jueves, 26 de mayo de 2011

El Leñador

Vi esta película hará ya unos 6 años aproximadamente, y tenia en mi cabeza una escena grabada a fuego, ayer la volví a ver y esa escena no era como la recordaba, era mucho mas dura, muchisimo mas.

Walter ha pasado 12 años en la cárcel, al salir se instala en una pequeño apartamento frente a un colegio de primaria, le consiguen un empleo en una fabrica maderera, hace visitas al psicólogo, y un detective de policía le acosa. La familia que le queda, su hermana, le desprecia, su cuñado es el único que intenta ayudarle, pero siempre con limites. Tampoco tiene amigos y no parece que Walter haga mucho por conseguirlos, es un tio extraño, distante y parece que algo muy gordo le ha sucedido. Y es que Walter es un pederasta. Su condena es por abusar de niñas de entre 12 y 15 años, no debió de haber sexo, eso dice el, tampoco lo explican y la verdad, ni ganas de que lo hagan, con saber que el tio es un hijoputa basta. Entonces Walter encuentra el amor y comprensión en una mujer adulta. Se arrepiente de lo que ha hecho y es consciente de que no es normal, lo dice en voz alta cuando habla con su psiquiatra "¿Qué considero yo ser normal? Ser normal es poder ver a un niña, acercarme, hablarle, y no pensar en... Eso considero normal."
El titulo viene de la figura del leñador de Caperucita Roja, este personaje abre en canal con su hacha al lobo y la niña sale de su estomago sin ningún daño, ni rasguño. Walter es un lobo, pero por una vez en su vida puede convertirse en el leñador, o lo mas parecido que puede llegar a ser.

El reparto es un lujazo, como protagonista absoluto tenemos a Kevin Bacon en el que para mi es el papel de su vida, Kyra Sedgwick (esposa en la vida real de Bacon) es la mujer que acaba sacando a Walter del pozo en el que estaba, y Mos Def es el detective que atormenta a Walter (aunque IMDB dice que es otro actor, pero se equivocan)

Mi opinión es que la película es un PELICULON, lenta, si, con un tema duro, si, con un personaje que en la vida real mataría a puñetazos, si, pero es un peliculón como la copa de un pino. No creo que exista la rehabilitación en un pederasta, pero me gustaría creer que si, y el cine es fantasía, por lo que la película me sirve como eso, como fantasía.

La película la he vuelto a ver por un motivo, voy a ser padre, y de una niña. Aunque Walter me de mucha pena, en la vida real no la tendría, y yo soy de los que el violador de mi hija no llega a la cárcel, ya voy yo después de haber descuartizado a semejante cabrón. Avisados quedan hijosdeputa, una cosa es la ficción y otra la realidad. Y aun así PELICULON.