lunes, 12 de noviembre de 2012

HAPPINESS

Me la suda enormemente Todd Solondz y su cine Indie tristón y provocador. Me la suda sobremanera. De hecho, atraído por su sinopsis y lo que había leído en la época, acudí en su momento a ver “Happiness” al cine. Era un momento de mi vida, en el que estaba más predispuesto a ver gafapastadas cuando todavía no había tanto gafapasta, cuando todavía no era una moda, y nadie te podía acusar de “hipster” por ver una película independiente de estas características. Y me pareció una puta mierda. Sin embargo, el otro día charlando con un amigo, pensé que igual si la viera ahora, igual hasta me gustaba. Así que me la pongo ni corto ni perezoso, y descubro, no solo lo terriblemente anticuada que se ha quedado la película, si no que además es un coñazo insoportable. No me ha gustado NADA.
“Happiness” tiene el honor de ser la primera película no porno que mostraba una corrida chorreante en pantalla. Hasta ahí bien, muy transgresora y todo el rollo. El año siguiente llegaron los hermanos Farrelly con la sobrevalorada “Algo pasa con Mary”, se pusieron a juguetear con la lefa y convirtieron las secreciones en algo alegre y divertido, y le jodieron el chiringuito a Solondz, elevando las corridas cinematográficas a la categoría de comedia cafre. Ya nunca más ofendería una corrida en pantalla. Por lo que a estas alturas, ver una corrida chorreante, por mucho que la lama un perro, ya no dice absolutamente nada. Ni el impacto cuando el niño violado le dice a su madre que ha hecho caca con sangre, es el mismo que podía causar en el año 98, solamente porque en 2012, ya estamos curados de todo espanto.
La peli, centrandose en la historia de un psiquiatra con una vida normal, pero que le gusta pajearse con revistas infantiles, y que cuando tiene ocasión no duda en drogar y sodomizar a los amiguitos de su hijo de once años, cuenta, además, otras tantas historias sobre personajes disfuncionales, a saber; una gorda reprimida que tras ser violada asesina y descuartiza a su portero que es quien la violó, una chica feúcha y asocial con muy mala suerte en las relaciones de pareja, un gordo “nerd” y reprimido que se pajea llamando al azar a números de la guía telefónica incapaz de establecer una relación sexual real, un matrimonio sexagenario que se divorcia y un par de cosillas más sin importancia. Todo muy sórdido y escandaloso, pero no gratuito: El hijo de puta de Solondz pretende satirizar el modo de vida Americano. Y para ello hace una película larguísima (dos horas y cuarto) y aburridísima, prácticamente insoportable. Mas avispado, como muchos más medios, mas suavizado y tras un estudio, Sam Mendes le plagió –al menos el concepto- y se sacó de la manga “American Beauty”, mucho más bonita y entretenida, pero igualmente pretenciosa, con lo cual, “Happiness” y todas sus pretensiones se quedan, vista a día de hoy, en nada.
Sin embargo, yo pienso que el problema de esta película radica en la forma que está contada y en su condición de película independiente cultureta. Si cogemos los elementos sórdidos de los que hace gala la película, y lo metemos en una comedia cafre (no nos olvidemos de que “Happiness” no deja de ser una comedia negra, pero muy fina), sin duda sería una gran comedia, solo que en esos parámetros sería una película impensable. Lo mismo si la trasladamos a cinematografías más oscuras.
Así que si, Solondz tenía los elementos adecuados para hacer una película impactante, pero es su condición, su pedantería, y sobretodo el como está rodada, lo que convierte a “Happiness” en una película totalmente insoportable y tramposa. Ahora, eso si, como toda película, tiene un momento sublime: Cuando el pederasta ve jugando al amigo de su hijito, al que pronto drogará y violará, Solondz pone una música de comedia romántica que demuestra muy mala baba por su parte, y por otro lado un sentido del humor tremendo.
Otro punto a su favor, es que todo el reparto está estupendo, desde Phillip Seymour Hoffman como pajero teléfónico, pasando por Jon Lovitz al inicio de la película, donde le espeta a su aspirante a novia que él es el Champang, y ella la mierda, hasta, por supuesto, Dylan Baker interpretando al perturbado pederasta. Por lo demás, una puta mierda, y Todd Solondz un manazas.

12 comentarios:

Naxo Fiol dijo...

Yo la última vez que la vi la encontré también un coñazo plomizo. De hecho, es la peli de Solondz que menos me gusta. La que más es Palíndromos (aunque debería volver a verla ahora).
A mi "American Beauty" me parece peor!. También "Napoleon Dynamite" es un plagio del cine de Solondz, en este caso "Bienvenido a la casa de muñecas", que no está mal.
Por si no lo sabías, la última de Solondz es una secuela de "Happines".
Eso sí, dos apuntes: Grande el cartel de Daniel Clowes. Y la chica que tu calificas de "una chica feúcha y asocial" a mi no me parece feucha! es más, la encuentro sumamente atractiva!.

Javi Arriola dijo...

No sé si recomendarte Storytelling, también de Solondz... Bueno sí, échale un ojo, que al menos le veras las tetitas a Selma Blair, a uno que salía en Kids haciendo de mental y a John Goodman alzándose.

Si sale repetido este mensaje no es mi culpa.

Victor Olid dijo...

Bueno, es que el personaje es así... la actriz, para gustos, colores.
A mí me gusta más American Beautty, por lo menos está entretenida.

Victor dijo...

Pues a mi no me pareció aburrida (quizás un poco la historia de la gorda), y se me quedó grabada la escena en la que Dylan Baker le hace la confesión a su hijo. Brutal.

Y la chica con la que queda Phillip Seymour Hoffman, es la de Twin Peaks, serie que, curiosamente, gana con el paso de los años

Napoleon Dynamite si que no me gustó, un producto muy MTV, con los personajes muy frikis (en el significado que se le da actualmente, no en el clásico) para que los modernetes los encumbren (hasta los huevos del Vote for Pedro en internet). Ni gracia me hizo la peli.

Naxo Fiol dijo...

De STORYTELLING ya hablé yo en el blog, y no está mal. Como tampoco está mal PALINDROMOS... que también anda reseñada por aquí...

Javi Arriola dijo...

Del director de Napoleon Dynamite, os recomiendo, al igual que hizo Chema en su día, Bronco Gentlemens. A mi Napoleon ni fú ni fá, pero esta tenía su gracia.

Ander Sarabia dijo...

Coincido con Victor en que se salva el reparto,pero el universo de Todd Solondz siempre me ha dado grimilla y tirado para atrás.

Ahora,que el documental producido por Lynch que hizo sobre Robert Crumb y sus hermanos me parece acojonante...échenle un vistazo aunque les sude la polla la obra de Crumb,muy recomendable.

Victor Olid dijo...

Está visto ya hace años Ander!!!
Muy majo, por cierto!

Naxo Fiol dijo...

casualmente acabo de leer una entrevista con Solondz sobre su última peli, DARK HORSE, en la que se ha alejado voluntariamente de temas escabrosos, sin perder su particular "touch", porque está cansado de eso y dice que quería hacer una historia de chico conoce chica un tanto especial, pero no ofensiva. Y Selma Blair repite su papel de STORYTELLING.

Javi Arriola dijo...

Bueno el documental de Crumb era de Terry Zwigoff, el director de Bad Santa. Si lo hubiera rodado Solodnz, hubiera sido un puto coñazo.

Victor Olid dijo...

Coño, cuanta razón tiene Arriola!!!

Ander Sarabia dijo...

Ups,menuda colada...me han bailado los nombres.

Pues eso,lo que dice Arriola