lunes, 15 de abril de 2013

SUPERLÓPEZ, OTRA VEZ EL SUPERGRUPO

Si nos preguntamos aquello de: ¿¿Por qué un regreso del mítico "Supergrupo" tantos años después bajo la batuta de sus dos padres originales, el magnífico Jan y Efepé??, encontramos varias respuestas, aunque una está por encima del resto, vender tebeos. Y para vender, hay que saber aprovechar las oportunidades, oportunidades como las modas que han brindado la resurrección de nuestro único tándem superheróico (en España, donde todo tiene que tener una pátina de humor o resulta ridículo). ¿Y qué modas son esas?, por un lado el cine de tipos vestidos con trajes de colorines y poderes extraordinarios, cuya buena racha ha esputado un título tan imprescindible y de tantísimo éxito como "Los Vengadores" que, no en balde, trata de lo que trata. Por otro, la nostalgia. La nostalgia vende, y todos los que leíamos al gran "Superlópez" cuando éramos chinorris de la mano de "Bruguera", echamos de menos aquel "Superlópez"... y también aquel Jan.
Fue Efepé quien desde buen principio quiso revivir al "Supergrupo" tras recuperar los derechos. Después de algún que otro intento fallido, la cosa finalmente ruló, aunque de primeras con un nuevo dibujante, algo que, inevitablemente, desató las "iras" de los fans del tebeo original a grito de "¿Un nuevo comic del "Supergrupo" SIN Jan?, ¿qué sentido tiene eso?". Tan poco como para que, unos meses después, se anunciara el regreso por parte del padre gráfico de las criaturas. Y sí, entonces todos respiraron tranquilos. La pregunta que yo me hago es: ¿fue el anuncio del primer tebeo SIN "Superlópez" y la reacción del posible comprador, lo que animó a la editorial a unir a los dos creadores legítimos? ¿o era ya un plan premeditado?. En fin, el caso es que probablemente las tendencias arriba mentadas hayan ayudado mucho a convertir todos estos proyectos en realidades. Y me alegro. Mucho. Como ya he expresado en este blog con anterioridad, yo eran fan de "Superlópez" (y sí, del "Supergrupo", con especial simpatía por el "Capitán Hispania"), tengo los tebeos originales de "Bruguera" (hasta que dejaron de molar) y, en fin, que la idea me pareció excitante desde buen principio. Nada más aterrizar en el Salón del Comic de Barcelona, fui al stand de la respectiva editorial y pagué -contento- los 12 euros que cuesta "Otra vez el Supergrupo". Esperé al mejor momento para leerlo, con delectación y tranquilidad... aunque temiendo que, inevitablemente, y tantos años después  Jan y Efepé no lograrían deslumbrarme. Al fin y al cabo, todos (ellos y yo) somos más viejos y eso desgasta la creatividad, el ingenio y la inocencia/capacidad de disfrutar. Normal (hablando de envejecer, ¿por qué mientras "Superlópez" ya echa canas, ninguno de los integrantes del "Supergrupo" muestra el más mínimo deterioro físico?).
Un buen día, "Superlópez" se encuentra ante la extraña situación de que absolutamente nadie le reconoce. Es más, resulta que ahora Luisa y Jaime son pareja. ¿Que ha ocurrido aquí?. Desconcertado, decide visitar a los únicos amigos que, sin duda, deberían acordarse de él: El "Supergrupo" (ingeniosa excusa para incluir a estos en la trama). De entrada reaccionan igual y, de paso, con violencia. Sin embargo, "Superlópez" les hace entrar en razón y deciden investigar tan extraño fenómeno con ayuda de las artes del "Mago". Ello les conducirá hasta el malvado "Escariano Avieso" que ha inventado una máquina capaz de alterar la realidad. "Superlópez" y el "Supergrupo" al completo deberán luchar codo con codo para devolverlo todo a la normalidad.
Lo digo desde buen principio: El tebeo me ha gustado. Me ha entretenido. Aunque, obvio, tampoco me ha hecho vibrar ni me ha parecido una obra maestra. ¿Hubiese sido distinto de haberlo consumido cuando tenía la supuesta edad adecuada?, tal vez, pero eso nunca lo sabremos. La historia es sencillita, bastante lineal, sin exabruptos, y la presencia de los habituales secundarios queda reducida a la mínima expresión (incluyo aquí a Luisa, Jaime, el Jefe, el Inspector Holmez, etc). De hecho, da la sensación de que Jan y Efepé han trabajado sobre un número de páginas limitado, lo que les ha obligado a constreñirse bastante.
A lo largo del tebeo encontramos cosas buenas y cosas no tan buenas. En el segundo caso, podemos referirnos a chistes trillados (cuando "Bruto" se pone a bailar "Cantando bajo la lluvia" para distraer al enemigo ¿¿??), salidas no muy convincentes y el aspecto de los dos monstruos "gigantes" que asoman (bastante poco inspirado). En el primer caso, ciertos y notables guiños al lector, ya sea en formato de referencia comiquil, en plan metalenguaje y, claro está, echando mano de algunas puntillas nostálgicas en referencia a los comics originales de la pandilla. Entre otros aspectos que han llamado mi atención, tenemos a la "Chica Increíble" en top-less (algo que, de chavales, soñábamos con ver) y la aparición de los llamados "Lámparas Verdes", parodia de ya saben quién y que, en cierto modo, hace las funciones de la famosa secuencia del "banco de los superhéroes" en "¡Todos contra uno, uno contra todos!", el segundo tomo de las aventuras compartidas entre "Superlópez" y el "Supergrupo", donde resultaba de lo más divertido y emocionante ir reconociendo las caricaturas de famosos personajes de la DC y la Marvel. Y ya que estamos, me gustaría hablar de estos últimos...
Uno de los aspectos más flojos del comic está en los motivos por los que "Escariano Avieso" inventa su máquina. Los editores de las más importantes empresas de comics de tipos con mallas quieren borrar todo lo que han parido hasta ahora y comenzar de nuevo en otra realidad, para terminar de exprimir a sus creaciones. Y de ahí que contraten al peculiar "mad doctor" creado por Jan. Bien, Efepé (imagino que responsable del concepto) lanza esta pullita que se repite y prolonga con el gag final, donde aparece una corporación de evidente y sospechoso nombre, "Maravillas Entertainment Productions". Honestamente, todo esto me parece muy hipócrita porque si "Otra vez El Supergrupo" existe físicamente como comic y, seguramente, se venderá bastante mejor que las últimas aventuras de "Superlópez", es debido al éxito del tema en Hollywood y al taquillazo de "Los Vengadores". Tu lo sabes, yo lo sé y ellos lo saben. Es EVIDENTE, de ahí que lo encuentre un poco ruin. No sé si lo comentado tendrá que ver con que el final de la historieta me resulte precipitado, seco y poco lustroso.
La idea de estirar el legado del "Supergrupo" y seguir editando tebeos con ellos de protagonistas es del todo atractiva. Vamos, yo los compraría. El problema aquí, o la gran pregunta, es: ¿funcionarían sin la mano de Jan? (y eso que en "Otra vez El Supergrupo" sigue desarrollando su actual estilo, bastante menos bonito de ver que el de antaño... aunque aceptable). Y cuando digo Jan no digo "Superlópez", digo Jan. El "Supergrupo" podría seguir dando mucho de sí sin la presencia del de la capa y el bigote pero ¿¿con otro dibujante??... no sé, no sé. Tal vez Jan y Efepé sean los únicos capacitados para dar vida a "Latas", "Bruto", el "Mago", la "Chica Increíble" y el "Capitán Hispania" correctamente, como es debido, y que nos hagan disfrutar durante el proceso. Si deciden ponerse con ello, ya tienen en mi a un fiel seguidor.
De mientras, pueden pasar el tiempo con esta nueva aventura que, sin ser la repanocha, tampoco ofende y, lo que es más importante, entretiene.

3 comentarios:

Aratz dijo...

Bueno, las razones que tienen los malvados para contratar que creen esa maquina que cambia la realidad, lo puedo ver mas como una parodia a lo que ha hecho DC en varias ocasiones los ultimos años, con resultados muy buenos en ventas las primeras semanas, pero luego cancelaciones de series por doquier por tener ventas muy bajas. Esto mismo quiere hacer Marvel, solo que sin romper la continuidad, unicamente cambiando la numeracion de los comics, y haciendo tomos resumen.

Aunque por lo que dices el comic esta bien, pero no mata, acabra cayendo en mis manos, si o si.

Ellisto dijo...

Que repelus de gusto me acaba de entrar. Sin duda alguna las aventuras con el Supergrupo so mis favoritas de Super Lopez. Todavía me descojono con la escena en la que van a pedirle un préstamo al banco de los superhéroes y se las ven con Thor.
En cuanto pueda busco los tebeos de bruguera que aún tengo y me lo releo antes de ir a por el nuevo.

Naxo Fiol dijo...

El mejor ritual posible!!