miércoles, 30 de enero de 2013

EL VIAJE DEL SUPERHÉROE, LA HISTORIA SECRETA DE MARVEL EN EL CINE

Hace tiempo que llegué a la conclusión de que el cine ya no me emociona como antes. No me hace vibrar, ni viajar. Naturalmente hablo del moderno. Es lógico, cuando uno es adolescente absorve las cosas de otro modo, más inocente y apasionadamente. Un terrible hecho que podría extender al 90% de la producción actual que consumo. Sin embargo, también es cierto que hay una saga que aún consigue despertar en mi reacciones casi adolescentes. Vale, no tan intensas... pero al menos es bien capaz de emocionarme de muy distintas maneras. Me estoy refiriendo, claro está, a lo que desde hace unos años viene produciendo la división cinematográfica de "Marvel" y, muy especialmente, a lo que fue su sagrado colofón: "Los Vengadores". 
Esta última la habré visto ya unas cuantas veces, pero la que más disfruté fue la última, hace menos de una semana. Lo pasé pipa y, sobre todo, me di cuenta de lo mucho que me retrotraía a aquellos tiempos de cinefagia más feliz e incondicional. "Los Vengadores" tiene de todo, destacando unos personajes maravillosos con los que es muy fácil empatizar (incluso los villanos), diálogos y frases ocurrentes, situaciones espectaculares que aceleran el corazón y momentos mágicos. Sí, momentos mágicos de esos que incluso te ponen la piel de gallina cuando eres consciente de que  estás viendo algo único y especial: El final de la peli, todo el, es sensacional, pero me quedo con "Hulk, aplasta!", con este destruyendo de un puñetazo a uno de los monstruos gigantes o el infinitamente irrepetible plano secuencia en el que vamos viendo uno por uno a los superhéroes en acción. Brutal. Único. Genial. Está claro que "Los Vengadores" es mi peli "Marvel" favorita -de momento-, aunque todas, en mayor o menor medida, me gustan (tal vez la que menos sea "Iron Man 2"), destacando a "Thor" y, sobre todo, "Capitán América: El primer vengador", que encuentro deliciosa y ha hecho que me enamore de "Steve Rogers" y su traje. 
¿Y por qué me flipan tanto las pelis de "Marvel"? (y remarco aquí que me refiero a las PRODUCIDAS por ellos, la llamada "Fase 1"), pues no lo sé, tal vez porque me parecen frescas, originales y coloridas. Me encanta eso de que vayan todas conectadas las unas con las otras. Me parece brillante y, para los tiempos que corren en Hollywood, una idea alucinante (que sé perfectamente que venía de los comics, pero nunca se había trasladado al cine del modo que "Marvel" lo hizo). También encuentro estupendo que celebren sin complejos su origen viñetil, cuando lo "normal" es separarse prudentemente de la fuente dibujada. Y sobre todo, y puede que por encima de todo, adoro que, poco a poco, y muy sabiamente, "Marvel" nos ha devuelto al superhéroe alegre y colorista. No se vosotros, pero yo ya andaba algo cansado de superhéroes oscuros, deprimidos, atormentados, con trajes de cuero negro, etc, etc. Parecía imposible, en los tiempos cínicos que vivimos, poder ver una peli de tios super-poderosos vesidos con telas de colorines y no sentir vergüenza ajena, pero "Marvel" lo ha conseguido. Lo ha hecho lentamente, paso a paso, provocando el estallido final en el mejor escenario: "Los Vengadores". Rojo, amarillo, azul, verde.... y todo ello empaquetado con un sano sentido del humor, de la diversión, sin sermonear ni dar la brasa, de modo alegre, con ganas de divertir y, sobre todo, maravillar, ofreciendo espectáculo, épica... todo aquello que eran los tebeos de superhéroes cuando yo los leía de ñajo. Por eso siempre digo que "Los Vengadores" es la verdadera PRIMERA peli de superhéroes. Nos habíamos acostumbrado ya tanto al tono siniestro e hiper-sobrio, que habíamos olvidado que nadie aún había hecho un film del género como dios manda... hasta la llegada de Joss Whedon y "Marvel Studios". 
Por todo eso, me percato de que la productora de origen comiquero es, actualmente, mi único bote salvavidas en lo que se refiere a mi amor por el cine. Logra que vuelva a ser un chaval saltando en la butaca... y yo eso lo adoro, lo valoro y lo agradezco infinitamente.
Desde el momento en que comenzó a rumorearse la posibilidad de una peli en la que ver a "Iron Man", "Thor", "Hulk" y "Capitán América" juntos, luchando codo con codo, no solo comencé a temblar... también tuve muy claro que semejante cocktail únicamente podía saldarse con un éxito colosal. Y así es como fue. Éxito que celebro y encuentro de sobras merecido. Era un concepto del todo fresco y original, estaba cantado que iba a funcionar. Y por todo eso, también recuerdo que les comenté a mis amigos que aquel era el momento ideal para publicar un libro sobre la relación de "Marvel" con el cine. Lo digo en serio, tengo testigos. No hacía falta ser un genio para darse cuenta. La historia de "Marvel" y el séptimo arte tenía que ser apasionante por tan variados ingredientes. Teníamos seriales en blanco y negro, telefilms horteras en los 70 y 80, productos video-cluberos en los 90, pelis de cierta categoría apadrinadas por grandes estudios y un final feliz con "Marvel" agarrando el toro por los cuernos y pariendo ellos mismos las pelis, con un fin de fiesta de la categoría de "Los Vengadores". Alucinante!. Un material de primera dispuesto para toda clase de paladares: Desde la del devoto del cine "trash" al amante de los "blockbusters" (y yo soy una combinación de ambos). Y un día, con la Navidad 2012 bien próxima, paso por el "Fnac" y descubro que a alguien más se le ocurrió la idea y la ha llevado adelante con toda clase de lujos (salvo por la fea portada), "El viaje del superhéroe, la historia secreta de Marvel en el cine", escrito a cuatro manos entre Iñigo de Prada y Sara G. Rodríguez y editado por "Dolmen". No tardé un segundo en pillarlo de los estantes, comprarlo y auto-regalármelo el 24 de Diciembre por la noche (y devorarlo gustosamente).
Pero antes de dedicarnos al tochito, hagamos un pequeño inciso. O dos. Mejor que sean tres: Ya os he hablado de mi modo de enfocar a los superhéroes, estén paridos en el formato que sea, como algo divertido, entretenido, épico, fantástico y con un punto inverosímil. Dicho de otro modo, que soy incapaz de tomármelos excesivamente en serio. No creo que un abuso de realismo sea positivo para ellos y, mucho menos, con una historia oscura y deprimente detrás. Digamos que no me conformo con los productos televisivos de los 60 o 70, ni mucho menos, pero tampoco con demasiada sesudez y melodrama. Para mi una cosa tipo "Los 4 Fantásticos" (la de Tim Story) estaría en el punto justo. Por eso me gustan tanto las pelis de "Marvel", porque se ajustan a mis demandas. Y por eso no me "enfado" si en ellas se apuesta por narrativas sencillas, sin profundizar demasiado en la psique de sus personajes. Soy totalmente consciente de que no es ese un punto de vista demasiado popular entre los más devotos de las viñetas. Pero es el mío. Y también cabe resaltar que no soy muy de cómics, soy mucho más de cine. Estos temas, dibujados, me llaman menos. Los prefiero en imagen real. He leído cosas, sí, especialmente de "Juez Dredd", "El castigador" e incluso el "Indiana Jones" comiquero (¡del que me hice la cole completa!), pero son casos aislados. Y ya puestos, también pienso que, por lo general, los fans de los comics de superhéroes son los más quisquillosos a la hora de juzgar las películas basadas en sus queridos personajes, tendiendo siempre a la negatividad, condicionados por la impaciencia. Vamos, que suelen rajar basándose en fotos promocionales o teasers. Luego ven la peli, lo flipan, y cambian totalmente de parecer. Resumiendo, no les hago mucho caso.
Tal vez por eso opino que en "El viaje del superhéroe" hay un exceso de sosudez y quisquillosismo cuando se analizan las películas recientes. El autor se queja mucho de la falta de profundidad de sus personajes (especialmente los secundarios), de la escasez de dramatismo y, en fin, que incluso en las críticas buenas siempre hay algún "pero". No es que no comparta sus opiniones, porque en realidad compartimos algunas muy favorables (especialmente de "Vengador", "Punisher 2: zona de guerra", "Thor", la peli del "Capi" y, evidentemente, "Los Vengadores"), pero no conecto con su modo de analizarlas y los motivos en los que basan estos mismos análisis. Aunque en general, se leen bien... salvo la de "X-Men: Primera generación", que es un auténtico peñazo. 
