sábado, 7 de noviembre de 2020

VENGANZA SIN LEY

La policía anda en huelga. Situación que aprovechan unos paletos que se hacen llamar "Nuevo Orden" para acudir a un local de homosexuales y asustarlos. Las cosas se desmadran y el barman acaba palmando accidentalmente. Acojonados, llaman al jefazo, que decide ejecutar a los testigos. Sin embargo, uno consigue escapar y refugiarse en la casa de una pandi más o menos corriente. Los paletos intentarán entrar a por su víctima, pero se toparán con la resistencia de los ocupantes, dando así inicio a una mini-guerra sin cuartel.
Como era de esperar, ni el cartel ni el título españoles tienen mucho que ver con esta película de origen Canadiense del año 1983 (y que en v.o. responde al más adecuado "Self Defense", defensa propia). Aquí nadie se venga (en todo caso serían los villanos, como uno de ellos proclama en un momento dado) y no hay ningún "Rambo" solitario. Tampoco es nada nuevo remarcar que la trama bebe bastante de "Asalto a la comisaría del distrito 13" (o de las fuentes de las que mamaba John Carpenter), el asedio en tiempo real, siempre tan efectivo. Si a ello añadimos una violencia seca, cruda y contundente, sin excesos delirantes, y una estética total y regocijantemente de su época, pues "Venganza sin ley" ya se nos tiene un rato ganados. Porque, además, resulta que está muy decente, en todos los aspectos. Tiene sus leves giros y sorpresillas y entretiene un rataco. Tal vez el final se alargue un pelo demasiado, pero sin llegar a desesperar. Los maravillosos ochenta minutos que dura ponen la guinda. Sorprende que, siendo como es, con todas sus cualidades, y teniendo en cuenta el año de producción, no se la reivindique más. La verdad es que sería lo suyo. He leído por ahí que la meten en listas de "malas pero divertidas", sin embargo, por esta vez, no lo comparto.
Del reparto únicamente he reconocido un rostro, el de Keith Knight, que en "Curso 1984" interpretaba al skinhead malote y aquí a un ciego con cierto retraso mental. Vamos, que repite papel.
Dirigen Paul Donovan y Maura O'Connell. Mientras que esta segunda hizo poca cosa después, Donovan se ha mantenido un rato activo. En su filmografía destaca otro título muy de su momento, "Defcon 4".
Bastante visible, sí.
AQUÍ pueden gozar de los fotocromos, el póster y la caratula completa del VHS.