunas ideas logradas, incluso medianamente inquietantes, destacando los momentos de muerte e histeria en la iglesia o la visita a unas ruinas repletas de yonquis. También resulta destacable la subtrama del supuesto milagro y su desenlace.
Probablemente, el "secreto" de que la peli pueda mantener la dignidad bien alta 20 años después sea el haber contado con grandes actores experimentados en lugar de niñatos sin capacidad de vocalizar, a saber: Santiago Ramos un poco "Robocop" pero bien. José Luis López Vázquez inmortal. Estupendos Emilio Guitérrez Caba y Héctor Alterio. Un Juan Echanove a la altura. Y no olvidemos al entrañable Luis Pérezaguas. Por ahí ronda Tristán Ulloa, pero dura poco y no molesta.
Eso, y el evitar en todo momento ser un producto de espíritu juvenil y -uuughh!!!!- canalla como se destilaba en 1997, ha contribuido largamente a que "Memorias del ángel caído" sea algo agradecidamente sobrio y reivindicable a dia de hoy.

martes, 4 de septiembre de 2018

EL PRESS-BOOK DE "LA BESTIA Y LA ESPADA MÁGICA"

A poco que sean habituales de este sacrosanto blog, sabrán que aquí no somos muy fans de Paul Naschy / Jacinto Molina. Tampoco nos lo tomamos demasiado en serio. Pero sí flipamos con todo lo que sea memorabilia cinematográfica, especialmente si se trata de "fantastique". Por eso les invitamos a gozar del press-book de una película protagonizada, guionizada y dirigida por maese Molina, "La bestia y la espada mágica", co-producción hispano-japonoide del año 1982. Pongan especial atención a la generosa ristra de tetas presentes y a las escasamente humildes frases publicitarias sugeridas. Muy entrañable todo.





lunes, 3 de septiembre de 2018

CASTA Y PURA


Tras su obra maestra “Malizia”, Salvatore Semperi no supo sacarle partido al tipo de cine que podía haber desarrollado y se limitó a explotar la formula creada hasta hacerla prácticamente desaparecer en un mar de subproductos. Por otro lado, su musa. Laura Antonelli, que tantos sueños tórridos provocó en el macho ibérico de todas la edades, adicta a la cocaína, se deterioraba físicamente, protagonizando películas picantes en las que ella ya no era lo más deseable; ese pivón de “Malizia” ya no era tan pivón.
Y justo en esa decadencia que propició que Semperi pasara a ser uno de los directores italianos más prometedores a ser uno más de comedia chabacana, José Frade pone a disposición del director sus infraestructuras y sus dineros con el fin de llevar a buen puerto esta co-producción de lo más vulgar y mediocre, “Casta y pura”.
Cuenta la historia de un campesino casado con una mujer que tiene propiedades que se está muriendo. Estas propiedades quedan en posesión de la hija de ambos, por lo que, para evitar que cuando se case reparta con su marido, el campesino obliga a su mujer a hacerle jurar a la hija, que mientras su padre viva no se casará con nadie y que se dedicará por entero al cuidado de este. La niña jura, y al cabo de 20 años, casta y pura, comienza a tener terribles sueños tórridos y cambios de la personalidad, que los curas y médicos de la zona achacan a la necesidad que tiene la mujer de acostarse con algún tío, cosa que su padre impedirá por todos los medios. Hasta que un primo de la chica, adoptado, se enamora de la chica y ahí, comienza a liarse la madeja.
Una película de naturaleza machista, que no deja de serlo a pesar del giro feminista del desenlace del argumento, porque ese giro sirve única y exclusivamente para justificar el pobre folleteo del que ha hecho gala la película puesto ahí con intenciones que nada tienen que ver con la igualdad sexual, y sí con el alivio de los bajos instintos. Aún así, se las apaña para no mostrarnos ni una teta. Laura Antonelli, tampoco está en su mejor momento físico.
Sin duda, una de las peores películas de Semperi. En nuestro país obtuvo 250.000 espectadores, que debía ser, pizca más o menos, el número de espectadores que se deseaba.
En el reparto, junto a la Antonelli tenemos a un estupendo Fernando Rey, secundado por Christan de Sica, Enzo Cannavale o Diego Capuccio.
Ni para fans de Semperi.

viernes, 31 de agosto de 2018

SUPER MADEROS 2


Regresan los autoproclamados Monty Phyton del cine indie americano con una secuela que llega ¡17 años después del estreno de su antecesora!
Tras ser despedidos como policías de tráfico, nuestros protagonistas son contratados de nuevo  para actuar en las carreteras de la frontera con Canadá, justo en el momento en el que se crea un conflicto entre los USA y Canadá. Sus torpezas y la guerra de gamberradas con la policía Canadiense, compondrán  el grueso de la película.
En 2001 llegó a nuestras pantallas, casi de manera anecdótica, una simpática película de extraña estructura, con unos actores muy raros e insulsos, pero que funcionaban muy bien juntos. Ellos eran los infames Broken Lizard y la película “Super maderos”, una película independiente y de bajo presupuesto que presentaba al grupo de cómicos estadounidenses. No era su primera película, pero funcionó muy bien. De hecho, incluso en nuestro páis se acercaron a verla a cines casi medio millón de espectadores, cifra esta que estaba muy bien para un film de estas características que muy bien podría no haberse estrenado. Y como funcionó bien, ellos siguieron haciendo películas, y por ende, estas siguieron estrenándose en nuestro país, ya sin la recepción de aquella primera porque si “Super maderos” funcionó, más que por el grupo perpretador de la cinta, lo hizo porque se trataba de una comedia alocada de policías. Con esto quiero decir que un grupo de cómicos tan poco carismático como son Broken Lizard, no calaron en el público español a pesar de la buena acogida de esta película. Por lo que las siguientes películas después de “Club Desmadre”, ya aparecieron directamente en video o permanecieron inéditas. Y es que asimismo, Broken Lizard son un grupo para audiencias minoritarias allá en los USA.
Y como eran minoritarios y sus películas no reportaban dinero, se tiraron como 10 años sin levantar un proyecto Broken Lizard para la gran pantalla, motivo este por el que el John Cleese del grupo, Jay Chandrasekhar, organizó un crowdfunding para levantar el proyecto de “Super maderos 2” para el que necesitaba dos millones de dólares. Lo hizo a través de la plataforma Indiegogo, y a las 24 horas de anunciarlo, ya había conseguido su objetivo sin pestañear, por lo que se puso en marcha la producción. Además se convirtió inmediatamente en uno de los proyectos crowdfunding que más rápidamente cumple el objetivo en la plataforma indiegogo. Esto ocurre en 2015, pero la producción da comienzo tres años después, en 2018, pues siendo Chandrasekhr como es, un tipo obsesivo, como la historia comienza justo donde acaba la primera, una película de hacía 17 años, obligó al resto de los Lizard a que pesaran exactamente lo mismo que pesaban en la primera película, por lo que se sometieron todos a estrictas dietas hasta pesar lo que pesaban en 2001. El proceso costó tres años. Y el caso es que este método del peso fue una gran idea porque, pasados 20 años desde la primera película, lo cierto es que los cinco componentes del grupo lucen igual que entonces, pareciendo que no hubieran pasado los años por ellos.
Por fin se estrenó a nivel mundial el pasado mes de Mayo, y tan solo en el primer fin de semana de estreno la película logró recaudar 18 millones de dólares, que es la recaudación que obtuvo la primera parte durante toda su carrera comercial. Por lo que “Super maderos 2” se traduce como un éxito rotundo. Eso sí, durante su segunda semana en cartel, la recaudación se paró en seco y pronto fue retirada de la cartelera. Las críticas fueron feroces con la película y es que francamente, si la primera parte era una película atípica y llena de irreverencia e ingenio, esta segunda parte tiene un guion tan flojo y un humor tan poco efectivo que casi parece una broma. Y así lo declaró la prensa; los mismos críticos que ensalzaron “Super maderos”, se cebaban con “Super maderos 2”.
En nuestro país, como obviamente el relativo éxito fue más un cúmulo de circunstancias que de fanatismo por el grupo de cómicos, la película pasó por nuestras salas absolutamente inadvertida, y apenas fueron a verla 12.000 miserables espectadores. Lo cual me parece hasta mucho.
Y  en mi opinión, me parece mala a rabiar, aburrida y sin ningún punch. Y eso que Broken Lizard despiertan mucha curiosidad y simpatía en mí, y la he visto entregado a la causa.
Sin embargo a la vista está que Broken Lizard son un grupo cómico para minorías; nunca serán estrellas de Hollywood pero a la vista está que cuentan con un nutrido grupo de fans incondicionales que no tienen problema en convertirse en mecenas y productores de sus películas y luego verlas solamente ellos, con la gracia de que, encima, consiguen hacerlas rentables y que sus artífices acaben ganando dinero. Y este es un caso único en el mundo. O al menos, el único caso conocido. Motivo más que de sobra para (por mi parte) seguir de cerca los movimientos de Broken Lizard. De hecho, Jay Chandrasekhar, ya amenaza con una tercera parte de “Super maderos”. Visto lo visto… hasta que el publico se canse, faltaría más.
Al margen de que esto sea una puta mierda, a mí me hacen cierta gracia.

jueves, 30 de agosto de 2018

ALGUNOS FOTOCROMOS DE "MEGAFORCE"

Con "Megaforce" Raymond Chow, poderoso capitoste de "Golden Harvest", quiso introducirse en el mercado occidental produciendo una película-espectáculo en la línea Spielberg/Lucas remozado con el universo high-tech de James Bond. Se estrenó el verano de 1982 y se pegó semejante hostiazo (a todos los niveles) que las secuelas previstas no se llevaron acabo. Y Mattel, que diseñó el vestuario y creó una serie de vehículos como los de la peli para ser consumidos por la chavalada, se comió un colín.
Y es que sí, aunque hoy "Megaforce" arrastra un notable culto (de hecho, los padres de "South Park" son fans y le dedicaron no pocos guiños en su película "Team America"), en realidad se trata de un producto bastante malo, rancio, que tendría un pase como "mala pero divertida", porque hay momentos que roza el ridículo hasta extremos preocupantes. Pura vergüenza ajena. Por lo visto en principio se trataba de un proyecto mucho más serio, pero uno de sus productores quiso decantarse por una línea "camp" y fichó al actor Barry Bostwick para ejercer de prota. No fue una buena idea. Verlo lucir esas horribles mallas marca-paquete, así como su cinta en el pelo, la barba estilo "Big Jim" y los dientes blancos de "Profident" no es lo ideal para otorgar carisma a un action-hero. Bostwick venía de canturrear y bailar en "The Rocky Horror Picture Show" y, a pesar del leñazo, ha logrado ir tirando hasta hoy, sin parar de currar y convirtiéndose en el actor fetiche de don Jack Perez.
El director de "Megaforce" fue Hal Needham, antiguo stunt reconvertido que en su currículum luce películas tan curiosas como "Cactus Jack" y un porrón de vehículos para su amigo Burt Reynolds.
En cuanto a "Megaforce", pues supongo que
tiene un pase si buscas sobrevivir a una tarde de Domingo . Va cargada de explosiones, ideas delirantes (atención a la moto voladora y su temible croma) y, como decía antes, muchas risas involuntarias.
Les dejo los cuatro únicos fotocromos de los que disponemos, que creo ilustran bastante bien el tono y espítitu de la propuesta.






