jueves, 23 de junio de 2011

ALMIGHTY THOR

Creo que este blog es prueba suficiente de la simpatía que siento hacia las películas hechas con poco dinero. Pero seamos prácticos y realistas, pelis de "serie B", por llamarlas de algun modo, que realmente valgan la pena hay muy pocas. Y esas pocas reciben su merecido reconocimiento precisamente por destacar entre la mediocridad. Luego están las malas pero simpáticas, o malas pero divertidas (je!), pero esa ya es otra historia (y luego las directamente horribles e insalvables). Sin embargo, eso no significa que tenga algo en contra del cine de gran presupuesto. De hecho, creo que hay géneros que necesitan más dinero que otros. Es decir, está demostrado que para hacer una peli de terror que funcione no se necesita mucha pasta. En realidad, los films de miedo hechos con guita sobrante suelen ser una peste. ¿El drama?, también. Y las comedias. PEEEEERO luego hay un tipo de cine que, si no cuenta con presupuestos holgados, mejor olvídate. Pelis de acción, de aventuras y/o catastrofistas. Y en este bando caben las de superhéroes, por supuesto.
Esto nos lleva al otro tema que quería yo tocar aquí, cierta manía en algunos sectores del "fándom" por defender lo cutre y mal hecho ante lo bueno y LO NUEVO de modo automático e inducidos por puro esnobismo, pose y querer ir de "chanins" y de guays. No, "Supersonic Man" NO es mejor que el "Superman Returns" de Synger. No, el "Hulk" televisivo NO es mejor que el "Hulk" de Ang Lee. No, el "Capitan América" de Albert Pyun no será mejor que el pendiente de estreno. Y etc, etc (igual que "Robowar" no es mejor que "Depredador", que "Piraña" no está por encima de "Tiburón", que "Las minas del rey Salomón" de Cannon no supera a "En busca del arca perdida" o que "Nº1 del servicio secreto" no le da mil vueltas a cualquier peli de James Bond. No, no y no. ¿Buenas?, ¿simpáticas?, algunas sí... ¿mejores?, ninguna).
En un segundo salto mortal todo esto nos lleva a la reciente adaptación de "Thor" (y no, el "Thor" que salía en un telefilm de "La Masa" NO era mejor) y la "versión" que del asunto han hecho los de "The Asylum", la infame productora especializada en plagios. "Asylum" puede despertar simpatía, y hasta en su haber tienen alguna peli pasable... pero la mayoría de lo que hacen es una mierda... y lo fascinante en ellos no es su talento ni su capacidad de fabricar cine con poco dinero, sino el MORRO que gastan. En el planeta hay fans de "Asylum" y enemigos jurados. La mayoría de ellos se pasan o no llegan. Los anti-asylum sueltan absurdas proclamas propias de un psicópata, de alguien inducido por un odio más allá de lo racional. Los otros, tampoco son mancos, defendiendo a la productora y otorgándole virtudes que NO tiene. Ninguna de las pelis de "Asylum" que imitan/explotan productos Hollywoodienses es mejor, ni más entretenida que el original. Pueden superarlas en aspectos mínimos -y casuales- pero, incluso así, y en general, la peor super-producción de Hollywood es más soportable que el momento más inspirado del asilo. Justamente, uno de sus ciegos defensores aludía que "su" "Thor" era más creíble y adulto que el "Thor" de Marvel/Hollywood. Sí, seguro. Me río yo de semejante gilipollez. Los chicos de "Asylum" habían anunciado ya en varias ocasiones que nunca dedicarían ninguno de sus "mockbusters" a sacar tajada de algunas de las muchas pelis de superhéroes que se estrenaban últimamente. ¿Motivo?, ¿un ataque de conciencia tal vez?, ¡¡NO!!... simplemente una cuestión legal. La prueba está que en cuanto han podido, lo han hecho. "Iron man" o "X-Men" son personajes originales de Marvel... pero "Thor" no, "Thor" pertenece a la mitología popular y está libre de derechos (que es una estrategia bien reconocible de la factoría, como hicieron con "Sherlock Holmes", "Allan Quatermain" o "La guerra de los mundos"). De ahí surge "Almighty Thor".
Bien, "Alimghty Thor" tiene todos los tics del peor producto "Asylum", es decir, NADA. En los casi 90 minutos que dura no ocurre casi nada... solo diálogos interminables y ridículamente repetitivos, a "Thor" y su acompañante femenina andando por callejones (ya saben, el escenario natural favorito del asilo) y esperando que el metraje llegue a su fin entre tristísimos efectos de CGI y un montaje algo patoso. De por medio, y aludiendo a las charlas sin sustancia, resulta especialmente divertido -y patético- que gran parte de estas se limiten a un tema común: "Thor" quiere matar a "Loki", y la chorba le dice que aún no, que no está preparado, que se siga entrenando y dentro de un tiempo ya se verá. Y así toooodo el rato, de verdad, llega un momento en que no puedes evitar echarte una risa ante la insistencia de ambos. Y hablando de descojoncio, hay un instante maravilloso en el que, mientras en primer término vemos a los dos protas, muy melodramáticos ellos, discutiendo su tema favorito, en segundo término una madre aparece arrastrando un cochecito (bebe incluido) y entra en la
portería de su casa, sin apartar la mirada de los actores y el resto del equipo. Muy auténtico.
Richard Grieco, el único nombre conocido del reparto, se toma muy en serio su papel de "Loki", sobreactuando y soltando apocalípticas parrafadas. El director, Christopher Ray, es ¡el hijo de Fred Olen Ray!, menuda familia.
En resumen, un rollazo de tomo y lomo, tremendo e interminable que, ni por un segundo, supera al otro "Thor" en absolutamente NADA (y NADA es, como decía, la especialidad de "Asylum").