domingo, 16 de agosto de 2009

RAZORTOOTH

Que si, que lo de siempre (y en eso, el cartel no engaña). "Razortooth" es el típico producto destinado al Sci-Fi Channel (ahora Syfy!) en el que todo es previsible de la muerte y los efectos infográficos rozan lo casero (lo que en general no es malo del todo... pero aquí sí).
En este caso cambiamos las habituales serpientes y tiburones aumentados de tamaño y mala uva por una anguila con grandes dientes. Pero lo demás, se mantiene: los dos protas (ella es la sheriff en este caso) divorciados pero que tendrán que unir fuerzas para combatir el monstruo (y terminarán juntos de nuevo, claro), los jovenzuelos de hormonas desbocadas, los niños en peligro y el científico que de todo tiene la culpa y morirá en un acto heróico. Al final todo lo arregla la inevitable granada y The End... o no, que a lo mejor hasta hay secuela.
Como dijo aquel, parece que todas estas pelis partan del mismo guión, pues la estructura es idéntica. Si hubiese estado Lance Henriksen de por medio (o Lorenzo Lamas, aunque ese apunta más bajo si cabe) ya sería perfecto.
La cosa tiene sus dosis de gore (todo el infográfico... aunque hay UNA muerte realmente simpática), pero ni eso lo arregla. En este caso, el aburrimiento es muchísimo más mortal que la anguila asesina (confieso que dediqué 24 horas a verla, entre parones, salidas y siesta).
Eso si, el paraje pantanoso en el que está rodada es de lo más bonico.