martes, 24 de diciembre de 2013

Kick-Ass 2

No hay como llegar “virgen” a una película para disfrutarla plenamente. En Kick Ass me paso que cuando la vi había leído antes el comic, ya conocía la historia, sus detalles y la posible moraleja que tiene la obra original. Al ver la película, la cual me gusto, me lleve un pequeño chasco, y es que uno de los detalles de más relevancia y que al final daban razón a la creación de los superhéroes, en el filme era completamente cambiado haciendo que perdiera el sentido. Me refiero a la profesión de Big Daddy. Como es un detalle que no estropea el filme os lo voy a contar. En la película Big Daddy (grande Nicolas Cage) es un policía que se retira para hacer el bien como vigilante junto a su adorable hija Mindy. En el comic simplemente es un friki de los comics que creció entre las primeras ediciones de Superman, Batman y Spiderman,  los cuales guarda celosamente en una maleta metálica que lleva a todas partes. Esos comics son los que le sirven de sustento económico. Como sabéis están muy bien valoradas las primeras ediciones. De esta forma Big Daddy era exactamente igual que Kick Ass, solo que en el cuerpo de un hombre de cuarenta y tantos. De esta forma el comic nos dejaba ver que estos superhéroes de la vida real son unos pequeños tarados que han leído muchos comics, algo así como unos Don Quijotes modernos. En la película todo esto se lo pasaron por el forro de los cojones. Así que me alegro de no haberme leído los comcis de Kick Ass 2 y verme la película siendo “virgen” porque así no me decepciona para nada, y es que como ya podéis deducir, la película me ha gustado bastante.



Mindy ha dejado de ser Hit Girl (y se ha convertido en un señorita de muy buen ver) a su nuevo padre, el compañero de su padre biológico, le ha hecho la promesa de no volver a enfundarse en el traje de la superheroina. Así que Kick Ass busca a otros superhéroes con los que juntarse y marcar la diferencia. Por su lado Chris D´amico, el que fuera Bruma Roja se transforma en El Hijo Puta, el primer supervillano de la historia. Con su dinero y sus ansias de acabar con Kick Ass para vengar la muerte de su padre, organiza un ejército. Dave, Kick Ass, se une al grupo Justicia para Siempre, donde conocerá a otras personas que como el quieren hacer el bien. No solo encontrara una figura a seguir en el Coronel Barras y Estrellas (un gran Jim Carrey que después de rodarla y cobrar su cheque rajo a base de bien de la violencia de la película, que ojo, yo creo es bastante menor que en la primera parte) sino que también encontrara en Zorra Nocturna, no digamos el amor, pero si un sitio donde arrimar la cebolleta.

Argumentalmente eso es todo, lucha de “ejércitos” y clímax final. Tampoco se le pude pedir mucho mas a una película sobre el fenómeno de los Superhéroes de la vida real. Ahora toca leerse el comic, y en eso me pondré en breve.

Menos sangre que en su precuela, pero va mejor de ritmo, y es que no tener que contar orígenes nos lleva al grano casi desde el principio. Esta muy chula.

6 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

Para mí está a la altura de la original. No tiene la originalidad de aquella por eso de repetir otra vez el mismo concepto, pero lo que es la película está de puta madre, incluso mejor que el cómic en que se basa.

Belknap dijo...

Mr. Aratz y muchachada, ¡Feliz Navidad!

Naxo dijo...

Muchas gracias amigo Belknap, lo mismo le deseamos a usted!!!!!!!!

Aratz dijo...

Con unos días de diferencia pero Feliz Navidad Mr. Belknap y todos ustedes!!!

Victor Olid dijo...

Com otro día de diferencia... lo mismo le deseo!

Victor Olid dijo...

Com otro día de diferencia... lo mismo le deseo!