jueves, 9 de junio de 2016

As the Gods Will (Live Action)

Otro Live Action de esos que he visto hace unas semanas. En este caso esta película ha sido dirigida por Takashi Miike, conocido por sus grandes desvaríos y su costumbre de meter sangre a borbotones. En esta ocasión al ser un encargo Miike no se pasa de la raya ni con su humor absurdo ni con los litros de sangre, aun cuando en la primera escena estarían más que justificados. El manga en el que se basa esta película aun esta en activo, aunque la colección principal termino, se continuo con un spin off con otros grupo de personajes que ahora mismo en el manga se ha encontrado con los protagonistas de la serie madre y esta continuando la historia.

Un día como otro cualquiera, el protagonista Shun Takahata es un joven estudiante japonés medio, que tiene una vida más o menos gris. Sin motivaciones ni nada que le de algo de color a su existencia se dirige hacia clase en un gesto rutinario, pero ese día no será como el resto de días. En todas las clases de los institutos de todo el mundo está ocurriendo lo mismo, aparece un Daruma (una especie de botijo con cara de señor regordete) Sin más explicación empieza a jugar al escondite ingles. Al estudiante que se mueva le estallara la cabeza manchando con algo de sangre, pero arrojando además cientos de canicas rojas por el suelo. Para cuando los compañeros de Shun, y este mismo se dan cuenta de que el daruma tiene en la espalda un botón y un reloj con una cuenta atrás, ya son pocos los que quedan con vida, y el suelo está lleno de canicas que dificultan moverse. Al final solo quedan Shun y su compañero Sataka (interpretado por Shota Sometani, protagonista de Parasyte) Como van muy mal de tiempo, y suponen que cuando acabe el tiempo morirán todos, Sataka ayuda a Shun a darse impulso y tocar el botón en la espalda del daruma. Con eso el primer juego ha terminado. Los dos compañeros se las dan muy felices al pensar que han ganado, cuando de repente la cabeza de Satake explota, y es que en este primer juego solo ganaba quien pulsara el botón.

Shun sale de clase y ve que en el resto de clases de su instituto ha ocurrido lo mismo (y los espectadores sabemos que en el resto de  mundo también) Se encuentra en el pasillo con una compañera y buscando a otros ganadores/supervivientes llegan al gimnasio donde les espera otra mortal prueba/juego/ida de olla. Tras superar varios estudiantes la segunda prueba son llevados a un hospital controlado por la policía, pero estando allí aparecen cientos de miles de cubos blancos de proporciones gigantescas que quedan flotando encima de las ciudades más importantes del mundo. De repente los estudiantes que estaban recuperándose en el hospital, son teletransportados a esos cubos donde deberán de seguir pasando distintos juegos, ahora compitiendo con otros estudiantes de otros institutos.

El argumento, que es el manga casi calcado, salvo por algunos juegos/pruebas que hacen dentro del cubo, es una buena fumada. No se explica la procedencia de los cubos o las pruebas, más allá de decir que es un dios quien ha dado comienzo a todo ello, y por eso a los supervivientes se les llama los hijos de los dioses. Supongo que más tarde o más temprano sacaran una segunda parte continuando lo que el manga está contando en estos momentos. De todas formas como película podría terminar así, ya que aunque no se cierra si tenemos la pequeña moraleja que Shun sufre en sus carnes, no desees que tu vida cambie, no sea que se vaya hacer realidad, o algo así, que sabre yo.