lunes, 8 de febrero de 2016

THE GREEN INFERNO

Mucha controversia ha despertado esta película entre las asociaciones ecologistas que afirmaban que dejaban en mal lugar a las tribus del amazonas –imbéciles de mierda, es una película de ficción- e incluso entre los fans que se ve que esperando una cosa, recibieron otra.
Mucho había escuchado sobre  “The Green Inferno” y lo mierdosa que era, tanto que llegado el momento, se me quitaron las ganas de verla, más que dejándome llevar por opiniones apasionadas y vacías, por culpa de tanto trajín. Pero haciendo de tripas corazón finalmente encuentro las ganas y me enfrento a ella.
“The Green Inferno”, cuyo título es robado directamente del título que tenía “Holocausto Caníbal” cuando esta era solo un proyecto, cuenta la historia de un grupo de niños de papá, activistas,  que en su afán de querer salvar el mundo –o en definitiva, de darse cera- deciden marcharse a la selva amazónica a ejecutar una acción contra las excavaciones en la selva Peruana, encadenándose en las excavadoras como si de  Greenpeace, o esas mierdas, se tratara. La mala suerte se cierne sobre ellos cuando, una vez su conciencia queda limpia tras ejecutar la acción, el avión en el que viajan se estrella, muriendo en el accidente parte de ellos, y siendo capturados el resto por una tribu de caníbales que se los va papeando mientras estos se las ingenian para poder escapar.
Partiendo de la base de que no es nada nuevo el encontrarse una película contemporánea de caníbales que homenajea a los clásicos del subgénero -los italianos-, puesto que ya existía “Bienvenidos a la jungla”- y si nos ponemos tontos, el propio Vincent Down/Bruno Mattei, rodó hasta poco antes de morir, allá por 2007, varías películas de caníbales en vídeo- si es cierto que este “The Green Inferno” es un homenaje más que digno. Una película que, al igual que aquellas italianas, entretiene, repugna e impacta a partes iguales, solo que mientras que aquellas, que pueden gustarnos por históricas, por sensacionalistas o por lo que sea, eran una puta mierda, esta es, sin embargo, una buena película. No un películón de la hostia, tan solo un buen film.
A “The Green Inferno” se le ha acusado de todo, de ser repugnante, de contener un gore y una violencia demasiado gratuita… ¡nos ha jodido! ¡Como las Italianas! “The Green Inferno” al igual que las películas que homenajea lo hace para causar el shock del espectador, que a este se le ponga mal cuerpo, y que quieren que les diga, conmigo lo consigue. Quizás mi estómago ya no es el de hace 20 años, quizás sea más sensible con la edad, o quizás simplemente, las intenciones, y los efectos especiales de Greg Nicotero y Howard Berger son de lo más eficaz que me he echado a los ojos últimamente. Cuando los caníbales cocinan, me llega el olor a carne humana asada a la nariz, cuando devoran extremidades crudas o asadas, se me revuelven las tripas, más que con cualquiera de esas películas a las que rinde tributo, simplemente, porque los efectos especiales evolucionan y estos están terriblemente bien hechos si los comparamos con las chapuzas de “Comidos vivos” o “Caníbal Feroz” por poner un ejemplo. Vamos, que la película funciona y provoca mal rollo en el espectador. Se que hay quién ha disfrutado esta película como una fiesta, como si esto fuera “Mal Gusto” o cualquier comedia gore; estos deben ser gilipollas, porque “The Green Inferno”, no es una película de risa. Ese gore no es para festejar, sino para retirar la mirada.
Así mismo, todo este gore del que hace gala la película, si convertía el cine italiano de caníbales en un producto meramente comercial, en este caso y debido a la mojigatería imperante en los tiempos que corren, para la película de Eli Roth no ha supuesto más que un impedimento, siendo tirada en varios eventos cinematográficos y siendo su estreno retrasado cada dos por tres hasta casi acabar con su vida comercial.
Me figuro que Roth rueda este tipo de productos más movido por la pasión que por razones comerciales, porque desde luego, no corren tiempos para que en los cines estándar se estrenen películas tan impactantes como “The Green Inferno”. Aún así, creo que a la larga la película ha resultado rentable.
Por otro lado destacar que, desde su divorcio de Tarantino –en un matrimonio que duró poco- y el  posterior “arrejuntamiento” con Nicolás López (dire de “Aftershock”) y su trouppe de niños pijos Chilenos, el cine de Eli Roth, más modesto, más independiente, me gusta bastante más; esas películas a la limón – que poca diferencia hay actualmente en lo que hace Roth de lo que hace López y viceversa-  con el Chileno, consiguen centrar mi atención como pocas películas del actual horror-USA lo consiguen, si bien las labores de dirección por parte de ambos tortolitos me parecen poco menos que soberbias.
Así que, si, me ha gustado “The Green Inferno” y me ha gustado de cojones además. Muy entretenida, muy digna, repugnante y que va al grano.
Por otro lado, huelga decir que deja en su lugar a todos esos activistas de mierda, esos que quieren salvar a los indios y llamar la atención, mostrar lo concienciados que están, y cuando se encuentran con estos, esos indios se los comen. Eso si, como alguno salga vivo de allí, niega las actitudes caníbales de estos indios. Vamos, que siguen siendo los buenos por lo que a ellos respecta. Por eso, las asociaciones han puesto el grito en el cielo con la película. Que majos.
No busquen  en “The Green Inferno” una recreación y/o copia de sus películas de caníbales favoritas como lo haría un Tarantino; “The Green Inferno” es una película independiente que se adscribe al subgénero, pero que no recicla ni recrea ¡ojo! es una película independiente de las otras –y quizás por eso no ha terminado de cuajar dentro del fandom, tan inteligente él. Fundamentalistas…- que, tan solo, les rinde homenaje. Y pleitesía, porque el “To Ruggero” que sirve de colofón a los títulos de crédito, aparece en letras más grandes que el propio título.
Y por si esto fuera poco, y para que veamos lo mucho que le gusta, y lo mucho que sabe Eli Roth del subgénero, en este rodillo final también incluye un listado de películas de caníbales italianas, más el nombre de sus directores, obviando, eso si, las que se realizaron en los 90  o en los 00 – más que nada porque Roth, no las conoce- .
Un poquito gilipollas este tío, pero la verdad es que “The Green Inferno” le ha salido muy bien y me gusta como lo hace, el cara mono este.
En el reparto tenemos a la musa Chilena de toda esta tropa, Lorenza Izzo, que está para comérsela y a la que hemos visto en “Aftershock” y en la última de Roth “Knock, Knock”, próximamente comentada aquí mismo,  Nicolás Martínez, con su irritante gorrita de siempre, visto en la misma película o en esa mierda de Nicolás López titulada “Promedio Rojo”, o Sky Ferreira, actriz y cantante.
Muy maja, ¡que demonios!