lunes, 27 de agosto de 2018

DON'T SPEAK


Una película que se pretende de terror y que intenta  adaptarse lo máximo posible a su reducido presupuesto, la pregunta que yo me hago es ¿Cómo han tenido la torpeza de rodarla en un ambiente diurno? Porque aunque los efectos de maquillaje son más que resultones, estos debido a tantísima luz acaban  por destacar más de la cuenta. Ergo, se asesina la posible atmósfera. A parte de esto, creo que hay que ser un complento genio para poder transmitir horror a la luz del día y el director de esta película, Amadeu Artasona, está muy, muy lejos de serlo. Como mucho, un cineasta apañadito que igual en un futuro consigue hacer algo potable. Por lo pronto “Don’t Speak”, no llega a serlo.
Unos jovencitos están pasándoselo pipa en un yate, cuando uno se hace daño en un pie y se ven obligados a desembarcar en el pueblo pesquero  que tienen al lado. Cuando llegan, se encuentran con una serie de individuos con aspecto fantasmal que, al separarse estos, se las harán pasar putas por el puerto. Unas niñas con la boca cosida y una historia en torno a lo acontecido en ese pueblo años atrás, componen el resto.
Al margen de esto que digo de la luz del día, por lo demás “Don’t Speak” no es mejor ni peor que otras muestras patrias del género. Se impone el aburrimiento y la sinrazón así como el festival de clichés que hacen recordar que, en todos los sentidos, en el cine de terror, cualquier tiempo pasado fue peor.
Por otro lado, resaltar también que el otro gran problema de la cinta es, siendo una producción que está tan solo un peldaño por encima de lo que es el cine amateur, quiere afrontar su material como si de una película de gran presupuesto se tratara. El típico “Quiero y no puedo” de las películas de género españolas de bajo presupuesto. Nada nuevo en el horizonte. Por lo demás, ese doblaje desacompasado, no sabemos si por no rodar con sonido directo o por estar los diálogos en Inglés, tampoco me chirría demasiado en comparación al resto de elementos dentro del encuadre que no funcionan en absoluto. Y, eso sí, malos actores a tutti plenni.
Carne de “Brigadoon” en el festival de Sitges, Amadeu Artasona cuenta en su haber con otro largo anterior, “En la carretera” que no parece haber visto vida pública.
Como esta película rula libremente por la red de redes, se ve que al público latinoamericano si que le funciona esta película.
Por otro lado, si logra solventar sus carencias, o logra adaptarse a lo que quiere sin intentar darle apariencia de lo que no es, diré a favor del director, que Amadeu Artasona, tiene madera, y que no encuadra mal del todo. Veremos.

