viernes, 25 de septiembre de 2015

A DEADLY ADOPTION

Me declaro fan absoluto de Will Ferrell, de los que va al cine cuando estrena –caso de la reciente “Dale Duro”- y de los que tiene sus pelis en DVD. Entonces no es de extrañar que yo enseguida me interesara por este telefilme, “A Deadly Adoption”. Y es que este tremendo telefilme del canal “Lifetime” (de ahí sale también “Whitney”), no deja de ser una extraña broma del, cada vez más metido en el mundo televisivo, Will Ferrell.
En un principio se anunció que los dos actores protagonistas, Ferrell y Kirsten Wiig, procedentes tanto él –obviamente- como ella  de la comedia, y descendientes ambos de la rama más disparatada (recordemos que ella apareció en la comedia de moda de 2011, “La boda de mi mejor amiga") iban a rodar una parodia de los telefilmes clásicos, ocuros y dramáticos del canal. Al cabo de unos días, apareció Will Ferrell en los medios diciendo que la parodia que estaban rodando para “Lifetime” se estaba rodando con total secretismo y que estaba completamente indignado de que la prensa se hiciera eco de una película que, en teoría, no debía saberse que existía hasta poco antes de la premiere y que, en represalia, abortaban con el rodaje de la misma. Esto debió darle igual a la gente, ya que tampoco saltó la liebre al respecto. Sin embargo, los carteles de “Próximamente” colgados en las marquesinas ya eran una realidad, y justo cuando se cumplen 25 años de la existencia del canal “Lifetime” se estrena este “A Deadly Adoption” que tiene nada de comedia paródica, pero si mucho de Thriller dramático. Es una película que, además, desprende una seriedad pasmosa. Los roles son interpretados con una frialdad tremenda y los cómicos protagonistas, la verdad es que lo hacen bastante bien. Así pues, se convierte esta película, automáticamente en “El dramón de Will Ferrell”. Y no habiendo en ella absolutamente nada de cómico, resulta que si, que es una parodia. Aunque esto se sujete con pinzas y sea también una lectura personal que yo hago, que tiene todas las posibilidades de que en realidad sea, como digo,  una comedia, pero que tiene más posibilidades aún de que  no sea nada de eso, y si el Drama/Thriller que a priori aparenta.
¿Pero dónde están los ramalazos paródicos y/ de comedia? Pues sencillamente en que se trata de un telefilme con la inscripción “Basado en hechos reales” bastante tontorrón, con la estructura propia de los telefilmes y con todos los cortes que te puedas imaginar para dar paso a publicidad.
Y el mero hecho de que nuestros actores estén tan bien en roles dramáticos, no deja de ser parte de la gran chufla que en realidad es “A Deadly adoption”. Porque la peli es de lo más manido y telefilmico, intuyo, que intencionadamente.
Entonces tenemos a un matrimonio de éxito porque él es escritor, que están de picnic en el embarcadero de su lujosa casa. Ella está embarazada  y en un despiste, de cae al lago, teniendo que ir su marido a rescatarla. Por supuestísimo, pierde el bebé que espera. Esto propicia que tengan que adoptar niños para suplir esas carencias y por otra parte, él, traumado por perder a su hijo natural, se vuelve sobreprotector con la niña que han adoptado.
Como deciden adoptar un segundo niño, les presentan a una atractiva joven encinta que ellos ven como perfecta para que le ceda a su bebé.  Como vive en un hostal o algo así, nuestros protas le ofrecen su casa para vivir. Bien, pues esta muchachita, ese vientre de alquiler, no es lo que aparenta ser… y Will Ferrell lo vivirá en sus propias carnes.
Solo puedo decir dos cosas;  Si esta película es, efectivamente, una parodia enfocada desde el lado proto-realista de los telefilmes convencionales, la película me funciona y se convierte en el cachondeo más grande y original de la historia de la televisión. Ahora bien, como esto en realidad sea únicamente lo que aparenta, un telefilme barato cargado de tópicos y para que Ferrell pueda cambiar de registro, entonces es una puta mierda sin sentido alguno. Así que espero poder saberlo algún día…
Tendría sentido que fuera una broma, porque los productores son el propio Ferrell y su compañero de batallas tras las cámaras, y durante muchos años, Adam Mc Kay, que precisamente, está ahora de actualidad por ser uno de los guionistas de “Ant-Man”.
Por lo demás, todo muy mediocre… pero siempre es interesante ver a Ferrell intentando no ser gracioso, porque le cuesta.
Por otro lado, el asunto lo dirige Doña Rachel Goldenberg, que es conocida por rodar varios de los títulos más tempranos de “The Asylum” tales como “Sunday School Musical” o “Sherlock Holmes” (Asylum version).
Para terminar solo decir que se que hay gente a la que Will Ferrell no le hace puta la gracia; a  mí si me la hace y verle en el póster de la película, intentando no ser nada gracioso sin conseguirlo bien merece un visionado.

10 comentarios:

ramon7673 dijo...

Esta peli es una puta mierda. Lo peor que ha hecho nunca will incluso como telefim es malo a rabiar y soporifero ni mi mujer lo aguanto.

Rayco dijo...

Me alegro que hayas reseñado este telefilme, Víctor, ya que entre mi círculo de amigos ha generado gran polémica.

Yo no veo la parodia por ningún lado porque todo el hilo argumental, las situaciones, los diálogos y hasta la forma de rodar son perfectamente "Lifetime Style". Entonces no veo donde está el elemento cómico que nos haga ver que es una parodia, aunque sea sutilmente.

Yo la vi en VO y hasta Ferrell y Wiig actúan de forma seria, no hay sobreactuaciones ni nada parecido.

Uno de esos amigos me comentó: "es una coña porque está protagonizada por esos dos", y casi lo asesino. Entonces se supone que Ferrell y Wiig nos están diciendo "eh, no nos tomen en serio nunca". Teoría un poco chorra la de mi colega teniendo en cuenta que, por ejemplo, Wiig tiene un papel secundario dramático en "Marte", a estrenar dentro de poco.

Volviendo al telefilme en cuestión, me parece que la escena final con baile absurdo en la cocina es la forma que ellos han tenido de decir que todo era una broma pero a mí no me convenció.

Creo que hacerlo todo en serio y desmontarlo en la última escena funciona en un falso documental pero no en una "parodia" de este tipo.

Nada más y perdón por la chapa.

PD: "The Hustling Mixtape" está de putísima madre. Y no soy muy fan del rap precisamente.

ramon7673 dijo...

Esta mierda es indefendible

Victor Olid dijo...

La parodia está, precisamente, en que no hay parodia. Y ahí está la gracia.

Danda dijo...

El otro día la pusieron en Antena 3, con el título de "Adopción letal". Y en efecto, es la parodia más extrema posible, al poner a dos caricatos a hacer un telefilme chungo de sobremesa totalmente en serio. La mayor genialidad es asumir completamente que estos telefilmes son tan ridículos que están más allá de la parodia, y rodarlo todo aguantándose la risa sin hacer ningún guiño traidor hasta el final.

Yo no aguanté más de un rato y no puedo opinar con conocimiento, pero me imagino ese baile final sí que tiene que ser como para decir "vale, venga, hasta aquí llegó la broma", como guiño final de que saben lo que han hecho. Eso no quita que el 96% del público haya visto esta película en la tele sin distinguirla en absoluto del "real deal". Es una de esas maravillas conceptuales que, como la pelis de Andy Warhol de un plano fijo del Empire State durante varias horas o el "Gerry" de Gus Van Sant, lo que mola es simplemente que existan.

Daddy Maza dijo...

Puede ser una locura descabellada, un rizar el rizo. No se, Ferrell es capaz de eso y mas, como en "Casa de mi padre"... que tampoco tiene sentido rodar una peli en español sin saber español. Aunque en esa el humor es mas obvio, esta creo que se trata de lo que dice Victor Olid, una peli que se rie de estas pelis sin buscar la gracia.
Creo que si Ferrell quisiera hacer una peli seria para que se le tratase como un "actor" buscaría algo mejor, por que el puede hacerlo... este tipo de telefims lo protagonizan actores secundarios de teleseries como "Sensación de vivir", "Mellrose Place" y semi-estrellas de los 90 venidos a menos. Obviamente es una farsa, pero creada de tal manera para que no se perciba que lo es. Dicho de otra manera, es un "os la he colado"...

Joe Frazier dijo...

Will Ferrer es como Steve Martin, hasta cuando intentan ponerse serios resultan graciosos.

Rayco dijo...

Daddy Maza ha dado con la mejor definición: farsa.

Me parece más acertada que parodia. Ferrell o Wiig no están para hacer un telefime dramático como reto profesional, por mucho que después actúen en ella en serio.

En España se la habrán colado a los programadores de la cadena que la emitió, y al público habitual de estos embolaos ni os cuento porque Ferrell y Wiig son prácticamente unos desconocidos aquí.

En resumen, que yo esperaba una parodia y me encontré con una farsa. Pura excentricidad.

Jinete Fantasma dijo...

Que descubrimiento me habeis hecho! No me enteré de su paso por televisión, y como curiosidad bien merece la pena un visionado.

Ayer la vi, y efectivamente, me pareció más una parodia oculta que un telefilme al uso, y el intentar ver a Will Ferrel como un actor serio es aun más gracioso.

Fran Roldán dijo...

Coincido con Jinete, yo también la vi anoche (doblada) y con esos giros de guión y ese final tan ridículo no se me ocurre otra cosa que no sea una parodia MUY MUY currada...