lunes, 5 de enero de 2015

RAZA

Hacía tiempo que tenía yo curiosidad por ver “Raza”, que es el estandarte del cine fascista. Pasa que al igual que con la abiertamente racista “El nacimiento de una nación”, estas películas, nos repugne su mensaje o no, forman parte de la historia del cine, y nunca está de más verlas, al menos, para el cinéfilo más inquieto. El caso de “Raza” especialmente, porque su director, el papá de Álvaro Sáenz de Heredia, Jose Luis Sáenz de Heredia puso diálogos e imágenes a los delirios de grandeza de Franco, que “escribió” el guión a mayor gloria de su ideología, elogiando al buen español, aquél que, valeroso, morirá en combate en nombre de la patria, y despreciando a todo aquél ajeno a esta ideología, pero, como si el régimen Franquista se tratara de la misma iglesia, perdonando a aquél que rectifique y se pase al bando nacional.
Y al final, y con  casi ochenta años a sus espaldas, “Raza” se prodiga como una comedia involuntaria. Yo la compararía con “Reefer Mandess” (“El cigarrillo de la risa”) que en su afán por hacer propaganda, se exagera tanto, que esa propaganda se convierte en parodia de si misma. En esta ocasión, añadiré, que detrás de la cámara, aún bajo el yugo y la presión del fascismo, incluso siendo  este partidario del régimen, estaba un buen director, con lo que, entre lo ridícula que resulta, y que está magníficamente rodada,  esta película propagandística resulta condenadamente entretenida. Claro, que el mensaje es terrible, desolador, terrorífico…pero por suerte a ninguno de los aquí presentes nos tocó vivir aquello, motivo por el que en pleno 2015, yo creo que nos podemos reir tranquilamente de la película.
Un marino español muere en una guerra (creo que la de Cuba) y su descendencia protagoniza la película. Los conflictos de estos en la vida y en plena guerra civil, las enarbolaciones del fascismo, y el cambio de chaqueta por parte del demonio rojo, junto con problemas monetarios y familiares que sirven de relleno, componen el resto de la película, para que al final, un desfile militar de alto copete ponga punto y final a la película. Risas máximas, cuando en este desfile, un niño repelente y pelirrojo que lo presencia, pregunta a su madre: “Qué bonito es todo esto ¿Qué es mamá?” a lo que la madre responde: “Eso, hijo mío, es raza”.
Tras muchos años desaparecida, la filmoteca consiguió hacerse con las distintas copias de la película. La que yo he visto es la remontada en 1950 –la primera versión es de 1941, rodada cuando Europa estaba dominada por el nazismo, y que fue destruida. Luego apareció en un cine a cachos- y la que, por los motivos políticos que fuesen, los fascistas, por beneficiarse de algún modo o por cobardía, redoblaron la película de cara a la buena imagen que querían dar en los Estados Unidos y eliminaron todos los ataques y críticas a estos -que los había-, eliminaron todas las referencias a la falange Española, eliminaron todos los saludos nazis que había en la película, y le cambiaron el título por el de “El espíritu de una raza”.
Se ve que es una de las películas más caras del cine español (en esa época) y que aunque Franco no estuvo presente en el rodaje, si que mandaba a un familiar suyo con instrucciones precisas, a tocarle los huevos al director.
Cuando se estrenó la película, en el Palacio del Pardo, contó su director, que Franco vio la película con lágrimas en los ojos de la emoción.
En fin, que lo que digo; si tienen mucha curiosidad, véanla, no tengan en cuenta el documento horrible que en realidad es y échense unas risillas.
En cuanto al director José Luis Sáenz de Heredia, además de dirigir para los fascistas durante el régimen, se lo conoce por haber rodado clásicos del cine español como puedan ser “Historias de la radio”, “El Taxi de los conflictos” o algunas películas para lucimiento de  Paco Martínez Soria o Alfredo Landa.

10 comentarios:

luisflperropaco dijo...

Para que veas que la censura Franquista se atrevía y todo con las pelis escritas por Franco, yo tengo las dos versiones y es cierto lo que comentas, es una buena peli de horror.

Victor Olid dijo...

Jojojojojo!
tienes el DVD con las dos versiones?

luisflperropaco dijo...

Si, y hasta un vídeo que te enseña las dos escenas en las diferentes versiones.
La primera,la del 42, la doblaron los propios actores de reparto, pero la reposición del 50 fue doblada en estudio con voces de actores de doblaje, aparte, la nueva versión es 10 min mas corta.

Francisco Villalobos dijo...

Yo esta la veo y lo mismo me gusta más que "Historias de la radio", peli maníquea y manipuladora donde las haya. ¡"Historias" se la pondría en bucle a los que llaman franquista a Summers!

Victor Olid dijo...

Jajajaja!!! No se cual de las dos es más facha!
y Summers? Rojo como los tomates!

luisflperropaco dijo...

Pues "historias de la radio " yo no la veo tan fachilla, al fin y al cabo,es lo que había en esa época, y encima, alguien tan "fachilla" como Woody Allen plagio algunas escenas y episodios en su "Días de radio".

Victor Olid dijo...

Woddy Allen plagiaba hasta de los Picapiedra!!!

Eduardo Zugasti dijo...

Sólo por "Historias de la radio" o Raza, Saenz de Heredia es un grande del cine español. Es verdad que era franquista, y que rodó incluso "Franco, ese hombre", pero este cine no es ni más ni menos ideológico que el "democrático" actual. De hecho, es mejor.

Raza es una película sublime, tremendista, barroca, negra, alienigena para la mentalidad actual, y con una dialéctica política bastante compleja y poco apreciada, en comparación a la alta estima que se le tiene tradicionalmente al cine político comunista, como el de Einsestein. O pobre ahora a ver "La huelga".

Victor Olid dijo...

Bueno, yo la he comentado como producto extraño y casi Exploitation. Las lecturas políticas y/o filosóficas o sesudas que cualquiera pueda sacar, me importan más bien poquito.
La única verdad es que coo producto curioso funciona, si sabes la historia que hay detrás, pero a rasgos generales es un coñazo bastante aburrido, rancio y añejo.
Y por su puesto, claro que es mejor que el cine actual y "Democrático".

Eduardo Zugasti dijo...

La última frase de mi comentario está mal, quería decir "Ponte a ver".

Yo es que creo que "filosofía" puedes encontrar en el cine de Pajares y Esteso, no hace falta ponerse una de Bergman.

Lo que pasa es que en el caso de Raza, en concreto, el contido político y "filosófico" es central, en contra de interpretaciones Ideológicamente miopies, y profundamente chorras y revanchistas, cormo la de Roman Gubern, que interpretaba esta película en clave de obsesiones familiares de Franco.

Lo que yo no veo aquí es "explotation", principalmente porque Raza es una película política de un estilo rarísimo. No se ha hecho nunca nada igual y no se parece nada al cine político comunista.