viernes, 24 de agosto de 2018

PUPPET MASTER: THE LITTLEST REICH


“Puppet Master: The Littlest Reich” la decimotercera entrega de la saga iniciada por David  Schmoeller para la Full Moon de Charles Band en 1989, a rasgos generales una gamberrada. Una travesura perpetrada por un grupo de talentosos amigos que con la excusa de otorgarle cierto prestigio a una saga de películas cuyo mayor handicap es que son muy malas, se lo pasan estupendamente haciéndole una limpieza de cara, donde lo que predomina es el exceso por el exceso, el grand guiñol en la más amplia acepción del término. Porque entre otras muchas cosas “Puppet Master: he Littlest Reich” es la película más sangrienta y salvaje que he visto en mucho tiempo.
Hay que tener en cuenta que son pequeñas marionetas las que perpetran estos crímenes, por lo que, aún sangrientos, no hay que tomarse estos muy en serio; El film pretende ser una suerte de “Braindead, tu madre se ha comido a mi perro”, para que me entiendan, una astracanada gore. Sin embargo, todo lo grotesco, excesivo y humorístico solo hace acto de presencia en el film con la presencia de los muñecajos, porque el resto de la película, las tramas y los personajes, desprenden seriedad de película adulta. Y esa combinación de seriedad casi austera —y hasta me atrevería a decir que contemplativa— con el desfase de sangre y vísceras que suponen las intervenciones de los muñecos, me parece de una originalidad  envidiable.
Ahora; hace unos días que se ha estrenado y el fandom, tan caprichoso como dañino, no parece haberse tomado estos cambios muy bien, y es que yo creo que esa panda de pazguatos querían más de lo mismo, es decir, otra entrega con los muñecos siendo los buenos de la función, en la segunda guerra mundial, resolviendo conflictos; otra más de la “Trilogía Axis”, o lo que es lo mismo, otro puto coñazo.
Y es que en resumidas cuentas lo que trae “Puppet Master: The Littlest Reich” es una nueva entrega un tanto más sofisticada, con algo más de presupuesto y con rostros populares, pero al fin de al cabo no deja de ser una serie B en toda regla. ¿Acaso se esperaban una producción de alto copete? No, no lo es. Y los artífices saben en el terreno que juegan.
Así que, por lo que a mí respecta, “Puppet Master: The Littlest Reich” supone lo mejor que le podía pasar a una franquicia que después de mogollón de entregas y miles de muñequitos vendidos por el mundo sobrevivía a base de simpatía. Todavía recuerdo el primer intento de lavado de cara de la misma con “Puppet Master: Axis of Evil” que consistía en haber sido rodada en 35 mm. en tiempos en los que Full Moon ya grababa sus productos únicamente en vídeo, y en consecuencia, abarataba costes por todos lados repercutiendo en el gore, que ya no había, y convirtiendo la franquicia en una cosa para toda la familia. Aquello si fue lamentable. Pero esta nueva entrega es genial.
La causa de que los fans hayan sacado el cuchillo, es que quizás no entiendan el ritmo con el que esta está rodada, la cadencia que imprime el guion, o la gran broma que en el fondo es la película; querer darle dignidad a una saga cuyo mayor valor es que no la tiene es estúpido, así que los directores Tommy Wiklund y Sonny Laguna, responsables de esa película tan deudora de “Posesión Infernal” y que aquí se tituló, valga la redundancia, “Wither (Posesión Infernal)” se dejan querer por el guion de uno de los grandes genios del cine de género independiente de este siglo, el gran S. Craig Zahler director de las magistrales “Bone Tomahawk” y “Brawll in cell block 99” y tomándose un poco a cachondeo el material cuando toca, incluso intentan imitar el estilo del guionista cuando dirige, pausado, envolvente y luego se desmelenan cuando salen los dichosos muñecos, igual que Vince Vaughn lo hacía machacando cabezas en “Brawll in cell block 99”. ¿Qué es lo que me gusta? Que noto la mano de sus autores durante toda la película. Y se trata de una buena peliculita. ¿El fan medio de la serie? Bueno, probablemente sea demasiado inepto para comprender lo necesario del cambio y la excelencia, y la manera de hacer las cosas de los nuevos responsables de la franquicia —que ya han anunciado que continuarán con la saga—. Pero Laguna, Wiklund y Zahler, se pueden acostar tranquilos.
La cosa nos sitúa exactamente 30 años después de una matanza (o sea, que los acontecimientos de la primera película puede que sí los tengan presentes en este reinicio) que tenía que ver con el titiritero André Toulon y sus siniestras marionetas. Con motivo del aniversario de estos asesinatos se celebra en un pueblo americano una convención en la que los asistentes subastarán muñecos originales pertenecientes a Toulon, por lo que se reunirán en un hotel. Y por fuerzas místicas de la naturaleza, las marionetas a subastar cobraran vida, cobrándose vidas. Y comienza el festival de sangre y vísceras
Estupenda.
Tenemos en la película a todas las marionetas clásicas, Blade, Tunneler, Pinhead o Torch, a las que les han variado un poco el aspecto —sobre todo a Blade— con el fin de modernizarlas, y además se incluye una colección de nuevos muñequitos que incluyen a un sapito sonriente, unos robots que vuelan con una hélice, y la estrella de la película, Junior Führer, un bebé gateador con cara de Hitler, cuya presentación en la película es medio de una escena dinámica es motivo suficiente para detener la acción, hacer un primer plano del muñeco y que uno de los protagonistas diga “Es Junior Führer” subrayando así la posible importancia que pueda tener el nuevo muñecajo en posteriores minutos y/o películas.
Por otro lado, se le da especial importancia en la película al mundo del cómic, hasta tal punto que el protagonista es un dependiente de una tienda de cómics y que además los dibuja, así como las ilustraciones de los títulos de crédito están realizadas por Benjamín Marra, un autor de cómic underground con cierto culto en todo el mundo.
En el reparto tenemos al soso de Thoman Lennon, la maravillosa Jenny Pellicer, una rubinchi con raíces noruegas y mexicanas que además de ser una buena actriz, está como para enamorarse de ella mil millones de veces (de hecho, ya lo estoy!!). Por supuesto, el plato fuerte lo ponen las presencia secundarias de actores muy queridos y caracteristicos del cine fantástico, por lo que tenemos a Udo Kier haciendo de André Toulon, Barbara Crampton (¿Cómo es posible estar tan bien con 60 años?) como la guia policial del tour al que asisten los protagonistas o  Michael Paré, como el detective que flipará ante los acontecimientos de esa convención.
Como ya he dicho, esupenda.

jueves, 23 de agosto de 2018

PROGRAMA CINE "LORETO", MAYO DE 1982

El "Loreto" era un cine situado en la Ciudad Condal que comenzó como sala de reestrenos hasta que en 1981 se decantó por películas más de "autor", de "calidad", contando con la colaboración de afamados críticos para que se curraran las programaciones. Sin embargo, con el auge del vídeo-club se vió obligado a chapar sus puertas en 1984 y mutó en garaje.
Gracias al gran Vicente Ochoa, asiduo cliente del lugar en su momento, hemos podido recuperar este simpático programa de dos años antes del cierre.
Para ver detalles pueden descargarse la imagen y abrirla en sus ordenadores.





miércoles, 22 de agosto de 2018

RECORDATORIO. CATÁLOGO DE VIAL BOOKS (CÓMICS)


Aunque Vial of Delicatessens es un sello primordialmente dedicado a la edición de DVDs, con los años hemos acabado editando música, cómics y libros. Con el calor veraniego, no se me ocurre otra forma más jugosita de  pasar el verano que recordándoles nuestro catálogo. En esta ocasión, les recuerdo los cómics que tenemos disponibles en nuestro stock:




WILLIAM CHESNUT & RIBAPOLLA
De Patrick Grau y Víctor Olid.

Vial Books” se estrena en el mundo del cómic con un volumen lleno de humor y mala leche.
De las localidades de Balaguer (Lleida) y Alcorcón (Madrid) proviene esta nueva dupla formada por Patrick Grau y Víctor Olid que por avatares del destino, un buen día decidieron juntarse para crear el cómic más políticamente incorrecto, sino del mundo, por lo menos de Balaguer y Alcorcón respectivamente. Y mientras uno (Grau) dibuja las locuras que escribe el otro (Olid), paren esta ópera prima que dará que hablar (o no) dentro del cómic Underground.
William Chesnut & Ribapolla” cuenta las disparatadas, racistas, homófonas, sexistas, violentas, sangrientas, mezquinas y ruines aventuras de dos compañeros de piso, uno negro y otro blanco, su mascota –un armadillo- y el mejor amigo de ambos –un Cóndor- en la peligrosa -y al límite- localidad de Balaguer. Ira, politoxicomanía, alcoholismo y enfermedades venéreas, harán el resto. ¡Una autentica historia de perdedores!
El volumen  además se hace acompañar de abundante material extra, así como de colaboraciones de dibujantes como Ander Sarabia, SrtaCalamidad, Naxo Fiol, Bernie, Molina o José Tomás, entre otros.
Está mal que lo digamos desde aquí, pero, sin cinismos; “William Chesnut & Ribapolla” es una auténtica joya.


Pags: 264
Formato: 230 x 182mm
Papel interior: Estucado, b/n
Portada: Laminado mate. Color
Encuadernación fresada.






WILLIAM CHESNUT & RIBAPOLLA 2XL
De Víctor Olid & Patrick Grau.

