viernes, 6 de mayo de 2011

NO VIVIRAS PARA CONTARLO

Yo estoy en Madrid, y Alex Salgado es popular en Cataluña, por lo que mi toma de contacto con este individuo, es meramente anecdótico.
Naxo Fiol, compañero y germinador de este blog que ustedes tienen a bien leer, pasó a formar parte, allá por 2009, de la plantilla del programa televisivo de 25 tv. ALEX SALGADO IN EXTREMIS, en calidad de crítico de cine, con lo cual, con el fin de verlo a el, sintonizaba a través de Internet dicho canal.
Obviamente, disfrutaba de la sección que mi amigo conducía. El presentador (Salgado), tenía la costumbre de soltar puyas ingeniosas, tanto a los invitados, como a los colaboradores de su programa, con la particularidad de que con Naxo no podía (¿Por quien nos toman a los de AVT? ¡Ja!), porque este le respondía de forma aun mas ingeniosa, y la cosa quedaba en respeto y tablas, por las constantes puyas. Y la química que ambos desprendían, era a prueba de balas… la sección de Naxo, era guay por todo lo que en ella había, pero en otras ocasiones, se contaba con Naxo para otras secciones (algunas incluso dedicadas al corazón), y entre Salgado y Naxo, humillaban, de forma siempre chistosa y cariñosa, al invitado de turno, cuyo cerebro era infinitamente menor que el de nuestros titanes. Antológicas fueron las secciones protagonizadas por Salgado, Fiol y la cantante siliconada y fea como un puerco espín Sonia Madoc.
Lógicamente, yo veía el programa para ver a mi amigo Naxo… Hasta que un día me sorprendí sintonizando 25 tv, un día que sabía que Naxo no iba a estar presente en el programa. Y esto es, porque me enganché a la forma de comunicar que tiene Salgado.
No me enteraba de mucho porque mezclaba Catalán y Castellano a la hora de hablar, pero en ese programa de mierda (porque era una PUTA MIERDA), con unos humoristas de tres al cuarto que no hacían gracia, y una producción costrosa, el que brillaba con luz propia era Salgado, que humillaba a los humoristas, y conseguía dotar de dignidad a esa bazofia con su verborrea y su presencia. Por lo que fuera, se ganó mi simpatía, cosa que nunca consiguió un presentador de televisión Mainstream. Bueno, quizás Jordi Estadella, si.
El caso es que pronto quitaron su programa, y este pasó a Radio Marca. Intenté escuchar su programa a través de Internet, pero entre que se hablaba de deporte, y que era íntegramente en Catalán, me desenganché, sin perder la estima que este presentador me había ganado y con la esperanza de verle algún día en la televisión nacional, al mando de algún “Late Show” al mas puro estilo Jay Leno.
Bien, pues el gachó, ahora saca un libro NO VIVIRÁS PARA CONTARLO, con prologo, precisamente de ese ser complementario que es Naxo Fiol (Deberíais hacer mas cosas juntos, mamones), y lógicamente, voy y lo compro. La cosa además, me toca bastante de cerca porque como muchos sabréis, yo tengo mi propio programa de radio LA HORA DE VING RHAMES, y me gusta el mundo de los micros y durante casi un mes, el libro me acompaña en mis viajes en metro, haciéndome sentirme identificado con Salgado en según que pasajes y haciéndome, también, participe de su vida profesional, Es una autobiografía en la que a base de anécdotas y capítulos cortos, Alex nos cuenta los entresijos del mundo de la radio y la televisión, sus alegrías y sus penas, hace alarde de un magnifico sentido del humor, y lo que es mas importante, nos entretiene a lo largo de trescientas y pico páginas que no son pocas. En general, todo el libro está muy bien. No creo equivocarme (Y si es así que Alex me corrija), cuando digo, que la obra literaria que más ha podido inspirar a salgado, es el fanzine SUBURBIO de (otra vez) Naxo Fiol. La estructura y forma de contar la vida propia, es tan agradable en el libro, como la que leemos en el mítico fanzine. Y esto que digo es algo muy, muy, pero que muy bueno, y dice mucho de la pluma de Salgado… la del escribir, se entiende, no la homosexual.
Si me tengo que quedar con pasajes, me quedo con los dedicados a “Doña X”, una famosa diva de la prensa del corazón a la que Salgado se pasó por la piedra gracias a su carisma, o el de su infiltración, cual periodista de investigación, en esa peste de programa que es MUJERES Y HOMBRES O VICEVERSA.
Si les gustan los cotilleos, y los asuntos turbios dentro del infame mundo de la comunicación, sin duda, este es su libro.

4 comentarios:

Alejandro G. dijo...

Se nota que Alex es un triunfador. Ahora participa en un programa de esos de a las 3 de la mañana para pajilleros, en los que participan gordas mulatas y seudostrippers.

No creo que haya una trama a nivel nacional para no dejarle triunfar. Más bien creo que lo que ocurre es que NO VALE.

Pones por mayor virtud de Alex el hunillar con gracia a sus invitados. Humillar es fácil.

Victor Olid dijo...

Hacerlo con ingenio no...

Intercambio de revistas dijo...

el libro gordo, de un tío de lo más divertido y que deja un poso de melancolía, se puede leer en dos tandas . Al margen de las erratas, es una dura confesión sobre una profesión con tantos espejismos y recovecos (trabajar en una radio y tener que pedir a alguna oyente que juegue y pierda prendas me parece algo sórdido) como el periodismo y efectivamente destapa y ayuda a comprender asuntos oscurísimos (su paso y enfrentamiento a el conformismo arraigado en la radio pública, la fiesta -drogas y sexo- entre famosos y periodistas que al día siguiente nos ofrecen una discusión encarnizada o el divertido hecho por todos conocido -aunque a nadie nos moleste- de que MUJERES Y HOMBRES Y VICEVERSA es un camelo y agradecemos su infiltración). Yo he decidido no comprar la TDT pero es fácil de entender si deseas acercarte a alguien muy decente. (sus enemigos ya no me caían simpáticos) Saludos. Alex, alicante.

Naxo Fiol dijo...

Alejandro, evitar la TDT no te hará más decente... la culpa no es de la herramienta, sino del que la maneja... en la TDT hay muchas más cosas, y muchísimo más interesantes y positivas que los programas de mierda y los concursos de mierda... se trata de no verlos y punto. Es lo que yo hago.
Saludos!.