domingo, 15 de junio de 2008

DISPARATE NACIONAL

Esta película es el principio de la decadencia absoluta del maestro Mariano Ozores, en primer lugar, porque esta es la primera pelicula que hizo para cine después de su etapa para video y en segundo lugar, porque al ser esta una película rodada con un presupuesto mayor a las de la etapa anterior, no supo sacarle el partido suficiente a la película, y salvo porque hay algunos exteriores rodados en Viena, la película parece una mas de las que hizo para video.
Antonio Ozores y Oscar Ladoire, son dos paparazzis de prensa rosa, que entre gag y gag a modo de Skecth, son testigos de algunos de los escándalos de la época, como cuando Ruiz Mateos, dio de hostias a Boyer o cuando a no se cual política, se le vio todo el coño.
Quizás esta sea la peor película de Ozores, la mas torpe, peor rodada y chabacana, pero si sois de risa fácil, todavía hay material para echarte unas buenas risas, eso si, si es que alguna vez habéis sentido simpatía por el cine de Ozores. Con esto quiero decir que a mi me ha gustado, y la he disfrutado muchísimo, pero es que yo soy un FAN INCONDICIONAL, de todo lo que haga este hombre. Aunque también me puedo poner en el pellejo de alguno de ustedes, o de gente mas cuadriculada y pienso que esta peli no puede ser un plato de buen gusto. Es mas, algunos la tacharían de abominación.
De todas formas es muy fácil despellejar este tipo de cine, decir que es una mierda, o el anti-cine, como alguno osó llamar al cine de Ozores… Bien, lo difícil es ver en esos fallos, ese descuido y dejadez algo grande, y eso es lo que me ocurre a mí.
Para algunos, ver al lado derecho del encuadre, como se ve medio cuerpo del director, este darse cuenta de que sale y apartarse y dar esta toma por buena, me parece tan cojonudo o mejor, que un súper traveling en el que todo está súper cuidado.
Pero bueno, hay mucho tiquis miquis, y mucho gilipollitas. Mi conclusión es que a todo aquel que no es capaz de disfrutar de una peli de Ozores, pero se deshace en halagos con una “película” de Julio Medem, es porque no le gusta el cine. Ni a mi me gustan ellos.
A pesar de que DISPARATE NACIONAL, no dio ni un pavo, tiene una secuela, PELOTAZO NACIONAL, que aun no he visto, que dio menos pasta todavía, y que acabó definitivamente con la carrera de mi director favorito.

No hay comentarios: