lunes, 6 de agosto de 2012

EL ASESINO DE LA CAJA DE HERRAMIENTAS

"El asesino de la caja de herramientas" ha pasado a la  historia del cine "cult" porque en los 80 entró a formar parte de la famosa lista británica de los "video nasties". Ya saben, películas prohibidas por su contenido violento y sexual y que incluía títulos genuinamente inofensivos. ¿Merecía "El asesino de la caja..." estar en dicha lista?, a ver, partiendo de la base de que esa lista ni debería haber existido, y de que estamos a finales de los 70, inicios de los 80, hombre, pues sí, la peli tiene una buena dosis de perversidad y mala hostia contra las mujeres que, aunque hoy se ha superado, en aquellos tiempos puedo comprender que enfureciera a intelectualAs, feministas y otras mal folladas varias.
Y es que lo realmente "chocante" de esta peli está en sus primeros 15 minutos, durante los cuales vemos a un tipo armado con los utensilios de su caja de herramientas y un pasa montañas (que no sirve pa nada, en seguida ves de quién se trata) matando a mujeres jovenes, guapas y sexualmente liberadas. Hay una lesbiana que, antes de ser reventada a martillazos, se estaba pajeando gustosamente ante unas fotos de tías en cueros (no la vemos en acción, nos enteramos aluego). Seguida de otra damisela que también le da gusto al dedo en la bañera (esta sí la vemos) y rápidamente es masacrada por el asesino con una fálica pistola de clavos (nada más entrar en el baño, el tipo la sitúa al nivel de la entrepierna). El gore no es extremo y super-gráfico, pero se deja ver en fugaces planos de escasa duración. Ya saben, material que transpira auténtica misoginia y temor hacia la hembra. Lo normal, vamos. Una vez cometidos los crímenes (todos ellos en el mismo bloque de apartamentos, menudo harem), policías y vecinos comienzan a investigar, cosa esta que se acrecenta con el secuestro de una adolescente tirando más a virginal. Al final resultará que el motivador es un trauma del pasado y una mentalidad atrofiada por estúpidas creencias religiosas. Claro que para entonces todo el elemento "sleaze" o "pervertido" ya ha desaparecido y nos adentramos en la pura rutina aburrida propia de cualquier peli zetosa del estilo y la época.
De chaval había leído mucho sobre "El asesino de la caja de herramientas", y cuando la localicé en un video-club, lo flipé pepinillos. La vi y, naturalmente, me aburrí horrores. De hecho, durante todos estos años la he considerado siempre una pedazo de mierda. Al revisarla este pasado fin de semana, pues hombre, puedo decir que mi opinión ha mejorado... muy muy poco, sigue siendo un rollazo y tal, pero ahora puedo añadir que, al menos para un visionado, y aunque solo sea por cuestiones de curiosidad y/o morbo, sí sirve.
Como bien saben, o deberían, el año 2004 fue objeto de un remake muy superior, producido por el mismo bandarra (Tony Didio) y dirigido por Tobe Hooper que, en esencia, no tenía aboslutamente nada que ver con la original. Resulta muy significativo que el dire de "La matanza de Texas" fuese fichado por Didio porque, como bien aclara el título original de "El asesino de la caja..." (es decir, "The Toolbox Murders"), fueron las aventuras de "Leatherface" y su familia la que inspiraron el parimiento de la peli que ahora comentamos. Sobre dicho remake pueden leer AQUÍ.
En el reparto de "El asesino de la caja de herramientas" nos encontramos con el entrañable y alcoholizado Cameron Mitchell y a Kelly Nichols bajo el pseudónimo de Marianne Walter, es decir, la chica que le da al dedo en la bañera. Nichols acabaría desarrollando una fructífera carrera como actriz en la industria del porno. Tendré que buscar algo de ella.
El director venía de la tele y ahí regresó después, dirigiendo capítulos para series tan populares como "Spiderman", "Dallas", "Hawai 5-0", "Los ángeles de Charlie", "El equipo A" y tantas otras. Menudo fiera.
Dicen que está basada en hechos reales... pero yo no haría mucho caso.

No hay comentarios: