lunes, 6 de junio de 2011

RIASE CON NOSOTROS

Otro de aquellos entrañables y ochenteros vídeos autoconscientes de su condición para lucimiento de nuestros cómicos, esta vez con Juanito Navarro y Antonio Ozores y haciendo un “break” con “Olympi vídeo”, que era el sello que mayormente movía estos productos para videoclub, siendo este editado por un ignoto sello llamado “Buen Humor”.
La principal característica de este vídeo, es que si los habituales de “Olympi Vídeo” ( O los de “Aros vídeo” que también sacaba algún producto similar como LAS LOCAS HISTORIAS DE FERNANDO ESTESO) estaban realizados con un presupuesto paupérrimo, este de “buen humor”, está realizado, directamente, bajo mínimos. Pero eso engrandece a los dos actores, que sin embargo, están esplendidos, y solos ante el peligro, ya que no se apoyan en nada más que ellos mismos para salir airosos de esa absoluta nada escénica.
Aquí no hay ni decorado, tan solo paneles con alguna horrorosa ilustración que les sirve a nuestros actores incluso para improvisar. Ozores se encarga de eso.
El vídeo, consta de varios sketchs, uno de ellos, el que ocupa mas del 75 % del metraje, incluido también en la obra de revista REIR MAS ES IMPOSIBLE, también editada en su día en VHS.
En el vídeo se que recopila parte de su repertorio cómico, pero con espacio para la improvisación, como se demuestra en la joya de la corona, la que abre el show, que es una entrevista en plan “Estudio Abierto” que hace Ozores a Navarro, en la que la improvisación logra crear chistes infinitamente mejores, que los que los cómicos traían escritos y aprendidos; “-Juanito, ¿Cual es la mayor mentira que le han dicho?” –“La mayor mentira que me han dicho, es cuando llego a casa, y mi hija me dice: Papá”
Una soltura en las tablas y un comicidad autóctona y a prueba de balas, que sumado a una escasez de medios que roza lo tercermundista, hacen de este vídeo uno de los mas raros, y por ende, disfrutables de cuantos se grabaron en aquellos años. Que tan solo dure 50 minutos, ayuda bastante a hacer la digestión.

No hay comentarios: