viernes, 31 de julio de 2015

ESCUELA DE POLICIAS

Enésima comedia italiana sobre carabineros y aunque muchos de los “Exploitations” de “Loca academia de Policía” facturados en Italia, son más bien consecuencia del trato que se les dio a dichas películas en su distribución videográfica española (sin ir más lejos, “Otra Loca  academia de Policía” o en  su versión original, “I Carabineri” es bastante anterior a la que se explota), esta si que parece querer aprovecharse genuinamente del éxito mundial de “Loca academia de policía”, aunque también lanza montones de guiños a otras comedias americanas de la época. Y, por supuesto, el título Italiano “Carabinero si nasce”no es tan explícito como el que se le puso aquí; “Escuela de Policías”. Y el diseño del cartel, no dista en absoluto del de los carteles de la franquicia americana, por si algún alquilador despistado picaba, que ya lo creo que picaba-mos.
Nada nuevo bajo el sol. Se trata de una “Sexy Comedy” italiana al uso con un argumento mínimo que sirva de nexo de unión para lo que en realidad prima, que es  que desfilen por pantalla un buen número de gags, en esta ocasión, casi en su totalidad, más bien poco inspirados.
El argumento gira en torno a un grupo de enfermeras americanas y rusas que tendrán que pasar su estancia en la escuela de policías. Los integrantes de la misma, tendrán que  mantener la imagen de la escuela inmaculada, a la vez que deberán mantener impoluta la integridad de estas enfermeras (vamos, no follarselas), hasta que la cosa se irá complicando a la vez que somos testigos de las más absurdas situaciones.
Y el destete y el folleteo, al igual que en nuestro destape, cuanto más se acercaba la década de los noventa, mas descendía, quedando en este caso un destete un tanto estúpido y bastante light, pero gratuito hasta la prohibición que no aporta a la película ni tan siquiera su funcionalidad; es decir, que es un destape a destiempo a medio camino del propio destape.
Bastante ridícula en todos los aspectos, la película contiene innumerables gags a costa de “Rambo”, puesto que hay un personaje que está obsesionado con él y esto proporcionara los chistes menos afortunados. Claro que menos afortunada es la película, cuando con todo el descaro roba gags de otras películas, como en este caso, que cambiando el instituto por la escuela de policía, le roba a “Porky´s” la archiconocida escena de la ducha, en la que por un agujerito, los estudiantes espían a las muchachas. Aquí los policías espían a las anteriormente mentadas enfermeras. Patético.
Con un reparto compuesto de tropecientos secundarios a los que hemos visto mil veces en las comedias italianas, la dirección corre a cargo del artesano Mariano Laurenti, que si fuera churrero no lograría hacer tantos como películas hizo en los setenta y ochenta, siendo cosas como “La profesora y el último de la clase”, “Vicio de familia”o  la buscadísima por mí “La discoteca”, las más populares.
También es el responsable de esa cosa titulada “PierinoTorna a Scuola”.
Bueno, es comedia, es ligerita y como tal, se deja ir viendo sin problemas, pero la verdad es que, a rasgos generales, es de lo peorcito que la tierra de las Pizzas ha lanzado a los proyectores en cuando a comedia se refiere, sean estas sexys o no.

1 comentario:

elizabeth thor dijo...

Años y años pase intentando ripear la pelicula, pero estaba tan fastidiada que no pude hacerlo. entretenida y basta, pero creo que aparte de las enfermeras la cosa era de unos ladrones que se hacian pasar por policias. aparte el gag del pedo es de verguenza ajena