lunes, 15 de diciembre de 2014

FUNLAND

“Funland” es una  extraña película del año 1987 dirigida por el responsable de las dos secuelas de “Sleepaway campMichael A. Simpson, que en su momento pasó del todo inadvertida, hasta que en los locos Estados Unidos comenzó a rendírsele culto, allá por 2004, que se dio cuenta el fandom de que existía esta película. Todo esto no es óbice, para que los años ochenta de la loca España, se editara en vídeo en nuestro país.
El dueño del parque de atracciones “Funland” muere en extrañas circunstancias, por lo que su parque de atracciones pasa a ser adquirido por algo así como una familia mafiosa. Se lían a hacer cambios en el parque (cambios estos que el  dueño del parque no quería hacer) y deciden despedir al desequilibrado mental  que ejerce de payaso-mascota en la hamburguesería del parque, Bruce Burguer, que lleva  trabajando en el este desde que abrió, y cuya labor es prescindible, pero que permaneció en plantilla por solidaridad por parte del dueño.
Cuando este se entera de su despido, decidirá vengarse, tomando, literalmente, las armas.
La gracia de esta película reside en que, apuntando en todo momento que la trama va a abordar el terror, al final no lo hace, pero se tira toda la película con pinceladitas varias en lo que a fantástico se refiere y con falsas pistas para que el espectador se crea eso. Sin ir más lejos, el payaso protagonista, habla con el fantasma del dueño del parque, y como el espectador puede verle, vemos que tiene un tiro en la cabeza, cosa esta que en ningún momento se ha explicado en el argumento. Eso sería lo de menos, en todo caso. Pues este señor muerto le da al payaso unas indicaciones de lo que tiene que hacer para que el parque vuelva a la normalidad. En un alarde de surrealismo, el payaso también puede hablar con Humphrey Bogart, que también le aconsejará. Por otro lado, el payaso, comparte una segunda personalidad con su marioneta, Peter Peperoni, una especie de salchicha grande que él mismo maneja y  que dice a todo el mundo, por boca de el payaso, que los va a matar.
También es cierto que por sus distintos carteles, ya sean los americanos o el español,  parece que va a tratarse de un thriller. Incluso en todos ellos vemos cierto tono agresivo. Bien, pues ni es un thriller, ni hay agresividad alguna en lo concerniente a la película.
Resumiendo, que al final la película, con un tono telefilmico que tira de espaldas, sería una cosa extraña, medio comedia negra, medio cualquier cosa que se desarrolla de una manera extraña, iniciando géneros pero que, finalmente, no culmina con ninguno quedando, en el que la ve, una sensación  de tomadura de pelo un tanto desasosegante.
Y el plano final es de lo más raro, porque este plano sería la resolución a una película de terror… pero de terror en la peli, solo había la intención inicial. Es muy difícil de explicar, mejor veanla y saquen sus conclusiones.
Por supuesto, la peli es blanca, blanquísima… ni una gota de sangre, ni una teta, nada de violencia… muy rara. Y por supuesto, es una mierda de peli, pero se deja ver, porque está medio entretenida, y la perplejidad de la que hace gala, impide que le demos al “fast fodward” o que la quitemos. Y todo esto, no deja de tener su mérito.
El reparto está encabezado por William Windom, mítico secundario de la era dorada de Hollywood que no hacía ascos a nada y al que pudieron ver en “Matar a un ruiseñor” o en “Huída del planeta de los simios”, David L. Lander, en sus inicios, uno de tantos imitadores de Jerry Lewis  visto en “1941”, “Frenos rotos, coches locos” o “Scary Movie”, Bruce Mahler, el mítico agente Fackler de “Loca academia de policía” 1, 2, 3 y 6 y al que hemos visto también en “Viernes 13 part. IV” o en “Con el arma a punto” o Robert Sacchi, el que interpreta a Humphrey Bogart, que es absolutamente igual, exacto y que lo ha interpretado en cosas como “La brigada del inspector Bogart”, en la serie “Sledge Hammer” o en “A lo loco y con la cara del otro”.
En cuanto al director, además de “Sleepawey camp” II y III, ha dirigido “Fast Food”, comedia para lucimiento del asqueroso de Jim Varney y Tracy Lords. Por lo demás nada relevante. También ha producido alguna que otra cosa.
Cuanto menos, es todo interesante.

No hay comentarios: