lunes, 29 de octubre de 2012

EXISTENZ

La primera vez que vi "Existenz" fue en el Fetival de Sitges. Llevaba años siguiendo a su director, David Cronenberg, ya que, a fin de cuentas, era uno de los nombres ilustres del cine de terror moderno -es decir, el que rompió moldes y esquemas en los 70- junto a los Landis, Carpenters y Cravens habituales. También es cierto que era uno de los que menos me gustaba, porque siempre había intentado alejarse del género (cosa que a la larga consiguió), a pesar de que reconocía, y reconozco, que tenía grandes títulos como "La zona muerta", "Videodrome" o el remake de "La mosca". 
Cuando terminó el visionado de "Existenz" a todos nos quedó la sensación de que Cronenberg había hecho un mejunje con sus obsesiones habituales, y sus títulos estandarte, pero al que le había dado una pátina de "normalidad"... como si quisiera rodar una versión de "Videodrome" pensada para plateas "standard", público masivo no acostumbrado a sus delirios. Vamos, que la peli me dejó algo frío. Ayer noche volví a verla (en formato VHS). Era la segunda vez que lo hacía desde el primer intento... y mis impresiones no variaron demasiado. Cuando se rodó "Existenz" era 1999, y supongo que para entonces los video-juegos y las consolas comenzaban a pegar fuerte. Era normal, pues, que a Mr.Cronenberg le diera por sermonearnos un poco al respecto. Así, la cosa se sitúa en un futuro cercano pero indeterminado, en el que se han inventado una consolas orgánicas y vivas que te enchufas en la espalda, gracias a un bujero que te han hecho previamente, y puedes ser partícipe de los respectivos juegos de un modo escalofriantemente realista. Sin embargo, y por motivos que no conocemos, alguien intenta atentar contra la diseñadora número uno de dichos juegos, por lo que se ve obligada a escapar en compañía de un novatillo segurata. Juntos huirán sin rumbo y terminarán viciados por el revolucionario juego que ha inventado la chorva, hasta el punto de no saber qué es realidad y qué es ficción... para ellos, y para nosotros.
Aunque la peli se apoya mucho en los diálogos y, en el fondo,  no deja de ser bastante sencillita, hay que reconocer que "Existenz" va a piñón desde buen principio, tiene un ritmo notable y no aburre en exceso. La historia se sigue más o menos con interés y a lo largo de la misma nos intentan sorprender con algunas ideas y conceptos más o menos bizarros, muy Cronenberg, como esas consolas vivas hechas de tejido orgánico, el indudable tirón sexual en el modo de conectarlas a tu cuerpo, la pistola hecha de huesos y que dispara dientes... incluso hay un poco de gore, con ese pobre camarero chino que recibe un par de balazos en la cara. Sin embargo, carece del rollo enfermizo y mal sano de las pelis previas del Canadiense. Todo es como muy limpio... incluso la pretendida suciedad es higiénica. En realidad "Existenz" tiene bastantes puntos en común con "Videodrome", pero sin llegarle a la suela de los mocasines.
Visto lo que siguió en la carrera de Cronenberg, es evidente que "Existenz" era algo así como su despedida del género puramente fantástico, porque luego no volvió a tocarlo. Y es evidente también que el muchacho estaba algo cansado de sus delirios carnosos, de ahí la sensación de rutina que destila toda la peli. A pesar de ello, el resultado se deja ver. No te impresionará, no te cambiará, no te ofenderá... pero tampoco te dormirás. 
Algo es algo.

3 comentarios:

Orlok dijo...

Está peli me gusta mucho... y con el tiempo cada vez más. Hay muchos pequeños detalles que antes no veía que la hacen aún más interesante. Recuerdo que cuando la estrenaron en cines la promocionaban como algo más comercial de lo que resulta ser; de hecho, se aleja de lo comercial, pero tiene el tono suficiente para poder ser cercana a un amplio sector de público.
Opino que Cronenberg siempre consigue hacer un mejunje de sus obsesiones en sus películas, pero variando la forma, digamos que adapta la forma al contenido de la película.
Estoy de acuerdo contigo con que esta peli tiene ideas de arte brutales, muchas muy sutiles, pero otras como las vainas génicas, los bio-puertos o la pistola orgánica, que son espectaculares. No estoy del todo de acuerdo sobre la comparación con Videodrome. Fale, ambas pelis utilizan un medio audiovisual como motor para desarrollar la historia, pero creo que lo que critican, o la finalidad de cada peli, es diferente. Donde si hay puntos en común son en las obsesiones o inquietudes que Cronenberg muestra en sus pelis: las paranoias conspiranoides de misteriosas corporaciones, comportamientos obsesivos, los límites del ser humano (físicos y psíquicos) y la perdida o mutación de identidad... bueno, me estoy enrollando, eso, entre muchas otras cosas.
La cuestión es que no veo justo comparar eXistenZ con Videodrome para decir que una, no le llega a la suela de los zapatos a la otra. Ahí entran gustos personales, pues eXistenZ en algunos aspectos supera o Videodrome, pero por lo mismo, Videodrome juega en otra liga con elementos que pueden gustar más que los de eXistenZ.
Las dos películas me vuelven loco, opino que son distintas, pero con algo muy contundente en común, que las dos las dirige Cronenberg.
Menudo rollo te soltao, nos vemos en cotxeres!!!!!!
Un abrazo pringoso!

