jueves, 11 de octubre de 2012

The Punisher

Esta era la segunda vez que se intentaba llevar al vigilante de la Marvel al cine (la primera con la calavera en el pecho), sin mucho éxito en taquilla y tampoco en crítica que no quedo contenta. Yo por mi parte me lo pase pipa, tanto con esta como con la secuela aunque ya no la protagonizara Thomas Jane. Reconozco que Ray Stevenson fue un muy buen Punisher, más cercano aun al comic que Jane, pero aun así no le hago ascos a la versión que dio vida el cocinero de Deep Blue Sea. Recuerdo ir la a ver al cine con mi amigo Jorge y pasárnoslo genial durante el visionado, no sé si incluso llegamos a aplaudir en algún momento, así que al menos a nosotros nos funciono. Cierto que la película es escasa en sangre, el momento donde más canta es en la matanza de la familia de Castle, donde no hay ni una sola gota de sangre salvo la que derrama el protagonista, pero imagino que seria para no llevarse una calificación por edad que impidiera a mucho chavalito verla en cine. Y aun con eso no debió de recaudar mucho, porque tardaron 4 años en lanzar la secuela y en nuestro país fue directa a DVD. Se modifico el origen del personaje, ya no era un veterano de guerra, sino un agente especial de la DEA, y el número de hijos, que aquí se quedo en un niño y no niña y niño como en los comics. Tampoco la matanza ocurría en Central Park, sino en una villa en Panamá, pero para compensarlo no solo los villanos matan a la mujer e hijo de Frank, sino que acaban con TODA su extensa familia. Esto es así porque aunque el malo es muy malo, su mujer es mucho peor, y no estoy diciendo que las mujeres sean unas pécoras de mucho cuidado, pero la película así lo da a entender, al menos con esta señora.

La película nos muestra los inicios del Punisher, como se prepara para llevar a puerto su castigo a los Saints, cuyo cabeza de familia fue interpretado por John Travolta, en un papel por el que no será recordado. Más interesantes que los Saint son los asesinos profesionales que le mandan, El Tarántula, una especie de mariachi que no llega a dar mucho juego y el que para mí es uno de los grandes villanos del Punisher, El Ruso. Aunque en la película se supone que Castle mata al gigante soviético, perfectamente podría sobrevivir y volver aparecer en alguna secuela, lástima que en War Zone no aparecía. Y si además el Ruso aparece travestido, con pechos y vestido de mujer como en los comics, ya hubiera sido un detallazo, lo dicho, una lástima que no fuera así. Poco más nos cuenta la historia, es un simple aperitivo para lo que vendría después, con un Castle ya entregado al 100% en su guerra contra el crimen. A muchos fans les defraudo, como veis en mi caso no fue así, pero es que yo tengo un listón muy bajo cuando se trata de Marvel, joder si hasta la película de Nick Furia con David Hasselhoff me gusta.

1 comentario:

sofia martínez dijo...

Ideal para una tarde de películas es entretenida no lo niego pero muy deficiente sin embargo se disfruta mucho. La transmiten muy seguido en hbo y eso facilita mucho el acceso para cuando la deseen ver.