viernes, 4 de enero de 2013

Shaun of the dead

Tengo una hija de 15 meses, algo que muchos de ustedes ya saben por anteriores reseñas o comentarios que he hecho en este blog. Como tal, es una niña majísima y muy guapa, aunque esto no tiene nada que ver con lo que sucedió hace poco, pero me gusta chulearme de ello, para algo bueno y bonito que tengo. Pues bien, como la niñita que es, aun no le hace mucho caso a la tele salvo cuando le ponemos los cantajuego o Bob Esponja (le encanta la música del ending) Ver cualquier cosa durante más de cinco minutos que no sea a los chicos del buzo vaquero cantando, o a Bob Esponja y Patricio Estrella haciendo el cafre, es una odisea. Pasa de la tele y se aburre de ella rápidamente, hasta el otro día, cuando en TNT dieron Shaun of the Dead (titulada en nuestro país como Zombies Party, pero me niego a usar ese título porque estropea la primera coña de la película, que es el juego de palabras con Dawn of the dead) Mi pequeña se estuvo tranquilamente viendo un buen cacho de la película sin chistar y estando completamente concentrada en ella. No termino de verla, porque se caía de sueño, pero más de media hora sí que estuvo atenta, lo que ya es un logro para lo que nos tiene acostumbrados, y en este caso un honor para mí porque veo que es hija de su padre. Antes de que nadie salte con que soy un irresponsable por permitir que una niña tan pequeña vea una película de zombies, les diré dos cosas, vean la película primero (sino lo han hecho ya, y si es así, repitan) y que mi pequeñaja solo vio la parte del principio, donde la casquería no hace casi acto de presencia. Por lo tanto lo máximo que vio fue como le lanzaban discos a un par de zombies. Tras la anécdota vamos con el argumento que ya deberías de conocer porque ya deberíais de haberla visto como mínimo tres o cuatro veces (yo más de 5 fijo que ya la he visto)

Simon Pegg (Corredor de fondo, Arma fatal, Paul) es Shaun un joven anclado en la rutina. Sus compañeros de piso son los mismos que en el instituto. Su trabajo es una mierda en el que hasta los trabajadores más jóvenes se chotean de él. Su relación con su novia Liz también es de lo más rutinaria y ya no hablamos de su forma de divertirse que se reduce a una cosa, pasar las horas en el pub Winchester. En plena bronca con su novia le pilla a Shaun y sus amigos el apocalipsis zombie. Si bien le cuesta darse cuenta de lo que está ocurriendo (genial la escena inicial y como se repite luego con todos los zombies andando por ahí) cuando ya se ha percatado de la situación, Shaun y su amigo Ed (Nick Frost) van a salvar a la madre y el padrastro de Shaun y después a Liz, la novia. Ella esta atrincherada en su apartamento con dos amigos suyos a los que Shaun no traga. Una vez todos juntos le preguntan cuál es su plan, y no se le ocurre otra cosa que ocultarse en el Winchester, el pub al que van siempre y por lo que tuvieron la ultima pelea Shaun y Liz. Antes de llegar al pub ya se empiezan ver los roces en el grupo, pero estando allí es cuando todo explota.

La película es una comedia con zombies, pero también es una de las mejores películas de zombies de los últimos años (para mí la única que le hace sombra es Dawn of the dead de Zack Snyder, el resto, caquita al lado de estas dos) Que exista este filme es cosa de su director, Edgar Wright (Scott Pilgrim contra el mundo) y del propio Pegg, y es que antes de colaborar en esta película (y en las siguientes) los dos dirigieron y protagonizaron respectivamente la serie británica Spaced. En un episodio, el personaje de Pegg se tira toda una noche jugando al Resident Evil 2 en la PlayStation. Al día siguiente aun estando desorientado, por tantas horas de juego, el personaje de Pegg ve zombies por todos lados. Este fue el origen de Shaun of the dead, y como dato curioso en ese episodio se puede ver el poster de Evil Dead en la pared y como Pegg pone la misma pose que la chica (para más información sobre la serie Spaced y la imagen de Pegg y el poster de Evil Dead 2, pásense por mi blog, cof, cof, ¿Spam? ¿Dónde? ejem, ejem)

Como ya habréis visto la película, solo puedo recomendaros revisionarla, en el caso de no haberla visto, córtate una mano y golpéate con ella, lo tienes merecido. Nota para los miedosos, si mi hija de 15 meses ya la ha visto (aunque no entera) tranquilo, tu también puedes.

2 comentarios:

newzombie dijo...

yo tambien pienso que es una joya del cine zombie,pobre hija que cuando sea mayor sufrira lo mismo que todos nosotros, recordara vagamente una escena de una pelicula y no sabra el nombre. eso nos pasa a todos que tenemos a un una pelicula que a mutado de tal manera en nuestras mentes desde nuestra infancia que jamas encontraremos......

Aratz dijo...

Yo le recordare que esta fue la primera pelicula que medio vio, pero se a lo que te refieres. Todos tenemos algun fragmento grabado en la memoria, pero que nunca descubriremos de que pelicula es por todo lo que lo hemos modificado con los años.