Naxo Fiol dijo...

Estimado Orlok/Javi:
"Existenz" es, efectivamente, muy comercial.... muy comercial para lo que solía ser el cine de Cronenberg. Es lo que digo, habla de sus temas habituales pero limando mal rollismo. Dos protas jóvenes y guapitos, una estética limpia, el gore truculento reducido a un momento de impacto... es como una peli de Cronenberg pero en descafeinado. Venía de hacer "Naked Lunch" (que a nivel económico fracasó) y "Crash", ambas muy raras, enfermizas y sórdidas... tiene sentido que tuviera que aligerar un poco la carga "perver" si quería seguir haciendo pelis y estrenarlas. "Existenz" es ese evidente punto de inflexión, y la prueba está que fue su último trabajo del estilo. Le deberían pedir una peli "estilo Cronenberg" pero más vendible, y de ahí el tono limpio y la auto-copia de conceptos pero carente de su garra habitual. "Existenz" no tiene mucha alma, es un currito, y se nota.
Cuando hablo de mejunje me refiero a que en una misma peli reúne conceptos que hemos visto previamente en otras. Ya no solo son sus obsesiones habituales, son todas las que previamente había tratado por separado en diferentes pelis, unidas en una sola. En aquellas parecía genuinamente obsesionado en ellas, en "Existenz" da la sensación de que recurre a las mismas pero ya de modo distanciado, en plan "Hablo de esto porque es lo que el público espera de mi, pero ya no me interesa más tratar estos asuntos, así que lo hago desde la distancia, fría y desapasionadamente". Resumiendo: Cronenberg factura una copia sin alma del cine de Cronenberg. Hay cosas que recuerdan a "Videodrome", a "Naked Lunch" o luego ideas recurrentes como la oscura gran corporación de ambiguas intenciones. Tu mismo las numeras muy acertadamente... es a eso a lo que me refiero cuando digo lo de mejunje de ideas previamente estrujadas.
La comparación con "Videodrome" creo que es evidente. La gran corporación malvada sin rostro... los actos "terroristas" previo grito de guerra (de "Larga vida a la nueva carne" pasamos a "El realismo")... incluso hay secuencias exactas como el atentado vía pistola a quemarropa en un acto de presentación, que casi se repite cuando disparan al chino en la cara, igual que cuando James Woods disparaba a aquel tio en un escenario y le reventaba cuerpo y alma... y ambas pelis hablan del lado oscuro del entretenimiento masivo... en "Videodrome" era la tele y en "Existenz" son los video-juegos.... en ambas estas son mostradas casi como entidades vivas que se fusionan con la carne (el agujero en la espalda de una, el agujero en el estómago de otra)... y en ambas se juega mucho con las alucinaciones y el no saber cuando es verdad o fantasía. La diferencia mayor es que, volviendo al punto inicial, en "Videodrome" lo hacía de un modo mucho más enfermizo y perverso, en "Existenz" es más blanco. Yo, a diferencia de ti, opino que son muy parecidas.... y dado que "Videodrome" estuvo antes es lógico razonar que Cronenberg se copió a si mismo, simplificó su propio concepto. Ayudó a dar solidez a ello el hecho de que fuera su última peli eminentemente fantástica/carnosa y que, por ello, fuera escaso de ideas mordientes, de ahí que tuviera que recurrir a su propio material. En "Existenz" se le nota cansado y repetitivo.
Nos vemos en Cotxeres, criatura.
Abrazo!!.

brundlefly jr dijo...

Es curioso, comparto tus opiniones sobre eXistenZ, pero, al contrario que a ti, a mí me encanta. Me parece una peli muy disfrutable. Vale que es ligerita y comercial y probablemente tengas razón en q está hecha un poco con el piloto automático, pero me mola.