domingo, 7 de octubre de 2012

THE BLACKEST TERROR

Recibí, hace ya un tiempo un par de cómics de corte underground editados en los USA, pero que tenían la particularidad de que uno de sus autores es Vasco. Vascos trabajando para los USA con material meramente americano, lo que me parece maravilloso. “Moonstone Cómics”, se llama la editorial, el yankie Eric M. Esquivel el guionista y Ander Sarabia el magnífico dibujante.
Pero bueno, calidad del cómic aparte, que la tiene y mucha, es motivo afectivo el que me lleva descubrir este cómic. Resulta que el propio Ander Sarabia, es oyente habitual y grabante ocasional de mi programa de radio “La hora de Ving Rhames” en el que participa de forma activa en su grupo bajo seudónimo, y la gracia de todo esto, está en que según me cuenta Sarabia, la confección de este “The Blackest Terror” se realizó bajo los efectos cafres de dicho programa –lo que puede, o no, haber afectado al resultado final del tebeo- ya que mientras dibujaba, se pegaba sesiones de hora de Ving Rhames como material de fondo. Y todo esto es muy bonito.
En cuanto al tebeo en cuestión, siento no poder hacer un análisis exhaustivo, ya que al estar en Inglés, y mi conocimientos sobre el idioma se reducen a lo aprendido en el cole, pues la verdad es que, traductor de Google en mano, tampoco es que me haya enterado del todo, pero si lo suficiente.
“The Blackest Terror”, es un “One Shot comic” (es decir, un cómic de un único número) que nos presenta a una especie de Punisher a lo Blaxplotation, que combate los ataques de los niñatos blancos y universitarios hacia las minorías etnicas y las mafias chungas… Más o menos.
El caso es que la cosa, envuelta todo el tiempo de un gran sentido del humor, nos ofrece unos maravillosos dibujos a medio camino entre el “cartoon” y el estilo de súper héroes de toda la vida, desde luego, muy agradables a la vista y todo con un acabado impecable.
Un tipo de cómic a descubrir por los más inquietos amantes del cómic, una rareza, y sobretodo, un honor el haber estado presente, de una manera u otra, mientras se realizaba.
Supongo, que si hay justicia, no tardaremos en tener más noticias cómiqueras sobre Sarabia y Esquivel. Tiempo al tiempo.

2 comentarios:

Jose Tomás dijo...

Escuchar "La hora.." mientras se dibuja no trae nada bueno. Lo digo por experiencia.

Victor Olid dijo...

Vaya panda de caricatos!!