sábado, 14 de enero de 2017

SLITHER: LA PLAGA

La primera vez que vi "Slither: La plaga", lo hice con arduos deseos de que no me gustara. ¿Por qué?, porque entonces su director, James Gunn, me caía bastante mal. Lo asociaba a la decadencia de la "Troma" y, en fin, no podía sufrir esos pelos de punta en plan "excéntrico enrollado". Cierto que su aportación como guionista a "Amanecer de los muertos" fue positiva, pero no suficiente. Claro que luego vino "Super", película que me sorprendió gratamente y hoy forma parte de mi dvd-teca, y "Guardianes de la galaxia" que, sin ser la repanocha que todos dicen, me cae muy simpática. Como colofón, Gunn abandonó su adicción a la laca (¿o no?). Por todo ello el tipo comenzó a caerme mejor, así que pensé que sería interesante ver ahora "Slither: La plaga" sin la "venda de desprecio" en los ojos, esa misma que en su momento propició que la calificara con un "psé".
Vendida en su día como una película orgullosamente repulsiva, cuenta la clásica historia del pueblecito asediado por unos invasores extraterrestres que contribuyen a que sus habitantes muten, les salgan tentáculos y den luz a babosas de color de rosa que se meten por la boca. Efectivamente, recuerda a un puñado de otras películas: "El terror no tiene forma", "Xtro", "El terror llama a su puerta", "Society".... pero eso ya era normal en su año de producción, 2006, con la post-modernidad y la "referencialidad" cada día un poco menos inevitable. Eso sí, además de gags asquerosos y gore (destaca en este apartado el pobre diablo abierto en canal de un latigazo marciano), hay un notable predominio del elemento humorístico, aunque sin llegar a cargar las tintas.
Debo reconocer que toda la primera hora está muy entretenida. Con dinamismo, brío, color y buenas ideas. Lo malo es que James Gunn se ve incapaz de mantener semejante ritmo hasta el final. En el tercer acto se produce un leve frenazo, una cortada de rollo que no repara ni siquiera el excesivo y algo atolondrado desenlace. Lástima.
Si mi primer visionado se saldó con un "psé", este lo hace con un "ta bien". "Slither: La plaga" se deja ver sin complicaciones pero poco más. Desde luego no me la pienso comprar en dvd y, ya puestos, tampoco tengo intención de conservar en mi disco duro el respectivo archivo.
Ah!, cameo para Lloyd Kaufman y Toxie (este mediante caja tonta y con el aspecto de Melvin).

No hay comentarios: