jueves, 5 de mayo de 2011

JUSTICIA FINAL

Telefilme protagonizado por Richard Grieco, que adquirí por menos de un euro en una famosa tienda donde venden objetos de segunda mano. ¿Qué que me motivó a adquirirlo? Pues dos motivos, yo creo que de bastante peso. El primero, la horrorosa carátula. En mi vida había visto nada tan poco atractivo. Teniendo en cuenta esto, la película, desde luego no podía ser peor. Y luego, el título: JUSTICIA FINAL. No es ya que en le película se haga justicia, es que después de que esta se ejecute, y no habrá nada mas que hacer, porque es “Justicia Final”. Total, a parte de los 95 céntimos de Euro que invertí, ¿Qué más se puede perder? Pues hora y media, por supuesto.
JUSTICIA FINAL, es el típico telefilme en el que, a pesar de la impecable factura técnica, y estar rodado con la solvencia del mejor artesano, sabes desde que comienza que es lo que va a pasar.
Un individuo, se levanta de la cama y cuando se dirige a la ducha, descubre que la mujer con la que se estaba acostando, acaba de ser brutalmente asesinada. Sale corriendo de allí, sabiendo que es el principal sospechoso de la investigación que esto genere. A base de elipsis, descubrimos que el prota es un policía que, incorruptible, se ha ganado unos cuantos enemigos dentro del cuerpo. ¿Hace falta decir quien es el asesino y que es lo que pasa el resto de la película? Pues no, a no ser que sea un retarded, y como me consta que sois muchos los que nos leéis, diré que son sus propios ex - compañeros los que asesinaron a la chorba, que por otro lado es esposa de su ex-jefe, que sabe que Grieco se la beneficia. Pues la matamos, y le cargamos el muerto a Richard Grieco, que para ocultar tanta calvicie, lleva una bandolera en la cabeza. No es calvo, es que es rudo y rebelde, no te jode. ¡Ah! Y justicia, la verdad es que se hace poca, pero bueno. Con algún título se tenían que deshacer de los dvds.
Lo mejor de todo: Los artífices de esta mierda seca, no es ya que falten el respeto al espectador, si no que, directamente, le toman por retrasado mental. En consecuencia, somos testigos de como en una escena, Richard Grieco se encuentra con su ex – novia, que le rechaza. ¿Por qué? Sin ton ni son, esta, comienza a contarle a Richard Grieco su propia vida, y lo que pasó entre ellos… ¿Cómo si este no lo supiera? ¿Qué coño es esto, MEMENTO? No, es que el espectador es medio idiota, y hay que contarle el pasado de este gran hombre. Y como mas elipsis son demasiadas y no queremos rodar mas, que mejor que contarle al espectador la historia de este tipo de esta manera, haciendo que la chorba se lo cuente al mismo personaje, que por otro lado, escucha atento, como si no supiera nada de lo que la otra dice. La verdad, es que es para matarlos. Por estas cosas tienen mala prensa los telefilmes.
Por otro lado, en el reparto tenemos a viejas glorias de Hollywood, como puedan ser John Saxon, o Martin Kobe (KARATE KID). Aunque este bodrio tiene ya mas de 12 años, hay que ver lo bien que se conservan/conservaban estos dos. También aparece Corbin Bersen… pero este está hecho polvo.
¿Les importa saber quien es director de esto? Pues no me voy a poner a mirar su filmo en imdb, entre otras cosas porque no me importa, ni me interesa, pero les diré que se llama Art Camacho(que el pene se le caiga a cachos) y es experto en artes marciales, que por otro lado, no se emplean en esta película.

No hay comentarios: