lunes, 22 de junio de 2015

LAS DROGAS NO LO SON TODO



“Las drogas no lo son todo” es un documental  en el que a base de entrevistas a jóvenes ex-drogadictos que han enmendado sus vidas y a distintas personalidades de Hollywood, ya hayan estos consumido drogas o no, intenta dar una visión de lo pernicioso que es todo el asunto del consumo de drogas.
A modo de transiciones, podemos ver unos ridículos bailes “New Age” con cada una de las principales drogas como protagonistas, que más que alentar de lo perjudicial que puede ser la droga, casi anima a que las probemos, por lo fascinante de su ambientación ochentera; mientras jóvenes bailan y simulan consumir drogas, una iluminación verde y violeta, convierte el asunto en algo casi nostálgico y entrañable. No sabes si está retratando el “infierno” de las drogas, o te está diciendo “mira que guay”.
Por otro lado, no hay quien se crea que los entrevistados sean ex-drogadictos; parecen extras sacados de cualquier “Teen Movie"de la época, así que no me extrañaría ni lo más mínimo que se trate de jóvenes actores encarnando un papel. De hecho diría que  a alguno de esos drogadictos lo he visto yo en alguna película…
Para mí que estos jóvenes, a juzgar por lo saludable de su aspecto, no han visto las drogas ni de lejos, no así las celebridades que  con tanto salero –esto es ironía- se dirigen a cámara diciendo que no se deben tomar drogas.
El interés en este vídeo radica única y exclusivamente en su existencia, ya que el contenido es lo de menos –aunque, a estas alturas, lo cierto es que algo de gracia tiene-.
Y es que en plena era dorada del vídeo club, tanta era la demanda de cintas, que no solo podíamos encontrar en las estanterías los últimos éxitos del momento, las más cochambrosas series Z de lo los más variopintos países y obras de teatro grabadas a tal efecto, que va. También podíamos encontrar vídeos educativos como el que nos ocupa. Un documental de escasos treinta minutos cuyo cometido es advertir a los jóvenes (recordemos que en los ochenta nuestra sociedad estaba infestada de yonkies) cuan perniciosas podían ser las drogas. Hasta ahí bien. De hecho, los más talluditos recordarán esta carátula que ilustra la entrada, y que pongo en grande porque está tan desgastada, que se verá mejor así.
Pero lo que realmente me hace gracia es la sociedad del vídeo de aquellos años: Mentalidad “Exploitation” al máximo. Pudiendo engañar ¿Para que decir la verdad? La verdad nunca es rentable, y menos en un vídeo de prevención de drogas. Así pues, nada del material gráfico de esta carátula tiene que ver con lo que veremos en la cinta, y si aquí vemos  una foto de Sylvester Stallone vestido de Rocky, en el vídeo le vemos vestido de Rambo, ya que, obviamente, para el documental le han entrevistado durante un descanso en el set de “Rambo III”.Y si en la carátula, con todo el morro, se nos dice que “Presentado por Silvestre Stallone” la única verdad es que Stallone hace dos apariciones de la misma entrevista en el vídeo y entre las dos sumarán tan solo 30 segundos. Pero a saber el número de pobrecillos que la alquilaron solo porque Stallone lo presentaba.
Tampoco aparecen en  ningún momento, esos neo hippies que están en el campo, que por otro lado no se que tienen que ver  con las drogas, y más aún, con el documental.
Por lo demás, aparecen por el mismo el negro de “Vacaciones en el mar” –si, el de la piña colada- Sam Jones  diciéndote que no te drogues, justo en el momento en el que el actor tenía más problemas con la droga, Michael Jordan, Patrick Duffy (El “Bobby” de “Dallas”) y Lionel Ritchie… además me llaman mucho la atención de Lionel Ritchie, porque dice solo incongruencias… es como si hubieran metido su extracto ahí a piñón, de una entrevista en la que no se le preguntaba nada acerca de la droga. Vayanse ustedes a saber.
Una cinta de vídeo que da un poco lo mismo, pero que mola tener - De hecho se trata de un regalito de Don Dani T.Kirk a mi compadre Fiol, que pensó que era mejor que la reseñase yo. Y así lo hicimos-, aunque sea ripeada y con su carátula escaneada, por mero testimonio de lo que fue el vídeo club. Para aquellos que creen que el vídeo club comienza con “Regreso futuro” y que su auge es del las cintas mainstream de los 90 y que lo que ven en “Kung Fury” tiene algo que ver con lo que en realidad eran las cosas, decirles que “Las drogas no lo son todos” vendría a ser un equivalente en nuestro país de lo que, en vuestro documental favorito “Rebobine” serían eso vídeos de fitness presentados por Bubba Smith, ese tipo de productos tan preciados por los coleccionistas yankies.
No creo que esté para descargarse este vídeo, así que…

2 comentarios:

Dani-san dijo...

Súbela a mega tio! rulala!!! :___D

Naxo Fiol dijo...

Lo haría si supiera cómo... ye te pasaré un ripeo pa que la tengas y si sabes cómo, ¡todo tuyo, mister!.
Besos.