6 comentarios:

ramon7673 dijo...

Creo que eli roth acierta bastante con la critica hacia este tipo de asociaciones, al final todo es un negocio, no creo en el altruismo. Buena peli y preciosa fotogradia. En mi caso no aparte la vista puesto que los protas me caian mal y pensaba que se jodan!

DanielB dijo...

Joer se me ha abierto el apetito para verla...ñammmm!

Antonius dijo...

Donde se puede ver? no pude acudir al.palacio de la prensa de Madrid durante el festival syfy.

Naxo Fiol dijo...

A partir de Abril, y cortesía de La Aventura Audiovisual, en cines con estreno limitado y seguidamente en blu-ray y dvd!!.

Antonius dijo...

¡Perfecto! Muchas gracias por la información.
Saludos.

Juan Antonio Castro dijo...

A mi me ha pasado exactamente lo mismo que a ti, Víctor. Finalmente decidí verla ayer y he de decir que la peli me sorprendió gratamente. Coincido contigo en cuanto dices. Admito que Eli Roth a veces peca de ser un poco tontorrón y un flipao, pero en mi opinión es de agradecer su intento de ofrecer al espectador un cine de terror malrollero, en un momento en donde casi todo el mundo apuesta por el terror gracioso. No entiendo muy bien porqué este señor cae tan mal y porqué sus pelis suelen ser tan atacadas cuando sin ningún género de duda supera a muchos. Vamos que el tipo lo intenta de verdad.

En cuanto a los créditos que mencionas, que me llamaron mucho la atención, quisiera decir que quizá en ellos no incluyó las últimas pelis de Mattei no por no saber de ellas, sino porque no les parece de interés. Al fin y al cabo es su top ten. Yo creo que este tipo ama de verdad el cine de explotación, entre otras cosas por lo exótico que puede parecer a ojos anglosajones. En fin... que ojalá hubiera más pelis como esta.

Por cierto, "The Green Inferno" es el título con el que se conoce en algunos sitios a "Holocausto caníbal 2" que dirigió Antonio Climati. Y si no mal recuerdo uno de los países es Perú.

P.D. ¿Qué os ha parecido la secuencia en la que se encadenan? A mi me ha parecido bastante inquietante... no mucho menos inquietante que los momentos truculentos