jueves, 31 de mayo de 2012

Yo maté a Adolf Hitler (Comic)

Este comic de Jason (no el de Viernes 13, otro Jason) fue ganador del premio Eisner en el año 2008. El autor, del que hasta ahora no había leído nada, por lo visto hace todos sus comics con animales antropomórficos, es decir que son perros, gatos, conejos, o lo que sea, pero visten, hablan y se comportan como personas. Sus dibujos son sencillos, de líneas simples y con colores planos. Esa estética junto al poco dialogo que acompañan a los dibujos, lo convierte en historias rápidas de leer sin artificios o detalles que despisten al lector. Vamos, que es una obra de aspecto ligero aunque luego su trama sea más sesuda.

En el mundo de esta historia, el empleo de asesino a sueldo es un empleo más, y nuestro protagonista ejerce esa profesión. No tiene nombre, o al menos no se nombra, al igual que la chica con la que el protagonista tiene una relación. Al inicio de la historia dicha relación no corre por su mejor momento, incluso se insinúa la ruptura de la misma. Nuestro protagonista vive una vida gris, a la mañana recibe a sus clientes, escucha sus penas y razones y luego sale a realizar los encargos. Un día recibe la llamada de un científico que tiene un trabajo para él. Por fin tiene terminada su máquina del tiempo y desea que Hitler sea asesinado. La única peculiaridad del viaje en el tiempo es que la maquina necesita 50 años para cargarse, así que solo tiene una oportunidad para ir y para volver. El asesino viaja en el tiempo pero es apresado. Entonces Hitler, aprovechando el descuido se monta en la máquina del tiempo y viaja hasta el presente. Una vez sale de la maquina se encuentra en el garaje del científico, el cual se sorprende al ver al alemán allí. Pero entonces el protagonista, 50 años más viejo, hace acto de aparición, dispara en el pecho a Adolf y cree acabar con su vida. Como ya es un señor mayor decide pedir ayuda a su ex novia para que le ayude a portar el cadáver de Adolf. Cuando llegan al laboratorio Hitler a desaparecido y el científico esta inconsciente. Ahora el asesino anciano y su joven ex novia intentaran encontrar al dictador alemán para darle finiquito.

En el comic se tratan los viajes en el tiempo, no así sus consecuencias, pero de lo que realmente nos quiere hablar el autor, es de las relaciones personales, la felicidad y el amor. O al menos esa es la idea que saco yo tras acabar el tomo y sobre todo por su parte final donde todo se soluciona de forma satisfactoria.
La verdad es que es un comic interesante donde Hitler es una simple excusa para tener los viajes en el tiempo necesarios para la historia. Si tienen la oportunidad no lo duden, léanlo, se hace cortito.