lunes, 16 de marzo de 2015

EL PERFIL DE SATANÁS

Debut para la gran pantalla Juan Logar, ya saben, el “amigo” de Paul Naschy, y que se enfrenta (y nos enfrenta) a un folletín de rollo filosófico, que reflexiona sobre la maldad humana y la importancia de vivir o no, tomando la figura de un imponente Eduardo Fajardo que protagoniza la película y que da vida, según le conviene a la historia, a un inquisidor, a un oficial Nazi… a personajes malvados para justificar el título de la película “El perfil de Satanás”, que, por si no se habían dado cuenta, personifica el personaje de Fajardo. Todo ello servido de una manera torpe y con unos saltos temporales de la edad media a la actualidad, sin orden ni concierto, que convierten a la película, aún tendiendo momentos potentes e interesantes, en un bodrio que no hay por donde cogerlo. Vamos, ni con pinzas.
Los paupérrimos 90.000 espectadores que fueron a ver la película en el año 69, en una época en la que ir al cine estaba a la orden del día, avalan el escaso interés que tiene la película, más allá de que esta sea una película de Logar, que me fascina por un único motivo; todas y cada una de sus películas, son una mera excusa para hacer lo que más le gusta en el mundo, que es colar en lo que rueda abundante material de archivo. Aquí en los títulos de crédito, inserta material de archivo del holocausto Nazi. Y en cuanto puede, en la película, cuela más material de este. Casi parece que Logar pensara “Tengo este material aquí, vamos a rodar una película en la que encaje”. Y eso mismo hizo años después en el, casi “Mondo”, “Autopsia”. Incluso, como tiene imágenes del entierro de Martin Luther King, idea una situación en la película en la que se hable de su asesinato, y así poder colarnos las imágenes ¡con calzador! Lo que es curiosísimo. Porque, además, todo lo hace con afán amarillista, no es su intención documentarnos, sino, alimentar nuestro morbo.
Sea como fuere, el caso es que la carrera de Logar terminó en 1981 sin mayor trascendencia, y no volvió a rodar jamás, hasta que, en la era de la alta definición (¡Que coño! ¡del vídeo!) vuelve a rodar en 2013, treinta y dos años después de su ultima vez, y lo hace con una película titulada “Aún hay tiempo” que pasó por la cartelera totalmente inadvertida y que, ante mi imposibilidad de hacerme con una copia, decido ver el trailer y youtube y no me ha quedado más remedio que partirme el culo por un motivo bastante adivinable: En 2013, Juan Logar, filmando en vídeo, y montando digitalmente,  sin moviolas ¡continúa insertando material de archivo en 35 mm.! y eso que solo he podido ver el tráiler… Cagándome estoy por ver esta vuelta al cine, porque además, la pinta que tiene la película es absolutamente demencial. Peor pinta, no he visto que tenga ninguna otra película. Y además, la protagoniza él.
Por lo demás, finalizar diciendo que, junto a Fajardo, en “El perfil de Satanás”, contamos con las actuaciones de los habituales de Logar,  María Kosty y Ricardo Palacios.
Un Marciano este Logar.

2 comentarios:

Danda dijo...

Una pregunta... ¿Este Juan Logar es el mismo que hacía doblaje, el que dobló al padre Karras en "El exorcista" y a Benny Hill en la serie que ponía Telecinco?

Victor Olid dijo...

No tengo ni puta idea.