miércoles, 22 de junio de 2011

Protección a un ser menor

El trio Chan-Hung-Biao estaba dando sus últimos coletazos, puede que por una lucha de egos entre los amigos o simplemente porque Biao era el que menos llamaba la atención al publico. La cuestión es que esta fue de las ultimas películas que rodaron juntos, aunque un año antes ya habían rodado (en España) la que seria la mejor película con los tres juntos, "Los Supercamorristas" en la que el malo malisimo es Pepe Sancho.
Protección a un ser menor también se puede encontrar con el titulo Heart of Dragon.

Jackie Chan interpreta a Ted Fung, un detective de policía que carga con Danny, su hermano mayor deficiente mental. Ese hermano mayor no podía ser otro mas que Sammo Hung. No voy a decir que Hung clava el papel, pero si que te crees que puede ser una persona con cierto retardo. Ted quiere ser marino, ese ha sido siempre su sueño, pero tener que cuidar de Danny siempre se lo ha impedido. Piensa incluso en casarse con su novia, única y exclusivamente para que esta se haga cargo de su hermano mientras el puede navegar por ahí. No es que Ted sea un insensible, es que la situación ha llegado a un punto en la que le sobrepasa. Para rizar mas el rizo del dramón, Danny accidentalmente y mientras juega con los niños del barrio, hace que un ladrón de joyas lance estas al suelo y salga corriendo. Ted esta investigando el caso y todo se lía mucho mas cuando el ladrón de joyas decide testificar y culpar a Danny de tener las joyas, la antigua banda del ladron secuestre a Danny y Ted tenga que sacar al ladrón-testigo de su escondite para intercambiarlo por su hermano. Y todo ello sin que el comandante de policía y jefe de Ted se entere.

Como en todas las películas del trio tenemos luchas, algún tiroteo que otro y espectaculares saltos y caídas. Pero también tendremos bastante de drama. A destacar una escena en que el trio protagonista (aunque Biao, aquí casi no pinta nada) se pone a llorar, que de lo ridícula que es casi da la risa, casi. Pero no lo voy a negar, tiene partes en los que te ablandas un poquito al ver todo lo que le dicen y hacen hacer al pobre Danny.

El final es apoteósico, no por su desenlace (que ni tan mal) sino por una canción de lo mas melosa en la que me quede en duda de que cojones estaría contando.
Que bien esta haciendo el ciclo de Bruce Lee en la Sexta 3, ya que otras cadenas también se animan a programar películas de artes marciales, y que sigan por mucho tiempo.

Pd. La reseña ha sido modificada por un error cometido por mi (vamos que la había cagado) y JJS me ha sacado de mi error. Gracie!!!