lunes, 21 de diciembre de 2015

SANGRE AMERICANA

Gracias a la editorial Autsaider cómics que está editando una serie de volúmenes del Underground USA de lo más interesantes,  y gracias, también, a que se atreven a editar material poco convencional -y/o como ellos mismos dicen “somos una editorial que publica obras de retrasados mentales”-, descubro a un dibujante llamado Benjamín Marra, que a priori no me llamó demasiado la atención en la forma de dibujar. Es un dibujo tosco y tieso. Luego examinándolo, llegas a la conclusión de que en realidad es un dibujo extraño e inquietante, fruto de una mente, cuando menos, perturbada. Y es que el tal Benjamín Marra es un tipo excéntrico, una estrella del Underground que no se corta en posar con gafas de sol, abrigo y sin camiseta para aparecer en las contraportadas de sus cómics. Un egomaníaco, la estrella es Benjamín Marra por encima de su obra… pero paradójicamente, lo bueno es su obra.
Más interesante me resulta como surge él en la escena; con una serie de tebeítos de grapa auto editados, en papel de mala calidad y bajo su propio sello al que llama “Cómics tradicionales”. Autsaider lo que hace es recopilar esos tebeitos y ponerlos a disposición del lector en un tomo de lujo, que es una pasada. Una edición cuidadísima  e inmejorable, que bien vale los 19 Euros que cuesta el tocho. Solo por bonito.
Y luego está lo que viene dentro, los tebeos.
Teniendo en cuenta que Marra siempre va a ser un individuo interesante, cuya principal característica está en que se basa en los subgéneros cinematográficos y musicales. Así, tenemos historias protagonizadas por raperos (“Gangsta Rap Posse”, mi tebeo favorito dentro del recopilatorio), estrellas del rock (“The Naked Heroes”) que existen en la vida real, en historietas en las que van circulando guiños al Blaxploitation (“Lincoln Washington Free Man”), Disco Movies, Slasher , el cine de justicieros (todo mezclado en “Night Bussiness”) y montones de referencias más. Siempre posicionándose en sus historias al lado de personajes marginados. En “Sangre Americana”, no hay héroes al uso; aquí mandan las minorías étnicas y las mujeres, por lo que, muy pícaramente, el cabrón de Marra se permite el lujo de introducir todos los gags racistas o machistas que le da la gana, pero, claro, no se le puede echar en cara. Muy listo.
Entonces teniendo en cuenta todo esto, la lectura del cómic, su contenido, es irregular. No me malinterpreten, va a gustos, el cómic es buenísimo; pero así, me decanto por las historias de negratas y esclavos dónde Marra se toma mayores licencias para hacer lo que le da la gana. “Gangsta Rap Posse” no tiene moral ninguna. Estos raperos hacen verdaderamente lo que les sale de los cojones y se cargan a todo el mundo, sea quien sea. Vamos, que recrea las fantasmadas de los raperos y las eleva a una nueva categoría. Gore, sangre y violencia a tutiplén. Lo mismo se puede decir de la otra historia protagonizada por negros, “Lincoln Washington Free Man”, dónde  los personajes que van a ser reventados son antipáticos negreros. Aquí, hay un par de cosas sorprendentes, en lo que a violencia gráfica se refiere. La siguiente historia, por los entendidos considerada la mejor, a mí sin embargo no me gusta demasiado y me aburre: “Maureen Dowd” sobre una famosa columnista, que está buenísima, queda por la noche con George Clooney para follar y desde por la mañana intentan matarla de multiples maneras. Bajo mi punto de vista, la más floja. “The Naked Heroes” es una chorradita simpática y “Madmaxiana” en la que un dúo de rock, en una dimensión paralela, o universo alternativo,  se tiene que relacionar con los autóctonos y con una especie de centauro con dos cuerpos… una cosa muy rara. Y para finalizar, y a la que se le dedica más páginas, “Night Business”. Un desmadre de violencia, Strippers, un asesino con máscara que las acuchilla  a estas putillas, una superviviente a ese asesino que toma su venganza adoptando el look de ¡¡”El Exterminador”¡¡ y sobretodo toneladas de violencia. Mucha, demasiada, tanta que a un individuo como yo, que ya ha visto de todo, casi le ofende….
En definitiva, “Sangre Americana” es una obra brutal y diferente que merece mucho la pena descubrir y leer. Yo lo recomiendo encarecidamente, no solo esto, si no la mayoría del catálogo de Autsaider –excepto el recopilatorio de Subterfuge… puaaaaag!!! MAL!!- que es de lo más variopinto e interesante.

No hay comentarios: