lunes, 4 de abril de 2016

COLEGAS A LA FUERZA

“Colegas a la fuerza” es una prueba de que, a rasgos generales, el cine de los noventa es una puñetera mierda.
No es que se trate de una mala película, ni mucho menos. En su momento, 1991 resultaba una comedia trepidante de ritmo endiablado que combinaba con gran  precisión acción y risas, con Michael J. Fox en la cima de su carrera, y James Woods siendo versátil en sus registros actorales. O al menos, esa es la sensación que he tenido yo durante años sobre una película que me gustaba horrores. Con esa mentalidad me la puse anoche, con el fin de pasar una hora y media de puro entretenimiento que me dejara satisfecho y contento, sin más pretensión, antes de irme a la cama.
Y si bien es cierto que la película está bien dirigida, bien montada y que el guion, sin ser una obra maestra, cumple con su cometido, durante el reciente visionado me pareció una autentica patochada, nada graciosa, vergonzante por momentos, simplona, y que toma al espectador por un autentico gilipollas; pero esto es lo normal. El problema es, que aún con una factura técnica impecable, lo que le ocurre a esta película es que le han bastado 20 años para quedarse vieja, que es lo que le pasa a la mayoría del grueso del cine de los noventa. Le pilla en una transición entre el cine espectáculo de los 80 y las nuevas tecnologías de la década pasada y la actual, y sobrevive al paso de los años peor que el cine de los años 50. Porque, en lo que a producciones mainstream se refiere, los sesenta ya nos muestra una forma más o menos contemporánea de contar historias. Los 70, fue una década cojonuda, las películas que mejor sobreviven al paso del tiempo, las mejores, son las de los 70. Los 80, nostalgia y postmodernismo aparte ha dado títulos míticos que aunque se pueden quedar anticuados igualmente, no lo hacen tanto como las películas de los 90 que son, verdaderamente mierdosas. Y “Colegas a la fuerza”, es el claro ejemplo de una película que, siendo molona y vibrante en su momento, hoy se ha quedado en mera sombra de lo que fue en su momento.
Una “Buddy Movie”, por otro lado, un género que proliferó mucho en esa época,  que cuenta la historia de Nick Lang, un actor de súper producciones que harto de protagonizar papeles insustanciales, decide pasar una temporada al lado de un duro policía de Nueva York, viviendo su vida para componer un personaje al que aspira y el cual le gustaría interpretar. El policía en esos momentos está investigando el caso de un psicópata asesino llamado “El Aguafiestas”, y la intromisión del actor durante la investigación, dará pie a situaciones cómicas y/o de acción.
La dirige todo un figura como era John Badham que dirigió la obra maestra “Fiebre del Sábado noche”, el “Drácula” del 79, “Juegos de Guerra” y también, productos noventeros  anticuados como “Salto al peligro” o “A la hora señalada” a los que les pasa lo mismo que a este “Colegas a la fuerza”, y en los que Badham, lo único que hace son labores de director de estudio.
Como anécdota, comentar que, además de papeles para los raperos L.L. Cool J. o Mos Def, aparece en la película la musa de “Fiebre del Sábado Noche”, Karen Lynn Gorney, que desde aquella hasta esta, pasaron 15 años en los que no hizo ni una sola película, y aquí, tiene un papelito anecdótico en el que ni siquiera tiene texto. Supongo que se casaría, el marido la retiraría de la actuación, se divorciaría, y volvería al redil, porque tras “Colegas a la fuerza” si ha hecho cine con mayor regularidad.

5 comentarios:

ramon7673 dijo...

A mi esta peli me sigue gustando

Javier Isabel dijo...

La vi hace un par de semanas por primera vez esperando encontrarme con una película simpática y entretenida, con buenos momentos de acción como se filmaban en los 80 y cual fue mi error cuando me encuentro con una película aburrida, con chistes malísimos y situaciones sin chispa, ésta no se libra ni en los 80, para olvidar. Buena reseña

Javier Isabel dijo...

me confundí, quería decir los 90

Danda dijo...

Tampoco nos engañemos, esta peli ya era menor en su tiempo. Es como "Acción Jackson", que en realidad sólo se salva porque sí es de los ochenta.

Naxo Fiol dijo...

Ni por eso se salva "Acción Jackson"...