miércoles, 8 de junio de 2011

Paul

Simon Pegg y Nick Frost (Shaun of the Dead, Arma Fatal, y el primero también en Corredor de fondo) guionizan e interpretan a dos frikis ingleses que viajan a EEUU con la intención de conducir una megaautocaravana por la ruta de los extraterrestres. Un recorrido que empieza en la Comic-Con de San Diego, pasa por el Área 51, el Buzón negro (un buzón donde dejar cartas para los aliens) y para finalizar la casa donde se supone que en el 1946 se estrello un ovni. El viaje se volverá una completa locura cuando se encuentran con Paul, un extraterrestre fugado del Área 51.

La película es un sin vivir de referencias, homenajes y choteos de las películas de extraterrestres. Lógicamente es de ET de las que mas homenajes/parodias recoge, incluso bromea con la idea de que fuera el propio Paul el que le diera la idea a Spielberg para su famosa película de niños y alíens, si es que incluso la película acaba casi igual. Pero no solo de ET vive el fan, así que Star Trek, Star Wars, Alíen y Encuentros en la 3ª Fase son fusiladas en ciertas partes para aparecer aqui a modo de referencia graciosa, y la verdad es que funciona. Solo faltaba La Locura de los Extraterrestres para ser el sumún de las películas de/con extraterrestres. Pero ahí esta su mayor problema, se basa en tantos tópicos ya conocidos que hay partes que sabemos si o si tienen que aparecer en la película. Esto le resta un poco de sorpresa, es lo que ocurre por estar cimentada en tantos argumentos conocidos.

Paul, el Alíen tiene la voz de Seth Rogen, y es un personaje generado por ordenador. Parece que esta hecho con captura de movimientos, sobre todo en las escenas en las que no se le ve de cuerpo entero, donde la animación es perfecta y fluida, en cambio las escenas en las que vemos desde los pies a la cabeza a Paul, me recordaron al ET de aquella serie de Jorge Sanz llamada El inquilino, y eso no es bueno. Afortunadamente son pocas estas escenas y enseguida te crees que Paul pueda estar ahí. A los protagonistas les persigue un agente secreto (Jason Bateman) y dos ayudantes novatos asignados para este caso. Los dos ayudantes son otro par de frikis con los que tendremos algunas de las escenas mas graciosas de la película. Estos dos son Bill Hader y Joe La Truglio. No se sorprendan si es que estan viendo a parte del casting de Supersalidos, y es que el director de aquella, Greg Mottola es el mismo que en esta película.
Entretenida y con muchos guiños al cine de ciencia ficción y en concreto al de bichitos verdes, aunque esto creo que lo he dejado claro. Y quedense con el cameo final de la supervillana, muy simpático y hasta lógico.

No hay comentarios: