domingo, 20 de noviembre de 2016

LOS FOTOCROMOS DE "ROCKY IV"

Teniendo en cuenta que en este sacrosanto blog el devoto de la saga "Rocky" es Víctor, mejor les enlazo su reseña de “Rocky IV” que seguro dirá cosas más interesantes que las que pueda aportar yo. En mi caso, me limitaré a explicarles un recuerdo personal.
Fui a ver la cuarta y ultra-politizada aventura del Sr.Balboa cuando se estrenó en Barcelona, concretamente en el aún activo cine Palacio Balañà. La cola era inmensa y hubo un leve altercado porque alguien intentó colarse. Tal fue el caos, que acudió la policía para calmar los nervios. Tremendo. El cine, obviamente, estaba lleno hasta la bandera. No cabía un alfiler. De hecho, mis amigos y yo tuvimos que ir a la parte de arriba, cosa que no solíamos hacer. Lo que ahora recuerdo como más entrañable es que el público se volvía loco durante los combates. Gritando y animando a su luchador favorito que, lógicamente, era Rocky. Uno de nuestro grupo gritaba "¡Mata a ese puto ruso!" para mayor disgusto de la fila de delante, que se giraba molesta exigiendo que calláramos. En el fondo todos lo pensábamos. No lo de callarnos, sino lo de que el yanki se cargara de una vez al malvado russkie. Da risa. Y a la vez da canguelo, puro lavado de cerebro. Pero así es como fue.
En cualquier caso, no considero "Rocky 4" una gran peli, ni mucho menos. De hecho, de la saga solo me gusta la primera y un poco también la sexta. El resto... entretenimientos tontunos de quita y pon. Entrañables a un nivel, digamos, generacional.
Ahí van los fotocromos de la interfecta. Creo que no completos, pero sí bien majos, sobre todo por aquellos que lucen a los dos luchadores juntos. Impresionante Lundgren, ¿verdad?. Ya te digo.










1 comentario:

elizabeth thor dijo...

es tal la tonteria anti comunista que es super divertida, me lo paso pipa con esta entrega.