viernes, 4 de marzo de 2016

I AM VIRGIN

El caso de Sean Skelding es curiosísimo. Tan curioso como irrelevante, porque realmente su obra, escasa, carece de cualquier atractivo para suscitar interés, si no ya  al público en general, sí al menos en mi persona. El justito para dedicarle esta reseñita.
Y es que su cine deambula entre la parodia porno, el cine independiente y  el Jess Franco de la última época –esto es, eternas escenitas lesbicas y soft, si bien, además incluye eternas escenas hetero-. Una mezcla que solo es posible en estos pequeños, ínfimos productos de distribución directa a vídeo.
Y mientras se gana la vida  en el departamento de arte de todo tipo de películas, algunas incluso mainstream, de vez en cuando  hace este tipo de soft paródico que, una vez descubierto, ya da igual si existen. Pero me he comido este “I am Virgin” enterita.
Así, tenemos una parodia del “Soy Leyenda” que en su día protagonizase Will Smith.
En ella, un extraño virus convierte a la población en vampiros sedientos de sexo, por lo que nuestro protagonista,  tendrá que lidiar con esas bestias de la noche cuando en una de estas se percata de que por algún motivo, él, es inmune a este virus, y por tanto, único superviviente El motivo resulta ser que el individuo es virgen. Tendrá que andar evitando toda la película ponerse cachondo, rechazando todos los envites sexuales lanzados por recauchutadas vampiras que  lo mismo les da montárselo entre ellas que montárselo con un musculado y atolondrado vampiro.  Mientras se suceden los numeritos sexuales, se van recreando secuencias de la película en la que se inspira. Pero hay tan poca pasta en la producción, es todo tan pobretón, que casi diríamos que estamos ante una cosa amateur. La mejor forma de definirla sería, peli porno chunga sin folleteo.
Más allá de esto que digo, la película carece de todo “punch” aunque supongo que satisfará  las inquietudes de todos esos erotómanos que pululan por el mundo y que si que consumen este tipo de carroña. Y es que, aunque lo comparo con el último Jess Franco, ni de coña el cine de Skelding tiene el encanto del  tío Jess.
Por otro lado, ya no sorprende ver en productos de tercera categoría como este, la presencia de Ron Jeremy que se apunta a un bombardeo, y también hay que decir que en su corta intervención está más gracioso de lo normal, lo que me hace recurrir al tópico cuando digo aquello de que, su presencia, es lo mejor de la película.
Por otro lado, el prota  -no me apetece mirar el nombre porque además da igual- intenta ser un émulo del Bruce Campbell caricaturizado post “El ejército de las Tinieblas”.
Skelding tiene en su filmografía como director, otra película más, en este caso una parodia soft de “Zombieland” que lleva por título “Stripperland”. No pienso verla.

No hay comentarios: