viernes, 24 de enero de 2014

JAIMITO EL CHULO

Película para absoluto lucimiento de Alvaro Vitali, que supuso la ultima película de MarinoGirolami, quien ya dirigió a Vitali en “Jaimito contra todos” y “Jaimito no perdona” y más conocido dentro del fandom por ser el dire, bajo alias de Frank Martin, de “Zombie Holocausto”.
De título original “Gigi Il Bullo” o lo que viene a ser lo mismo “Gigi el matón”, se trata de una más de las películas  en las que los distribuidores Españoles le colgaban a Vitali el San Benito de “Jaimito”, no perteneciendo en absoluto la película a la saga –recordemos que, protagonizadas por Vitali, de Pierino/Jaimito solo existen dos-. Estratagemas de la distri a parte, en esta ocasión con la coña del engaño, esto llega a trastocar el doblaje, dónde a Vitali le llamas Gigi, pero de vez en cuando, le llaman Jaimito. “Me llamo Jaimito, alias Gigi”, dice en un determinado momento.
Por si fuera poco, el engaño también está en las expectativas, ya que la carátula nos vende una comedia sobre un chulo y un ambiente de prostitución. Sien embargo, eso se reduce a una escena de la película, el resto del tiempo, nada tiene que ver con esto.
Lo que si es cierto, es que la película es una consecuencia directa de las de Jaimito y salvo por una ambientación distinta, y situaciones distintas, esta película  es más de lo mismo: Chistes filmados, y gracietas de caca, culo, pedo y pis. Lo que es maravilloso, ¡claro!
Cuenta la historia de un pobre desgraciado, un joven parado y sin  aspiraciones de ningún tipo, que, vestido de forma ridícula, se  dedica a fanfarronear  con todo el mundo, amenazar y vacilar, lo que le meterá en mil y un embrollos.
Pura comedia de enredo, dónde la comedia se basa, en casi todas las escenas de la película, en el equívoco  y el mal entendido.
Entretenida, sin más. Añadir a eso, el hecho de que, si no le gusta a uno el humor tan facilón que casi provoca la vergüenza ajena y el estilo Italiano, más chabacano, estúpido, ingenuo y sucio que el estilo español –pero primo hermano, no se vayan a pensar” y son espectadores llenos de prejuicios, es mejor que no la vean, porque la película es un atentado al arte y al buen gusto de lo mala que es.
Y eso, siempre es una garantía de entretenimiento y risas, por la parte que me toca.
Y la comedia voluntaria, es decir, chistes y gags, siempre me funcionan en estas italianadas.
Decir también, que el vestuario de los personajes secundarios, es exactamente el mismo que usaban los personajes secundarios en sendas películas de Jaimito filmadas (y firmadas) por Girolami…¿Mismo jefe de producción? En concreto, el traje del señor, el peto de uno de los amigos de Jaimito, y una sudadera de Mickey Mouse, se repiten en las tres películas.

3 comentarios:

Manu Campeche dijo...

La secuencia del baile rock está entre lo mejor de la comedia italiana de los 80. ¡He dicho!

Victor Olid dijo...

Si, si, que se ve claramente que no es Vitali, si no un adolescente...

Autodefensa dijo...

Tengo muy buen recuerdo de la época en la que Tele5 emitía casi todas las películas de "Jaimito". En casa nos hacían gracia y no eran mal vistas por nuestros padres aunque de vez en cuando se escapara algún pezón.

Humor chorra del que me gustaba entonces... y todavía ahora (creo).