Claro que muchas de esas críticas están enfocadas -lógicamente- desde los comics originales, comparando, buscando parecidos, conexiones y eso está muy bien, especialmente para un ignorante de las viñetas como soy yo. Sin embargo, si en lo comiquero el responsable demuestra dominar mogollón, ser una auténtica enciclopedia viviente, en lo cinematográfico (y aledaños) flojea un poco más, cometiendo algunos errores notables que no he podido evitar reproducir aquí: Afirma que el director de "Die Hard 2" era Oliver Wood en lugar de Renny Harlin (Wood era el dire de foto). Cuando se mete en el terreno del "Hulk" de Ang Lee, dice que este nunca ha tenido ninguna relación con el comic, cuando en su film "La tormenta de hielo" el chaval protagonista hace una analogía sobre su familia y la de "Los 4 Fantásticos" de la viñeta ya que, según recuerdo, de joven Lee era seguidor de sus tebeos. Aunque el error más heavy, a mi parecer, es referente al "Castigador". Como ya explicamos una vez en este mismo blog, el personaje se inspiraba notablemente en "El Ejecutor", un héroe de novela de bolsillo creado por Don Pendleton y que respondía al nombre de "Mack Bolan". En "El viaje de los superhéroes" se dice que "El Ejecutor" era un comic, no una serie de novelas, y que el autor no era Pendleton, sino "Marc Bolan".... confundiendo al personaje con su creador salvo por un detalle, que mientras el justiciero de los libros se llamaba, como decía, "Mack Bolan", "Marc Bolan" es el nombre de un famoso rockero "glam" que destacó especialmente en los 70.
Sin embargo, la mayor y más incomprensible carencia del libro entero es la ausencia de la película de "Nick Fury" protagonizada por David Hasselhoff (conocida en España como "Objetivo Manhattan" y comentada en nuestro libro "Malas pero divertidas" por el colega Aratz). Resulta curioso que, después de dedicar párrafos enteros a las versiones televisivas de "Spider-man", "Hulk" o "Capitán América", pase por alto un título tan importante para "Marvel". Y digo importante porque su guionista era David S. Goyer, quien posteriormente se encargaría de los libretos de la saga "Blade" (y dirigiría de la tercera), que fueron el renacer oficial de "Marvel" en el cine. En su "Nick Fury", Goyer ya ensayaba muchos de los aspectos estéticos y visuales (como esos trajes de cuero negro) que luego serían una constante en las siguientes adaptaciones, incluida la seminal "X-Men". Ignorando el telefilm, el autor otorga el mérito pionero a "Blade", lo que no deja de ser injusto... entre otras cosas porque aquel "Nick Fury" no estaba tan mal y, caray, porque resulta del todo incomprensible que en un libro de esta temática se pase por alto dicho título cuando incluso la versión "pirata" de "Los 4 Fantásticos" recibe un análisis en profundidad... a pesar de lo poco que aporta.
Y es que, aunque en un principio me supiera mal que todas las adaptaciones "Marvel" previas a "Blade", fueran tocadas un poco así de refilón (excepto, como decía, "Los 4 F" chungos, "Howard, el pato", el "Capitán América" de Albert Pyun y "Vengador"), también resulta lógico que el grueso se centre en su época dorada (cinematográficamente hablando), por ser la de más prestigio y porque el fan de los comics y superhéroes siempre tiende más a apreciar el cine de gran presupuesto y formato, sin saber verle el encanto al lado más oscuro y ruin del celuloide. Por todo ello, tampoco puedo quejarme... caray, si incluso hablan de la infame "3 Dev Adam" (lo que incrementa más la extrañeza de que el "Nick Fury" blanco a penas reciba el trato de pasada que comentaba).
Salvo detallitos y, sobre todo, la sesudez de algunas de sus críticas, "El viaje del superhéroe" termina resultando un libro muy interesante, bastante completo, apasionante en algunos pasajes, que aporta muchos datos de interés y se lee con bastante rapidez y adicción.

