jueves, 16 de junio de 2016

Ataque a los Titanes Parte 2 (Live Action)

La semana pasada vi que tanto la primera parte como la segunda llegaran el 8 de Septiembre a los cines españoles. Sera una sesión continua, si pagas 5€ podrás ver una de las dos películas, y si pagas 8 podrás ver las dos del tirón. Desconozco si las van a doblar o serán en V.O.S, no lo indican por ningún lado. Tampoco parece que vayan a repetir la experiencia, es decir solo es posible pre-comprar la entrada para el día 8, por lo que no se si les saldrá a cuenta doblarlas. Aunque supongo que como pretenderán luego venderlas en DVD, lo más seguro es que esten en la lengua cervantina. Cuento esto porque me gustan este tipo de eventos dedicados a los fans, y porque las sesiones continuas son algo que ya raramente se ven, pero no creo que acuda a verlas al cine, ni creo que las compre en DVD, y es que de la primera parte de este live action dije que me pareció un poco decepcionante, con esta segunda parte no puedo ser tan benévolo, directamente diré que es despropósito.

Continuación directa de la primera parte, no contare en que punto empieza ya que seria “estropear” el final de la primera pero digamos que el protagonista, Eren, esta en una situación peliaguda. De allí será rescatado por un Titán y posteriormente puesto en conocimiento del origen de estos seres. En paralelo, Armin y los pocos que quedan de la escuadra de la primera película, deciden ir y completar su misión de tapar el agujero que hay en la primera muralla. Como ya nos les quedan explosivos, planean mover la antigua bomba en la que Armin, Eran y Mikasa jugaban cuando eran más jóvenes. Llegan allí previo enfrentamiento con una guerrilla de humanos que pretenden derribar la segunda muralla y permitir que los Titanes causen un genocidio. Se reencuentran con Eren,  se enfrentan a los antagonistas y fin.

Titanes hay, pocos y muy mal hechos pero los hay. Y cuando digo que están mal hechos me quedo corto, son de la calidad de los enemigos de los Power Rangers, gomaespuma que simula huesos extracorporales que se menean cuando se mueven y dan saltos, muy cutre. Y ya que los Titanes cuando son heridos, mientras se regeneran sueltan vapor, pues venga, a meter vapor por todos lados, vamos a ocultar los defectos con vapor para que así el espectador no se de cuenta de los muñecotes de mierda que hemos metido en la película. Muy muy triste, joder que si algo tenía que estar bien hecho eran los Titanes y son lo peor que te puedes echar en la cara (ya dije en la reseña de la primera parte que casi todo ocurre de noche para esconder estos fallos, y es que visto a la luz del día cantan muchísimo) Pero no solo los Titanes están mal, todo en general es de una factura pobre, lo único que se salva es el vestuario, y de todas formas no es nada que cualquier cosplayer no consiga hacer por dos duros.

Ay las escena de acción con los ganchos, ay dios mío, que recortes, que trasparencias, que pedazo de mierda. No siguen ninguna ley física real, los chavales abren los brazos, no ves donde van los ganchos, pero ellos salen volando y ya tal. ¿Y al final? Cuando están atacando al Titán Colosal, el que es más grande que el propio muro ¿De dónde se enganchan? En el cine siempre hay que tener un poco de suspensión de la incredulidad, pero es que en esta película nos toman por tontos.

Agujeros de guion tiene doscientos mil, el Titán Colosal en su versión humana es contradictorio y no explica sus motivaciones. El otro Titán, el que salva a Eren, en su versión humana es también, no ya contradictorio sino completamente absurdo, pretende que el gobierno acabe con todos los Titanes, porque según el tienen la forma de hacerlo, pero el también es un Titán, así que… Mikasa la chica es medio imbécil más que una mujer fuerte como en el manga o anime, Eren es mas emo de lo que parecía, y en fin, que no hay por donde cogerla.

No puedo recomendar esta segunda parte, pero si ustedes quieren ir al cine a ver las dos seguidas, animo, será una pequeña fiesta, no digo que no, pero si al salir de la sala están algo decepcionados, no digan que no les avise.

No hay comentarios: