jueves, 9 de mayo de 2013

BEAVIS & BUTT-HEAD RECORREN AMERICA

Siempre echo pestes de la animación, pero confesaré que existe una serie, que yo seguía a través del VHS –porque en España, o tenías canal plus, o alquilabas los vídeos para poder verla- que siempre provocó mi hilaridad, precisamente porque la animación era lo de menos, en pro de la estupidez de sus personajes. Esta serie era (y es, porque ha vuelto a la parrilla de Mtv) “Beavis & Butt-Head”. Ya saben: dos adolescentes algo border line, amantes del rock, en cuyos episodios, vivían aventuras de lo más estúpido y hacían pequeños interludios donde comentaban los video clips del momento. Me encantan los personajes y sus chistes de caca, pedo, culo pis.
Tal fue el éxito de la serie, que como es habitual en los productos Mtv, pronto darían su paso a la gran pantalla.
Hay que decir también, que el trabajo del padre de estos, Mike Judge, le tengo en igual estima, ya sea en películas como “Idiocracia” o “Trabajo Basura”, o en sus series de tosca animación.
La película, dirigida por el mismo Judge, es la cosa más entretenida que te puedes echar a la cara. Digamos que es un episodio largo de la serie, donde se han suprimido los interludios musicales y se ha desarrollado una trama más acorde con el formato que ahora se explota, que es el cine.
En ella, a Beavis y Butt head, les roban la televisión, cosa esta nefasta para ellos porque, básicamente, a verla es a lo que dedican el grueso de sus estúpidas vidas. En la búsqueda de una televisión con la que saciar su adicción, un individuo les confunde con los dos maromos que ha contratado para que se carguen a su esposa. Esto les llevará a cruzar todo Estados Unidos, cuando en el encontronazo con la mujer del contratante, esta, le cose en el pantalón a Beavis una pequeña bomba química que hará que tras de ellos vayan su marido y el F.B.I, mientras andan haciendo el estúpido e intentando mojar, siempre sin éxito, ajenos a todo lo que les está pasando.
Siempre es difícil adaptar series de pequeño formato al cine, pero en esta ocasión, Mike Judge, sabe perfectamente como hacerlo, básicamente, porque da lo mismo que da la serie de televisión pero multiplicado por dos. Solo por dos ¿eh?, que la animación, aunque está un poco más cuidada que en la tele (abundan las sombras, y los fondos están más elaborados), no deja de ser una muestra más del feísmo del que siempre hace gala Judge. Ahora, el máximo entretenimiento, y de nuevo, la supina estupidez de Beavis & Butt-Head, hacen de la película una cosa ideal para disfrutar en cualquier hora del día.
La película, además, cuenta con las voces del propio Judge dando vida a sus retoños, de Bruce Willis, Demi Moore, David Letterman, Richard Linklatter, Greg Kinnear o David Spade, en roles secundarios.
Un exíto de taquilla en los USA, del que 16 años después, todavía se rumorea el proyecto de una secuela.
Muy maja.

4 comentarios:

elizabeth thor dijo...

ami me encantaba la serie, me encantaba tener noticias de una nueva temporada. que no estuvo mal pero no se escucho nada mas de nuevos capitulos. el tema esque reciclaban animacion cuando criticaban los videoclips, esa seccion la hicieron terrirblemente mal sabiendo que fue lo que le dio fama a estos personajes. a mi me aburria esa seccion pero bueno te descubrian algun grupo molon, lo peor o lo mejor segun el cerebro que lo digiera esque criticaban los realitis de la mtv, se me caia un mito por dios......

Aratz dijo...

La vi hace muchisimo, cuando salio en VHS y de lo unico que me acuerdo es al Beavis (el rubio, que creo que era Beavis) en el pasillo del avion con la camiseta puesta subida a la cabeza diciendo: "Soy el gran porculio, soy el gran porculio" y ya con eso me descojono. Pero de lo demas no me acordaba para nada, ni lo de que les confunden con asesinos ni que la "victima" les pusiera una bomba quimica.
Habra que verla de nuevo, pero no encuentro el tiempo necesario ni para ver una novedad.

Naxo Fiol dijo...

yo odiaba y odio a beavies y butt-head!!

Mariana Hernández dijo...

Ha pasado tanto desde que vi Beavis and Butthead, ahora creo que podré entender al director Mike Judge, de la película ni sabía, pero ahora lo veré.