domingo, 11 de octubre de 2015

LOS FOTOCROMOS (Y LA CARATULA DEL VHS -BUENO!-) DE "EL DÍA DE LOS MUERTOS"

Afrontémoslo con valor: En términos generales el bueno y viejo George A. Romero solo tiene tres películas realmente cojonudas, "Creepshow", "Zombi/Dawn of the dead" y "El día de los muertos". "La noche de los muertos vivientes" es un clásico y bla, bla... pero también un coñazo. Como coñazo son "Los Crazies/Hecatombe/Contaminación Demencial", "Los caballeros de la moto", “Martin" (o “El regreso de los vampiros vivientes”) y tantas otras (aunque, ciertamente, las dos primeras debería revisarlas). Salvaría por los pelillos su capítulo de "Los ojos del diablo", "La mitad oscura" a pesar de lo sosita que es y "La tierra de los muertos vivientes", pero le excomulgaría por "El diario de los muertos". ¡¡Pobre Georgie, condenado a seguir ligado a los zombies lo que le queda de vida!!.
Pero en 1985 la cosa no estaba tan jodida, y Romero sorprendió a propios y extraños con la última entrega de su -lo que entonces se suponía era una- trilogía de los muertos vivientes (¡ojalá la cosa se hubiese quedado ahí!, habría sido un brochazo de oro). Una peli que en la época no gustó demasiado por ser tan oscura, claustrofóbica, deprimente y truculenta en el sentido más desagradable del término. Es posible que ese fuese el motivo por el que la superara en taquilla su más directa competidora, "El regreso de los muertos vivientes", más jovial y burbujeante. Ambas son estupendas, cada una en lo suyo y a su manera.
Pero sí, asombra incluso lo adulta, cruda y poco asequible/amigable que es "El día de los muertos", sobre todo para una época en la que el terror apuntaba directo hacia las plateas juveniles y tiraba de un rollete más tontaina. Vista hoy, no cabe duda de que estamos ante un gran film, probablemente uno de los últimos exponentes del horror puro en la gran pantalla sin edulcorantes ni postmodernismos justificantes. Pero ¿qué les voy a contar?, todo eso y más lo tienen en formato cotorra en nuestro querido podcast.
Acompañamiento auditivo ideal para la ristra de fotocromos que aquí les dejo. Esta vez están completos. Sí, solo son ocho... y curiosamente ninguno de ellos dedicado al lado humano del reparto, exclusivamente a los zombies. Supongo que los distribuidores pensaron: "¿pa qué molestarnos?, pon lo que sabemos que será un gancho y pasa del resto". En cualquier caso confieso que el último fotocromo, el del entrañable "Bub", lo robé de la red... me faltaba pa completar el pifostio. El resto, sí, me los cedió muy amablemente Don Alex Gardés, as always. Completa el show la carátula de la edición buena de VHS, la de "Weekend Video", no la de "Manga Films", mucho menos atractiva y que, según dicen, estaba algo recortada, aunque no puedo asegurarlo (ya no nos metamos en el terreno de los dvds de edición española, otra cosa es el yankee de "Anchor Bay", absolutamente estupendo).
Se aceptan comentarios y opiniones al respecto.

PD: ¡Ah!, y me niego a decir ni pío del horrible remake o su no menos horrible secuela....