11 comentarios:

Aratz dijo...

¿Que no hablan de la peli de Nick Furia? Jooo pues vaya, es de las peliculas "viejunas" de Marvel que mas me gustan. Que aun siendo una TV movi, esta muy digna.

Yo por falta de tiempo aun no he pasado del primer capitulo, pero lo tengo en la mesilla de la cama, para cuando no me muero de sueño darle un tiento.

Naxo Fiol dijo...

Del Fury televisivo hablan muy poco, sobre todo si lo comparas a las atenciones que reciben los Spiders de los 70, el Hulk y el Capi made in tv.
Igual le tenían manía al Haselhoff, quien sabe!.

blow dijo...

Saludos de nuevo, gran entrada como siempre. En cuanto al libro me pica la curiosidad algo que yo he disfrutado como espectador: saltar de gusto y sorpresa cuando aparecía una referencia o cómic Marvel en una peli. Por ejemplo, la, para mí, genial "Aventuras en la gran ciudad" que incluso pedía copyright para sus referencias a Thor (curioso, una peli de la Disney de los 80 que ha sido, a la postre, la que ha comprado Marvel); los diálogos de Tarantino sobre Silver Surfer en "Reservoir Dogs" y "Marea Roja"; o, como pude comprobar hace poco, la aparición de cómics y merchandise Marvel en "La princesa prometida" (esto último es bastante chorra pero ¡me gusta!). Además, considero que esas referencias no son caprichosas sino que son ese tipo de detalles que dan forma a los personajes e, incluso, a la propia película. Ah, la referencia a los 4 Fantásticos en "La Tormenta de Hielo" está, parece ser, en la novela en la que se basa. Gracias por la entrada y hasta otra.

Naxo Fiol dijo...

Bueno, aunque la fuente sea la novela, eso ya crea un vínculo de Ang Lee con el comic Marvel antes de HULK... digo yo. Por lo menos merecía destacarse.

Viaje Superhéroe Marvel dijo...

¡Muchas gracias por la reseña!

y especialmente por los errores que has detectado sobre Oliver Wood y Mark Bolan, que puedes estar seguro de que se rectificarán si tenemos la oportunidad de realizar una segunda edición. Más patinazos se nos habrán colado, es inevitable con el volumen de documentación que ha requerido el libro, pero excusable o no, un error es un error.

Respecto a lo de Nick Furia, se menciona su telefilme principalmente como contexto de David S. Goyer, pero el ámbito de la obra son las adaptaciones cinematográficas Marvel, no las televisivas, y en ese sentido recibe un tratamiento similar a los demás pilotos fallidos que igualmente citamos sin una entrada propia (lo que no significa que no nos hayamos quedado con las ganas, pero el libro ya iba muy apretado). La única excepción sería el piloto de Generación X, que sí cuenta con un capítulo propio pero no tanto para analizarlo sino por sus conexiones con el momento que atravesaba Marvel entonces y con el futuro desarrollo de la franquicia mutante. Los 4F del 94 se anunció que se iban a estrenar en cines, y por eso reciben su propio capítulo.

Y lo de Ang Lee… mencionar un cómic Marvel no hace a “La tormenta de hielo” una adaptación, siendo “Hulk” su primera incursión el género. Aunque no deja de ser una referencia interesante, como las de los diálogos de Tarantino, que sí mencionamos en el libro porque luego se planteó adaptar precisamente Silver Surfer.

Un saludo. Ojalá que disfrutéis tanto de este viaje como nosotros al escribirlo.

Sara e Iñigo

Naxo Fiol dijo...

Hey!. Gracias por las aclaraciones. El único tema en el que me siento obligado a insistir es en el Nick Fury televisivo. Si el piloto de Gen-X merecía destacarse, lo mismo podemos decir del de Fury donde, como digo en la reseña, asoman muchos de los aspectos estéticos luego perfeccionados en las pelis.
Pero vamos, que son minucias, el caso es que he disfrutado del libro y aprovecho para felicitaros por tan ardua labor.
Saludos!.

Aratz dijo...

Si podeis echarle un vistazo a la peli de Nick Furia (Operacion Manhattan) porque no solo es la mas aceptable de las peliculas Marvel de la epoca, sino que como dice Naxo, muchos aspectos se reutilizarian luego en sagas como la de X-men (principalmente la ropa de cuero, y el tono "realista")
Genial el libro, y ademas yo lo tengo firmado ya que soy el hermano de Yaiza, la novia de Unai, vosotros ya sabeis quienes son ;)

Viaje Superhéroe Marvel dijo...

¡No teníamos ni idea, Aratz! Desde luego, Internet es un pañuelo... pues entonces esperamos doblemente que te guste, a ver si te animas a ponernos verdes o ensalzarnos cuando lo acabes que una buena reseña siempre se agradece.

Enhorabuena por el blog

Aratz dijo...

Cuando lo termine ya os dire algo, que ultimamente no tengo timpo ni para coger aire.
Un saludo ;)

FÉLIX PUMARES dijo...

Sí se echa en falta un apartado de la peli de Furia (y ya puestos, estaría bien saber un poco más de la adaptación de Power Pack, que descubrí hace poco).
Me encanta el de LOS 4 FANTÁSTICOS de Corman (también conocida como "la no-película"). Explican muy bien el porqué y el porqué no de esta peli (es decir, por qué no la estrenaron). Y es que tiene que ver con uno de los temas fundamentales de las adaptaciones Marvel: el tema de las licencias, su caducidad y renovación...
Las páginas del libro destilan conocimientos comiqueros muy amplios, como bien apunta Naxo. Uno me gustó especialmente: en la página 102, al hablar del primer Spider-man de Raimi, indican que la sede del Bugle es el edificio Flatiron, que en los cómics alberga las oficinas de Control de Daños. (Hace poquito escaneé una página de un cómic donde lo podemos ver: http://elfarodeleioa.blogspot.com.es/2013/01/lobezno-tiene-cita.html).
Aunque algunas referencias parecen metidas con calzador, como por ejemplo la de que pronto Robert Downey Jr. será "demasiado mayor para ponerse la armadura sin parecer Tierra-X" (página 308).
Siempre es difícil buscar un equilibrio al hablar de lo cinematográfico y lo extracinematográfico, de los cómics o novelas en que se basa una peli, etc. Por lo general creo que hay equilibrio; tal vez a veces menos que otras. Pero no he visto mucho "quisquillosismo" (tal vez porque estoy acostumbrado a tener que soportar chorradas de gran calibre respecto a cambios en los cómics o El señor de los anillos; da igual que haya cambios en 8 millones de adaptaciones de libros porque como los quisquillosos sólo leen eso... ya se me va la olla).
Además de esto y de alguna que otra errata (Benjamín Button, ultímate... me huele a autocorreción de Word), encontré algún que otro fallo:
1- El del director (de foto) de La jungla 2 que ya ha comentado Naxo.
2- En la página 300, al hablar sobre directores candidatos a dirigir la segunda peli sobre el Motorista fantasma, leemos lo siguiente: "Todd Farmer y Patrick Lussier, directores de San Valentín Sangriento o Halloween III". Todd Farmer y Patrick Lussier son guionista y director respectivamente de San Valentín sangriento. Y de Furia ciega (Drive angry), en la que actúa Nicolas Cage, por cierto. Lo de Halloween III... A ver, no es la de "El día de la bruja". Se supone que Lussier va a dirigir (o está dirigiendo) la "nueva tercera entrega" (vamos, que sustituye a Rob Zombie). Y creo que iba a trabajar sobre un guión de Farmer (aunque acabo de echar un ojo a IMDb y Farmer no aparece, cosa que hace meses sí). Se nota que los autores están a la última (hablan hasta del reciente corto de Thomas Jane como Punisher), pero en estos casos conviene andar con pies de plomo. Si por lo que sea cambia de director, queda un dato erróneo para la posteridad.
3- El cameo de Frank Miller en Daredevil. Según el libro sólo aparece en el "montaje del director" y no en la versión estrenada en cines, y no es así. Por cierto, creo recordar que sugieren que el montaje del director es mejor... y a mí no me lo parece.
Y ya de paso aprovecho y copio-pego otro enlace con un descubrimiento sobre la peli en cine de X-Men orígenes. Lobezno y su edición en DVD: http://pumaresgrita.blogspot.com.es/2011/01/pues-ayer-flipe-viendo-por-segunda-vez.html
Y como parece que los autores han pasado por el blog, si tmabién leeis esto os digo ENHORABUENA Y GRACIAS.

Viaje Superhéroe Marvel dijo...

Gracias a vosotros, que nos estáis haciendo toda una revisión especializada para la segunda edición (si la hubiera), que ya la hubiéramos querido para la primera. Estad seguros de que lo estamos apuntando todo muy concienzudamente. Y de paso, ¡creo que ésto se está convirtiendo en la mejor de las entrevistas que hemos concedido!

Power Pack es el mismo caso de Nick Furia, o ya puestos, el piloto del Doctor Extraño. Nos quedamos con las ganas de profundizar más allá de mencionarlos, pero se quedaban fuera de nuestro ámbito y 320 páginas ya eran una barbaridad. Al final es sobre todo una cuestión de espacio, se tuvieron que caer muchas cosas del libro pero queremos creer que ganamos agilidad de lectura. Y en los tres casos hemos conservado al menos alguna imagen.

En cuanto al exceso o no de referencias comiqueras... el diálogo cine-cómic era la esencia del libro, y en todo momento hemos tratado que fuera accesible desde ambos espectros. Al fin y al cabo, el discurso de fondo es la evolución de Marvel de editorial a productora, y como se han ido comunicando ambas dimensiones. La gracia ahora es descubrir en cada librería si lo han catalogado en una sección u otra... y va ganando cine de goleada, por cierto.