Un año después de “William Chesnut & Ribapolla”, Patrick Grau  y Víctor Olid vuelven con una nueva entrega del cómic Underground más irreverente, ácido y políticamente incorrecto que se puedan imaginar con “William Chesnut & Ribapolla 2XL”.
Nuevos personajes, historias más largas, argumentos más elaborados, dibujo más dinámico… ¡Todo multiplicado por dos para los fans de “William Chesnut & Ribapolla”.
Además incluye muchas más páginas, muchos más cameos de personalidades del mundo del espectáculo y mucho más SEXO.
Una digna continuación que supera con creces, en todos los sentidos, al anterior volumen, pero que, a su vez, complementa al primero y forja los cimientos de lo que será una verdadera saga.
Y para los más sibaritas; se incluye una historieta con guion de  Mr. Pajarillo.
¡Ahí es nada!

Pags: 314
Formato: 230 x 182mm
Papel interior: Estucado, b/n
Portada: Laminado mate. Color
Encuadernación fresada.





#UNANOVELAGRÁFICA
De Manuel Castaño

“#UnaNovelaGráfica, un cómic autobiográfico donde cuento mis experiencias en el plano creativo, concretamente en mi faceta como dibujante de cómics. En la historia, aparte de exagerar y deformar esos rasgos autobiográficos, aparecen elementos fantásticos y surrealistas que siempre me han fascinado, tales como una invasión alienígena, un mundo post-apocalíptico, viajes en el tiempo, etc... Resumiendo, #UnaNovelaGráfica es la historia de un tipo que persigue tres sueños, uno de los cuales es ser dibujante de cómics profesional, y repasa, mientras desarrolla su trabajo como mozo de almacén, todos sus numerosos fracasos. Una historia de humor absurdo y surrealista, salpicada de elementos fantásticos, que habla del impulso creativo, de sobreponerse a los fracasos y, sobre todo, de LA NECESIDAD DE CREAR”.
                                                                                                       -Manuel Castaño.
Vial of Delicatessens continúa editando cómics de humor fichando a Manuel Castaño.
Castaño es un viejo conocido de las viñetas. Miembro del colectivo 7 monos junto a Manuel Bartual, Víctor Santos o Sergio Córdoba, entre otros. Co-crea, junto a Bartual los cómics “Moron el pollastre” y “Con amigos como estos”.
Junto a José Fonollosa guioniza el cómic “Billy Bob, buscando piedras con las que tropezar”.
Ahora, Vial of Delicatessens publica sus dos últimos trabajos unidos en el presente volumen bajo el título de #UnaNovelaGráfica.
Cómo cuenta el mismo autor:

“Me lancé a la piscina y decidí improvisar un cómic que subiría por entregas cada semana a mis redes sociales. Así nació #MiNovelaGráfica y su segunda parte #MinuevaNovelaGráfica. Y... ¡¡Cómo disfruté!! Fue volver a  aquellos primeros años donde dibujaba por puro placer, sin esperar nada a cambio. La experiencia fue tan enriquecedora que seguí dibujando historietas y compartiéndolas en mis redes sociales.
 Luego llegó Víctor Olid y me propuso publicar mis #MiNovelaGráfica y #MinuevaNovelaGráfica. Acepté a cambio de ordenar el caos que suponía un cómic improvisado por entregas. Redibujé casi todas las páginas, hice nuevas con nuevos chistes y cambié diálogos. Uní los cómics en uno y añadí una historieta inédita donde explicaba todo el proceso de creación (o algo así). El resultado es #UnaNovelaGráfica (título sugerido por mi gran amigo Joan Marín), una versión mejorada, actualizada y ampliada de aquellos cómics que fui improvisando en redes sociales. Un cómic autobiográfico de humor absurdo de casi 250 páginas, donde campan a sus anchas todos los elementos que, de una manera u otra,  siempre me han fascinado y que, muchos de ellos, me han acompañado desde mi más tierna infancia. Píllate el cómic, descúbrelos y ya me cuentas. Seguro que coincidimos en más de uno”.

Pags: 248
Formato: 21 x 148 mm
Papel interior: Offset, b/n
Portada: Laminado mate. Color
Encuadernación fresada.


Ya saben que para adquirir cualquiera de nuestros títulos deberán dirigirse a: